Descripción

El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo sobre la purificación

Descripción

III – La higiene personal (Sunan Al-Fitrah)

1. El Siuák:

El Siuák natural es una madera de Arak u olivo[1], su uso purifica la boca y complace a Allah.

Uso del cepillo:

El cepillo debe tomarse con la derecha o la izquierda y frotarse con él los dientes y las encías, empezando por el lado derecho de la boca. Algunas veces el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía frotarse los bordes de la lengua con el cepillo.

El veredicto respecto al uso del Siuák

Es Sunnah usar el Siuák en todo momento. Su uso se hace más recomendable luego de realizar la ablución (Udú'), antes de rezar, antes de recitar el Corán y antes de entrar al hogar, al despertarse por la noche para rezar y al tener mal aliento.

Abú Hurairah (Allah se complazca con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Si no temiese que sea una carga para mi nación -o si no temiese que sea una carga para las personas- hubiera prescrito la obligación de cepillarse los dientes antes de cada oración”.[2]

2. La circuncisión

Consiste en extirpar la piel que recubre la glande para que no acumule orina e impureza.

El veredicto respecto a la circuncisión:

La circuncisión es obligatoria para los hombres[3].

3. Recortarse el bigote y dejarse la barba:

Ibn ‘Umar (Allah se complazca con él) relató que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Deben diferenciarse de los politeístas, dejen crecer la barba y recorten el bigote”.[4]

4. Rasurarse el vello del pubis, depilarse las axilas, recortarse las uñas y lavarse entre los dedos:

Abú Hurairah (Allah se complazca con él) relató que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “La buena higiene personal (Fitrah) se basa en cinco hábitos -o cinco hábitos hacen a la buena higiene personal (Fitrah)-: La circuncisión, rasurarse el vello del pubis, depilarse las axilas, cortarse las uñas y recortarse el bigote”.[5]

‘Á'ishah (Allah se complazca con ella) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Diez son los hábitos que hacen a una buena higiene personal (Fitrah): Recortar el bigote, dejar crecer la barba, usar el cepillo de dientes, lavarse la nariz con agua, cortarse las uñas, lavarse entre los dedos, depilarse las axilas, rasurarse el vello del pubis e higienizarse después de orinar o defecar.” Mus‘ab agregó: Olvidé la décima, a menos que sea enjuagarse la boca con agua”.[6]

Anas Ibn Málik (Allah se complazca con él) dijo: “Se nos estipuló un tiempo para recortarnos el bigote, cortarnos las uñas, depilarnos las axilas y rasurarnos el vello del pubis. No debemos dejar pasar más de cuarenta días sin hacerlo”.[7]

5. Perfumarse con almizcle u otros perfumes

6. Cuidarse el cabello, ungirlo con aceite y peinarlo

Es detestable raparse una parte de la cabeza y dejarse cabello en otra (Qaz‘). Pero si se pretende con ello imitar a los incrédulos, entonces se torna ilícito.

7. Teñirse las canas con henna u otra sustancia

Yábir Ibn ‘Abdullah (Allah se complazca con él) relató: Trajeron a Abú Quháfah el día de la conquista de La Meca, y su cabeza y su barba estaban completamente blancas. Entonces el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Oculten eso con alguna tintura, pero eviten el negro”.[8]

 


[1] Nota del Traductor: En la actualidad puede considerarse análogamente el cepillo de dientes.

[2] Al-Bujári 887; Muslim 252.

[3] Nota del Traductor: Es obligación para el padre musulmán circuncidar a su hijo, pero no es obligación sino recomendable para los nuevos musulmanes mayores circuncidarse.

[4] Al-Bujári 5892; Muslim 259.

[5] Al-Bujári 5889; Muslim 257.

[6] Muslim 261.

[7] Muslim 258.

[8] Muslim 2102.

Retroalimantación