Descripción

Las personas reaccionan de formas diferentes a la angustia y las preocupaciones, dependiendo de cuáles son sus intereses, ya sea que la ansiedad sea continua o no, y si tienen fe en sus corazones o son transgresores y pecadores. Podemos describir los corazones de la gente como de dos tipos: aquellos cuyos corazones son el trono de Dios, llenos de luz, vida y felicidad, y toda clase de tesoros de bondad; y aquellos cuyos corazones son el trono de Satanás, en el cual reina la angustia, la oscuridad, el dolor y la muerte.

Una breve guia ilustrada para entender el Islam
Retroalimantación