Los horarios de las cinco oraciones obligatorias diarias

Descripción

El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo 2: La oración

Download
Envíe un comentario al Webmaster

Descripción

    Tratado de Derecho Islámico

    CAPÍTULO 2

    LA ORACIÓN

    III – Los horarios de las cinco oraciones obligatorias diarias

    ] Español [

    مختصر الفقه الإسلامي

    كتاب الصلاة

    ٣- أوقات الصلوات الخمس

    [اللغة الإسبانية ]

    Muhammad ibn Ibrahim Al-Tuwaijri

    محمد بن إبراهيم التويجري

    Traducción: Muhammad Isa Garcia

    ترجمة: محمد عيسى غارسيا

    Oficina de Dawa en Rabwah - Riyadh

    المكتب التعاوني للدعوة وتوعية الجاليات بالربوة بمدينة الرياض

    1429 – 2008

    III – Los horarios de las cinco oraciones obligatorias diarias

    Aláh prescribió para el musulmán y la musulmana el cumplimiento de cinco oraciones (Salah) diarias.

    Los horarios para estas oraciones obligatorias son cinco

    1. Horario del Dhuhr: Se inicia al pasar el cenit (mediodía) y termina cuando la sombra de un objeto alcanza su largo sumado a la sombra que normalmente existe al mediodía debido a la posición respecto a la línea ecuatorial. Es recomendable realizar la oración al inicio de su tiempo, excepto que haga calor excesivo, ya que en ese caso se recomienda esperar hasta que disminuya el calor. Esta oración consta de cuatro Raka‘at.

    2. Horario del ‘Asr: Se inicia al finalizar el periodo del Dhuhr y dura hasta que el sol se torna naranja. En caso de urgencia se lo puede hacer hasta antes del ocaso. Es recomendable hacerlo al principio de su horario. Esta oración consta de cuatro Raka‘at.

    3. Horario del Magrib: Se inicia con el ocaso y termina con la desaparición del tono rojizo en el horizonte al anochecer. Es recomendable hacerla al principio de su periodo. Esta oración consta de tres Raka‘at.

    4. Horario del ‘Isha': Se inicia con la desaparición de la claridad rojiza en el horizonte y dura hasta la media noche, aunque en casos de emergencia se puede rezar hasta antes del comienzo del alba. Es mejor retrasarlo hasta el final del primer tercio de la noche, si implica dificultad. Esta oración consta de cuatro Raka‘at.

    5. Horario del Fayr: Se inicia con la primera claridad del alba y dura hasta el comienzo de la salida del sol. Es recomendado hacerla al inicio de su periodo. Esta oración consta de dos Raka‘at.

    Buraidah (Aláh se complazca con él) relató que un hombre le preguntó al Profeta (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) sobre los horarios de la oración. El Profeta (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) le dijo: “Reza con nosotros dos días”. Cuando el sol pasó su cenit, el Profeta (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) ordenó a Bilal hacer el Adhán, luego le ordenó pronunciar el Iqámah. Más tarde, cuando aún el sol estaba claro y centelleante, le ordenó pronunciar el Iqámah del ‘Asr. Cuando el sol se puso le ordenó pronunciar el Iqámah del Magrib. Luego le ordenó pronunciar el Iqámah para el ‘Isha' cuando la oscuridad ocupó el horizonte. Finalmente le ordenó pronunciar el Iqámah del Fayr cuando se hizo visible la primera claridad del alba. Al día siguiente, le ordenó pronunciar el Adhán, pero rezó el Dhuhr cuando refrescó (cuando el sol ya había pasado el cenit hacia tiempo), y recomendó hacerlo así. Luego rezó el ‘Asr mientras el sol aún estaba elevado en el cielo, pero más tarde que el día anterior. Luego rezó el Magrib poco antes de que desapareciera el tono rojizo del horizonte, el ‘Isha' lo rezó después del primer tercio de la noche, y finalmente al Fayr lo rezó cuando ya estaba aclarando el cielo (por la inminente salida del sol). Luego dijo: “¿Dónde está el que preguntaba por los horarios de la oración?” El hombre dijo: Aquí estoy ¡Oh, Mensajero de Aláh! Entonces el Profeta (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) le dijo: “El horario de cada una de las oraciones es el espacio de tiempo que has visto entre ellas”.[1]

    Cuándo rezar cuando el calor es excesivo

    Si el calor es excesivo, es recomendable retrasar el Dhuhr hasta cerca de la hora del ‘Asr. El Profeta (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) dijo: “Si hace mucho calor, retrasen el Dhuhr hasta que refresque, porque el calor excesivo es una exhalación del Infierno”.[2]

    Cuándo hacer las oraciones si los horarios no son evidentes

    Las personas que viven en zonas donde el sol no se pone durante el verano y no sale durante el invierno, o en tierras cuyo día dura seis meses y cuya noche dura, también, seis meses, deben rezar las cinco oraciones en un periodo de veinticuatro horas y definir sus tiempos basándose en la zona más cercana en la que se puedan distinguir normalmente los tiempos de las oraciones obligatorias.

    [1] Muslim 613.

    [2] Al-Bujári 536. Muslim 616.