Descripción

El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo sobre la purificación
VII – El baño (Al-Gusl) (الغسل)

Descripción

VII – El baño (Al-Gusl)

Gusl: Se denomina así al rito de adoración que consiste en hacer llegar agua pura a todo el cuerpo siguiendo la forma prescrita por la legislación islámica.

Situaciones que hacen obligatorio el Gusl

1.      La eyaculación, tanto del hombre como de la mujer, ya sea por coito, masturbación o polución nocturna.

2.      La penetración, aunque no haya orgasmo y sólo se introduzca el glande en la vagina.

3.      El fallecimiento, excepto el mártir que muere en combate defendiendo la religión de Allah de agresiones.

4.      La islamización.

5.      La menstruación.

6.      La hemorragia posparto.

Abú Hurairah (Allah se complazca con él) relató que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Si se sitúa entre sus miembros (brazos y piernas) y luego la penetra, se hace obligatorio el Gusl”.[1]

Características de un Gusl mínimo

Formar la intención de hacer el Gusl y hacer llegar agua a todo el cuerpo una sola vez.

Características de un Gusl completo

Primero formar la intención de hacer el Gusl. Luego lavar las manos tres veces, los genitales y las partes alcanzadas por los flujos genitales. A continuación hacer un Udú' completo, vertir agua sobre la cabeza tres veces, introduciendo los dedos entre el cabello, y lavar el resto del cuerpo una vez, empezando con la derecha y frotándose sin desperdiciar agua.

Descripción del Gusl tal como lo hacía el Mensajero de Allah

Ibn ‘Abbás (Allah se complazca con él) dijo: Mi tía materna Maimúnah me relató: “Le alcancé agua al Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) para que se hiciera el Gusl del Yanábah (a causa de haber mantenido relaciones sexuales). Él se lavó las manos dos o tres veces (fuera del recipiente) y luego introdujo su mano en el recipiente, tomó agua, la vertió sobre sus genitales y se los lavó con la mano izquierda. Luego friccionó su mano izquierda en la tierra. A continuación hizo el Udú' que acostumbraba hacer para la oración, vertió agua sobre su cabeza tres veces y lavó el resto de su cuerpo. Finalmente se alejó de ese lugar y lavó sus pies. Yo le alcancé una toalla pero me la devolvió”.[2]

La Sunnah dicta que el musulmán haga su Udú' para la oración antes de hacer el Gusl. De todos modos, si se baña sin antes haber realizado el Udú', no necesita hacer el Udú' después del Gusl.

Asuntos prohibidos a quien está en estado de impureza ritual mayor (Yanábah)

Rezar (el Oración), circunvalar alrededor de la Ka‘bah (el Tauáf), tocar el Corán y permanecer en la mezquita. Respecto a esto último, si realiza el Udú' puede permanecer en la mezquita.

El baño del día viernes es obligatorio para quien tiene mal olor y sólo recomendable para el resto de la gente.

Dormir luego de mantener relaciones sexuales

Es Sunnah que la persona se bañe después de una relación sexual, aunque puede dormir en estado de impureza ritual mayor (Yanábah). Sin embargo, lo mejor es que antes de dormir lave sus genitales y haga el Udú'.

‘Á'ishah (Allah se complazca con ella) dijo: “Cuando el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) estaba en estado de Yanábah y deseaba dormir, se lavaba los genitales y hacía el Udú'”.[3]

Está permitido que el hombre se bañe junto con su esposa y vean sus partes íntimas.

‘Á'ishah (Allah se complazca con ella) relató: “Solía bañarme junto con el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) de un solo recipiente cuando estábamos en estado de Yanábah”.[4]

Es recomendable para quien tuvo una relación sexual con su esposa y desea tener otra nuevamente bañarse entre ambos actos sexuales. Si esto no es posible, entonces se le recomienda hacer el Udú', pues ello vigoriza.

Baños recomendados

1.      Al vestir el Ihrám para el Hayy o la ‘Umrah

2.      Luego de bañar a un difunto

3.      Tras recobrar el conocimiento luego de un ataque de locura o una pérdida de conciencia

4.      Antes de entrar a La Meca

5.      Antes de tener una relación sexual

6.      Luego de enterrar a un idólatra (Mushrik).

Quien toma un baño debe resguardarse de la mirada de la gente. Si se baña solo en un espacio abierto puede hacerlo desnudo, aunque es preferible cubrirse, pues Allah merece nuestro pudor más que la gente.

Un solo baño es suficiente para quien ha tenido dos o más relaciones sexuales.

Anas (Allah se complazca con él) relató: “El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía tener relaciones con todas sus esposas y luego se bañaba una sola vez”.[5]

Un solo baño es suficiente para quien reúne, por ejemplo, menstruación y relación sexual, o relación sexual y día viernes.

El baño de la mujer es como el del hombre, excepto que la mujer no está obligada a deshacer sus trenzados en el Gusl a causa de una relación sexual. Sin embargo, es recomendable desatarlas en el Gusl por menstruación o puerperio.

Asuntos Sunnah durante el Gusl

Hacer el Udú' previamente, lavar cualquier resto de impureza, verter tres veces agua sobre la cabeza, hacerlo tres veces también sobre el resto del cuerpo y empezar siempre por el lado derecho.

Cuánta agua se utiliza para el Gusl

La Sunnah indica que la persona se bañe con un Sá‘ [6] de agua o hasta con cinco Amdád[7]. Si la necesidad lo impone, puede bañarse hasta con tres Sá‘ sin caer en falta. Desperdiciar agua en el Udú' y el Gusl es ilícito.

Anas (Allah se complazca con él) relató: “El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía bañarse con un Sá‘ o hasta con cinco Amdád. Y hacía el Udú' con un solo Mudd”.[8]

Es detestable bañarse en el excusado, pues es un lugar donde se acumula la impureza. Además bañarse en él favorece los susurros del demonio. También es detestable bañarse en el mismo lugar donde se orinó, para no ser alcanzado por la impureza.


[1] Al-Bujári 291; Muslim 348.

[2] Al-Bujári 276; Muslim 317.

[3] Al-Bujári 288; Muslim 305.

[4] Al-Bujári 263; Muslim 321.

[5] Al-Bujári 268; Muslim 309.

[6] Nota del traductor: Medida antigua, equivalente a 6 litros aproximadamente.

[7] Nota del traductor: Plural de Mudd, cinco Mudd son aproximadamente 7.5 litros.

[8] Al-Bujári 201; Muslim 325.

Retroalimantación