Descripción

El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo sobre la purificación

Descripción

IV – La ablución (Al Udú')

El Udú': Consiste en un acto de adoración a Allah utilizando agua pura sobre determinadas partes del cuerpo acorde a la forma prescrita por la legislación islámica.

Virtudes del Udú'

Abú Hurairah (Allah se complazca con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le dijo a Bilál en la oración del alba: “¡Bilál! Relátame la obra más preciada que hayas hecho en el Islam, pues he oído el golpe de tus pasos frente a mí en el Paraíso”. Bilál respondió: Nunca hice algo más preciado que realizar una ablución de día o de noche y rezar con ella una oración voluntaria.[1]

La importancia de la intención (An-Niiah)

La intención sincera es la condición fundamental para que una buena obra sea correcta, y por consiguiente aceptada y recompensada. El lugar de la intensión está en el corazón, y es indispensable para toda buena obra que se pretenda realizar.

El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Los actos valen por su intención, y a toda persona se le computarán sus obras de acuerdo a la intención con la que las haya realizado”.[2]

La intención en la Legislación islámica

Consiste en la decisión de realizar un acto de adoración para complacer a Allah. Ésta es de dos clases:

1.      La intención de realizar una obra: Como decidir realizar el Udú', el Gusl o la oración por ejemplo.

2.      La intención de dedicarle la obra a Allah: Como decidir realizar el Udú', el Gusl, la oración u otra obra con la intención de complacer a Allah solamente. Esta intención es más importante que la primera.

La aceptación de las buenas obras por parte de Allah tiene dos condiciones:

Que la obra sea sinceramente hecha para Allah y que se realice según las enseñanzas del Mensajero de Allah.

El significado de la sinceridad (Al-Ijlás):

Existe la sinceridad cuando los actos que realiza el ser humano coinciden con su intención de hacerlos exclusivamente para agradar a Allah y no para alardear ante otras personas. La veracidad (As-Sidq), que es un grado más elevado que la sinceridad, consiste en que el interior del ser humano sea aún más recto que su exterior. Si la persona es sincera, su Señor lo acerca a Él, le da vida a su corazón y le hacer amar cada vez más la obediencia y detestar los pecados. El corazón que no es sincero, en cambio, se inclina por la ambición de poder y objetos materiales.

El Udú' consta de seis partes obligatorias (Furúd)

1.      Lavar el rostro, incluyendo el interior de la boca y la nariz.

2.      Lavar las manos y los antebrazos hasta los codos inclusive.

3.      Pasar la mano mojada sobre la cabeza y los oídos.

4.      Lavar los pies hasta los tobillos inclusive.

5.      Lavar estas partes del cuerpo en el orden indicado.

6.      La continuidad durante el lavado.

Las tradiciones recomendables del Udú' (Sunan):

El uso del Siuák, lavar las manos tres veces antes de empezar, enjuagar la boca y las fosas nasales antes de lavarse la cara, introducir los dedos húmedos entre los bellos de la barba espesa, empezar siempre por la derecha, lavar cada parte una segunda y una tercera vez, la plegaria al finalizar el Udú' y rezar dos Raka‘át[3] después de terminar la ablución.

Cuánta agua utilizar durante el Udú’

La Sunnah en el Udú' es no lavarse más de tres veces cada parte y emplear un Mudd[4] de agua para toda la ablución. No se debe desperdiciar el agua, y quien lo hace comete una injusticia.

Quien despierta y desea hacer el Udú' de un recipiente con agua, deberá lavar sus manos tres veces fuera del mismo primero.

El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Cuando despierten de dormir no introduzcan las manos en el recipiente hasta que laven sus manos tres veces fuera de él, pues no saben dónde pasaron la noche sus manos”.[5]

Descripción de un Udú' mínimo  

Primero formar la intención de realizar el Udú', luego lavar la boca y la nariz, luego el rostro, las manos desde la punta de los dedos hasta los codos inclusive, luego pasar la mano mojada sobre su cabeza y oídos, y finalmente lavar los pies incluyendo los tobillos. Debe ser minucioso en el lavado y hacer llegar el agua entre sus dedos.

Descripción de un Udú' completo

Primero formar la intención, luego lavar las manos tres veces, luego la boca y las fosas nasales tres veces usando sólo la cantidad de agua que quepa en una mano, parte para la boca y parte para la nariz, luego la cara tres veces, el brazo derecho desde la mano hasta el codo inclusive, el brazo izquierdo desde la mano hasta el codo inclusive. Luego pasar la mano mojada por su cabeza una vez, comenzando desde la frente hasta la nuca y volviendo a la frente nuevamente, luego introducir su dedo índice en la oreja y frotar con el pulgar la parte exterior de la misma. Luego lavar el pie derecho incluyendo el tobillo tres veces, luego el pie izquierdo incluyendo el tobillo tres veces también. Finalmente realizar la plegaria enseñada por el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) que indicaremos más adelante.

Descripción del Udú' que hacía el Profeta

Hamrán, el esclavo liberto de ‘Uzmán, relató que ‘Uzmán (Allah se complazca con él) pidió un recipiente con agua y vertió un poco sobre sus manos tres veces para lavárselas. Luego introdujo su mano derecha en el recipiente, se lavó la boca y las fosas nasales, luego siguió con su rostro tres veces, sus manos subiendo hasta los codos tres veces. Luego se pasó la mano mojada por la cabeza, y finalmente lavó sus pies incluyendo los tobillos tres veces. A continuación dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien haga una ablución como ésta que yo hice y luego rece dos Raka‘át concentradamente , Allah le perdonará sus pecados”.[6]

Se ha confirmado que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hacía el Udú' algunas veces lavándose cada parte una sola vez, otras dos veces y otras hasta tres veces. Cada una de estas opciones es Sunnah. Por ello, lo mejor es que el musulmán alterne en sus abluciones el número de lavado, para que de este modo implemente todas las Sunnahs.

Ibn ‘Abbás (Allah se complazca con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hizo el Udú' lavándose cada parte una sola vez.[7]

‘Abdullah Ibn Zaid (Allah se complazca con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) hizo el Udú' lavándose cada parte dos veces.[8]

Cuándo se adelanta la derecha y cuándo la izquierda

Las acciones son de dos clases:

Acciones donde participan todas las extremidades: En este caso la derecha se debe adelantar en las acciones dignas, como hacerse la ablución, bañarse, vestirse, calzarse, entrar a la mezquita o al hogar, etc. La izquierda, en cambio, se debe adelantar en las acciones contrarias, como salir de la mezquita, sacarse el calzado o entrar al excusado.

Acciones donde sólo participa una de las manos: Si se trata de acciones dignas, entonces se las debe realizar con la derecha, como por ejemplo comer, beber, saludar con la mano, dar o recibir algo, etc. Las acciones menos dignas, en cambio, deben realizarse con la izquierda, como por ejemplo higienizarse en el excusado, tocarse las partes íntimas, extraerse la mucosidad nasal, etc.

‘Á'ishah (Allah se complazca con ella) dijo: El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) siempre comenzaba por la derecha al vestir su calzado, peinarse, purificarse y en otros asuntos (similares).[9]

La plegaria al finalizar el Udú'

‘Umar Ibn Al Jattáb (Allah se complazca con él) relató que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “A quien haga el Udú' y luego diga: ¡Doy testimonio que no hay más dios sino Allah, único y sin asociados, y que Muhammad es Su siervo y Mensajero! se le abrirán las ocho puertas del Paraíso y podrá entrar por la que desee”.[10]

Abú Sa‘íd (Allah se complazca con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “A quien haga el Udú' y luego diga: ¡Oh, Allah! ¡Glorificado y alabado seas! ¡No hay más dios que Tú, pido Tu perdón y me arrepiento ante Ti! se le registrará (lo dicho) en una fina tela, la cual será sellada para ser abierta recién el Día de la Resurrección”.[11]

Es permitido, luego de finalizar el Udú', secar con algún paño, papel o algo similar las partes del cuerpo lavadas durante la ablución.



[1] Al-Bujári 1149; Muslim 2458.

[2] Al-Bujári 1; Muslim 1907.

[3] Nota del traductor: Cada oración consta de ciclos de actos que se repiten; cada uno de estos ciclos se denomina Rak‘ah, y el plural es Raka‘át.

[4] Nota del traductor: El Mudd es una medida antigua y equivale a un litro y medio aproximadamente.

[5] Al-Bujári 162; Muslim 275.

[6] Al-Bujári 159; ésta es su versión. Muslim 226.

[7] Al-Bujári 157.

[8] Al-Bujári 158.

[9] Al-Bujári 168; Muslim 268.

[10] Muslim 234.

[11]Hadiz Sahih. Registrado por An-Nasá'i en su libro ‘Amal Al-Iaúm wa Al-Lail 81. Registrado por At-Tabaráni en su libro Al-Awsat 1478. Ver As-Silsilah As-Sahíhah 2333.

 
Retroalimantación