Los deberes de la oración

Descripción

El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo 2: La oración

Download
Envíe un comentario al Webmaster

Descripción

    Tratado de Derecho Islámico

    CAPÍTULO 2

    LA ORACIÓN

    IX – Los deberes de la oración

    ] Español [

    مختصر الفقه الإسلامي

    كتاب الصلاة

    ٩- واجبات الصلاة

    [اللغة الإسبانية ]

    Muhammad ibn Ibrahim Al-Tuwaijri

    محمد بن إبراهيم التويجري

    Traducción: Muhammad Isa Garcia

    ترجمة: محمد عيسى غارسيا

    Oficina de Dawa en Rabwah - Riyadh

    المكتب التعاوني للدعوة وتوعية الجاليات بالربوة بمدينة الرياض

    1429 – 2008

    IX – Los deberes de la oración

    (Wayibat As-Salat)

    1. Todos los Takbir menos Takbirah Al-Ihram.

    2. Glorificar a Aláh en el Ruku‘.

    3. Decir: Sami‘a Aláh liman hamidah, para el Imám y el que reza solo.

    4. Decir: Rabbana ua laka al hamd, para el Imám, el Ma'mum y el que reza solo.

    5. Las plegarias durante el Suyud.

    6. Pedir perdón entre ambos Suyud.

    7. Sentarse para el primer Tashahhud.

    8. Pronunciar el primer Tashahhud.

    El veredicto legal de omitir una obligación de la oración

    Si el orante omite intencionalmente uno de estas obligaciones en la oración, ésta queda invalidada. Si la olvida, pero la recuerda antes de llegar al pilar inmediato siguiente, debe retornar, hacerla y luego completar su oración. Luego debe hacer dos Suyud por su olvido, y finalmente saludar para terminar la oración.

    Si recuerda la obligación omitida después de haber llegado al pilar inmediato siguiente, ya no debe volver a hacerla sino que al final de la oración hace el Suyud por olvido y luego pronuncia la salutación.

    Categorías: