Descripción

El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo sobre la purificación.

Descripción

II – La higienización luego de orinar o defecar

Al-Istinyá': Es la eliminación de los restos de las excreciones con agua.

Al-Istiymár: Es la eliminación de los restos de las excreciones con un material sólido, como por ejemplo el papel.

Qué se debe hacer y decir al entrar o salir del excusado

Es Sunnah[1] entrar al excusado con el pie izquierdo y decir: “¡Oh, Allah! En Ti me refugio de los perversos y las perversas”.[2]

Es Sunnah salir del excusado con el pie derecho y decir: “¡Pido Tu perdón!”.[3]

Es Sunnah alejarse de las miradas al orinar o defecar en el campo o el desierto. También es recomendable orinar en alguna superficie que no salpique ensuciando el cuerpo o la ropa.

Es Sunnah orinar en cuclillas, aunque está permitido orinar de pie si se está a resguardo de las miradas y no se teme que la orina salpique.

Es ilícito introducir copias del Corán en el excusado.

Es detestable introducir al excusado un objeto que contenga alguna mención de Allah escrita, orinar en una hendidura, tocarse el órgano sexual con la mano derecha, higienizarse luego de orinar o defecar con la mano derecha y descubrirse antes de estar a solas para hacer alguna necesidad. También es detestable para quien está orinando o defecando responder al saludo, debiendo esperar a finalizar e higienizarse para responder.

El veredicto respecto a orinar o defecar en dirección a la Qiblah

Es ilícito orinar o defecar de cara o de espaldas a la Qiblah[4].

Abú Aiúb Al-Ansári (Allah se complazca con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Si van a defecar no lo hagan de cara ni de espaldas a la Qiblah, háganlo hacia el oeste o el este”[5]. Cuando llegamos a Siria encontramos excusados construidos de cara hacia la Qiblah, pero cuando entrábamos en ellos nos desviábamos un poco y pedíamos perdón a Allah”.[6]

Es ilícito orinar o defecar en la mezquita, en los caminos, bajo las sombras beneficiosas, bajo árboles con frutos, en abrevaderos u otros lugares habitualmente frecuentados por la gente.

La higienización con material sólido (Al-Istiymár) debe realizarse un número impar de veces; tres si se hace con un material apropiado o cinco o más veces con otros materiales.

Es ilícito higienizarse con huesos, excremento seco, alimentos o cosas que deban honrarse.

Está permitido higienizarse con agua o materiales sólidos, como el papel por ejemplo; sin embargo, el agua es preferible por ser más eficaz.

La parte de la vestimenta alcanzada por alguna impureza debe ser lavada con agua. Si no se identifica el lugar exacto se debe lavar toda la prenda.

Las partes alcanzadas con la orina de un recién nacido deben ser rociadas con agua para que sean purificadas. En cambio, las alcanzadas por la orina de una recién nacida deben lavarse. Cuando cualquiera de ambos empieza a ingerir alimentos sólidos, su orina debe lavarse con agua.

 


[1] Sunnah: La tradición del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

[2] Al-Bujári 142. Muslim 375.

[3] Hadiz auténtico (Sahíh). Abú Dawúd 30, At-Tirmidhi 7.

[4] Nota del traductor: Qiblah (dirección, orientación). Es la dirección, desde cualquier parte del mundo, a la Ka‘bah en La Meca.

[5] Nota del traductor: El Profeta dio estas direcciones debido a que la Qiblah desde Medina es hacia el sur.

[6] Al-Bujári 394; Muslim 264.

Retroalimantación