Descripción

La purificación (Udu), la purificación virtual (taiammum) y el pasar la mano mojada sobre la media de cuero (masj ala aljufein)

Descripción

 

Alabado sea Allah, el rey grandioso, el bondadoso, el misericordioso, quien juzga con la verdad y determina con la justicia, atestiguo que no hay dios sino Allah, único, sin asociados, y quien atestigüe esto ha de  salvarse del castigo doloroso, y atestiguo que Muhammad es su siervo y mensajero, quien enseño a su nación lo que la beneficia, y la advirtió de todo perjuicio que pueda conducirlo al tormento infernal, que Allah lo bendiga y le de la paz, así como a su familia y compañeros y a quienes lo sigan en su camino.

Oh gente, temed a Allah el altísimo, y aprended cuanto os ha hecho obligatorio en vuestra religión, porque ciertamente no habéis de prosperar en la vida futura, es mas, ni siquiera en esta vida si no os aferráis a la religión de Allah, y tomáis el ejemplo del mensajero de Allah r.

Sabed que Allah os ha ordenado la purificación mayor (Gusul) y la menor (Udu) para quien desee realizar la oración.

Quien de vosotros desee realizar la oración deberá realizar primero la purificación tal como fuera ordenada, y esta es: intencionar la purificación, luego decir: bismillah, luego lavar sus manos tres veces, luego  enjuagarse la boca y lavarse la nariz haciendo llegar el agua hasta lo mas profundo de ella tres veces, luego lavar el rostro completo tres veces, desde una oreja hasta la otra horizontalmente, y desde donde comienza el cabello en su frente hasta donde finaliza la barba verticalmente, sin dejar de lavar ninguna de estas partes, luego lavar los brazos hasta los codos tres veces, siendo un error lavar las manos nuevamente, luego frotar con la mano húmeda sobre la cabeza desde la frente hasta la nuca, luego frotar las orejas introduciendo el dedo índice dentro de estas y pasando el pulgar por fuera, para por ultimo lavar los pies hasta los tobillos tres veces, y quien olvide decir: Bismillah hasta que haya concluido con su Udu, este será de todas formas correcto, aunque lo diga mientras lo realiza.

Quien de vosotros tenga en alguno de los miembros que comprende el Udu alguna herida que se perjudique con el uso del agua, no debe lavarla, y si pone sobre ella alguna medicina o una venda, debe ser esta de acuerdo a la necesidad, porque cierta gente si se lastima la punta del dedo venda toda su mano sin necesidad, esto no es permitido, sino que debe ser acorde a lo necesario, luego pasar la mano húmeda sobre la venda al realizar el Udu, sin necesidad de realizar el taiammum con posterioridad.

Quien realice este Udu, no concluirá este sino con la salida de un gas, o al orinar o defecar o comer carne de camello, cualquiera sea de sus partes, la grasa, el hígado, los riñones o los intestinos ya sea que los coma crudos o cocidos, también concluye el Udu el sueño prolongado, mientras que la somnolencia o el sueño ligero, el que se piensa que no ocurrió en realidad, no concluye el Udu. Y quien se purifique y luego dude haber concluido su Udu no debe realizarlo nuevamente, porque lo cierto es la permanencia del estado original.

“¡Oh creyentes! Cuando os dispongáis a hacer la oración, lavaos el rostro, y los brazos hasta los codos, pasad las manos (húmedas) sobre la cabeza, y lavaos los pies hasta los tobillos. Si os encontráis en estado de impureza, purificaos. Y si estáis enfermos o de viaje, o si viene uno de vosotros de realizar sus necesidades o habéis tenido contacto con mujeres y no encontráis agua, recurrid a tierra limpia y pasadla por el rostro y las manos. Allah no quiere imponeros ninguna carga, sino purificaros y completar su gracia sobre vosotros. Quizás así seáis agradecidos.”

Oh gente, temed a Allah, y agradecedle por cuanto os ha agraciado al daros esta religión recta, y el sendero correcto, y reconoced sus gracias al haberlo hecho sencillo, porque ciertamente que el altísimo no os ha puesto ninguna dificultad ni contrariedad ni problemas ni obstáculos, sino que ha enviado al Profeta r con la religión pura y verdadera que coincide con las inclinaciones naturales de la persona. También nos ha agraciado Allah haciendo sencillo todo asunto y a la vez multiplicando su recompensa, puesto que cada hasana se multiplica por diez equivalentes hasta llegar a setecientas veces o lo que disponga Allah, quien todo lo abarca y lo sabe.

Siervos de Allah: si observa la persona la Sharia, ha de encontrarla, y a Allah gracias, sencilla en la totalidad de sus legislaciones, siendo los actos de adoración simples, y si acontece algún impedimento al siervo por lo que necesita que se faciliten sus obligaciones, Allah habrá de hacerlo sencillo, acorde a su situación. La purificación (Udu) fue legislada por Allah de manera sencilla, simple, lavando la persona solamente cuatro miembros: la cara, los brazos hasta los codos, humedecer la cabeza, no lavarla porque esto seria dificultoso, especialmente en días de frío, y porque los cabellos si debieran ser lavados permanecerían constantemente húmedos y por lo tanto mojando las vestimentas perjudicando de esta manera a la persona, por lo que Allah el altísimo ordeno solamente pasar la mano húmeda sobre la cabeza y lavando posteriormente los pies hasta los tobillos, siendo estos miembros los que ordenara Allah exaltado sea lavar, y entre los beneficios de ser estos los miembros, ser con los que normalmente se realizan las acciones, así como en el rostro encontramos la vista, el olfato y la voz, en la cabeza encontramos el oído y el intelecto, en las manos la fuerza, y en los pies el caminar, entonces la mayoría de las acciones de las personas son realizadas por estos miembros, siendo entonces el Udu la purificación de cuanto puedan haber cometido dichos miembros, tal como lo dijera el mensajero de Allah r

“Ciertamente que quien lave su rostro, desaparecen con el agua los  pecados que haya cometido su rostro, y si lava sus brazos y sus pies desaparecen los pecados de sus brazos y pies, y si se humedece su cabeza desaparecen los pecados de su cabeza, hasta que desparezcan el resto de sus pecados”.

Dijo también r: “¿Acaso no he de guiaros hacia lo que perdone Allah por ello vuestros pecados, y os eleve en grados. Dijeron: por supuesto ¡Oh mensajero de Allah! Dijo: haced correctamente el Udu, es decir completarlo aunque cueste, como los días de frío o invierno, y el hacer muchos pasos caminando hacia las mezquitas, y esperar la próxima oración luego de concluida la oración, esta es vuestra amarra, lo repitió tres veces”.

Oh musulmanes: de entre la facilidades que Allah ha dispuesto para vosotros es la de poder pasar la mano húmeda sobre vuestras medias de cuero (jufein) en vez de lavar vuestros pies, es decir que si la persona lleva puesto botas o medias, y al vestirlas estaba puro (tenia el Udu), Allah le ha permitido que pase su mano humedecida sobre ella en lugar de lavar los pies, si es residente por el termino de un día y una noche, y si se encuentra de viaje, entonces por tres días y sus noches, comenzando el termino desde la primera vez que realiza el masj (pasar la mano húmeda por encima de ella), siendo que si la persona viste la media para la oración del Fayr (alba) y no realiza el masj hasta la oración del Duhur (mediodía), comenzara a contar el periodo desde el momento que realizo el masj y este fue para la oración del Duhur. En el caso del residente podrá realizar el masj hasta ese mismo momento del día siguiente, si concluye el periodo y estando en estado de purificación, su purificación permanecerá hasta que la pierda, siendo que si pierde su purificación luego de haber concluido el termino debe entonces lavar los pies al realizar el Udu, para luego vestirlo nuevamente. Pero a quien se le haya concluido su periodo, y al olvidarlo realiza el masj deberá realizar nuevamente las oraciones que haya realizado con esa purificación. Quien vista botas o medias, tiene la elección desde el comienzo, si desea realizara el masj sobre la media o si lo desea sobre la bota, pero sobre el que realice el masj por primera vez será sobre el que se tendrá en cuenta el veredicto, siendo que si realiza el masj sobre la bota debe continuar haciéndolo sobre ella y no sacársela hasta que concluya el termino, pero si se la saca antes de concluir el periodo para dormir o cualquiera sea la causa, no podrá vestirlas nuevamente al realizar el Udu sin antes lavar los pies. En el caso de realizar el masj sobre la media, no importará entonces si se saca la bota, porque podrá continuar realizando el masj hasta que concluya el término permitido.

La descripción del masj es: humedecer las manos con agua, luego deslizarlas sobre la parte superior del jufein (o media o bota) desde donde terminan los dedos (del pie) hasta el tobillo una sola vez.

Y de entre las gracias y misericordias de Allah para con sus siervos: que quien necesite colocarse una venda, un yeso, o algún adherente puede pasar también la mano húmeda sobre la totalidad de ella en lugar de lavarla, ya sea durante el Udu o el Gusul, hasta que se cure, ocupando el masj el lugar del lavado, así lo ha facilitado y hecho sencillo Allah, a el pertenecen las alabanzas y los halagos.

Y de entre las gracias de Allah, se encuentra el de haber legislado la purificación con la tierra, en caso de no encontrar agua al estar de viaje u otra causa, o de perjudicarse con su uso a causa de una enfermedad u otro motivo, quien entonces podrá realizar el taiammum (purificación virtual) golpeando la tierra con sus manos una vez, luego frotando con ellas el rostro y luego las  manos una con otra, terminando de esta manera con su estado de impureza, permaneciendo en estado de pureza, para que pueda rezar, sin que esta concluya sino con lo que concluye la purificación que se realiza con agua. Pero quien luego de realizar el taiammum encontrase agua o concluyese lo que le impedía utilizar el agua, debe realizar el Udu, si realizo el taiammum por la impureza menor, o debe bañarse en caso de haber realizado el taiammum por la impureza mayor. Dijo Allah el altísimo:

“¡Oh creyentes! Cuando os dispongáis a hacer la oración, lavaos el rostro, y los brazos hasta los codos, pasad las manos (húmedas) sobre la cabeza, y lavaos los pies hasta los tobillos. Si os encontráis en estado de impureza, purificaos. Y si estáis enfermos o de viaje, o si viene uno de vosotros de realizar sus necesidades o habéis tenido contacto con mujeres y no encontráis agua, recurrid a tierra limpia y pasadla por el rostro y las manos. Allah no quiere imponeros ninguna carga, sino purificaros y completar su gracia sobre vosotros. Quizás así seáis agradecidos.”

Que Allah nos bendiga y beneficie con el generoso Corán...
Retroalimantación