Descripción

Alabado sea Al-lah, el Magnificente, el Poderoso, el Dominante, el que legisló las obligaciones, el que estableció los límites, Él crea lo que le place, mandó que se respeten Sus ritos con reverencia e hizo de tal reverencia parte de la fe, y la puso como condición para lograr lo deseado y evitar lo temido.

Retroalimantación