¿ES JESÚS DIOS?

Descripción

Este libro presenta, con un estilo científico y sereno, treinta pruebas del Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, la lógica y la historia, que Jesús el Mesías “Jesús hijo de María” es un ser humano, Mensajero enviado de su Señor y Creador “Dios” y que no es el señor ni hijo del Señor, tampoco es dios ni hijo de Dios.

Download
Envíe un comentario al Webmaster

Descripción

 ¿ESJESÚS DIOS?

 30 posturas científicas y lógicas

Pruebas desde el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, la lógica y la historia, de que Jesús el Mesías (Jesús hijo de María) es un ser humano, Mensajero enviado por su Señor y Creador (Dios), y que no es el señor ni hijo del Señor, tampoco es dios ni hijo de Dios.

EN EL NOMBRE DE DIOS, CLEMENTE, MISERICORDIOSO

 INTRODUCCIÓN

Las alabanzas son para Dios, Señor de los mundos, la paz y las bendiciones sean sobre el más noble de los profetas y mensajeros.

En Palestina, la gente veía a Jesús hijo de María, antes de que empezara su invitación a adorar a Dios, como un ser humano igual que ellos, pero cuando empezó dicha invitación a su pueblo, los judíos, éstos se dividieron en dos grupos:

El primero: Gente que creyó en él, en su mensaje, y que él era un profeta, un ser humano enviado por Dios, Exaltado sea, para ellos.

El segundo grupo: Lo desmintió, no creyó en él y lo acusó de impostor de profecía.

Unos años después de que Jesús fuese elevado al cielo, llegó Pablo y alegó que el Mesías es dios e hijo de Dios, y que es el señor e hijo del Señor. Situación que provocó que apareciera un tercer grupo que se agregó a los dos grupos antes mencionados.

La respuesta a esta declaración que “el Mesías es dios e hijo de Dios, y que es el señor e hijo del Señor” consiste en treinta evidencias, once de ellas son tradiciones (es decir proceden del Antiguo y el Nuevo Testamento), dieciséis son racionales (esto significa que son conocidas por la razón, la lógica y el pensamiento correcto) y dos de ellas son históricas (es decir que hay dos testimonios de la historia que indican que este credo fue inventado por el ser humano y no proviene del Señor del Hombre: Dios, y que el Mesías no sabía de esto cuando estaba en la tierra). La última evidencia para concluir es la prueba del Corán de que el Mesías es un ser humano, Mensajero, no es el señor ni hijo del Señor, tampoco es dios ni hijo de Dios.

 Esta investigación fue dividida en cinco capítulos, de acuerdo a los tipos de pruebas.

      Primer capítulo: Pruebas a partir de las tradiciones.

      Segundo capítulo: Pruebas lógicas.

      Tercer capítulo: Pruebas históricas.

      Cuarto capítulo: Pruebas coránicas.

      Quinto capítulo: Adjunto con beneficios generales.

 Comencemos ahora a leer esta investigación si Dios quiere.

 Primer capítulo: Pruebas a partir de las tradiciones

Estas pruebas incluyen evidencias del Antiguo y Nuevo Testamento sobre la invalidez del dicho: “El Mesías es el señor”. Son once las pruebas que postulan esta declaración:

¿Cómo se puede decir que el Mesías es el señor o hijo del Señor si no hay ni una sola declaración explícita en ninguno de los cuatro evangelios ni en las veintitrés misivas adjuntas a ellos que indique que Jesús dijo de sí mismo en términos explícitos que es hijo del Señor, que es el señor o que es dios o hijo de Dios (filiación de linaje y parto), que es parte de Dios o que es la esencia de Dios, que sus actos son los mismos de Dios o que su voluntad es igual a la voluntad del Señor o que él es creador, sustentador o que tiene sociedad con Dios en alguno de Sus atributos? ¡Glorificado sea Dios por encima de eso!

Así es, si el Mesías fuese dios, señor, creador y sustentador, esto se habría mencionado de forma abundante en los evangelios, porque es un asunto relacionado con los orígenes de la creencia, por eso, como no pretendió para sí mismo nada de esto, entonces, no es correcto describirlo así, pues él sabe de sí mismo más que los demás.

Quien reflexiona en los evangelios de manera imparcial y justa, encontrará en ellos palabras sobre el Mesías que contradicen absolutamente su descripción con señorío y divinidad, ya que en ellos se menciona que es siervo de Dios, dirige su oración a Él, y que no tiene voluntad unida a la voluntad de Dios; también quien discierne en lo escrito en la Biblia, se dará cuenta que Cristo manifestaba algunas veces debilidad, impotencia y miedo en sus palabras y que era siervo de Dios y Su Mensajero. Más adelante, se citarán muchas pruebas evangélicas al respecto.

Por otra parte, si el Mesías hubiese sido dios o hijo de Dios, o el señor, o hijo del Señor, habría invitado a la gente a adorarlo a él y esto se habría registrado de manera abundante en los evangelios porque el señor  invita a la gente a adorarlo, por ser su Señor, quien los crea, los sustenta, les da la vida y la muerte, así que merecerá ser adorado, pero en realidad el Mesías no mencionó ni una sola vez de manera expresa que él haya invitado a la gente a adorarlo, diciendo: “Adoradme”, ¡Dios lo libre de decir eso! Y Dios es Veraz cuando dijo en el Corán describiendo a Sus profetas quienes son la elite de Su creación: No cabe en un ser humano a quien Dios le ha dado el Libro, la Sabiduría y la Profecía, que diga a los hombres: Sed siervos míos en vez de (siervos de) Dios﴿.[1] Esta noble aleya [versículo coránico] significa que: ningún ser humano al que Dios le revela Su Libro, lo hace juez entre Su creación y lo elige como profeta; y luego éste le dice a la gente: “Adoradme a mí en vez de Dios”, sino que el verdadero profeta invita a la gente a adorar a Dios y no infringe los derechos de su Señor.

Agréguele a esto, que no hay evidencia a esta declaración que “el Mesías es dios o hijo de Dios”ni en los libros anteriores al Evangelio como la Torá, los Salmos, ni en el Libro que vino después del Evangelio que es el Corán.

Exactamente, apreciables lectores, ni la Torá ni cualquier libro celestial, jamás ha albriciado de que Dios descenderá Él Mismo de Sus siete cielos para transformarse en un hombre que camine sobre la tierra, se dirija a la gente, los invite a adorarlo, coma y beba con ellos,Glorificado sea Dios por encima de eso; además de ser insultado, abofeteado, colgado en los maderos de una cruz y haber sido escupido en la cara, Exaltado sea Dios para que sea objeto de estos defectos e insultos y Alabado sea Dios de permitir a Sus enemigos de ofender la dignidad de Su Mensajero.

Sino, al contrario de esto, se mencionó en el Antiguo y Nuevo testamento más de treinta textos que indican claramente que el Mesías tiene esencia, y que Dios tiene otra esencia, y que la esencia de Dios es independiente de la del Mesías, lo que afirma que Jesús no es ni dios ni hijo de Dios, e indica –también- la invalidez de la creencia de la encarnación y de la trinidad. Y éste es el momento de comenzar a citar estos textos:

 Versículos del Antiguo Testamento que demuestran que Dios es Uno en Su esencia, el número de estos textos es veinticuatro:

1) (Deuteronomio 6:4)

“Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor uno es” (BLA).

Este texto está mencionado también en el Nuevo Testamento en el evangelio de Marcos (12:29), y éste es: “Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es” (BRV).

Se observa en este texto que si el Mesías fuese el señor, habría dicho: “El señor es el Mesías”, o “El Mesías es vuestro dios”, o “Yo soy vuestro señor y vuestro dios”, pero él dijo: “El Señor nuestro Dios”. Entonces, él habla de una esencia que no es suya absolutamente y ratifica que Dios es Dios de toda la gente. Esto incluye que Jesús mismo adora a Dios y lo toma como Dios. Por lo tanto, se invalida el dicho: “El Mesías es dios”, o que invitó a su adoración o a la adoración de su madre. Él está excluido de hacer esto, sino que al contrario, él invitó a la adoración de Dios Único sin asociados como hicieron todos los mensajeros.

2) (Sabiduría 12:13):

“Pues no existe ningún dios, fuera de ti, que tenga todo bajo su cuidado” (BDH).

3) (2 Reyes 19:15,19):

“Y oró Ezequías delante del Señor, y dijo: Oh Señor, Dios de Israel, que estás sobre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra. Tú hiciste los cielos y la tierra.

Y Ahora, oh Señor, Dios nuestro, líbranos, te ruego, de su mano,[2] para que todos los reinos de la tierra sepan que sólo tú, oh Señor, eres Dios” (BLA).

Esto se menciona en (Isaías 37:16,20).

4) (Isaías 43:11):

“Yo, yo soy el Señor, y fuera de mí no hay salvador” (BLA).

5) (Isaías 44:6,8):

“Así dice el Señor, el Rey de Israel, y su Redentor, el Señor de los ejércitos: Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay dios… No tembléis ni temáis; ¿no os lo he hecho oír y lo he anunciado desde hace tiempo? Vosotros sois mis testigos. ¿Hay otro dios fuera de mí, o hay otra Roca? No conozco ninguna” (BLA).

6) (Isaías 46:9):

“Acordaos de las cosas anteriores ya pasadas, porque yo soy Dios, y no hay otro; yo soy Dios, y no hay ninguno como yo” (BLA).

7) (Isaías 42:8):

“Yo soy el Señor, ése es mi nombre; mi gloria a otro no daré, ni mi alabanza a imágenes talladas” (BLA).

8) Y en (Isaías 45:21,22), dice el Señor:

“¿No soy yo, el Señor? No hay más Dios que yo, unDios justo y salvador; no hay ninguno fuera de mí

Volveos a mí y sed salvos, todos los términos de la tierra; porque yo soy Dios, y no hay ningún otro” (BLA).

“Volveos a mí y sed salvos”, significa: dirigíos hacia Mí en vuestra adoración, y hacedla sincera por Mí, y no adoréis a otro que no sea Yo.

9) Y en (Isaías 45:5,6), dice el Señor:

“Yo soy el Señor, y no hay ningún otro; fuera de mí no hay Dios. Yo te ceñiré, aunque no me has conocido.Para que se sepa que desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, no hay ninguno fuera de mí. Yo soy el Señor, y no hay otro” (BLA).

10) (Isaías 64:4):

“Ni el ojo había visto a un Dios fuera de ti que obrara a favor del que esperaba en El” (BLA).

11) (Isaías 26:13):

“Oh Señor, Dios nuestro, otros señores fuera de ti nos han gobernado; pero en ti sólo confesamos tu nombre” (BLA).

12) (Isaías 45:14):

“Ante ti se inclinarán. Te suplicarán: Ciertamente Dios está contigo y no hay ningún otro, ningún otro dios” (BLA).

13) (Malaquías: 2:10):

“¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios?” (BLA).

14) (Eclesiástico 1:8):

“Sólo hay uno sabio y muy temible: el Señor, que está sentado en su trono” (BDH).

15) En 2 Crónicas (6:19) el profeta Salomón dijo mientras llamaba a su Señor:

“No obstante, atiende a la oración de tu siervo y a su súplica, oh Señor Dios mío, para que oigas el clamor y la oración que tu siervo hace delante de ti” (BLA).

16) (Nehemías 9:6):

“Sólo Tú eres el Señor. Tú hiciste los cielos, los cielos de los cielos con todo su ejército, la tierra y todo lo que en ella hay, los mares y todo lo que en ellos hay. Tú das vida a todos ellos y el ejército de los cielos se postra ante ti” (BLA).

17) (Eclesiástico 36:2,4):

“Amenaza al pueblo extranjero para que experimente tu fuerza…para que reconozcan, como reconocemos nosotros, que no hay dios fuera de ti” (BDH).

18) (Salmos 86:8-10):

“No hay nadie como tú entre los dioses, oh Señor, ni hay obras como las tuyas. Todas las naciones que tú has hecho vendrán y adorarán delante de ti, Señor, y glorificarán tu nombre. Porque tú eres grande y haces maravillas; sólo tú eres Dios” (BLA).

19) (Daniel 3:45):

“Y sepan que tú eres el único Dios y Señor, gloriosopor toda la tierra” (BJ).

20) (1 Reyes 8:60):

“A fin de que todos los pueblos de la tierra sepan que el Señor es Dios; no hay otro” (BLA).

21) (1 Samuel 2:2):

“No hay santo como el Señor; en verdad, no hay otro fuera de ti, ni hay roca como nuestro Dios” (BLA).

Es decir: las rocas y las estatuas talladas en forma de la creación no son como el Señor, ya que el Señor es el Creador mientras que las rocas son parte de la creación, por lo tanto es inválido adorarlas.

22) (2 Samuel 7:22):

“Oh Señor Dios, por eso tú eres grande; pues no hay nadie como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos” (BLA).

23) (Salmos 16:2):

“Yo dije al Señor: Tú eres mi Señor; ningún bien tengo fuera de ti” (BLA).

24) Y en Daniel (14:41):

“Entonces exclamó: Grande eres, Señor, Dios de Daniel, y no hay otro dios fuera de ti” (BJ).

      Resumen:

Todos estos textos del Antiguo Testamento (Torá) indican una sola cosa, que Dios es Uno en Su esencia y no es tres; con ello, se deroga el dicho de que Cristo es dios o que es tercero de tres; basado en eso, quien no cree en que Dios es Uno en su esencia y no es tres, entonces, habrá renunciado a los textos transcritos del Antiguo Testamento y realmente no habrá creído en ellos.

 Versículos del Nuevo Testamento que demuestran que Dios es Único en Su esencia, estos textos son diez:

1) En el evangelio de Juan(20:17): El Mesías le dijo a una mujer: “pero ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (BLA).

Entonces el dicho del Mesías: “a mi Dios y a vuestro Dios” revela su reconocimiento de que Dios es su Dios y Dios de toda la gente y que el Mesías mismo no es dios ni señor, sino que es siervo de Dios como todos los seres humanos, porque su Dios es el mismo Dios de su pueblo a quienes se dirigió. Si el Mesías fuese dios, la siguiente frase no tendría sentido: “Yo subo a…mi Dios”; así que ¿hacia quién va a subir el Mesías si fuese él mismo Dios?

También en la descripción del Mesías a su pueblo como “hermanos” hay una prueba de que es un ser humano igual que ellos y no es su dios, y si el Mesías fuese su señor, no habría sido correcto describirlos a ellos como sus hermanos, y esto es evidente.

Cuando Jesús los describe como hermanos suyos, esto significa la hermandad en linaje, porque todos ellos provienen de una sola semilla, hijos de Israel, por lo tanto es correcto describirlos como sus hermanos por unirse en la ascendencia.

Es agradable mencionar a este respecto, que el Corán (la constitución de la religión del Islam) manifestó el reconocimiento del Mesías de que Dios es su Señor y el Señor de toda la gente en cinco versículos coránicos; éstos son:

Cuando fue el Ungido quien dijo a los hijos de Israel: ¡Adorad a Dios! Mi Señor y el vuestro. Quien asocie algo con Dios, Dios le vedará el Jardín y su refugio será el Fuego. No hay quien auxilie a los injustos﴿.[3]

Dios dijo en el Corán acerca del Mesías que éste le dijo a su pueblo: Sólo les dije lo que me ordenaste: ¡Adorad a Dios! Mi Señor y el Vuestro﴿.[4]

Y dijo Dios en el Corán sobre el Mesías que éste le dijo a su pueblo: Dios es mi Señor y el vuestro, ¡Adoradle! Esto es un camino recto﴿.[5]

En la Sura(capítulo) de María, (el Mesías) le dijo a su pueblo: Y verdaderamente Dios es mi Señor y el vuestro, adoradlo pues. Éste es un camino recto﴿.[6]

Dios dijo en el Corán acerca del Mesías que éste le dijo a su pueblo: Dios es mi Señor y el vuestro, adoradlo; esto es un camino recto﴿.[7]

El resultado es que los evangelios confirman que el Mesías ratificaba que Dios es su Señor y el Señor de toda la gente, como también lo hizo el Corán, contrariamente a la creencia popular entre los cristianos que dice que el Mesías es el mismo señor e hijo del Señor.

     Nota importante:

Se sabe que el significado del padre en las fuentes evangélicas es el educador y no significa la paternidad de linaje conocida en la que nace un hijo de padre y madre producto del contacto íntimo, esto afirma que el Mesías describió al Señor de que es el padre de toda la gente cuando dijo: “Subo a mi Padre y a vuestro Padre”, y nadie dice que Dios es el padre de toda la gente con el sentido de paternidad de linaje conocida.

Por lo tanto, basado en lo anterior, el sentido del padre aquí es el educador, cuidador, y es bien sabido que Dios es el Creador, el Sustentador, el Administrador de los asuntos de todas las personas.

2) En Juan (14:28), el Mesías dijo: “ya que el Padre es mayor que yo” (BLA).

Así que si Dios y el Mesías fuesen iguales y tuviesen una sola esencia, ¿cómo entonces Dios será más Majestuoso que él?

Ésta es una contradicción evidente.

Esto indica que la esencia de Dios no es la esencia del Mesías, sino que cada uno de ellos tiene una esencia diferente y Dios está sobre Sus cielos, Alabado y Exaltado sea, no se mezcla con Su creación tampoco se frecuenta con ellos. Ellos están en la tierra y Él está sobre el séptimo cielo por encima de Su Trono.

3) (Juan 17:3):

“Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (BLA).

4) (Marcos 12:29,32):

“Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es…

Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él” (BRV).

5) (Lucas 18:19):

“Jesús le respondió: ¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios” (BLA).

6) (Juan 5:44):

“¿Cómo podéis creer, cuando recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?” (BLA).

7) (Mateo 4:10):

“Entonces Jesús le dijo: ¡Vete Satanás! Porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y solo a él servirás” (BLA).

Nota: Esto concuerda con el versículo coránico que está en la Sura de la Apertura del Libro: sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda﴿.[8]

8) (Marcos 2:7):

“¿Por qué habla éste así? Está blasfemando; ¿quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?” (BLA).

9) (Apocalipsis 15:4):

“¡Oh Señor! ¿Quién no temerá y glorificará tu nombre? Pues sólo tú eres santo; porque todas las naciones vendrán y adorarán en tu presencia, pues tus justos juicios han sido revelados” (BLA).

10) En Marcos (10:17-18) existe la certezade que la esencia de Dios no es la misma esencia del Mesías, ya que cuando un hombre le llamó al Mesías y le dijo: “bueno”, el Mesías respondió diciendo:

“¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo uno, Dios” (BLA).

 Resumen:

 Los textos evangélicos antes mencionados, indican que Jesús declaraba que Dios es Único en Su esencia, que Él es su Dios y su Señor Verdadero, y Dios y Señor de toda la gente.   

La cuarta prueba de la invalidezde la declaración “el Mesías es dios y señor”, es que fue mencionado del mismo Mesías lo que confirma que es un ser humano y de origen humano:

*Fue reportado en el evangelio de Lucas(9:56), que Jesús dijo de sí mismo:

“porque el Hijo del Hombre no ha venido para destruir las almas de los hombres” (BLA).

Este texto es evidente de que el Mesías no es hijo de Dios, sino que es hijo del Hombre, y es de raza humana.

Y es sabido que es hijo de María, lo llevó en su vientre y se movió en su útero, luego lo parió como dan a luz todas las mujeres a sus hijos.

* En el evangelio de Juan (8:28) el Mesías dijo:

“Por eso Jesús dijo: Cuando levantéis al hijo del Hombre,… y que no hago nada por mi cuenta” (BLA).

 ¿Acaso este texto explícito no indica que el Mesías es un ser humano?

Si el Mesías hubiese sido señor, no se habría descrito a sí mismo como humano al decir “hijo del Hombre”, tampoco habría dicho “y que no hago nada por mi cuenta”, porque el Señor del universo hace todo y gestiona todo el universo,y por consiguiente, lógicamente no puede ser que el Mesías dijera: “y que no hago nada por mi cuenta” siendo él el señor del universo, si no, estaría evasivo en su palabra, ¡Y es impensable que él lo hiciera!

* En el evangelio de Mateo (1:34), el Mesías le dijo a la multitud sobre sí mismo: “Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe” (BLA).

* Asimismo el Mesías le dijo a quien quería matarlo: “Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham” (Juan 8:40) (BRV).

* Y cuando se le dijo al Mesías la paz sea con él: “tú eres el hijo de Dios”, la conclusión de su respuesta fue que es hijo del Hombre. Revise el evangelio de Juan (1:49-51).

* También en los evangelios encontramos otras señales sobre la humanidad del Mesías, ver: (Lucas 17:22) (18:8), (Mateo 12:32).

Entonces la descripción del Mesías a sí mismo repetida y claramente de que es unser humano e hijo del Hombre, es una prueba evidente y expresa de que es un ser humano; y no puede provenir de quien dice estas palabras o ni siquiera surgir en su mente que él es dios o su hijo, o que descendió a la tierra para invitar a la gente a adorarlo a él, de lo contrario se consideraría una persona que intenta jugar con la mente de los demás; y es impensable que el Mesías fuera así.

Así que, a través de estos textos, se demuestra la invalidez del dicho “el Mesías es señor y dios” y que la verdad confirmada en los evangelios es que él es un ser humano.

La quinta prueba de la humanidad del Mesías: fue mencionado en los evangelios y en las cartas adjuntas a ellos que el Mesías tiene cualidades humanas, entre ellas que él desconoce algunos asuntos, también se registró en ellos que él olvida e ignora cosas, asimismo se citó que se fatigaba, se le apetecía la comida, que tenía sed, se entristecía, se deprimía, sentía dolor, dormía, temía, lloraba y le rezaba a Dios, lo que evidencia que es un ser humano como nosotros, tiene características de imperfección, y si fuese dios, no se habría afligido por estas características porque el Señor es Perfecto en Sus atributos, de ninguna manera tiene deficiencias.

Éstos son algunos textos evangélicos en los que figuraron aquellos atributos humanos del Mesías:

Se citó en (Juan 19:28): “Dijo: Tengo sed” (BLA).

En el evangelio de Mateo (8:24): “pero Jesús estaba dormido” (BLA).

En el evangelio de Juan (4:6): “Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó junto al pozo” (BLA).

En el evangelio de Marcos (14:32-35) se hace referencia a que él rezaba, se entristecía, se asombraba y se deprimía: “Y llegaron a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí hasta que yo haya orado.

Y tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y comenzó a afligirse y a angustiarse mucho.

Y les dijo: Mi alma está muy afligida, hasta el punto de la muerte; quedaos aquí y velad.

Adelantándose un poco, se postró en tierra y oraba que si fuera posible, pasara de él aquella hora” (BLA).

Aquí es apropiado que el amable lector se haga una pregunta muy lógica: ¿A quién rezaba el Mesías? ¿Se rezaba a sí mismo? o ¿Le rezaba a otro que es Dios?

En el evangelio de Juan (11:35): “Jesús lloró” (BLA).

En el evangelio de Lucas (22:14-15): “Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles.

Y les dijo: Intensamente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer” (BLA).

No es esto nada más, sino que Jesús tenía miedo que los judíos lo mataran como se registró en el evangelio de Juan (11:53-57):

“Así que, desde ese día planearon entre sí para matarle.

Por eso Jesús ya no andaba públicamente entre los judíos, sino que se fue de allí a la región cerca del desierto, a una ciudad llamada Efraín; y se quedó allí con los discípulos.

Y estaba cerca la Pascua de los judíos, y muchos de la región subieron a Jerusalén antes de la Pascua para purificarse.

Entonces buscaban a Jesús, y estando ellos en el templo, se decían unos a otros: ¿Qué os parece? ¿Que no vendrá a la fiesta?

Y los principales sacerdotes y los fariseos[9] habían dado órdenes de que si alguien sabía dónde estaba Jesús, diera aviso para que le prendieran” (BLA).

      El comentario sobre todo esto es el siguiente:

● Aquel cuyas características son éstas, ¿puede ser el señor que creó los cielos y la tierra?

¿Tiene sentido que el Mesías pueda ser dios y señor siendo alguien que  tiene sed, duerme, se fatiga, se asombra, se deprime, llora, se acuesta, se le apetece la comida, siente dolor y tiene miedo?

 ¿Cuál es la diferencia entonces entre él y el ser humano?

Ciertamente, Dios es Rico, Poderoso, Creador y Perfecto en Sus atributos, por lo tanto, no es lógico que crea algo (como comida y bebida) y luego las necesite o que requiera algo que le ayude para su existencia, porque si necesita a otro, entonces, él no es señor en la realidad. Dios dice en el Corán describiéndose a Sí Mismo: Y no he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren. No quiero de ellos provisión ni quiero que Me alimenten. Dios es Quien provee, el Dueño del poder, el Fuerte﴿.[10]

Mientras que el Mesías come y bebe; y quien necesita a otro, no puede ser dios ni señor.

● Además, si el Mesías requiere cubrir estas necesidades (comer, beber, dormir, respirar, etc.) significa que si no satisface estas necesidades básicas, él moriría, porque requiere de esto como satisfactores para sobrevivir; la muerte no le correspondería si fuera señor, porque el Señor es Vivo nunca muere, sino que se aplica a la creación a la cual pertenece el Mesías.

● También quien ingiere alimentos y expulsa excrementos sucios que la persona común se avergüenza sólo de mencionarlos debido al complejo de deficiencia y suciedad que hay en ello, ¿cómo encaja entonces que el Mesías pueda ser señor teniendo estas grandes imperfecciones que el ser humano se avergüenza de mencionar y considera impura su presencia?

Absolutamente, todo esto revela la invalidez de describir al Mesías con la divinidad y el señorío.

● También, el Mesías se movió durante nueve meses como feto en el vientre de su madre y salió de su útero, luego ella lo envolvió en una tela como todos los neonatos humanos, así que quien tiene estas características no puede ser considerado ni dios ni señor, absolutamente, éste es un dicho ilógico.

● De entre las pruebas que indican que Cristoposee características de los seres humanos, lo que figura en el evangelio de Marcos (11:11-14):

“Y entró en Jerusalén, llegó al templo, y después de mirar todo a su alrededor, salió para Betania con los doce, siendo ya avanzada la hora.

Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús tuvo hambre.

Y viendo de lejos una higuera con hojas, fue a ver si quizá pudiera hallar algo en ella; cuando llegó a ella, no encontró más que hojas, porque no era tiempo de higos.

Y Jesús, hablando a la higuera, le dijo: Nunca jamás coma nadie fruto de ti. Y sus discípulos le estaban escuchando” (BLA).

     Comentario:

En esta historia, a Jesús le dio hambre y pensó que la higuera tenía frutos pero cuando se acercó no encontró nada, esto significa que no se dio cuenta antes de llegar al árbol si tenía higos o no, tampoco sabía si la temporada era temporada de higos. Entonces se acercó al árbol y no era el tiempo de higos, mientras que debió conocer la temporada si fuese dios.

Y en ello se mencionó que se enojó con el árbol y rogó contra él que nunca dé fruto y entonces privó a las personas de sus frutos.

Ciertamente, todas estas características descritas “tuvo hambre, pensó, no encontró nada, no se dio cuenta, no sabía, rogó contra la higuera, se enojó con el árbol” indican que es ser humano, y no es el señor, si no, ¿Cuál es la diferencia entre él y el Hombre?

Entonces, ¿por qué el Mesías no ordenó al árbol (si fuese dios de verdad) que produjera frutos y así se alimentara de ellos y el problema termina?

Esto es lo que le correspondería si fuera el señor de verdad.

¿Acaso esto no es mejor que rogar contra ella (la higuera) de que nunca fructifique y se prive él y la gente de sus frutos para siempre?

Entre las pruebas que demuestran la invalidez del dicho “El Mesías es elseñor o hijo del Señor” es que el libro sagrado para los cristianos reporta como se menciona en (Juan 1:18): “Nadie ha visto jamás a Dios” (BLA).

Esta expresión la dijo el Mesías cuando estaba parado frente a ellos, esto afirma claramente que Cristo no es dios, y si lo fuera, -Glorificado sea Dios por encima de eso- les habría dicho: ¡Estáis viendo a dios en frente de vosotros, soy yo, vedme!

Y esta prueba es muy evidente.

En (1 Timoteo1:17): “Por tanto, al Rey eterno, inmortal, invisible, único Dios, a Él sea honor y gloria por los siglos de los siglos” (BLA).

Entonces, el verdadero Dios quien tiene la gloria, no se ve, y no es el Mesías hijo de María seguramente, porque al Mesías lo vio la gente y lo tocó con sus manos.

La séptima prueba sobre la invalidez de la declaración “El Mesías es dios y señor”: En las fuentes evangélicas fue mencionado del mismo Mesías que él es Mensajero. Así que si el Mesías fuera señor y dios, no habría sido apropiado que fuese también Mensajero, ¿mensajero enviado de quién entonces?

Siempre el Mesías recordaba a sus discípulos que era el Mensajero de Dios para ellos, el maestro, que Dios es el Único Dios y que él no era sino un Mensajero para los hijos de Israel, Dios lo envió para ellos, para enseñarles los asuntos de su religión. Aquí mencionaremos cerca de veinte pruebas al respecto tomadas de los evangelios considerados por la cristiandad.

1) En el evangelio de Mateo (4:23):

“Y Jesús iba por toda Galilea, enseñando en sus sinagogas y proclamando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (BLA).

2) Se relató en el evangelio de Mateo (4:17):

“Desde entonces Jesús comenzó a predicar y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (BLA).

El significado de predicar es: albriciar.

El dicho de Jesús: “arrepentíos”: es una evidencia de que él es Mensajero, incita a la gente a arrepentirse de los pecados.

3) También se reportó en el evangelio de Mateo (6:8-10) que Jesús le dijo a sus discípulos:

“porque vuestro padre sabe lo que necesitáis antes que vosotros le pidáis.

Vosotros, pues, orad de esta manera: padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo” (BLA).

En este texto, hay un beneficio: que Jesús le enseñó a sus discípulos cómo rezar, entonces él es profeta, porque el papel de los profetas es la enseñanza, y esto es comprobable.

También en este texto hay otro beneficio: que Dios está en el cielo, por su declaración “padre nuestro que estás en los cielos”, lo que indica que Dios tiene esencia, y está en el cielo; y el Mesías tiene otra esencia en la tierra y que no están mezclados ni unidos.

Hay otro beneficio en este texto: el significado del padre es el educador y el cuidador de algo y no significa el padre por linaje, porque si la palabra padre significase padre por linaje, habría sido Dios padre de toda la gente porque él dijo: “padre nuestro” y no dijo “padre mío”. 

Conclusión: en este texto hay respuesta evidente a quien dijo que la paternidad de Dios al Mesías es paternidad de linaje, equivalente a la maternidad de María al Mesías. Este es un grave error ya que la paternidad aquí significa la educación y el cuidado de la persona, por lo tanto, Dios sería padre de toda la gente con este sentido.[11]

4) En el evangelio de Marcos(1:14-15) se mencionó un texto claro de que Jesús es profeta, albrició con el evangelio y enseñó el bien a la gente, y éste es:

“Después de que Juan había sido encarcelado, Jesús vino a Galilea proclamando el evangelio de Dios, y diciendo: El tiempo se ha cumplido y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio” (BLA).

En estos versículos hay un beneficio: el Mesías es profeta porque albriciaba con el evangelio de Dios y ordenaba a la gente arrepentirse a Dios, y éste es el papel de los profetas, asimismo les ordenaba creer en el evangelio que le fue revelado.

Hay un beneficio adicional en este texto: la esencia de Dios no es la misma esencia de Jesús porque dijo: “el reino de Dios se ha acercado”, y si Jesús fuera dios, habría dicho: “mi reino se ha acercado”.

En este texto hay otro beneficio: Jesús ordenó a sus discípulos creer en el Evangelio de Dios; y si Jesús fuese dios, habría dicho: “arrepentíos y creed en mi evangelio”.

En esos versículos también hay otro beneficio: el Evangelio de Dios no es uno de los evangelios conocidos (Juan, Lucas, Marcos, Mateo), porque Jesús lo llamó “el Evangelio de Dios”, mientras que los cuatro evangelios conocidos llevan los nombres de sus autores quienes los escribieron con sus propias manos.

5) Figuró en el evangelio de Lucas (4:31-32, 43-44) un texto muy evidente respecto a que el Mesías es un Mensajero, y es el siguiente:

“Y descendió a Capernaúm, ciudad de Galilea. Y les enseñaba en los días de reposo; y se admiraban de su enseñanza porque su mensaje era con autoridad”.

Luego le dijo a la multitud que le pidió quedarse con ellos: “También a las otras ciudades debo anunciar las buenas nuevas del reino de Dios, porque para esto yo he sido enviado.

Y predicaba en las sinagogas de Judea” (BLA).

Entonces, su declaración: “he sido enviado” indica que él es un mensajero, también su dicho “anunciar las buenas nuevas” y el dicho de Mateo “predicaba”, todos evidencian que era Mensajero de Dios y le enseñaba a la gente el evangelio.

6) En el evangelio de Lucas (7:11-17), Jesús fue a una ciudad llamada Naín, acompañado por muchos de sus discípulos y una gran multitud; al final del relato dijo la gente de la ciudad: “Un gran profeta ha surgido entre nosotros, y: Dios ha visitado a su pueblo” (BLA), y esta noticia se propagó en todas las regiones judías y en todas las áreas vecinas.

En este texto hay una connotación explícita de que el Mesías es un gran profeta, más no el señor ni hijo del Señor.

7) Éste es otro texto evidente de que Jesús es Mensajero, ya que en el evangelio de Juan (17:3), el Mesías suplicó a su Señor diciendo: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (BLA).

8) En el evangelio de Mateo (21:10-11) aparece el testimonio de una multitud de los hijos de Israel de que el Mesías era profeta:

“Cuando él entró en Jerusalén, toda la ciudad se agitó, y decían: ¿Quién es éste?

Y las multitudes contestaban: Éste es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea” (BLA).

Así pues, ¿qué prueba más clara que ésta sobre la profecía del Mesías?

9) Dijo Jesúsa sus discípulos como quedó registrado en el evangelio de Mateo (5:11-12), mientras él los consolaba y preservaba por el daño que les llegó de los judíos:

“Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí.

Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros” (BLA).

Entonces, su declaración “Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos” es una prueba de que el gratificador y el remunerador es Dios y no el Mesías, y que la recompensa estará el día del Juicio; y si el Mesías fuera dios, les habría dicho “porque vuestra recompensa será majestuosa conmigo”.

“porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros” se refiere a los judíos, porque persiguieron a los profetas anteriores a él.

Su dicho: “profetas”, es una prueba de que él es un profeta entre todos estos profetas que fueron sometidos a la persecución y si el Mesías no fuese profeta, habría sido su palabra sin sentido; y es impensable que esto ocurriera de él.

Este texto evangélico evidencia que el Mesías no es el señor ni es hijo del Señor, sino que es un ser humano igual que nosotros porque estaba afligido y angustiado por parte de los judíos como le ocurrió a los demás profetas, y si el Mesías hubiera sido el señor o hijo del Señor, no habría pasado por ninguna prueba, porque los seres humanos no soportan los exámenes del Señor quien creó todo, y Él es más Fuerte que todo.

Dice Gustave Le Bon[12] en su libro “La vida de las verdades” (p.20):

“Jesús creía que era profeta, un sucesor de los profetas que aparecieron antes que él”.

10) Jesús dijo como se relató en el evangelio de Mateo (5:17-19):

“No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir.

Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla.

Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos” (BLA).

El dicho del Mesías: “no he venido para abolir, sino para cumplir”, es una prueba clara de que él es un mensajero, y que antes de él vinieron otros mensajeros, y él es uno de ellos; porque quien vino para completar e integrar la legislación anterior a él – la Torá, legislación de Moisés- y continuar lo que comenzó Moisés y los profetas que lo antecedieron, se considera un profeta igual que ellos.

En el Noble Corán, vino la ratificación de esto cuando Dios, Alabado sea, dijo acerca del Mesías la paz sea con él: Soy un confirmador de lo que había antes de mí en la Torá y os haré lícito parte de lo que se os prohibió. He venido a vosotros con un signo de vuestro Señor, así pues, temed a Dios y obedecedle. Dios es mi Señor y el vuestro, ¡Adoradle! Esto es un camino recto﴿.[13]

Por lo tanto, el Mesías la paz sea con él no fue sino un Profeta y Mensajero, Dios lo envió para obrar de acuerdo a la legislación de Moisés la paz sea con él, hacer lícito algo de lo que Dios le prohibió a los hijos de Israel e invitar a los hijos de Israel a adorar solamente a Dios, Único sin asociados, renovar lo que ha dejado de existir de su religión y despertar la llama de la fe que se apagó a causa de su injusticia y arrogancia al distorsionar la palabra de Dios Exaltado sea.  

Así que, sin duda, él, la paz sea con él, no es sino un eslabón en la cadena de los profetas y mensajeros, la paz sea con ellos, y no es el señor y dios como creen los cristianos.

11) Jesús dijo en Juan (5:37): “Y el Padre que me envió, ése ha dado testimonio de mí. Pero no habéis oído jamás su voz ni habéis visto su apariencia” (BLA).

Entonces este texto es evidente de que el Mesías es Mensajero, por su declaración “me envió”.

12) En el evangelio de Juan (8:31,39-40,42) y durante una discusión del Mesías a los judíos quienes algunos de ellos creyeron en él, y otros no, el Mesías la paz sea con él dijo:

“Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (BRV).

Luego dijo: “Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais. Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham” (BRV).

Después les dijo: “Pues no he venido de mí mismo, sino que Él me envió” (BRV).

Nada más en este texto, hay tres pruebas que revelan que el Mesías es un Mensajero humano (enviado) de Dios, y no es dios:

Primera: al decir “mis discípulos”: esto no se aplica para el Mesías a menos que sea un maestro mensajero.

Segunda: al decir: “hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios”. Este es un texto claro de que el Mesías es un ser humano, enviado por Dios para los hijos de Israel, les transmitió lo que Dios le reveló a través del ángel de la revelación: Gabriel.

Y tercera: al decir “Sino que Él me envió” es evidente de que el Mesías es Mensajero (enviado) por Dios.

Por lo tanto, estos textos evangélicos son claros y explícitos de que el Mesías no es dios ni hijo de Dios, sino que es un ser humano creado por Dios, y Mensajero enviado por Él, esto es lo que dicta la lógica, la razón y la comprensión correcta, y estos textos no necesitan a un científico ni especialista en teología para que los explique, sino que un niño o una persona común pueden entenderlos fácilmente.

13) La ratificación de que Dios envió al Mesías como mensajero y maestro figuró en el evangelio de Juan (3:1-2):

“Había un hombre de los fariseos, llamado Nicodemo, prominente entre los judíos.

Este vino a Jesús de noche y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede hacer las señales que tú haces si Dios no está con él” (BLA).

El dicho de este prominente de los judíos: “Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro”, es una ratificación de que Dios envió al Mesías a los judíos como mensajero y maestro, porque el mensajero le enseña a la gente mediante el conocimiento que Dios envió con él, y es sabido que el Mesías le enseñó a la gente el evangelio, les guio al bien y les advirtió del mal.

Observe, apreciable lector, que el prominente de los judíos no le dijo al Mesías que éste vino como redentor o salvador, o que es hijo de Dios, o que él es dios, u otras expresiones comunes entre los cristianos, sino que le dijo que vino como maestro; el Mesías confirmó lo que dijo este judío y no le dijo: “estás equivocado en tus palabras”, y si el judío estuviera equivocado en lo que dijo, el Mesías no lo habría ratificado, sino se habría objetado y habría corregido sus palabras, porque ésta es su función como maestro, ratificar lo correcto y corregir los errores, si no, no sería maestro de verdad.

He aquí un gran beneficio en lo que dijo el jefe de los judíos al Mesías: “nadie puede hacer las señales que tú haces si Dios no está con él”; en esto, hay una prueba de la profecía del Mesías, porque Dios sólo ayuda con los signos y los milagros a los profetas para que sean una evidencia física de su profecía para la gente y para que éstos los creyeran; porque cuando la gente ve a los profetas con hábitos paranormales que sólo Dios puede hacer, saben que Dios los puso en sus manos para que la gente sepa que son profetas; entre estas cosas: el Mesías revivía a los muertos, curaba al leproso, al ciego de nacimiento, y le informaba a la gente de lo que comía y lo que tenía guardado en sus casas, todo esto es con permiso de Dios, y el Mesías no tenía en ello un poder o conocimiento especial porque él es un ser humano, ni más ni menos.

14) De las pruebas evangélicas que afirman que Jesús es un mensajero de su Señor, lo que se reportó en Juan (7:15-18) que el Mesías se acercó a la multitud de judíos con la intención de enseñarles, y ocurrió lo siguiente:

“Entonces los judíos se maravillaban, diciendo: ¿Cómo puede éste saber de letras sin haber estudiado?

Jesús entonces les respondió y dijo: Mi enseñanza no es mía, sino del que me envió.

Si alguien quiere hacer su voluntad, sabrá si mi enseñanza es de Dios o si hablo de mí mismo.

El que habla de sí mismo busca su propia gloria; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero y no hay injusticia en El” (BLA).

Así que los judíos se deslumbraron de las buenas enseñanzas que el Mesías transmitía entre la gente y se maravillaron de ellas, entonces, el Mesías les aclaró que es proveniente de Dios quien lo envió, él las recibió de Dios a través del más majestuoso de los ángeles: el ángel Gabriel, luego las transmitió a la gente; ésta es su función como mensajero, y estas enseñanzas no son de su invento, y si el Mesías fuera el señor, habría dicho: “Estas enseñanzas son mías” y no habría dicho “sino del que me envió”, por lo tanto, el Mesías no es el señor ni el hijo del Señor.

15) En el evangelio de Juan (7:28-29):

“Jesús entonces, mientras enseñaba en el templo, exclamó en alta voz, diciendo: Vosotros me conocéis y sabéis de dónde soy. Yo no he venido por mi propia cuenta, pero Él que me envió es verdadero, a quien vosotros no conocéis.

Yo le conozco, porque procedo de Él, y Él me envió” (BLA).

16) También se mencionó que el Mesías le informó a su pueblo que él es Mensajero como figura en el evangelio de Juan (7:32-33):

“Los fariseos oyeron a la multitudmurmurando estas cosas acerca de él; y los principales sacerdotes y los fariseos enviaron alguaciles para que le prendieran.

Entonces Jesús dijo: Por un poco más de tiempo estoy con vosotros, después voy al que me envió” (BLA).

17) En el evangelio de Juan (5:24):

“En verdad, en verdad os digo: el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna” (BLA).

18) Y en el evangelio de Juan (18:19-20), se mencionó un texto claro como el sol que aclara que Jesús era maestro, es el siguiente:

“Entonces el sumo sacerdote interrogó a Jesús acerca de sus discípulos y de sus enseñanzas.

Jesús le respondió: Yo he hablado al mundo abiertamente; siempre enseñé en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en secreto” (BLA).

Esto evidencia que Jesús era maestro y tenía discípulos, y éste es uno de los atributos de los profetas.

19) La última prueba evangélica de que Dios envió al Mesías como mensajero, lo que se citó en el evangelio de Mateo (15:24) que Jesús dijo: “No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (BLA).

 ¿Qué prueba más clara que ésta?

La conclusión es que: el Mesías es un mensajero de Dios, y esto concuerda con lo que dijo Dios en el Corán al describir al Mesías: El Ungido, hijo de María, no es más que un mensajero, antes del cual ya hubo otros mensajeros. Su madre era una mujer veraz y ambos comían alimentos. Mira cómo les hacemos claros los signos y mira cómo luego inventan﴿.[14]

La explicación del versículo: el Mesías hijo de María, la paz sea con él, es un mensajero como los mensajeros que le antecedieron, y su madre es veraz, es decir creyó en la palabra de su Señor, con una creencia firme, y ésta se mostró en su conocimiento y en sus buenas obras, ellos –es decir el Mesías y su madre- son como los demás seres humanos, necesitaban comida; y no puede ser dios aquel que necesite comer para vivir.

Luego Dios dijo dirigiendo la palabra a Su Profeta Muhammad: Mira cómo les hacemos claros los signos﴿, es decir: contempla ¡oh Mensajero! la situación de éstos, ¡cómo les aclaramos las pruebas de la invalidez de lo que pretenden en el Mesías de que es hijo de Dios, y ellos se desvían de la verdad a la que les guiamos, luego ve cómo se desaferran de la verdad después de esta aclaración!

 Terminó la séptima prueba, y ahora pasamos a la octava evidenciasobre la invalidez del dicho: “El Mesías es el señor”.

De las pruebas de la invalidez del dicho:“El Mesías es el señor o hijo del Señor”, lo confirmado que él rezaba a Dios, y le decía a sus discípulos: esperadme hasta que rece; iba al templo, rezaba y se postraba; y es sabido que la oración no se dirige sino a un Dios adorado, de quien el adorador cree que es más Majestuoso que él y que tiene el derecho de ser adorado y de dirigirse a Él, así que si el Mesías fuese dios, no habría necesitado rezarle a Dios, porque esto sería frivolidad; y se suponía que debía decirle a la gente: “rezad a mí y adoradme, yo no necesito rezarle a alguien porque yo soy dios”, pero esto no ocurrió, por lo tanto, el Mesías no puede ser dios.

Entre las pruebas sobre la invalidez del dicho: “El Mesías es hijo de Dios”, lo proveniente del mismo Cristo al prohibir esta declaración, y si el Mesías fuese en verdad hijo de Dios, habría ratificado a quien lo dijo y no lo habría reprendido, ya que cuando los demonios le dijeron a Jesús: “Tú eres el hijo de Dios”, los reprendió y les prohibió decirlo como está en el evangelio de Lucas (4:41); y ésta es una prueba muy evidente de que el Mesías no es hijo de Dios.

Por otra parte, el Mesías era compasivo con la gente, bondadoso con ellos, así que si fuera verdad esta creencia, la habría repetido y evidenciado claramente para caber en la mente de las personas y se habría mencionado explícitamente en los cuatro evangelios y las veintitrés cartas adjuntas a ellos, no le habría bastado el estilo indirecto en un asunto majestuoso como éste, dejando el estilo de declaración clara, luego lo usaría –este estilo de declaración clara- en asuntos de menor importancia, porque el asunto es fatídico e ideológico, de él se basa toda la religión y conduce al destino humano en el Último Día, Paraíso o Infierno.

● Sería bueno mencionar aquí que se citó un texto en el evangelio de Juan (18:19-20) que muestra que Jesús siempre era explícito, y es el siguiente:

“Entonces el sumo sacerdote interrogó a Jesús acerca de sus discípulos y de sus enseñanzas.

Jesús le respondió: Yo he hablado al mundo abiertamente; siempre enseñé en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en secreto” (BLA).

● Vean también, apreciables lectores inteligentes, la claridad en el dicho del Mesías, como llegó en el evangelio de Marcos (12:29):

“Escucha, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es” (BLA).

Si el Mesías fuese el señor, habría dicho: “yo soy vuestro señor”, en vez de decir: “el Señor nuestro Dios, el Señor Uno es”.

Este versículo manifiestaclaramente que Dios es el Señor de toda la gente, del Mesías y de todos los demás.

¿Es posible, entonces, dejar este versículo claro y evidente, anular su sentido y decir: el Mesías es el señor o hijo del Señor, o que Dios se encarnó en él, o…?

Si el Mesías fuera el señor o el salvador, lo habría declarado de forma explícita diciendo: “yo soy el señor”, o “yo soy dios, el creador, adoradme”. Esto no existe en ninguno de los evangelios.

● Y observen –también- la claridad en ratificar la unicidad de la esencia de Dios en el dicho de Dios, como está registrado en Isaías (46:9).

“Acordaos de las cosas anteriores ya pasadas, porque yo soy Dios, y no hay otro; yo soy Dios, y no hay ninguno como yo” (BLA).

Entonces, si el Mesías fuera hijo de Dios, o dios, Dios habría dicho en el versículo anterior: “Soy Dios, y hay otro dios que es Jesús”, porque Dios es Claro en Su palabra, Él quiere el bien, la orientación y la guía a toda la gente y detesta las confusiones y las equivocaciones, ya que éstas son causa de no declarar correctamente, y la incorrecta declaración es una imperfección, pero esto no ocurrió, así que se supo que la verdad es la que se ratificó de que Dios es Uno en Su esencia, y que el Mesías es uno en su esencia, ninguno se encarnó en la esencia del otro.

La undécima prueba sobre la invalidez de la creencia de la trinidad –la que se basa originalmente en la creencia “El Mesías es el señor”-, es que esta creencia no es conocida en ninguna religión celestial anterior o posterior, esta creencia no fue conocida por los profetas de Dios anteriores reconocidos por los judíos y los nazarenos[15] (los cristianos), como el profeta Noé, Abraham, Lot, Isaac y Jacob, la paz sea con ellos, tampoco la conocieron ni la mencionaron los profetas de los hijos de Israel a quienes llegaron sus noticias, como Jacob, José, Aarón , David y Salomón la paz sea con ellos.

Sí, no existe en el Antiguo Testamento en el cual creen los cristianos –y donde se registraron las noticias y el mensaje de estos profetas- que estos últimos invitaron a la adoración de un dios de triple personalidad o que mencionaron la trinidad o algo parecido, sino que lo reportado de ellos es que invitaron a lo mismo que todos los mensajeros desde Noé hasta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz,[16]ordenaron adorar a un solo Dios, Único sin asociados, y esto está registrado en el Antiguo Testamento.

 Entre ello:

● Lo que dijo Dios a Abraham la paz sea con él como figura en el Antiguo Testamento, Génesis (17:7):

“Y estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia después de ti, por todas sus generaciones, por pacto eterno, de ser Dios tuyo y de toda tu descendencia después de ti” (BLA).

● El dicho de Dios a Moisés, la paz sea con él, en el monte Sinaí en Sus palabras dirigidas a él como fue mencionado en el Antiguo Testamento en el que creen los cristianos, en Éxodo (3:15): “Dijo además Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: "El Señor, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros” BLA).

● Y en el mismo libro (4:5), dijo Dios a Moisés: “Por esto creerán que se te ha aparecido el Señor, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob” (BLA).

● Unas palabras parecidas, se registraron en el evangelio de Lucas (20:37).

● En el Antiguo Testamento, en el libro de Isaías (44:6): “Así dice el Señor, el Rey de Israel, y su Redentor, el Señorde los ejércitos: Yo soy el primero y yo soy el último, y fuera de mí no hay dios” (BLA).

● Y éste es Ezequías, uno de sus profetas, se dirige al Señor: “sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra. Tú hiciste los cielos y la tierra”. Libro de Isaías (37:16) (BLA).

● Tampoco la religión que vino después de la religión del Mesías – y es una sola religión, la religión del Islam- reconoció esta creencia, es decir, la creencia de la trinidad, sino que la negó como dice Dios, Altísimo sea, en el Corán: Y han caído en incredulidad los que dicen: Dios es el tercero de tres, cuando no hay sino un Único Dios. Si no dejan de decir lo que dicen, ésos que han caído en la incredulidad tendrán un castigo doloroso﴿.[17]

Y dijo Dios Alabado sea: Han caído en incredulidad los que dicen que Dios es el ungido, hijo de María. Di: ¿Y si Dios quisiera destruir al Ungido, hijo de María, a su madre y a cuantos hay en la tierra, todos a la vez? ¿Quién podría impedírselo? De Dios es el Dominio de los cielos y de la tierra y de lo que hay entre ambos. Crea lo que quiere, Dios es Poderoso sobre todas las cosas﴿.[18]

Y dijo Dios Exaltado y Majestuoso: Realmente han caído en incredulidad quienes dicen: Dios es el Ungido, hijo de María. Cuando fue el Ungido quien dijo a los hijos de Israel: ¡Adorad a Dios! Mi Señor y el vuestro. Quien asocie algo con Dios, Dios le vedará el Jardín y su refugio será el Fuego. No hay quien auxilie a los injustos﴿.[19]

Dios Enaltecido sea dijo: ¡Gente del Libro! No saquéis las cosas de quicio en vuestra Práctica de Adoración ni digáis sobre Dios nada que no sea la verdad. Ciertamente el Ungido, hijo de María, es el Mensajero de Dios, Su palabra depositada en María y un espíritu procedente de Él. Creed, pues, en Dios y en Su Mensajero, y no digáis tres; es mejor para vosotros que desistáis. La verdad es que Dios es un Dios Único. ¡Está muy por encima en su gloria de tener un hijo! Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. Y Dios basta como Guardián﴿.[20]

¡Está muy por encima en su gloria de tener un hijo!﴿: Significa que Dios es Indefectible para tener hijo, porque tener hijo es una característica de imperfección y no es atributo de perfección, porque tener hijos indica la necesidad del Señor a la gente, y esto es falso, porque ciertamente Dios es Opulento respecto a toda la creación.

Éste es el Corán, la constitución de la religión del Islam y la palabra de Dios conservada hasta el Día del Juicio, demuestra que la creencia de la trinidad es frívola y que la creencia del señorío del Mesías y su divinidad es inválida, también aclara que creer que Jesús es hijo de Dios es un asunto frívolo, y lo correcto es creer que el Mesías es siervo de Dios y que ordenaba a su pueblo a adorar a Dios.

El resultado es que la declaración de la trinidad exige de ello que todos los profetas y mensajeros se desviaron de conocer a su Dios, su Adorado y Creador, mientras que se guiaron a ello los sacerdotes quienes pusieron la creencia de la trinidad –varios siglos después de que el Mesías fuese elevado, en el siglo cuarto después de Cristo- en la creencia de su fe que acordaron y adoptaron tras el Primer Concilio de Constantinopla en el año 381.

Y esto es un dicho claramente inválido.

 Segundo capítulo: Pruebas lógicassobre la invalidez del dicho: “El Mesías es el señor”, y estas evidencias son dieciséis

Entre las pruebas que revelan la invalidez del dicho: “El Mesías es el señor”: es que un cuerpo humano no puede contener la esencia de Dios, porque Dios es Grande, más Grande que todo, está elevado sobre Sus cielos, sobre todo y no existe nada encima de Él, mientras que el ser humano es todo lo contrario, por lo tanto, la creencia de que el Señor se encarnó en el Mesías es una creencia irracional, es mentirle a Dios y reducir Su magnitud; manifestarlo es negar a Dios Majestuoso, y es razón para permanecer eternamente en el Fuego.

Lo debido es enaltecer a Dios, honrarlo y no creer que está mezclado con Su creación, sino que Dios está Elevado por encima de Su Trono, sobre el séptimo cielo, nadie de Su creación lo había visto, Exaltado y Majestuoso.

Nota:

Los sacerdotes se toman como prueba acerca de la creencia de la encarnación, “encarnación de Dios en el Mesías”, lo que dijo Pablo en su primera carta a Timoteo (3:16): “grande es el misterio de la piedad: Él fue manifestado en la carne, vindicado en el Espíritu” (BLA).

La palabra de Pablo a la que se apegan los cristianos se considera un grave error, ya que si Pablo hubiera tenido razón, habría tenido que demostrar su referencia sobre lo que dijo de la palabra del Mesías mismo, y no de sus propias palabras.

Si no, se consideraría reclamando lo que no tenía conocimiento de ello y mintiendo al mismo tiempo, porque es imposible que el Mesías ocultara esta creencia – la creencia de la encarnación- si fuera cierta y la trajera Pablo después de él; y lo cierto es que se considera de las tergiversaciones de Pablo a la religión del Mesías con la cual desvió a los cristianos de la religión correcta del Mesías.[21]

Más adelante, se hablará de Pablo y se aclarará la alteración destructora que le hizo a la religión del Mesías.

Por otro lado, ¿cómo el Mesías puede ser el señor siendo que millones de seres humanos fueron creados y existieron antes de que él naciera?

Se supone que el señor debe existir antes de que exista la gente, luego él los crea y no lo contrario, si no, ¿cómo los va a crear si él no existió originalmente?

Este dicho es contradictorio a la lógica, porque es inconcebible que el universo exista antes de quien lo creó, y funciona sin un señor que lo administra, luego viene el señor después; éste es de lo más ilógico para la mente.

Ciertamente, el argumento correcto: es que Dios ha existido siempre, no tiene inicio; mientras que el Mesías es un ser humano, Dios lo creó cuando quiso crearlo, y que Dios tiene esencia y el Mesías tiene otra esencia diferente.

¿Cómo podemos creer que Jesús en realidad es el señor si existió y nació en cierta época y no en otra?

¿Cómo Jesús puede ser el señor y él no conoció a las personas que vivieron antes de su nacimiento?

Y ¿por qué Dios no lo hizo existir –si el Mesías fuera su hijo- antes de la creación de la gente?

Más apropiado sería que apareciera antes de la existencia del ser humano –si realmente fuese su hijo.

¿Por qué lo dejó para más tarde siendo él el señor –como pretende quien lo dice?

Si el Mesías fuera realmente el hijo de Dios, ¿por qué, entonces, los cristianos se apegan a él más de lo que se apegan a Dios mismo; le suplican, le ruegan y lo enaltecen más de lo que engrandecen a Dios?

El comportamiento normal es apegarse más a Dios, porque es el padre del Mesías como creen, y fue quien lo creó.

¿Qué indica esta contradicción? ¿Acaso no revela el colapso de este dicho?

Entonces, ¿cómo sería correcto decir: que Dios tomó un solo hijo? ¿Por qué no tomó a varios hijos como hacen realmente los reyes, los ricos y los dirigentes?

Tener muchos hijos es característica de los ricos, y Dios es el Más Rico de los ricos, ¿por qué entonces no tuvo muchos hijos si realmente la característica de tener hijos es una característica verdadera de Él? Glorificado sea Dios por encima de eso.

Si el Mesías realmente fuese señor y dios, ¿por qué, entonces, no alejó la muerte de sí como pretende quien dice que él murió en la cruz?

No es posible que Cristo fuera señor y lo matara el Hombre (un grupo de judíos); por dos razones:

Primero: porque el Señor no se aflige con la muerte, ya que la muerte es una característica de imperfección, y el Señor se distingue con los atributos de perfección; y Dios es Eterno nunca muere.

Segundo: el Señor es más Fuerte que Su creación; resulta impensable que un grupo de personas (los judíos) se pondrían fuertes y triunfaran hasta matar al señor, humillarlo, escupirle, colocar una corona de espinas en su cabeza, crucificarlo y enterrarlo.

Este dicho “El Mesías murió crucificado”, contradice al dicho “El Mesías es el señor” en todos los sentidos.[22]

Se preguntaría también: si el Mesías fuera señor y dios, ¿Por qué no alejó a la muerte de su madre María?

Por otro lado, el dicho: “El Mesías es dios” se contradice con la declaración: “el Mesías murió cuando fue crucificado”, porque si el Mesías es dios, después murió, entonces también debe morir el padre, porque el Mesías es Dios mismo como pretenden.

El dicho: “Dios es el Mesías” se contradice con la declaración “el Mesías es hijo de Dios”, ¿cómo puede ser hijo y padre a la vez?

A parte, todos sabemos que Dios no nació, mientras que el Mesías lo parió su madre; esto indica que son dos esencias absolutamente no mezcladas en una sola esencia. Decir que son una sola esencia es una de las terquedades más grandes de la mente.

También, Dios no tiene inicio, mientras que el Mesías sí tiene inicio, y si hubiesen sido una sola esencia, esta mezcla habría sido antes de la existencia del Mesías, por lo tanto el Mesías no es dios.

Asimismo, si el Mesías realmente fuese dios, no se habrían diferenciado los cristianos sobre él, -un grupo dijo: él es dios, un segundo grupo dijo: él es hijo de Dios, mientras que el tercer grupo dijo: él es tercero de tres-, sino que el dicho habría sido sólo uno, no difiere ni se altera, así que la perturbación entre estas declaraciones, indica invalidarlos todos, ya que la verdad está en un lado y todos estos dichos en otro extremo.

Es bien sabido que Dios es Misericordioso con el Hombre, no tiene interés en complicar los asuntos y desatar un desastre mental ya sea en la sociedad de los hijos de Israel o en otra, y se mencionó en la primera carta de Corintios (14:33): “Porque Dios no es Dios de confusión, sino de paz” (BLA).

Si se confirma esto, se debe entender que quien hizo complicada la creencia de los cristianos, es el Hombre y no Dios, y ésta es la realidad, cuando Pablo agregó en la creencia original del Mesías lo que no era parte de ella y la alteró diciendo: “el Mesías es hijo de Dios”.

Si te acercaras a un niño y le pidieses que te explique la creencia de la trinidad, no podría, mientras que la creencia en Dios debe ser entendible para cualquier ser humano, siendo éste un niño o un anciano, analfabeta – que no lee ni escribe- o un científico molecular.

Pero si le mostraras a este niño la creencia del Islam, y le dijeras: “Quien te creó y creó a todo lo que hay en el universo, es Dios Único, adóralo y no adores a otro, Dios es el Rico, no tuvo ni esposa ni hijo”, entendería de ti esta frase inmediatamente, se convencería de ella, y no necesitaría más de esto.

La trinidad es extraña en la religión del Mesías la paz sea con él, ya que el Mesías no ordenó adorar a un dios de triple personalidad, y no se registró de él la palabra “trinidad” ni “hipóstasis” en ninguno de los cuatro evangelios tampoco en las veintitrés cartas adjuntas a ellos, teniendo en cuenta que la trinidad es elcentro de la creencia de los cristianos hoy en día.

En la “Enciclopedia Europea” en lengua francesa viene mencionado lo que confirma esto, en ella se reportó sobre la trinidad “que no existe en los libros del Nuevo Testamento tampoco en las obras de los padres apostólicos, ni de sus alumnos cercanos, pero la Iglesia Católica y la doctrina protestante tradicional pretenden que la creencia de la trinidad era aceptada entre los cristianos en cada época”.

Y se mencionó en la “Enciclopedia” de Butrus al-Bustani –quien era cristiano: “la palabra trinidad no existe en la Biblia”.

El resultado es que si la creencia de la trinidad fuera verdad, se habría mencionado en los evangelios y en las cartas adjuntas a ellos, porque se considera el centro y el núcleo de la creencia del Mesías –según creen los cristianos-, pero la realidad es absolutamente diferente a ésta, ya que esta palabra (trinidad o triple personalidad) no se mencionó en ellos ni una sola vez. Así que se constató que es una creencia ajena a la religión del Mesías y no es auténtica.

He aquí un murmullo en los oídos de los sacerdotes: si se os demuestra que la creencia de la trinidad es inválida, no la obliguéis a la gente con coerción, porque esto contradice la honestidad científica y va en contra de la libertad personal.

Asimismo, es sabido que agregar algo en la religión está prohibido, porque esto se considera meterse en la especificidad del Señor (Dios), porque Dios es quien legisla, y el ser humano no tiene derecho de añadir o quitar de la religión, sino que su deber es practicar la ley como es, no añadir ni quitar, tampoco alterar, con esto se obtiene la adoración a Dios, Exaltado y Majestuoso, si no, el alterador vuelve socio con Dios en la especificidad de legislar, y esto se considera un tipo de politeísmo que conduce a permanecer eternamente en el Fuego.

Si el Mesías fuera dios, le habría ordenado a la gente adorarle de forma explícita, pero la realidad es que prohibió rotundamente que se le adorara. Dios dice en el Corán: Y cuando Dios dijo: ¡Jesús, hijo de María! ¿Has dicho tú a los hombres: tomadme a mí y a mi madre como dioses aparte de Dios? Dijo: ¡Gloria a Ti! No me pertenece decir aquello a lo que no tengo derecho. Si lo hubiera dicho, Tú ya lo sabrías. Tú sabes lo que hay en mí, pero yo no sé lo que hay en Ti. Es cierto que Tú eres el Conocedor de lo más recóndito. Sólo les dije lo que me ordenaste: ¡Adorad a Dios! ¡Mi Señor y el vuestro! Y he sido testigo de ellos mientras permanecí en su compañía. Y cuando me llevaste a Ti, Tú eras Quien los observaba, Tú eres Testigo de todas las cosas. Si los castigas… Son Tus siervos, y si los perdonas… Tú eres ciertamente el Poderoso, el Sabio. Dijo Dios: Éste es el día en que beneficiará a los veraces su veracidad, tendrán Jardines por cuyo suelo corren los ríos donde serán inmortales para siempre. Dios estará Satisfecho de ellos y ellos lo estarán de Él. Ese es el gran triunfo. De Dios es la soberanía de los cielos y de la tierra y de los que hay entre ambos. Él es el que tiene poder sobre todas las cosas﴿.[23]

      Explicación de los nobles versículos coránicos:

Dios Alabado sea, mencionó en estos versículos algo de lo que ocurrirá en el Día del Juicio, entre ello, es que le preguntará al Mesías hijo de María (y Él sabe más la respuesta): “¿Has dicho tú a los hombres: tomadme a mí y a mi madre como dioses aparte de Dios?”

En su momento, el Mesías responderá honrando a Dios, Altísimo sea, diciendo: no me corresponde decirle a la gente, excepto la verdad, nunca se me ocurrió ordenar a la gente adorarme a mi o a mi madre, si les hubiera ordenado adorarme y adorar a mi madre, Tú ya lo sabrías ¡Oh Dios!, porque nada se oculta de Ti, Tú sabes lo que hay dentro de mí pero yo no sé lo que hay en Ti. Tú eres el Conocedor de todo lo que es evidente u oculto.

Luego, el Mesías la paz sea con él dirá: ¡Oh Señor! Sólo les dije lo que me revelaste y me ordenaste transmitir a la gente que es adorarte únicamente a Ti; yo fui testigo de ellos y de sus hechos y palabras, pero cuando me trajiste de vuelta llevándome hacia Ti, fuiste Tú el observador consciente de sus secretos, y Tú eres Testigo de todas las cosas, nada está oculto para Ti en la tierra o en el cielo.

Si los castigas ¡oh Dios! Son Tus siervos, y Tú sabes más sus condiciones, haces lo que quieres con ellos, si quieres los castigas con Tu justicia, y si quieres los perdonas con Tu misericordia, ciertamente eres el Entrañable que no se vence, el Sabio en Su administración y orden.

En ese momento, Dios le dirá al Mesías la paz sea con él: éste es el día de la recompensa, en el que se beneficiarán los monoteístas,[24] por su unicidad a su Señor, sumisión a Su legislación, su sinceridad en sus intenciones, dichos y acciones, entonces su recompensa serán paraísos, debajo de sus palacios corren ríos, permaneciendo en ellos eternamente, Dios está Satisfecho de ellos, aceptó sus buenas obras, y ellos están satisfechos de Él, por las recompensas que les otorgó, esa recompensa y la satisfacción de Él con ellos, es el gran triunfo.

En ese día, quien adoraba al Mesías, sabrá que estuvo engañado, satanás lo engañó, y lo engañaron personas como él, le prohibieron escuchar el Corán, o simplemente interactuar con los musulmanes para escuchar la verdad, y entonces sus acciones habrán sido en vano y se arrepentirá cuando ya no beneficie el arrepentimiento.

El resultado es que el Mesías no le satisface ser adorado, sino que ordena a la gente adorar únicamente a Dios y no asociar nada ni nadie con Él.

Aquí vendrán interrogadores cultos quienes cuestionarán y harán una pregunta lógica, diciendo:

Si las fuentes evangélicas confirman que el Mesías es un ser humano, Mensajero, que es siervo de Dios y que no es dios ni hijo de Dios, ¿Cuál es la causa que llevó a los cristianos a diferenciar a esta creencia?

¿De dónde entró esta alteración a la creencia del Mesías hasta llevarla a lo que es la doctrina de la trinidad y a otras creencias de los cristianos?

¿Por qué los sacerdotes establecen en las iglesias que el Mesías es el señor, hijo del Señor, tercero de tres; que es dios e hijo de Dios y que Dios se encarnó en el Mesías y se incorporó en él?

¿Cuál es su prueba en estos dichos y en las creencias tan lejanas a lo mencionado en los versículos que leímos del Antiguo y Nuevo Testamento, y que confirman claramente lo contrario de lo establecido en las iglesias?

¿Cuál es el secreto de prohibirle a los cultos que simplemente pregunten por estas creencias, mucho menos de oponerse a ellas, y castigar a quien lo hace, y si quien pregunta es una mujer, la torturan en la iglesia y la deshonran?

 ¿Dónde está la verdad del dicho: “Dios es amor”?

Y ¿cuál es el secreto en el asunto?

La respuesta es que: la historia confirma que el mensaje del Mesías padeció una feroz campaña de desprestigio en los primeros seis siglos después de que el Mesías fue elevado, llevó a que se cambiara su mensaje de manera radical y setornara a otra religión, una religión pagana que no tiene relación con las enseñanzas del Mesías ni con la adoración de Dios, y éste es el momento de empezar a aclarar las etapas de esta deformación, para que los lectores cultos estén al tanto de ello.

 Tercer capítulo: Las pruebas históricas que evidencian que el dicho:

“El Mesías es el señor” es un dicho inventado por el Hombre, al igual que el dicho de la trinidad

 El número de estas pruebas es dos:

La primera: está relacionada con el llamado “Pablo, el apóstol”.

Y la segunda: relacionada con los concilios ecuménicos de la Iglesia apoyados por el gobierno romano.

La primera prueba histórica acerca de la adulteración de la religión del Mesías[25]

Introducción:

La historia revela que la creencia que proclama “el Mesías es hijo de Dios” no fue conocida entre los seguidores del Mesías hasta después de que él fuese elevado al cielo, y quien la introdujo fue un hombre judío llamado Saulo, quien posteriormente sería conocido con el nombre de Pablo el apóstol; él innovó esta creencia y otras creencias e introdujo a todas en la religión original del Mesías, pretendiendo que era apóstol enviado por el Mesías a la gente, entonces, transmitió estas creencias entre las personas, y con eso los cristianos ya no son realmente seguidores de la religión revelada por Dios al Mesías Jesús, sino que se volvieron seguidores de la religión adulterada e innovada por Pablo.

Pablo, como hemos mencionamos anteriormente, era un hombre judío que apareció en la escena de los sucesos después de que el Mesías fuese elevado aproximadamente entre tres y cinco años, y se volvió de repente y sin preámbulos de enemigo, perseguidor y fanático en su odio a Jesús, a su mensaje y a sus seguidores, a apóstol inspirado a quien se le revelaba (el mensaje) de Dios y de Jesús, así que alegó cinco asuntos:

Primero: Pretendió que era apóstol designado por Jesús.

Segundo: Alegó que Jesús le reveló un evangelio.

Tercero: Pretendió que Jesús es hijo de Dios.

Cuarto: Alegó que el pecado de nuestro padre Adán y nuestra madre Eva no fue perdonado, por haber comido (fruto) del árbol, el cual la humanidad heredó por siglos, y es lo que se conoce como “el pecado original” o “El primer pecado”.

Quinto: Pablo pretendió que Jesús fue enviado por Dios, descendió a la tierra para ser crucificado y torturado como redención a la humanidad por el pecado de sus padres Adán y Eva.

● El objetivo final de Pablo era cumplir dos metas:

Primera: Destruir la religión del Mesías por dentro, alterándola, distorsionándola y convirtiéndola en otra religión totalmente distinta en su esencia a la religión del Mesías.

Segunda: Atraer a los paganos romanos hacia la nueva religión que él les diseñó, haciéndola compatible con sus principios paganos.

Para que Pablo pudiera lograr fácilmente su objetivo y evitar enfrentarse con los seguidores del Mesías, entró (de forma aparente) a la religión de Jesús,con la intención de engañar a los seguidores verdaderos del Mesías, mostrando aparentemente que seguía y amaba a Cristo, mientras que en su fuero interno, ocultaba su incredulidad a él y a su mensaje verdadero. En otras palabras, Pablo era hipócrita, hizo que su hipocresía fuera un encubrimiento con el que se ocultaba y un punto de inicio con el cual arrancó a una operación extensa de vandalismo contrael mensaje y la religión del Mesías.

De lo breve pasaremos más a detalle para intentar comprender el papel de Pablo en la alteración del mensaje del Mesías y para aclararlo, esto se mostrará en seis puntos que enumeraremos brevemente, luego hablaremos de cada uno de ellos detalladamente:

●Primer punto: Confirmar la animadversión de Pablo con el Mesías y sus seguidores.

●Segundo punto: Pablo pretendió que era apóstol designado por el Mesías, entonces, se tornó de ser un feroz enemigo del Mesías y su mensaje a un apóstol a quien se le revelaba (el mensaje) del propio Cristo.

●Tercer punto: Pretensión de Pablo de que el Mesías es hijo del Señor (No es propio de la grandiosidad de Dios tener hijos).

●Cuarto punto: Alegación de Pablo de que el Mesías es el señor (Exaltado sea Dios por encima de eso).

●Quinto punto: Pretensión de Pablo de que el pecado de nuestro padre Adán permanece, que la humanidad lo heredó; y que Dios envió a su hijo el Mesías (como redentor) para salvarlo del pecado de su padre Adán, muriendo crucificado, para que así el Señor se complaciera y se reconciliara con el Hombre.

●Sexto punto: Confirmar la mentira de Pablo en lo que pretendió, y de que el Mesías lo envió, a parte de otros alegatos.

 El detalle:       

 Primer punto: La confirmación de la animadversión de Pablo con el Mesías y sus seguidores.

Introducción: En Palestina, la gente veía al Mesías hijo de María antes de empezar su invitación a adorar a Dios, como un ser humano igual que ellos, pero cuando empezó dicha invitación a su pueblo, los judíos, éstos se dividieron en dos grupos:

El primero: Gente que creyó en él, en su Mensaje, lo siguió y creyó que él es un profeta, humano, enviado por Dios Exaltado sea, para ellos.

Y el segundo grupo: Lo desmintió, no creyó en él, lo tomó como enemigo y lo acusó de impostor de profecía.

Los judíos enemigos del Mesías, acusaron a Jesús ante las autoridades romanas gobernantes de Palestina en aquel momento con la intención de que le aplicaran la pena de muerte, así que lo denunciaron ante un representante incrédulo (de las autoridades imperiales) quien ordenó crucificarlo y asesinarlo, entonces, lo retuvieron en una casa en Jerusalén la tarde del viernes. La causa de esta animadversión, es que cuando Dios envió al Mesías con las evidencias y la orientación, lo envidiaron por la profecía y los milagros brillantes que Dios le concedió, ya que curaba al ciego, al leproso y revivía a los muertos con el permiso de Dios, y de arcilla hizo una figura de una ave, sopló en ella, y se convirtió en un pájaro que volaba con el permiso de Dios Exaltado y Majestuoso, a parte de otros milagros con los cuales Dios lo honró, y tuvo en sus manos para que la gente supiera que era profeta, pero lo desmintieron, lo diferenciaron e intentaron hacerle daño con todo su poder, hasta que Jesús la paz sea con él optó por dejar de vivir con ellos en el mismo lugar, entonces comenzó a desplazarse y a ocultarse de ellos en compañía de su madre María la paz sea con ambos, pero esto no les convenció, sino que se dirigieron al rey de Damasco de aquella época, quien era un hombre incrédulo adorador de planetas, se le llamaba a quien profesaba su religión “griegos”, le dijeron que en Jerusalén había un hombre que hipnotizaba a la gente, la desviaba y corrompía a los súbditos del rey. Este último se molestó y le escribió a su representante en Jerusalén – David Ben-Yura- para detener a dicha persona, crucificarla y colocarle una corona de espinas sobre su cabeza, y así dejar de dañar a su gente. Cuando llegó su mensaje al gobernador de Jerusalén, éste cumplió (con la orden) y junto a un grupo de judíos, fueron a la casa donde estaba Jesús la paz sea con él con sus discípulos, doce o trece personas, y algunos dijeron que eran diecisiete personas, el día viernes por la tarde, entonces, ahí lo retuvieron. Cuando estaban a punto de entrar, Dios puso el parecido del Mesías en el rostro de uno de sus compañeros presentes con él, mientras que el Mesías fue elevado al cielo por una abertura en el techo de la casa ante la mirada de los presentes; los guardias entraron y encontraron a ese joven al que se le dio su parecido y se lo llevaron creyendo que era Jesús. Entonces, lo crucificaron y le colocaron una corona de espinas sobre su cabeza como humillación a él, alardearon eso, y la mayoría de los cristianos le creyeron a los judíos de que habían asesinado al Mesías, porque desconocieron la verdad de lo ocurrido y no fueron testigos de lo que sucedió dentro de la casa, así que creyeron como lo hicieron los judíos de que el asesinado y crucificado era Jesús, y con eso se condujeron en un desvío evidente y grave.[26]

 Aquí alguien puede preguntar y decir: ¿por qué los judíos odian al Mesías?

La respuesta es: que el mensaje del Mesías y sus bondadosas enseñanzas contradicen la naturaleza materialista y codiciosa de los judíos y a sus corazones duros, arrogantes y tercos; por eso cuando llegó con ellos, les aconsejó y les ordenó seguirlo, lo acusaron de ser impostor de profeta, negaron los signos que indicaban su profecía, y dijeron que los hacía con la ayuda de los demonios.

Pocos años después de que el Mesías fuese elevado al cielo, apareció Pablo, un judío forjado con la naturaleza de los judíos de pies a cabeza, quien torturaba a los seguidores del Mesías, y pretendió entrar en la religión de Cristo para que la gente confiara en él, luego configuró un plan aterrador para corromper la religión del Mesías, pretendió varios asuntos, principalmente, que el Mesías es dios e hijo de Dios; lo siguió en esta creencia quien quiso seguirlo, y entonces nació untercer grupo que se agregó a los otros dos antes mencionados.

      Lista de textos que confirman la animadversión de Pablo con el Mesías, su religión y sus seguidores:

● Fue mencionado acerca de él en Hechos (8:3):

“Pero Saulo hacía estragos en la iglesia entrando de casa en casa, y arrastrando a hombres y mujeres, los echaba en la cárcel” (BLA).

● Dijo en su carta enviada a la gente de Gálatas (1:13):

“Porque vosotros habéis oído acerca de mi antigua manera de vivir en el judaísmo, de cuán desmedidamente perseguía yo a la iglesia de Dios y trataba de destruirla” (BLA).

● Y se citó de él en Hechos (26:9-11) haber dicho al rey Agripa:

“Yo ciertamente había creído que debía hacer muchos males en contra del nombre de Jesús de Nazaret.

Y esto es precisamente lo que hice en Jerusalén; no sólo encerré en cárceles a muchos de los santos con la autoridad recibida de los principales sacerdotes, sino que también, cuando eran condenados a muerte, yo daba mi voto contra ellos.

Y castigándolos con frecuencia en todas las sinagogas, procuraba obligarlos a blasfemar; y enfurecido en gran manera contra ellos, seguía persiguiéndolos aun hasta en las ciudades extranjeras” (BLA).

● También se mencionó en Hechos (9:20-21) acerca de Pablo, de que éste cuando empezó a predicar en las reuniones que el Mesías es hijo de Dios, se sorprendieron todos quienes estaban escuchando, y dijeron:

“¿No es éste el que en Jerusalén destruía a los que invocaban este nombre, y el que había venido aquí con este propósito: para llevarlos atados ante los principales sacerdotes?” (BLA).

● Asimismo en el inicio del capítulo noveno de Hechos, se citó de Pablo:

“Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote,y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén.

Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo;y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

Él, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer” (BRV).

Entonces se revela a través de estos textos, que son palabras del mismo Pablo, su verdadera personalidad antes de pretender ser apóstol y que era muy hostil con el Mesías, su religión y sus seguidores.

Segundo punto: Pablo le mintió a la gente, pretendió que era apóstol designado por el mismo Mesías y se transformó drásticamente de enemigo feroz del Mesías y su mensaje a apóstol al que se le revelaba del propio Mesías.

● Acerca de él, fue mencionado en Hechos (26:12-18) haber dicho al rey Agripa:

“Ocupado en esto, cuando iba para Damasco con autoridad y comisión de los principales sacerdotes,al mediodía, oh rey, yendo de camino, vi una luz procedente del cielo más brillante que el sol, que resplandecía en torno mío y de los que viajaban conmigo.

Y después de que todos caímos al suelo, oí una voz que me decía en el idioma hebreo: ‘Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón’.

Yo entonces dije: ‘¿Quién eres, Señor?’ Y el Señor dijo: Yo soy Jesús a quien tú persigues.

 Pero levántate y ponte en pie; porque te he aparecido con el fin de designarte como ministro y testigo, no sólo de las cosas que has visto, sino también de aquellas en que me apareceré a ti;librándote del pueblo judío y de los gentiles, a los cuales yo te envío,para que abras sus ojos a fin de que se vuelvan de la oscuridad a la luz, y del dominio de Satanás a Dios, para que reciban, por la fe en mí, el perdón de pecados y herencia entre los que han sido santificados” (BLA).

Terminaron sus palabras.

 Comentario:

Lo escrito en este texto: “a los cuales yo te envío” no es sino una pretensión de Pablo para sí mismo sin confirmación, que cualquier persona la puede alegar y se mostrará pronto su mentira en lo que dijo.

● Dijo Pablo a la gente de Gálatas: (1:1,11-12):

“Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos).

Más os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo” (BRV).

Y dijo, como está citado en “Hechos” (22:21) que Dios le dijo: “Ve, porque te voy a enviar lejos, a los gentiles” (BLA).

Dijo Pablo en su primera carta a Timoteo (1:1):

“Pablo, apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador, y de Cristo Jesús nuestra esperanza” (BLA).

 El resultado:

Algunas personas le creyeron a Pablo en lo que alegaba, que era apóstol enviado por el Mesías, y qué este último le reveló un evangelio; con esto adquirió todas las facultades del Mesías, y lo reemplazó en su opinión, así mismo, retiró la alfombra debajo de los verdaderos discípulos del Mesías quienes recibieron conocimiento del Mesías, porque está en una posición superior a ellos al pretender que era apóstol, por supuesto porque reemplazó al Mesías en su opinión y tenía poderes legislativos y ejecutivos completos, colocando las creencias que se le apetecía y eliminando las que quería, como le gustaba; y la gente creyéndolo en sus mentiras. Y así pues, se expandió su religión mítica entre la gente.

El tamaño de la pretensión de Pablo acerca de que el Mesías le reveló un evangelio se manifiesta en el volumen de sus cartas adjuntas a los cuatro evangelios, quienes fueron tomadas por los cristianos como religión, ya que el número de las cartas adjuntas a los evangelios es veintitrés, catorce de ellas están atribuidas a él. Esto significa que el 61% de esas cartas son de su imaginación, Dios Todopoderoso es muy Grande de las falsedades de este mentiroso.

● Un comentario acerca de los textos antes mencionados que ratifica el cambio repentino de Pablo de la animadversión al Mesías, su religión y sus seguidores a un apóstol al cual se le revelaba el mensaje por parte del Mesías:

Dice el sheijMetwaliYusufShalabi acerca de Pablo: “Aquí el lector encontrará una brecha, ya que Pablo cambió repentinamente de un enemigo a un apóstol, y de detestar a transmisor de lo que odiaba.

¿Acaso Dios elige a sus profetas de entre los malos o de entre los enemigos de su religión?

¿Es posible –sicológicamente- que un hombre se cambie de un estado de odio de algo a un estado de fe en él en un solo salto, convirtiéndose así a uno de los pilares y bases de la creencia de la cual era incrédulo, asesinando a sus seguidores, sembrando el miedo en los corazones de quienes la profesaban”.[27]

 Dejo la respuesta a los amables lectores.

Dice el Sheij Muhammad Abu Zuhrah que Dios tenga misericordia de él, tomando lo anterior como ejemplo:

“Ese hombre que le tenía al cristianismo todo este odio y le propinó a su gente todo ese daño, de repente se convirtió al cristianismo sin preámbulo previo, ni preparación alguna”.[28]

Tercer punto: Pretensión de Pablo de que el Mesías era hijo de Dios, (No es propio de Dios Todopoderoso tener hijos).

● Se mencionó en Hechos (9:20-21) acerca de Pablo: “Y enseguida se puso a predicar a Jesús en las sinagogas, diciendo: Él es el hijo de Dios.

Y todos los que lo escuchaban estaban asombrados y decían: ¿No es éste el que en Jerusalén destruía a los que invocaban este nombre, y el que había venido aquí con este propósito: para llevarlos atados ante los principales sacerdotes?” (BLA).

Cuarto punto: Pretensión de Pablo de que el Mesías es el señor, (Exaltado sea Dios de serlo).

● Se citó en la palabra de Pablo que el Mesías es el señor, dijo en su carta a los romanos (5:11):

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación” (BLA).

● Y dijo en (10:9) en la misma carta:

“que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo” (BLA).

¿Cuál fue el resultado cuando Pablo estableció esta creencia (el Mesías es el señor e hijo del Señor) entre los hijos de Israel?

La respuesta es: el resultado del establecimiento de Pablo a esta creencia (la creencia de que el Mesías es el señor e hijo del Señor) es que los cristianos ya contaban con dos dioses, el padre y el hijo, empezaron a dirigirse al Mesías con la súplica junto al padre (Dios), y adorarlo después de que únicamente adoraban a Dios. Con esta adulteración se introdujo la idolatría a la adoración de Dios con nueva forma para los seguidores del Mesías envuelta en un manto religioso.

Pero se debe advertir que esta idolatría en la adoración de Dios avanzó entre la gente de manera informal y no obligatoria. La situación continuó así entre los que estaban de acuerdo y los que se oponían, hasta que fue obligatoria y establecida la creencia del deísmo del Mesías y su filiación a Dios, tres siglos después en el Concilio de Nicea en el año 325, es decir aproximadamente 300 años después de que Jesús fue elevado, hasta que la persona cristiana cuando dice: Dios, el Señor u ¡oh Dios!, se refiere con eso al Mesías hijo de María.

Quinto punto: Pretensión de Pablo que el pecado de su padre Adán continua, que el Hombre lo heredó y que Dios envió a su hijo el Mesías (como salvador) para redimirlos del pecado de su padre Adán, muriendo crucificado, y que así quedaría satisfecho el Señor con el hombre y se completaría la reconciliación entre Él y el Hombre.

 Introducción:

Al judío Pablo no le fue suficiente la alteración antes mencionada en el mensaje puro del Mesías Jesús hijo de María, representado en la pretensión de que el Mesías le reveló un evangelio, sino que le añadió otra tergiversación que evolucionó después y se convirtió en uno de los asuntos y creencias importantes en la que se basa la nueva religión, ya que inventó a partir de la transgresión de Adán y Eva a la orden de su Señor cuando comieron del árbol que les había prohibido, una nueva creencia mejor conocida por el nombre “el pecado original” o “el primer pecado”, ya que Pablo inventó que ese pecado que cometió Adán era un pecado muy grave, Dios no se lo perdonó a Adán ni a Eva, y  cualquier número de animales que sacrificaran como ofrendas no podría compensarlo; el Hombre heredó este pecado desde hace decenas de siglos, siglo tras siglo, desde la época de Adán, y cualquier niño que nace carga con este pecado, y que la única manera para compensar este pecado es que Dios enviara a su único hijo  Jesús a la tierra en forma humana para morir crucificado, para que él fuera el sacrificio, como alega Pablo, para compensarle al Hombre dicho pecado, entonces quien cree que el Mesías es hijo de Dios y que Dios lo envió para compensarle al ser humano aquel pecado y adoró a Jesús, éste lo salvará de este pecado y de sus consecuencias, y quien no crea, se quedará empeñado en su pecado, y su resultado será el Infierno. 

Entonces, este principio se extendió entre las generaciones de los cristianos, creyendo de verdad que han heredado ese pecado, y que el camino de la salvación de este pecado, sería creer que el Mesías es el salvador, que Jesús no salvaría a nadie hasta que no lo adorara, le suplicara, y que creyera que es hijo de Dios, el salvador de este pecado (inventado).

Los cristianos verdaderamente creen en eso sin pensar, adoptando las palabras de Pablo, aunque no es culpa de ellos esta presunta herencia, a pesar de que Adán originalmente se arrepintió de su pecado y Dios lo perdonó, y con esto concluyó el asunto del pecado en su momento hace siglos, y dicho pecado dejó de existir.

 Dice el investigador especialistaAbdelwahab Ben Salih Al-Shaya que Dios lo guarde:

“Fundándose en lo conocido y propagado sobre la muerte del Mesías en la cruz por parte de los judíos, Pablo hizo de ese suceso una de las creencias más importantes de la religión que empezó a establecer y formar con lentitud bajo lo que quedó de la religión y el mensaje del Mesías la paz sea con él, basado en las dos creencias anteriores que él formó, que son la creencia del pecado original o el primer pecado y la creencia del deísmo del Mesías y su filiación a Dios.

Ya que Pablo pretendió que unos de los atributos de Dios, Alabado sea, son la justicia y la misericordia, así que en virtud de Su justicia, debió castigar a toda la humanidad por el pecado original que heredaron de sus padres Adán y Eva, y en virtud de Su misericordia, debió perdonarle a toda la humanidad ese pecado. Siendo ese pecado muy grave que ningún sacrificio, ya sea que fueran ovejas o vacas, u otros animales, sin importar su número pudiera expiarlo, no había manera o camino ante Dios (Alabado sea Dios por lo que dicen) para compensarle a la humanidad este pecado y juntar entre Su justicia, Su misericordia y Su reconciliación con la humanidad excepto es que Dios enviara a su único hijo –Jesús hijo de María la paz sea con él- quien se encarnó en forma humana y descendió a la tierra para que fuera humillado, torturado y asesinado en la cruz estando él satisfecho, para que él fuera el sacrificio o el redentor que salvara a todo aquel que creyera que Jesús es el único hijo de Dios, y que fue asesinado en la cruz para redimirlos por sí mismo de ese pecado y los reconciliara con su padre Dios – Bendito sea Dios de lo que dicen- quien estaba Enojado con ellos.  

Y que tres días después de ser enterrado, resucitó, fue con sus discípulos y con otros, y después de cuarenta días se elevó al cielo se sentó a la derecha de Dios; y que retornará a la tierra por segunda vez para rendir cuentas con los vivos y muertos.

Esta es la adaptación o la explicación en el que se basó Pablo para pretender el deísmo del Mesías Jesús hijo de María la paz esa con él, y la presentó a los paganos europeos y demás pueblos del Imperio Romano, no como mensajero enviado por Dios a los hijos de Israel, sino como un hijo de Dios que descendió a la tierra para ser humillado y morir crucificado para salvarlos sacrificándose él mismo y librarlos de la ira de su padre Dios; para, con ello, perdonarlos del pecado cometido por su padre Adán y su madre Eva que heredaron de ambos, en lo que ellos conocían como “el pecado original” o “el primer pecado”.

A partir de estas creencias paganas, aumentó el número de paganos europeos y de otros lugares en entrar a esta nueva religión cercana a sus entendimientos, creencias y costumbres, la cual se denominará más tarde con el nombre de cristianismo”.[29]

Terminaron sus palabras, que Dios lo guarde[30]

Extractos de las palabras de Pablo que confirman que la creencia del pecado original y la salvación no son sino una invención de sus propias palabras y que no son de las enseñanzas del Mesías:

● Carta de Pablo a los romanos: (3:24–25):

“Siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios exhibió públicamente como propiciación por su sangre a través de la fe, como demostración de su justicia, porque en su tolerancia, Dios pasó por alto los pecados cometidos anteriormente” (BLA).

● Carta de Pablo a los romanos: (5:8–11):

“Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Entonces mucho más, habiendo sido ahora justificados por su sangre, seremos salvos de la ira de Dios por medio de Él.

Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida.

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por medio de nuestro señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación” (BLA).

● Carta de Pablo a los romanos: (10:9):

“Que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo” (BLA).

● Y dijo como se mencionó en la primera carta a los corintios (15:3–4):

“Porque yo os entregué en primer lugar lo mismo que recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; que fue sepultado y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (BLA).

● También dijo, como se registró en la primera carta a los gálatas (4:4–5):

“Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a su hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, a fin de que redimiera a los que estaban bajo la ley” (BLA).

● También dijo, como fue mencionado en la primera carta a los gálatas (3:13):

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros (porque escrito está: Maldito todo el que cuelga de un madero) (BLA).

 Comentario:

A través de las palabras anteriores de Pablo, se muestra que él era quien introdujo estas creencias, la creencia del pecado original y la creencia de la redención y que estas creencias no son de Dios, y si fueran de Él, el Mesías mismo las habría ratificado, y se habrían registrado en las palabras atribuidas a él en los evangelios, pero esto no ocurrió.

Con esto también se invalida la creencia de la crucifixión del Mesías que fue citada por Pablo, ya que él afirmó que el Mesías descendió a la tierra para ser crucificado, humillado, asesinado y enterrado.

Y queda la verdad que registraron los evangelios, y luego el Corán acerca de que Dios elevó al Mesías al cielo sin que le ocurriera ningún daño.[31]

 Nota:

Considere, respetable lector, el odio de Pablo a la Torá, quien describió a la ley (la Torá) como una maldición.

Y observe usted –también- la descripción del Mesías de que era una maldición, al decir “habiéndose hecho maldición por nosotros”.

Después de esto, dice este astuto engañando a la gente que (el Mesías le reveló el mensaje, y que era un apóstol enviado a la gente por parte del Mesías).

¡Ay de los cristianos! Como le pueden creer y engrandecer en lo que pretendió para sí mismo de que era apóstol enviado por Dios y por el Mesías.

      Resumen importante acerca de la aclaración del papel de Pablo en alterar la religión del Mesías:

Pablo cambió la creencia de la gente sobre el Mesías de ser un profeta enviado por Dios con una legislación continua a la legislación de Moisés y específica para su pueblo, los hijos de Israel, a ser un hijo de Dios, que se encarnó en forma humana y descendió a la tierra.

Posteriormente, Pablo presentó esta imagen a los paganos romanos, súbditos del Imperio Romano quienes creían originalmente en múltiples deidades, en su descendimiento a la tierra y su presencia entre la gente adoptando forma humana, así que aceptaron lo que les presentó Pablo, como otro dios que descendió del cielo, vivió entre la gente, luego murió crucificado. Los romanos jamás tuvieron objeción acerca de lo que Pablo propuso, porque la creencia sugerida era cercana a sus creencias y entendimientos; no se necesitaba hacer un esfuerzo para convencerles de agregarla a las creencias que tenían. 

Al término de este libro habrá un adjunto en el que se aclararán las creencias de los romanos de ese tiempo antes de entrar a la religión que les presentó Pablo, para que se le evidencie a los apreciables lectores cómo Pablo con su ardid oculto, mató a dos pájaros con la misma piedra, corromper la religión del Mesías de un lado, y atraer a los romanos en la religión inválida que inventó, por el otro lado.

Lo que le allanó el camino a Pablo para realizar esta alteración y cambio, es que no había ante Pablo quien le reprendiera, ya que el Mesías no tenía un Estado que lo cuidara y respaldara su religión porque los romanos paganos eran el Estado establecido; entonces, los discípulos del Mesías entraron en pánico y se dividieron después de que los judíos atacaran, con la ayuda de los guardias romanos, el lugar donde estaba el Mesías, ya que el fin de la existencia del Mesías en la tierra repentinamente, y con este estilo violento causó un choque sicológico fuerte en los discípulos del Mesías y en sus seguidores débiles económica, sicológica e intelectualmente, no había entre ellos ni un discípulo que tuviera influencia y relevancia al cual podían dirigirse, así pues, la preocupación principal de cada uno de ellos se volvió en salvar su vida, evitando la tortura y persecución al continuar divulgando las enseñanzas (del Mesías) después de su elevación, así que los discípulos se alejaron de esta idea, lo que llevó a debilitar la publicación del mensaje del Mesías y su religión a nivel general, y le dio la oportunidad a Pablo para empezar a expandir su mercancía corrupta representada en enseñanzas alteradas que llevaban el nombre del Mesías en público, pero que ocultaba y contradecía categóricamente las enseñanzas del Mesías y su religión.

Sexto punto: La confirmación de la mentira de Pablo en su pretensión de que el Mesías lo envió, a parte de los demás alegatos. Todo esto se demostrará en nueve puntos:

1) Pablo cambió su nombre de Saulo a Pablo el apóstol, entonces, ¿por qué este cambio?

2) Si Pablo realmente fuera apóstol, habría completado el camino de las enseñanzas del Mesías tal y como eran, y le habría enseñado a la gente la Torá y el Evangelio como lo hacía el Mesías, y no habría traído algo nuevo, pero la realidad es que él trajo nuevas legislaciones y creencias que diferencian las enseñanzas del Mesías (y son el señorío del Mesías, su filiación a Dios, la deidad del Mesías, su pretensión de que el Mesías lo envió, la eliminación de la profecía del Mesías, el pecado original y la crucifixión).

Por lo tanto, esto indica que Pablo era mentiroso en su pretensión, porque invalidó categóricamente lo que el Mesías estableció, ¿cómo, entonces, sería un apóstol del Mesías, si él derrumbó e invalidó lo que trajo (Jesús)?

La verdad es que el Mesías no albrició la llegada de Pablo, y estos cuatro evangelios escritos por quienes llegaron después del Mesías son testigos de ello. En el evangelio de Mateo hay tres textos del Mesías advirtiendo de los que pretenderán la profecía después de él. Remítase al evangelio de Mateo (7:15-16, 24:11, 24:4-5).

 Beneficio:

Los evangelios albrician la llegada del profeta verdadero Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz, el profeta del Islam, las buenas noticias de su llegada están escritas en ellos y en las demás fuentes evangélicas que contienen aproximadamente treinta albricias.[32]

3) Si fuera cierto lo que aseveró Pablo de que el Mesías es hijo de Dios, el mismo Mesías habría informado de ello, ya que sería más apropiado hacerlo él quePablo, y sería un honor para él si fuese verdad; porque Jesús no ocultó ni ocultaría la verdad a la gente para dejarla a quien vendría después de él, sobre todo que el Mesías vino para guiar y orientar a la gente.

4) El Mesías es mensajero enviado por Dios, por lo tanto, no tiene la facultad ni el poder de nombrar a nadie por cuenta propia, porque la elección de los profetas es competencia de Dios, no del mensajero, ya que Dios selecciona y elije de entre la gente a quien Él quiere como mensajeros, si no, ¿cuál sería la condición del Señor entonces?

Así pues, la pretensión de Pablo de que es apóstol enviado por el Mesías es pura fabricación y calumnia.

5) Los mensajeros son la élite de la gente y la más virtuosa; por ejemplo la madre del Mesías era una mujer piadosa y pulcra, es María hija de ‘Imrán, e ‘Imrán se considera de la gente de la adoración, de la bondad y la piedad, y su linaje asciende hasta Israel (Jacob) quien fue un profeta piadoso.

Mientras que Pablo era un hombre cuyas manos se habían ensuciado con sangre de la gente del bien, los encarcelaba, los torturaba, ¿dónde queda él y dónde queda el mensaje?

6) De las pruebas que demuestran la mentira de Pablo acerca de su pretensión de ser un apóstol, la escoria de su personalidad, para él el fin justifica los medios, ya que para lograr su objetivo, hacía lo que fuese necesario; esta personalidad oportunista no es la personalidad de un profeta, ¡es impensable que ellos fueran así! Los profetas son la gente más pura y virtuosa; y Pablo mismo se delató en su primera carta a los corintios (9:19-23), cuando dijo:

“Porque aunque soy libre de todos, de todos me he hecho esclavo para ganar al mayor número posible.

A los judíos me hice como judío, para ganar a los judíos; a los que están bajo la ley, como bajo la ley (aunque yo no estoy bajo la ley) para ganar a los que están bajo la ley; a los que están sin ley, como sin ley (aunque no estoy sin la ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo) para ganar a los que están sin ley.

A los débiles me hice débil, para ganar a los débiles; a todos me he hecho todo, para que por todos los medios salve a algunos.

Y todo lo hago por amor del evangelio, para ser partícipe de él” (BLA).

 Comentario:

¿Estas palabras vendrían de un mensajero del Señor (Dios) Alabado sea?

O ¿provienen de una persona oportunista de primer nivel?

Él mismo manifestó que se maquillaba de acuerdo al interés que buscaba en su afán de conseguirlo.

Con los creyentes de la Torá, fingía estar con ellos para ganar su confianza, y con los que no creían en la Torá, fingía estar con ellos para ganarlos.

7) De las pruebas que revelan las mentiras de Pablo, es que el mensaje del Mesías estaba dirigido únicamente a los hijos de Israel, mientras que Pablo amplió el círculo por cuenta propia, invitando a los romanos paganos a su religión que estableció pretendiendo que la religión del Mesías es universal, para toda la gente, para que la abrazaran. En el evangelio de Mateo (15:24): Jesús dijo:

“No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (BLA).

Mientras en Hechos (22:21), Pablo pretendió que Dios le dijo: “Ve, porque te voy a enviar lejos, a los gentiles”.

Observe, sensato lector, la diferencia entre las palabras de Jesús el verdadero mensajero, y las palabras de Pablo el apóstol mentiroso.

De ello, se demuestra la falsedad de Pablo y su calumnia.

8) De entre las evidencias que muestran el engaño de Pablo y su alteración a la religión del Mesías es que realizó varias concesiones religiosas anulando gradualmente enseñanzas mencionadas en la legislación de la Torá para codiciar a los nuevos invitados  -los romanos paganos- a que entraran en su religión, y así no les fuese difícil abrazarla, entonces comenzó por anularle a los paganos varones la legislación de la circuncisión, como fue reportado en su carta a los Gálatas (6:15), le hizo lícito a los judíos comer del sacrificio de los paganos, comer la carne de cerdo, asimismo el matrimonio entre los judíos y los paganos y anuló todo tipo de purificación física en la que insistió la Torá. Todo esto para atraer a los romanos a abrazar la nueva religión que les presentó, ya que sus almas no aceptaban someterse a legislaciones celestiales porque ellos eran paganos adoradores de estatuas, no conocían lo licito o prohibido ni creían en profetas, por lo que les anuló parte de la legislación de la Torá para que abrazaran su religión.

Con este accionar, Pablo asumió el papel de señor, legislaba las leyes que quería, anulaba lo que le apetecía, y no era simplemente apóstol como pretendía; porque legislar algo como lícito o prohibido es cualidad del Señor, no del mensajero, porque la función del mensajero es transmitir la legislación de Dios y no la de establecer una nueva legislación o modificar una legislación existente como él hizo.

Posteriormente, llegó el segundo gran paso, cuando este malicioso anuló lo restante de la Torá para quitar esta barrera insuperable del camino de los paganos para que éstos entraran a su religión que les inventó sobre las escombros de la religión del Mesías, ya que dijo en su mensaje a los romanos (7:6-7)

“Pero ahora hemos quedado libres de la ley, habiendo muerto a lo que nos ataba, de modo que sirvamos en la novedad del Espíritu y no en el arcaísmo de la letra.

¿Qué diremos entonces? ¿Es pecado la ley? ¡De ningún modo! Al contrario, yo no hubiera llegado a conocer el pecado si no hubiera sido por medio de la ley” (BLA).

Comentario:

Como observan, apreciables lectores, a Pablo no le bastó anular la Torá, sino que la acusó de ser fuente de conocer el pecado y el error como manifiesta en su declaración “yo no hubiera llegado a conocer el pecado si no hubiera sido por medio de la ley”.

9) Una de las mayores evidencias sobre el engaño de Pablo a la gente, se manifiesta en su anulación de la Torá, contradictoria al motivo por el cual vino el Mesías; este último dijo que no vino para anular la Torá sino que vino para completarla como fue citado en el evangelio de Mateo (5:17–19) que el Mesías dijo:

“No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir.

Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla.

Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos” (BLA).

Si el Mesías advirtió de la simple alteración de una letra o un punto en la Torá y el Evangelio, diciendo que quien lo hiciera se consideraría insignificante en el reino de los cielos y de la tierra. ¿Qué se diría entonces de Pablo quien modificó toda la Torá?

La abolición de Pablo a la Torá se considera un gran delito hacia la religión del Mesías, y una gran prueba de la mentira de Pablo, ojalá los sacerdotes se den cuenta de ello y lo enseñen a la gente en vez de imitar a los sacerdotes anteriores desviando a la gente que los siguió (fieles), ciertamente, esto los llevaría sólo al incremento del pecado y el castigo para todos ellos en el Día del Juicio.

      El triste resultado del papel de Pablo:

Con estas mentiras maliciosas y con la astucia judía, Pablo el maligno pudo voltear la religión del Mesías de pies a cabeza, introduciendo lo que no es parte de ella y tornando la religión del Mesías del monoteísmo al politeísmo, y lamentablemente, los cristianos creyeron a Pablo en lo que alegó y empezó la imitación ciega a él hasta el día de hoy. Con esto, los seguidores del Mesías abandonaron la adoración del Creador –Dios-, hacia la adoración de la creación –al Mesías Jesús hijo de María y a su madre- y de enaltecer a Dios y describirlo de ser Prescindible de Su creación a describirlo con la necesidad, pretendiendo que Él tuvo esposa e hijo de entre Su creación. 

 En conclusión, se puede resumir el papel del malicioso Pablo en alterar la religión del Mesías en cinco puntos:

1) Pablo pretendió ser apóstol nombrado por Jesús.

2) Pablo pretendió que Jesús le reveló un evangelio.

3) Pablo alegó que Jesús es hijo de Dios.

4) Pablo alegó que el pecado de nuestro padre Adán y nuestra madre Eva no fue perdonado y que la humanidad lo heredó por siglos y está conocido como “el pecado original” o “el primer pecado”.

5) Pablo pretendió que Jesús fue enviado por Dios y descendió a la tierra para ser crucificado y torturado como redención a la humanidad del pecado de sus padres Adán y Eva.

Con esto, el malicioso Pablo sacó a los cristianos de la religión verdadera del Mesías que invita a la adoración de Dios y a dejar de adorar a otro que no sea Él, a otra religión que no tiene ninguna relación con la religión del Mesías, que es el paganismo o la adoración de ídolos, (los objetos inanimados que no tienen vida como las piedra, las imágenes, las tumbas y las cruces) y la adoración del ser humano (como el Mesías, su madre y los sacerdotes).

Brevemente, la religión del Mesías a mano de Pablo, se cambió de la adoración del Creador, a la adoración de la creación, y del seguimiento al verdadero profeta –el Mesías- al seguimiento de un impostor de apostolado: Pablo.

Pablo se quedó haciendo su papel (de distorsionador de la religión del Mesías) más de treinta años después de que el Mesías fue elevado. El inicio de su rol fue entre tres y cinco años después de que el Mesías fuese elevado, es decir entre los años 33 y 38 aproximadamente, y continuó hasta el año 67, es decir aproximadamente treinta años después, hasta que fue ejecutado en Roma a manos del emperador Nerón quien acusó a los cristianos de incendiar Roma, entonces, mató a Pablo y a Pedro el más grande de los discípulos del Mesías como lo describen los evangelios. Los ejecutó Crucificados; después, Nerón torturó a los cristianos de distintas maneras, entre ellas haciéndolos comida para sus hambrientos perros y rociando a otros con aceite, dejándolos como una antorcha en la entrada de su palacio.

Observe, cómo Dios castigó a este disoluto Pablo en la vida y cómo le fue volteada su animadversión al Mesías y a su religión, luego el pecado de alterar la religión del Mesías, desviar a la gente de la religión verdadera del Mesías, cómo estos pecados se cambiaron en contra de él a un castigo doloroso en la vida. Inicialmente, torturaba a los seguidores del Mesías y los encarcelaba, luego entró a la religión del Mesías con hipocresía para corromper su religión por dentro, para hacerla una religión válida a los paganos para que la abrazaran, y al final fue castigado por Dios en manos de ellos, aniquilándolo el líder de los paganos (Nerón).

Con esto, terminó la primera parte de la alteración de la religión del Mesías, y fue a manos de Pablo; este último a parte de los religiosos que vinieron después de él, publicaron su religión y albriciaron de él –como dicen ellos-, cargarán con el pecado de las generaciones que abrazaron esta religión a causa de ellos hasta el Día del Juicio, y que observe el sacerdote inteligente (y quien no sea sacerdote), ¿a dónde llevará a la gente? ¿Al Paraíso o al Infierno?[33]

Beneficio:

No es extraño el acaecimiento rápido de la degradación que cometió Pablo, que sucedió en treinta años de su vida, porque fue una corrupción por dentro, ya que este malicioso fingió abrazar la religión del Mesías y pretendió ser apóstol y la gente le creyó, entonces introdujo su mercancía corrupta que se propagó entre ellos y estropeó la religión clara y pulcra del Mesías que invita a la adoración de Dios Único, y la hizo una combinación de creencias paganas en nombre del Mesías; esta corrupción con tanta audacia no es extraña para los judíos quienes querían matar al Mesías, y ¿qué audacia mayor que ésta? Si esto es tolerado por ellos, ¿cómo no se atreverían a corromper su religión?

      La condición de Pablo en el cristianismo:

Basado en lo anterior, Pablo se puede considerar el fundador principal de la religión cristiana actual, a él se le atribuye, en dichos y hechos, y no al Mesías Jesús hijo de María, aunque se llama “cristianismo” relativo al nombre de Cristo, él –Pablo-, fue quien puso la semilla que regaron los concilios ecuménicos posteriormente con el apoyo de los romanos para hacerla todavía más alterada y desviada. Pablo, entonces, es la primera calamidada la religión del Mesías, y fue él quien la corrompió y la sacó totalmente de su órbita, a la órbita del paganismo representado en la adoración de estatuas, piedras, ídolos, imágenes, cruces y humanos como profetas y sacerdotes.

Dice Gustave Le Bon:[34] “El santo Pablo estaba invadido por la excesiva imaginación, y su alma estaba llena de recuerdos de la filosofía griega y las creencias orientales, por lo tanto, estableció una religión en nombre de Jesús, no la entendería Jesús si estuviera vivo”.[35]

Afirmó también: “Pablo, estableció en nombre de Jesús una religión que no entendería Jesús si estuviera vivo. Y si se le hubiera dicho a los doce discípulos: ‘Dios se encarnó en Jesús’, no habrían creído esta infamia y habrían alzado sus voces protestando”.[36]

Dice Michael Hart:[37] “El santo Pablo era el verdadero desarrollador de la teología cristiana, su principal proselitista y el autor de gran parte del Nuevo Testamento”.

“St Paul was the main developer of Christian theology, its principal proselytizer, and the autor of a large portion of the new Testament”.[38]

Basado en lo anterior, el fundador de la religión cristiana en su forma y composición actual, es Pablo y no el Mesías.

      La postura de los cristianos respecto a Pablo:

Los cristianos enaltecen mucho a Pablo y piensan que es apóstol verdadero como él dijo de sí mismo, lo llaman “el apóstol de las naciones”, tiene muchas iglesias en su honor, entre ellas la basílica de (san) Pablo en Roma, considerada la segunda iglesia más grande de esa ciudad, la cual tiene muchas esculturas y adornos y en la entrada de la basílica, hay una gran estatua de él; todo esto no tiene relación con la religión verdadera del Mesías ya que el Mesías vino a sacar a la gente de la adoración de otro que no sea Dios a la adoración de Dios y practicar lo que está en el Evangelio. Pero su religión se cambió a lo que ven apreciables lectores, se cambió a la adoración de imágenes, estatuas, y retablos; y en las iglesias circulan los vasos de vino, y ocurren relaciones prohibidas entre los sacerdotes y las monjas, así como también hay bailes y música lo que contradice la religión del Mesías y sus enseñanzas en todos los aspectos.

      La postura de los primeros seguidores del Mesías respecto a Pablo:

Los seguidores del Mesías vivieron de acuerdo a la creencia verdadera con la cual fueron instruidos por el Mesías, pero en ese tiempo sufrieron mucha persecución por parte de los judíos, especialmente de Pablo el judío, quien era un feroz opresor de los cristianos seguidores de Jesús, y cuando se dio cuenta que la fuerza no funcionó ni funcionaría con ellos, utilizó el método de la hipocresía, pretendiendo creer en el Mesías, se esforzó en aprender sus enseñanzas hasta volverseen el que más conocimiento tenía entre ellos, después de esto, les mintió y afirmó que el Mesías le reveló un evangelio; le creyó quien quiso creerle, luego hizo su tarea despreciable a la cual apuntaba que es la alteración de la religión de Jesús introduciendo lo que no es parte de ella. Entonces inventó la creencia de que el Mesías es hijo de Dios, luego la creencia del pecado original, posteriormente la creencia de redención, pero le enfrentaron muchos seguidores del Mesías, esto lo demuestra lo que dijo Pablo de sí mismo como en 2 Timoteo (1:15): “Ya sabes esto, que todos los que están en Asia me han vuelto la espalda” (BLA).

En él, también dijo: (4:16): “En mi primera defensa nadie estuvo a mi lado, sino que todos me abandonaron” (BLA).


La segunda prueba histórica acerca de la alteración de la religión del Mesías:[39]

Fue mencionado en el punto veintiocho, la aclaración del papel histórico del judío Saulo (quien después cambió su nombre a Pablo) en la alteración de la religión del Mesías, quien representa la primera etapa histórica en la adulteración de la religión del Mesías, y el primer bloque en ella.

En este punto, demostraremos brevemente la segunda etapa histórica en alterar la religión del Mesías, en la cual ocurrieron diez cambios más a esta religión, esto ocurrió a manos de los concilios de la Iglesia que incorporaron a un gran número de obispos, patriarcas y clérigos. Nueve de estas modificaciones sucedieron en los primeros nueve siglos bajo el Imperio Romano y posteriores. Después, éste se derrumbó a finales del siglo quintodebido a factores de desintegración y la Iglesia Católica dominó en Europa durante diez siglos, llamados por ellos los siglos medievales oscuros; a comienzos del siglo dieciséis, sucedió la última gran división en la Iglesia Católica provocando la aparición del grupo protestante, y entonces ésta fue la décima y última alteración en la religión del Mesías hasta el momento de escribir estas líneas, y Dios Sólo sabe si en el futuro ocurrirán nuevas alteraciones y divisiones o no.

    La primera alteración de la Iglesia, considerada la segunda calamidad en la religión del Mesías, siendo la primera calamidad los cambios realizados por Pablo:

A principios del siglo cuarto de Cristo, se intensificó el conflicto y se agitó el fuego de la discordia entre los sacerdotes cristianos sobre la personalidad del Mesías, si era ser humano o dios, ya que un sacerdote egipcio llamado Arrio presentó una opinión a su iglesia diciendo que Dios es Uno, y no tiene hijo, evidenció esto con argumentos razonables válidos, lo que causó diferencias en la Iglesia Egipcia, luego la diferencia se propagó en la Iglesia Romana, y con ello ocurrieron muchas ambigüedades entre los hombres de la religión cristiana, entre partidarios y opositores. El Imperio Romano era quien gobernaba en esa época, pero en su momento todavía no adoptaba la religión cristiana, sino que eran paganos, tenían una diversidad de dioses que adoraban, dioses de cultivo, dioses del ejército, del ganado, etc, no creían en profetas ni en la religión celestial.

El emperador romano de aquella época era Constantino, hizo un intento por poner fin a esta disputa que iba a dividir a la nación y amenazaba la seguridad interna, por lo que ordenó que se organizara un concilio general de obispos y patriarcas en uno de sus palacios en la ciudad de Nicea, - situada cerca de la ciudad de Estambul- para discutir esta controversia, solucionarla y salir con una decisión estándar antes de que se expandiera la diferencia y fuera entonces difícil de controlar, lo que llevaría a la disolución de su imperio internamente. Este concilio fue organizado en el año 325; entonces, se reunieron 2048 religiosos, 318 de ellos opinaban que el Mesías era dios (es decir aproximadamente 16%) y los restantes 1730 (84%) opinaban que el Mesías era ser humano.

Siendo que la creencia de Constantino era en su origen pagana, entonces se inclinó a la opinión de quienes afirmaban que el Mesías era dios, e hijo de Dios aunque eran minoría, por lo que los apoyó. Entonces, el concilio decretó la deidad del Mesías y su filiación con Dios después de reuniones que duraron más de tres meses, e hicieron esta decisión parte de la ley de la fe cristiana que emitió el concilio, y la balanza se inclinó a favor de quienes decían que el Mesías es dios, con la fuerza del emperador después de que inicialmente eran minoría, y se levantó oficialmente el telón de la cristiandad de Pablo quien murió aproximadamente tres siglos antes de este suceso.

Con esta decisión, Constantino unificó la resistencia interior a costa de la religión verdadera del Mesías por el interés de mantener unido a su imperio y para poner fin a las disputas dentro de él. Esto no es extraño de alguien como él, al que el fin justifica los medios, su objetivo era unificar a la Iglesia y que no ocurrieran divisiones en ella, para desocuparse de enfrentar a sus rivales por el poder interior y a los enemigos en el exterior. Tomar esta decisión por parte de él, no fue porque él estuviera convencido de esta creencia, esto demuestra claramente que no era cristiano en aquel momento, sino que lo hizo porque la división en la sociedad cristiana debilitaba su Estado por dentro, por eso quiso ponerle fin, entonces Constantino prohibió la declaración de Arrio que decía que el Mesías era un ser humano y no era dios, por lo que lo desterró a él y a quienes opinaban igual que él, y se consideraron opositores al emperador romano Constantino y bandidos del régimen público del imperio romano, así que emitió el decreto de quemar sus libros, y quien conservaba algunos de ellos su castigo era la muerte.

Esta decisión de Constantino se convirtió enla segunda calamidad a la religión del Mesías después de la calamidad de la alteración de Pablo. Constantino le dio a esas modificaciones el carácter oficial y el prestigio imperial después de no haberlo tenido.

Se observa que Constantino hizo lo anterior antes de cristianizarse, es decir que en su momento todavía no era cristiano.

Se observa también, que la imposición de la decisión por parte de Constantino estaba limitada a la sociedad cristiana, por ser la diferencia exclusiva de ellos como sociedad que tenía su propia religión en medio del Imperio Romano pagano, mientras que los romanos –quienes eran mayoría- seguían practicando su religión, luego, cuando Constantino se convirtió al cristianismo años después del Concilio de Nicea, impuso el cristianismo a todos los habitantes del imperio como se mostrará más adelante.

Asimismo, se observa que Constantino impuso la opinión que dice que el Mesías era dios, a pesar de que quienes opinaban eso eran minoría en el concilio (aproximadamente 16%), en cambio los que opinaban que Dios es Uno en Su esencia, no tiene hijo, su porcentaje era el 84% del total de los presentes, pero él escogió la opinión de la minoría y la impuso por la fuerza a los cristianos porque esta opinión era más cercana a su creencia pagana que estipulaba el descenso de un dios del cielo, y por supuesto, esto es más apreciado por él que la otra opinión.

Dice Will Durant:[40] “Gracias a los esfuerzos de Constantino, el cristianismo volvió un estado y una religión y se convirtió en la plantilla en la que se vertió la vida literaria y el pensamiento europeo a lo largo de catorce siglos”[41][42].

      Nota:

El Concilio de Nicea no pudo acabar con la unicidad a la que invitaba el obispo Arrio, ya que el monoteísmo era el predominante entre los cristianos en Constantinopla, Antioquía, Babel, Alejandría, Asiut, Jerusalén, Cesarea en Palestina y Tiro, por eso los obispos que no eran monoteístas empezaron a tomar el control de los cristianos con visiones y sueños hasta que la doctrina del monoteísmo[43] desapareció, y solo permaneció en escena la doctrina que establece el deísmo del Mesías.[44]

Y qué extraño que los sacerdotes no se pusieron de acuerdo de que el Mesías es hijo de Dios sino hasta 300 años después de que el Mesías fue elevado.

¿Esta creencia podría ser correcta después de este período largo y no podría serlo cuando el Mesías estaba en la tierra?

      Otras decisiones del Concilio de Nicea:

Fue mencionado antes que la decisión principal del Concilio de Nicea era acreditar la deidad del Mesías y su filiación de Dios. Esta decisión la acompañaron otras decisiones humanas destructivas a la religión del Mesías y se manifiestan en lo siguiente:

1) Acreditar únicamente cuatro evangelios llamados (el Nuevo Testamento) mientras que los otros evangelios que se aproximaban a setenta evangelios –entre ellos los evangelios de los monoteístas como el evangelio de Bernabé– fueron considerados apócrifos, no legítimos y prohibidos, los cuales se debían quemar al instante y prohibirle a los cristianos tenerlos a la vista, y quien los poseyera, su castigo sería la muerte.

2) Este concilio acreditó nada más dieciséis cartas de quienes eran considerados apóstoles, en el concilio las reconocieron ya sea en su contenido o en su atribución a sus autores, las añadieron a los cuatro evangelios, pero las demás se consideraban falsas y llenas de intriga.

Después de este concilio, hubo otros concilios, en ellos se acreditaron siete cartas más que fueron rechazadas en el Concilio de Nicea y consideradas falsas y maquinadas.

3) El Concilio de Nicea rechazó algunos libros del Antiguo Testamento – la Torá y los libros relacionados- ya que los consideró falsos y maquinados, pero después, en otros concilios, estos libros volvieron a ser reconocidos.

4) Los que diferenciaron a este concilio, fueron maldecidos, expulsados, y privados del redil de la Iglesia, el primero de ellos el obispo egipcio monoteísta (Arrio) quien creía en la unicidad de Dios, asimismo sus libros fueron quemados y fueron asesinados aquellos que los poseían.

5) Se decidió prohibir el matrimonio de los sacerdotes, esta decisión contradictoria al sentido común fue causa de tragedias y problemáticas sexuales en aquellos monjes, desde ese día hasta la actualidad, representadas en las relaciones ocultas y sucias entre los monjes y las monjas en las iglesias.

El Noble Corán mencionó a los monjes cristianos –quienes se extremaron de legislar leyes que no existían en el Evangelio entre ellas prohibirse el matrimonio a sí mismos, así que dijo: Y el monacato, novedad que ellos instituyeron sin que se lo hubiéramos prescrito, buscando únicamente el beneplácito de Dios. Pero no lo cumplieron como debía ser cumplido﴿.[45]

La explicación del versículo: Aquellos que pretendieron ser seguidores del Mesías innovaron un monacato con el fanatismo en la adoración, no se lo prescribimos, sino que fueron ellos quienes se comprometieron a ello por cuenta propia, su intención con esto era agradar a Dios, Pero este monacato en realidad no tiene relación con la satisfacción de Dios, porque Dios no ordenó esto a través de su profeta el Mesías Jesús hijo de María, ¿Cómo podría ser algo que Dios no ordenó una razón para agradar a Dios?

      La tercera calamidad hacia la religión del Mesías: La entrada de Constantino en el cristianismo e imponerlo con coerción en la sociedad romana:

Constantino abrazó el cristianismo; eso fue años después del Concilio de Nicea dejando su antigua religión el paganismo puro, lo que llevó a que se hiciera fuerte la religión cristiana de manera sobresaliente. Lo primero de ello, es que obligó a todos los habitantes del Imperio a abrazar la religión cristiana a pesar de que el mismo Mesías no fue enviado a los romanos, sino únicamente a los hijos de Israel.

En el evangelio de Mateo (15:24) Jesús dijo: “No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (BLA).

El historiador cristiano Said Ibn al-Batriq mencionó un beneficio histórico relacionado con el uso de la fuerza por parte del emperador Constantino para propagar el cristianismo, dijo lo siguiente:

Cuando el emperador Constantino se convirtió al cristianismo años después del Concilio de Nicea, ordenó destruir las estatuas, matar a quien las adorara, y limitó el liderazgo del ejercitó únicamente a los cristianos.

Luego ordenó que se buscara el lugar donde se encontraba la tumba del Mesías y su cruz; su madre Elena, ella misma se encargó de esta misión viajando a Jerusalén donde erigió la Iglesia del santo Sepulcro –edificación que se encuentra hasta el día de hoy- sobre el lugar donde se pretende que el Mesías estuvo enterrado durante tres días antes de que saliera de su tumba, por esto esta iglesia fue llamada así.

Elena buscó la cruz donde se pretendía que Jesús fue crucificado, la encontró enterrada y la llevó a su hijo el emperador Constantino después de envolverla en oro, posteriormente, el emperador Constantino ordenó expulsar a los judíos de Jerusalén y ordenó matar a todo aquel que no se volviese cristiano, por ende muchos judíos y paganos se tornaron cristianos y con esto, apareció la religión cristiana”.[46]

Desde mi particular punto de vista, este es un nuevo desarrollo para el cristianismo en la época de Constantino, ya que Constantino después del Concilio de Nicea eliminó la opinión que decía que Jesús es un ser humano la cual Arrio intentó demostrar, e implantó la declaración de que Jesús es hijo de Dios y dios, esta acción de Constantino no traspasaba de los cristianos pertenecientes a la Iglesia, pero después de que él se convirtió al cristianismo obligó a toda la gente a abrazarlo, me refiero a los romanos paganos que no se habían revertido al cristianismo anteriormente.

   La segunda alteración de la Iglesia a la religión del Mesías después de que el emperador Teodosio I se convirtiera al cristianismo, y lograra el sincretismo entre el cristianismo y las creencias de los romanos:

En el año 380, era la época del emperador Teodosio I quien se convirtió al cristianismo y con esto el Imperio Romano abrazó de manera oficial la religión cristiana. Con esta versión reformada que hizo Pablo y la confirmó Constantino, se abrió la puerta de par en par ante todos los pueblos paganos que estaban bajo el Imperio Romano para entrar al cristianismo, a pesar de no ser parte de los hijos de Israel a quienes fue dirigido el mensaje original del Mesías como se explicó anteriormente, y entraron en grupos al cristianismo voluntariamente o de manera obligada, ya que no había una segunda opción ante la espada del emperador que no fuese entrar al cristianismo. Entonces éstos se revirtieron con sus creencias, legislaciones, costumbres (como la adoración de las imágenes, estatuas, etc.) y rituales a la religión cristiana, lo que empeoró las cosas y se abrió la puerta de la alteración a la religión del Mesías de par en par. Así que ocurrió una mayor fusión entre el cristianismo y las creencias paganas de los romanos, y ésta es la cuarta calamidad hacia la religión del Mesías después de la calamidad de la alteración de Pablo hacia ella (la primera calamidad), posteriormente, la calamidad de la oficialización de Constantino a la alteración de Pablo a la ley cristiana (segunda calamidad) y la calamidad de la conversión del mismo Constantino al cristianismo e imponerlo por la fuerza a la sociedad romana (tercera calamidad).

      Tercera alteración de la Iglesia:

En la época del emperador Teodosio I ocurrió la quinta calamidad hacia la religión del Mesías, que incrementó su deformación, ya que ocurrieron nuevas diferencias de creencia acerca del significado del Espíritu Santo y su relación con el Padre y el Hijo, hasta este tiempo la gente creía en dos dioses quienes eran el padre y el hijo (Dios y el Mesías según creían). Cuando se suscitaron las diferencias mencionadas acerca del Espíritu Santo y su naturaleza, el emperador Teodosio I reunió a 150 hombres de los grandes eruditos de la religión cristiana entre cardenales, patriarcas y obispos, en el Concilio Primero de Constantinopla en el año 381, considerado el segundo concilio después del de Nicea, les ordenó consultarse para resolver las nuevas diferencias, y entonces concluyeron en el concilio con una nueva creencia que es creencia de la trinidad y es la creencia que consiste en que Dios está formado por tres personas hipostasis del padre, hipostasis del hijo, hipostasis del espíritu santo.

En pocas palabras, la religión pura del Mesías que invita al monoteísmo (la unicidad en la adoración de Dios) se cambió a la trinidad que consiste en creer en un dios de tres personas, y ¡qué gran diferencia hay entre estas dos creencias!  

     Cuarta alteración de la Iglesia:

En el año 431 ocurrió una sexta calamidad hacia la religión del Mesías, ya que emergió Nestorio quien fue patriarca de la Iglesia de Constantinopla trayendo consigo una nueva creencia que postulaba que Jesús hijo de María tenía dos naturalezas, una divina y otra humana y que están separadas una de la otra.

Esto conlleva a que María no dio a luz al dios Jesús sino que parió al ser humano Jesús.

Es decir que es la madre del ser humano Jesús y no la madre del dios Jesús.

Esto causó una disputa severa entre los grandes hombres de la religión cristiana quienes decidieron organizar un concilio para examinar la creencia del patriarca Nestorio, entonces se organizó un concilio ese mismo año en la ciudad de Éfeso en lo que ahora es Turquía, lo que es conocido como el Primer Concilio de Éfeso donde se presentaron doscientos patriarcas y obispos quienes decidieron que el Mesías tiene dos naturalezas: divina y humana. Pero estas dos naturalezas están unidas y mezcladas y no están separadas como creía Nestorio, por lo tanto se consideraría que María es la madre del dios Jesús como también es madre del ser humano Jesús.

Cuando Nestorio insistió en su creencia, lo destituyeron de su puesto de patriarca y lo maldijeron.

Pero la creencia de Nestorio se expandió en Siria, Irak y Persia y los seguidores de esta creencia fueron llamados nestorianos, relativo al patriarca Nestorio quien murió aproximadamente en el año 450.[47]

      Comentario sobre la creencia de las dos naturalezas que postulaba Nestorio:

Esta doctrina que postulaba Nestorio era una creencia mítica porque está basada en otra creencia mítica que es la creencia de la encarnación de Dios en el Mesías inventada por Pablo de la que se habló anteriormente y se demostró su inutilidad, a la cual se le agregan estos cuatro aspectos para aclarar su invalidez:

Primer aspecto: Suponiendo que Dios se encarnó en el Mesías (es impensable que ocurriera esto) ¿Qué impediría que la naturaleza del Mesías fuera una y la naturaleza de Dios fuera otra distinta?

 ¿En qué se basó Nestorio para postular que el cuerpo es el mismo y sus naturalezas son distintas?

 ¿Acaso él es el señor que sabe lo oculto?

El asunto de la naturaleza o de las dos naturalezas se considera de las cosas ocultas que no ven los ojos.

Esto nos demuestra el papel de los hombres de la religión y los patriarcas en alterar la religión del Mesías introduciendo sus opiniones en los asuntos ocultos, lo que llevó a que ellos se extraviaran y que extraviasen a quienes los escuchaban, Dios Todopoderoso es Muy grande de esas calumnias.

Segundo aspecto: Se requiere de este dicho que la divinidad dependa de la humanidad y esto carece de validez, ya que, ¿cómo dependería el Señor del ser humano?

Tercer aspecto: Su dicho acerca de que el Mesías se caracteriza por dos naturalezas en un solo cuerpo es muy contradictorio, porque una sola esencia no puede ser caracterizada con los atributos de Dios y los atributos del ser humano en un solo tiempo, porque son extremos opuestos, ya que el Señor se caracteriza con atributos de perfección mientras que el ser humano tiene características de imperfección, es decir que no es posible que el Señor tenga conocimiento de todo y al mismo tiempo que no lo sepa.

Cuarto aspecto: Lo que indica el derrumbe de esta pretensión (pretensión de dividir al Mesías a divinidad y humanidad) es que es una pretensión innovadora, no la enseñó el Mesías a los hijos de Israel, y si hubiese sido verdadera se la habría enseñado totalmente, porque sería un honor para él si fuera cierto, y es una de las cosas que se apresuraráen transmitir para que la gente la conociera y no ocultarla para que salieran a la luz cuatro siglos después. Entonces es una creencia inventada por el Hombre aproximadamente cuatro siglos después de que el Mesías fuese elevado y no estaba conocida anteriormente.

      Quinta alteración de la Iglesia:

En el año 449 ocurrió una séptima calamidad en la religión original del Mesías, ya que Dióscoro I patriarca de la Iglesia de Alejandría trajo una nueva doctrina consistente en que el Mesías tenía una naturaleza de dos, humana y divina, se fusionó en ella el elemento humano con el elemento divino y se convirtió en una sola persona que era el Mesías.

Así pues Dióscoro organizó el Segundo Concilio de Éfeso en el año 449,  y el concilio reconoció esta doctrina mientras que las otras iglesias: la Iglesia de Constantinopla Oriental y la Iglesia Católica en Roma se opusieron a esta decisión, lo que incrementó la división en la religión cristiana entre sus iglesias y sus hombres.

     Sexta calamidad de la Iglesia –Concilio de Calcedonia:

En el año 451 el Papa de la Iglesia Católica León I organizó con la participación de seiscientos eruditos cristianos un concilio en la ciudad de Calcedonia cerca del Mar de Mármara en Turquía, donde se anuló lo que fue decretado en el Primer Concilio de Éfeso del año 431 maldiciendo al patriarca de Alejandría y a quien lo apoyaba.

Esto resultó en un gran enojo de parte del patriarca de Alejandría, lo que causó la separación de la Iglesia Copta de la Iglesia Católica y de la Iglesia Oriental de Constantinopla y entonces se incrementó la división entre los grupos cristianos.

      Séptima alteración de la Iglesia:

En el año 543 apareció un sacerdote llamado Jacob Al Baradei quien convocó a la creencia de la única naturaleza del Mesías, a la cual había llamado Dióscoro I cuatro años antes, en esto lo siguieron muchos, quienes se llamaron después los jacobinos. Con el establecimiento de este grupo (jacobita) conocidos como ortodoxos, ocurrió una nueva escisión entre los cristianos.

      Octava alteración de la Iglesia:

En el año 680, apareció el patriarca de Antioquía (Juan Marón) con una nueva creencia para explicar la naturaleza del Mesías como pretendía, en ella dijo que el Mesías tiene dos naturalezas y una sola voluntad, dada la confluencia de las dos naturalezas en una sola persona, esta creencia fue opuesta por la Iglesia de Constantinopla y la Iglesia Católica, por lo que los llevó a organizar un concilio en el que participaron aproximadamente doscientos ochenta obispos, en este concilio decretaron que el Mesías tenía dos naturalezas y dos voluntades, y expulsaron y maldijeron al patriarca Marón, por lo que se separó la Iglesia de Antioquía, y Marón fue sometido a la opresión, así que se refugió en el Monte Líbano, y sus seguidores fueron llamados maronitas y este grupo sigue existiendo hasta la actualidad.

      Novena alteración de la Iglesia:

En el año 869, fue organizado el cuarto concilio de Constantinopla, en él se decretó que el espíritu santo emergió del padre y del hijo (de ambos), y no nada más del padre como fue decretado en el Primer Concilio de Constantinopla en el año 381.

 Décima alteración de la Iglesia que fue establecida a principios del siglo dieciséis después de Cristo y posteriores:

Antecedentes:

Esta alteración de la Iglesia ocurrió a causa de situaciones históricas exclusivas que se resumen en cuatro etapas:

1- El colapso del Imperio Romano en el año 476.

2- El dominio de la Iglesia Católica y su autoritarismo sobre la sociedad europea por diez siglos.

3- El descubrimiento del Nuevo Mundo (Las Américas) a finales del siglo quince y posteriormenteAustralia y Nueva Zelanda.

4- El establecimiento del grupo de los protestantes (los manifestantes) en el Nuevo Mundo.

Detalles: cuando se disolvió el Imperio Romano occidental en el año 476, y tomó su lugar la Iglesia Católica, el Papa se erigió comoel gobernante de Italia y de otras regiones en las que colapsó el Imperio Romano, entonces, aumentó la influencia de la Iglesia y el Papase convirtióen el soporte de los reyes europeos y a la vez se atribuía beneficios sobre ellos, así que empezó a financiarlos con el dinero que obtenía a costa de la gente, y aquel de los reyes que osara oponerse al Papa, podría perder su vida y no nada más su trono.

 Entre las formas más importantes de este dominio y autoritarismo, lo siguiente:

1) El invento de la figura de la indulgencia por la cual los eruditos de la Iglesia acumulaban dinero, ya que pretendieron en el Concilio Lateranense que se organizó en Roma en el año 1215, que Jesús otorgó a la Iglesia Católica en Roma el poder de vender indulgencias,[48] y si la gente quería que sus pecados fuesen perdonados, sólo tenía que comprar una indulgencia de la Iglesia y así entraría al Paraíso cuando falleciera, y ese dinero se iba a los bolsillos de los altos mandos de la Iglesia.

Los altos mandos de la Iglesia establecieron con esta creencia, para sí mismos, la posición del Señor, Quien es el Único que perdona los pecados. Dios Todopoderoso es muy Grande de sus mentiras.

2) De las formas de corrupción de la Iglesia: la corrupción moral entre los monjes y las monjas, y no hay necesidad de repetir palabras al respecto, y esto es desenfrenado hasta el día de hoy en las iglesias católicas y ortodoxas.

3) La Iglesia siguió el método de opresión y dominación, entre ello, considerar cualquier opinión opositora –aunque sea en las ciencias de la naturaleza, astronomía u otras ciencias que no son de la especialidad de la Iglesia- una incredulidad y renegación a la religión cristiana, y por lo tanto, emitían penas que podían llegar hasta la muerte a quien hacía esto, siendo quien lo cometiera gobernante o gobernado.

Entre los aspectos del autoritarismo, se encuentran el establecimiento de tribunales que fueron conocidos con el nombre de “Inquisición pontificia” por parte de la Iglesia Católica en la época del Papa Gregorio IX en el año 1213. Se trataba de un régimen represivo, salvaje y sangriento, que nunca en la historia se conoció algo parecido a él, consistía en indagar a todo aquel que contradecía a la Iglesia, y si se confirmaba su diferencia a ella, se castigaba con la tortura con fuego lento hasta que fluyera su grasa y carne, y luego se decomisaban sus bienes en favor a la Iglesia.

La Iglesia enviaba espías a las mujeres en sus casas, y si la mujer informaba al representante de la Iglesia que su esposo contradecía a la Iglesia y esto se confirmaba, ¡ay de él! 

La competencia de estos tribunales de la Iglesia incluía a los judíos y musulmanes en España, y sus víctimas allá se estimaron en 340 mil personas desde el año 1481 hasta el año 1808.

Con el dominio de la Iglesia en Europa a finales del siglo quinto, empezó la Edad Media oscura en Europa, que duró aproximadamente mil años, hasta finales del siglo quince de Cristo, luego, comenzaron las protestas por la tiranía de la Iglesia.

La historia concisa de esta deserción: Al inicio del siglo dieciséis después de Cristo, comenzaron las oposiciones y las manifestaciones a causa de la corrupción económica y moral ocurrida en la Iglesia Católica, en sus papas y en sus cardenales del cual ya se había hablado, ya que la gente no soportaba la terrible dominación y la espantosa represión, por eso estas objeciones tuvieron lugar, marchaban de manera pacífica y tranquila, las iniciaron religiosos de rango menor quienes se oponían a la Iglesia por pretender que ésta tiene el poder de perdonar los pecados ya sea por medio de sacerdotes o a través de las indulgencias, había de ellos quien se oponía a la creencia que dice que la crucifixión del Mesías fue por expiar el pecado de Adán, entonces dijeron que eso no era un medio para satisfacer a Dios y perdonar este pecado, y había  entre ellos quien clamó por el matrimonio de sacerdotes y monjas y criticó la inmoralidad de los dos bandos describiendo a muchos monasterios como casas de adulterio. La Iglesia Católica no aceptó estas demandas dereforma, castigando a algunos solicitantes, quemándolos y a otros encarcelándolos hasta la muerte.

El inicio de una verdadera revolución de la cual surgió el grupo de los protestantes; quienes disintieron de los católicos:

Cuando estas solicitudes suaves de reforma no rindieron fruto, se tornó el asunto en una revolución encabezada por los nuevos reformadores en contra de la Iglesia Católica, sus papas y cardenales, entre los revolucionarios más importantes se encontraba el sacerdote Martín Lutero, el sacerdote Juan Calvino y el obispo Jan Hus.

Nadie podía predecir que la crítica pacífica y tranquila a la Iglesia Católica que comenzó en el final del siglo XV y el comienzo del siglo XVI, se desarrollara en un maremoto de enfrentamientos, disturbios y guerras religiosas sangrientas que golpearon al continente europeo y a causa de ellas fluyó abundante sangre de los cristianos europeos, y por su impacto se dividió la Iglesia Católica en dos partes enemigas, una parte se aferró a la Iglesia Católica y al poder papal y otra parte salió de la obediencia de la Iglesia y del Papa, revelándose contra ellos formando un nuevo grupo llamado protestante, es decir los manifestantes u opositores.

Esta división que tuvo éxito y fortaleció su posición en el año 1517 se considera importante, peligrosa e influyente en el curso de los asuntos religiosos, sociales y políticos en el continente europeo que no tiene comparación con las dos divisiones de la Iglesia Católica acaecidas anteriormente en la religión cristiana: la división de la Iglesia Copta de Alejandría y las iglesias bajo su dominio y posteriormente la división de la Iglesia Ortodoxa de Constantinopla.

Se observa que la revolución provocada por esos sacerdotes se limitó al régimen corrupto financiero y moral de la Iglesia, representado en el actuar de los papas y otros grandes sacerdotes, y esa revolución no pidió limpiar el cristianismo de las alteraciones y creencias paganas introducidas y mezcladas por Pablo y los que vinieron después de él, como la deidad del Mesías, su crucifixión y la creencia de la trinidad; así queno se revolucionaron en contra de los asuntos de la creencia como hizo Arrio sino que se revolucionaron en contra del autoritarismo y el dominio de la Iglesia Católica y sus hombres, representada en la figura del Papa ante la sociedad y el chantaje a la gente, financiera y sexualmente en el nombre de la religión como fue mencionado en la introducción.

     La caída del dominio de la Iglesia Católica en Gran Bretaña:

Después de esa deserción, en el año 1534 el rey de Gran Bretaña Enrique VIII salió de la obediencia del Papa, y retiró su reconocimiento a su poder sobre él, declarando que él era el jefe supremo de la Iglesia Británica y no el Papa. Con esto, se separó la Iglesia de Inglaterra en Londres de la Iglesia Católica de Roma y del poder del Papa sobre ella, y el rey permitió que se imprimiera su libro sagrado en idioma inglés algo que estaba prohibido anteriormente, sin dejar de mencionar que se levantaron en armas los católicos y los cristianos en Gran Bretaña.

En Francia, se suscitó una larga cadena de matanzas y guerras civiles entre cristianos protestantes –llamados en Francia hugonotes- y católicos. Estas guerras fueron caracterizadas por la ferocidad y la sangría que cometieron las dos partes en contra de ambos. Estas matanzas comenzaron en el año 1562 y concluyeron en el año 1598, duraron 36 años.

      El escape grupal de Europa, y la huida de los protestantes a las Américas:

Los combates se reanudaron entre las dos partes en el año 1618 – es decir 23 años después de haber cesado- y continuaron hasta el año1648 lo que fue llamado la guerra de los treinta años, pero cuando fue descubierto el Nuevo Mundo (las Américas), y posteriormente Australia y Nueva Zelanda,cuyo descubrimiento coincidió con los disturbios religiosos en Europa; un gran grupo de protestantes huyó de Europa hacia esos lugares por esta razón, a parte de otras razones de índole económico o de otro tipo.

      Grupos y doctrinas de los protestantes:

Los protestantes en el diáspora constituyeron diferentes grupos, doctrinas o iglesias especiales para ellos, entre ellas las iglesias evangélicas es decir las que siguen a los evangelios, y entre ellas iglesias que siguen las opiniones de uno de los sacerdotes que se rebelaron en contra de la Iglesia Católica como los luteranos –relativo al sacerdote Martin Lutero-, los calvinistas –relativo al sacerdote Juan Calvino- y los husitas –relativo al sacerdote Jan Hus.

Se observa que cada grupo, doctrina o iglesia de estas iglesias protestantes era totalmente autónoma en su administración religiosa de las otras iglesias, ya que no se sometía a un mandato superior que la cubriera bajo su sombra, asimismo, le otorgaron el derecho a cada protestante de entender y explicar el libro sagrado como quisiera, lo que llevó a los protestantes a no apegarse mucho a las creencias cristianas, y contribuyó a la aparición continua de nuevos grupos, doctrinas o iglesias, ya que en los Estados Unidos de América por ejemplo, existen más de 1300 grupos o doctrinas cristianas, y cada grupo o doctrina tiene su propia iglesia.[49]

Los protestantes se diferencian de los católicos en su liberación y el no reconocimiento a la autoridad personal de los dirigentes y en quitar el dominio de las elites religiosas sobre ellos, ya que el asunto para ellos no es como lo es con los católicos. Esto se observa en la siguiente metodología de la Iglesia de acuerdo a ellos:

● La cancelación del puesto papal en sus iglesias, y no tener un mandato religioso superior como el caso de los católicos a quienes les une la Iglesia Católica en Roma.

● Limitar las facultades de los eruditos únicamente a la exhortación y la orientación religiosa quitándoles la santidad, y sus eruditos se despojaron de la indumentaria del sacerdocio y se vistieron con ropa normal como las demás personas.

● Permitirle a los monjes y las monjas casarse y esta es una gran diferencia entre ellos y los monjes católicos quienes no se casan sino que satisfacen sus deseos con las monjas en secreto en la iglesia, o a través de relaciones con chicas que son parte de la comitiva parroquial, quienes son solicitadas por parte de sacerdotes, y las pobres aceptan esto de ellos, ya sea por miedo a este sacerdote, por su influencia y posición, o por deseo de ella para obtener la satisfacción de él porque pretende ser hijo de Dios; y que si él está satisfecho de ella, Dios también lo está, y así acepta la chica de que la cohabitara y la disfrutara aunque estuviese casada, para obtener la satisfacción de Dios –como ella cree-, y así la pobre se desplaza entre el regazo de los sacerdotes durante toda su Juventud, y cuando es grande la dejan y buscan una chica más guapa que ella, todo esto en nombre de la religión del Mesías y amor al Mesías, mientras que Jesús es inocente de este adulterio.

● Anular la ley de confesión de los pecados ante los sacerdotes, como es conocido “el secreto de confesión”.

● Prohibieron las imágenes y las estatuas en sus iglesias y prohibieron postrarse a ellas o pedir la intercesión a María o a los santos, porque creen que ella es un ser humano normal a diferencia del Mesías, ya que ellos no se diferencian de los católicos en su creencia hacia él, ellos creen que es el señor o hijo del Señor.

Apreciables lectores cultos e inteligentes, si hiciéramos una comparación sencilla entre el método protestante establecido por los protestantes y entre las enseñanzas originales del Mesías, ¿sería correcto unir a este nuevo grupo protestante a la religión del Mesías y a sus enseñanzas?

Si la respuesta es afirmativa –como suposición- ya que si hiciéramos una comparación sencilla, de nueva cuenta entre el método católico del cual huyeron los protestantes y entre las enseñanzas originales del Mesías, ¿sería correcto unir a los católicos también a la religión del Mesías y sus enseñanzas?

Dejo la respuesta a los lectores equilibrados.

      Resumen sobre la influencia de los concilios de la Iglesia sobre la religión del Mesías:

Quien observe justamente la primera alteración realizada por parte de Pablo, a la cual le siguieron diez alteraciones de la Iglesia (para que en total sean once grandes alteraciones en el mensaje del Mesías), vería que el cristianismo contemporáneo se trata de diligencias y alteraciones humanas que no tienen ninguna relación con la revelación divina; si el cristianismo contemporáneo coincidiera con la religión del Mesías no se habría necesitado toda esta intervención humana para entender la naturaleza del Mesías, por no mencionar que los decretos introducidos son incompatibles con el instinto humano como la ley de prohibir el matrimonio a los sacerdotes, y no solo es incompatible con la religión del mismo Mesías sino que la contradice, lo que indica que esos concilios fueron la base de la alteración, luego las autoridades las apoyaron con la coerción para ocultar la verdad, y lo peor de esto fue prohibir setenta evangelios en el Concilio de Nicea, quemarlos y asesinar a quien poseyera copias de ellos por el simple motivo de establecer que Dios es Uno en su esencia y no tiene hijo.

Puesto que el cristianismo consiste en diligencias humanas que no tienen ninguna relación con la revelación divina; el resultado de ello es que se dividió en grupos, cada grupo pretende serel que sigue la verdad y que los otros están equivocados, y éstos son:

1) Los católicos.

2) Los ortodoxos y entre ellos los jacobinos.

3) Los protestantes.

4) Los maronitas.

5) Los verdaderos seguidores del Mesías quienes son Bernabé y Arrio de Alejandría y sus discípulos, y estos ya no existen en la actualidad, y eran quienes afirmaban que el Mesías era humano y mensajero, siervo de Dios y Su Mensajero, Su palabra depositada en María y un espíritu procedente de Él, no es el señor ni hijo del Señor y estos son realmente los seguidores del Mesías, estos si hubieran alcanzado al profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, habrían creído en él y se habrían convertido al Islam, porque el Mesías albrició con la profecía de Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, después de él, y esto está confirmado en los evangelios contemporáneos que escribió Juan y otros,[50] ya que el mensaje de Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz (que es la religión del Islam) no es sino una extensión del mensaje correcto del Mesías, que Dios nos haga a todos de los seguidores de los profetas para lograr la satisfacción de Dios y entrar a Su Paraíso.

Resumen sobre las ocho etapas de alteración por las cuales transitó la religión del Mesías a lo largo de veinte siglos, desde que se elevó al cielo hasta el día de hoy

      Se debe saber que la religión original del Mesías se basa en:

1)  Adorar únicamente a Dios.

2) El Mesías es un ser humano.

3) El Mesías es Mensajero.

4) El Mesías le enseñó a la gente la Torá y el Evangelio.

5) El Mesías es Mensajero para los hijos de Israel.

6) El Mesías albrició la llegada de un mensajero después de él llamado Muhammad que completaría el mensaje del Mesías, corregiría la alteración que padeció, invitaría a la gente a adorar a Dios, de acuerdo a la legislación escrita en el Libro Sagrado (El Corán), guiaría al camino del Paraíso y advertiría del camino que conduce al Infierno.

En el Evangelio, hay 28 albricias sobre el Profeta Muhammad, las cuales están registradas en el Antiguo y Nuevo testamento.[51]

      Mientras que el cristianismo contemporáneo es una mezcla de tres:

1) Restos de la religión del Mesías y lo mejor que resulta de ellos en los cuatro evangelios, que fueron escritos por personas del año 37 al año 110, y son el “evangelio de Mateo”, “el evangelio de Marcos”, “el evangelio de Lucas” y “el evangelio de Juan”.

2) Las alteraciones de Pablo, representadas en:

a) Pretender que es un apóstol designado por el Mesías.

b) Pretender que Dios le reveló un evangelio.

c) Alegar que el Mesías es dios (y no profeta).

d) Alegar que el Mesías es hijo de Dios, que el Mesías no es un ser humano y que Dios se encarnó en él.

e) La creencia del pecado original o el primer pecado, que establece que el ser humano heredó el pecado de su padre Adán por siglos, y que Dios no se lo perdonó.

f) La creencia de la redención, que estipula que Dios envió al Mesías (Su hijo) como redentor y salvador del Hombre del pecado original.

3) Las alteraciones de los concilios de la Iglesia y las alteraciones que les infligió hasta la llegada de los protestantes, estas modificaciones comenzaron en el inicio del siglo cuarto, y éstas son:

a- El concilio de Nicea, en él fue establecida la deidad del Mesías en el año 325, se limitaron los evangelios a cuatro evangelios con dieciséis cartas, fueron quemados los demás evangelios que excedían los setenta evangelios y fue prohibido el matrimonio a los sacerdotes a pesar de que Dios no lo había vedado.

b- Primer Concilio de Constantinopla, en él fue establecida la creencia de la trinidad en el año 381.

c- Primer concilio de Éfeso en el año 431, en él fue establecida la división del Mesías en divinidad y humanidad, y que el Mesías tenía dos naturalezas.

d- Segundo Concilio de Éfeso en el año 449, en él fue demarcada la división del Mesías a divinidad y humanidad y que el Mesías tenía una sola naturaleza, (a diferencia de la decisión del concilio anterior que establecía que el Mesías tenía dos naturalezas).

e- La aparición del grupo de los jacobinos “ortodoxos” en el año 453.

f- Concilio de Calcedonia en el año 451, en él fue eliminada la decisión de los dos concilios de Éfeso: el primero y el segundo.

g- La constitución del grupo maronita a manos del patriarca de Antioquía en el año 680, que estableció que el Mesías poseía dos naturalezas y una sola voluntad; esta doctrina está concentrada en el Monte Líbano desde ese momento hasta la actualidad.

h- Escisión de un grupo que se llamó a sí mismo protestantes de la Iglesia Católica en el año 1517 a causa de su molestia por la corrupción de los dirigentes de la Iglesia Católica y su posterior migración de Europa hacia las Américas y otros lugares.

Basado en lo anterior, en realidad la religión que siguen los cristianos no es la religión autentica del Mesías, sino que es una mezcla de dos cosas: la alteración de Pablo y las modificaciones de los concilios de la Iglesia, después, las visiones y diligencias de algunos eruditos cristianos, así que de esta manera se constituyó una nueva religión que no tiene ninguna relación con la religión del Mesías sino que la contradice tanto en sus orígenes como en sus vertientes, y aunque se llame así por fuera, el ejemplo sería con los hechos, no con los nombres.

      Resumen general:

Este resumen antes mencionado se considera una evidencia histórica suficiente que confirma la invalidez del dicho: “el Mesías es dios o hijo de Dios”, en él se le aclaró a los lectores que buscan la verdad que el cristianismo contemporáneo es un invento del Hombre, no tiene ninguna relación con las enseñanzas del Mesías, que la religión autentica del Mesías se extinguió, y que los cuatro evangelios escritos por los cuatro hombres que vinieron después del Mesías no ratifican el cristianismo actual en sus principios sino que lo contradicen, como leímos en esta investigación, lo que evidencia que esas creencias no son sino un invento del Hombre “hecho por el Hombre” “man-made” y que la gente fue obligada a seguir las creencias a hierro y fuego en la época de los emperadores romanos; entonces adoptaron esas ideas mediante la coacción, luego los imitaron los que vinieron después con el paso de los siglos hasta el día de hoy con la influencia de la sociedad, los padres y la Iglesia; y si los principios del cristianismo actual fueran auténticos en la religión del Mesías, el emperador romano Constantino y quienes gobernaron después de él no habrían necesitado organizar esas reuniones y concilios para decretarlos y luego obligar a la gente a seguirlos, lo que revela claramente que ni siquiera son parte de la religión del Mesías. A la religión de Cristo le ocurrió alteración y cambio, se convirtió en un juego en manos de Pablo, los emperadores romanos y los hombres de la Iglesia que vinieron posteriormente, cambiaron en ella lo que querían, después dijeron mintiendo y falsificando “ésta es la religión del Mesías y ésta es la creencia en la que deben creer todos los seguidores del Mesías”, a pesar de que el Mesías mismo la desconocía y no la enseñó a los hijos de Israel.

 Cuarto capítulo: Las evidencias coránicas acerca de la invalidez del dicho: “El Mesías es el señor”

 Trigésima evidencia: La prueba coránica

     Un beneficioso resumen sobre la aclaración de la verdad del Mesías Jesús hijo de María en el Libro Sagrado (el Corán):

Cuando la religión se tornó extraña, las tradiciones de los profetas desaparecieron, la gente dejó de adorar únicamente a Dios y comenzó a adorar a otros fuera de Él, ya sean profetas, piedras, imágenes, etc, y aproximadamente en el año 570, Dios envió a Su Profeta Muhammad hijo de AbdulahDios lo bendiga y le conceda paz, a toda la humanidad, para guiarles a la religión correcta a la cual Dios envió a todos Sus profetas. Dios lo mandó para toda la humanidad, a los hijos de Israel y a los que no son hijos de Israel, a los árabes y a los que no son árabes, y le reveló Su Libro preservado de la alteración y el cambio: el Corán; en él le explicó a la gente la verdad del Mesías sobre quien la gente se dividió en grupos, partidos y sectas, y dijo acerca de él el dicho verdadero, que es un ser humano y un gran profeta de entre los profetas de los hijos de Israel, entonces, no lo elevó a nivel de Dios, el Señor de los mundos como hicieron los cristianos, tampoco lo disminuyó diciendo que fue asesinado, crucificado yescupido en la cara como dijeron los judíos; sino que Dios aclaró en el Corán que lo preservó de la estratagema de los judíos cuando éstos quisieron matarlo, y entonces lo elevó al cielo en un milagro divino, donde él sigue esperando su descenso a la tierra al final de los tiempos, en la cual se quedará como juez justo por cuarenta años, luego morirá como murieron los demás profetas, después será enterrado en la tierra, y en el Último Día lo resucitará al igual que a todos los profetas y a los seres humanos.

Dios dice en el Corán: El Ungido hijo de María, no es más que un mensajero antes del cual ya hubo otros mensajeros. Su madre era una mujer veraz y ambos comían alimentos. Mira como les hacemos claros los signos y mira como luego inventan﴿.[52]

Este dicho de Dios registrado en el Corán sobre el Mesías es la última palabra, porque Él es el Señor del Hombre, y Quien sabe sus condiciones, también es el dicho que concuerda con la razón y la realidad, ya que preservarlo de la muerte y la humillación concuerda con ser profeta, elevarlo al cielo concuerda con la superioridad de su grado y la elevación de su rango, y decir que es un ser humano y no es dios ni hijo de Dios, concuerda con la razón, porque todos los profetas también fueron seres humanos, y porque Dios no necesita tener hijo, Él es Rico con respecto a todas las criaturas; es impensable que Él creara a la creación y luego la necesitara; esto es claro gracias a Dios para todo aquel que quiera la verdad, quiera apegarse a ella, y es sincero con Dios en la búsqueda de la verdadera y la auténtica religión.

 Desarrollo:

El Noble Corán mostró gran interés acerca del profeta de Dios Jesús hijo de María la paz sea con él, entonces comenzó su historia mencionando el nacimiento de su madre María, su crianza con pureza, castidad, adoración y celibato, después mencionó el honor de Dios hacia ella al bendecirla con un niño sin padre, enviándole al más grande de los ángeles –el ángel Gabriel la paz sea con él- para albriciarla con su llegada y para insuflar en ella y así quedar embarazada de Jesús la paz sea con él, luego habló del cuidado de Dios a ella cuando estaba embarazada y Su cuidado hacia ella al dar a luz a Jesús, luego al hablar con los hijos de Israel cuando éstos desaprobaron su alumbramiento del niño sin tener esposo, y las palabras de Jesús en la cuna de que es siervo de Dios y profeta enviado por Él.

Después el Corán informó sobre sus acciones siendo grande cuando Dios lo envió a los hijos de Israel como profeta apoyado con muchos milagros que revelan su profecía y que es Mensajero de Dios, para que la gente supiera que sólo los mensajeros de Dios vienen con estos milagros; su condición en esto es igual que los demás profetas. Luego el Corán concluyó las noticias de Jesús hijo de María con el intento de los judíos de asesinarlo y cómo Dios lo salvó de ellos con un milagro divino que no le ocurrió a ningún profeta antes de él, al elevarlo al cielo consolidado y conferido a diferencia de lo que creen los cristianos y los judíos acerca de él, de que los judíos lo mataron y le escupieron en la cara, lo crucificaron en un madero que tenía forma de cruz y le pusieron una corona de espinas sobre su cabeza, ¡Esto es impensable!

Como fue mencionado anteriormente, el Islam siguió un camino medio entre los judíos y los cristianos acerca de la creencia en el Mesías. Los cristianos lo enaltecieron y lo transfirieron de la humanidad al deísmo y el señorío, luego se perturbaron mucho en esto, ya que hubo de ellos quien dijo que era dios, hubo quien dijo que era hijo de Dios y hubo quien dijo que era un tercero de tres, y ellos en esta creencia contradijeron su otra creencia en él que era que los judíos lo asesinaron, le escupieron en la cara y lo crucificaron en el madero de la cruz; ¿cómo entonces se relaciona el ser señor de este universo o hijo de Dios con estas grandes humillaciones hacia él?

 ¿Acaso Dios no defendería a Su hijo, si realmente fuese su hijo?

Por otra parte, los judíos creyeron sobre el Mesías hijo de María una afirmación que contradice absolutamente la creencia de los cristianos diciendo que era hijo por adulterio (es impensable esto de él) como envidia de que Dios lo hiciera profeta; y a pesar de ello, no creen en su profecía.

Pero un pequeño grupo de los seguidores de Jesús hijo de María permaneció firme en su verdadera fe en él, se trata de los discípulos que se quedaron apegados a su religión aun después de que fue elevado al cielo, y ellos son inocentes del fanatismo[53] de los cristianos hacia el Mesías y del desprecio de los judíos hacia él.

Como fue mencionado anteriormente, llegó el Islam y mostró la verdad del asunto, y esto fue aproximadamente seis siglos después de la elevación del Mesías porque Dios es Misericordioso con sus siervos, no quiso dejar que los hijos de Israel caminaran perturbados sin guía ni orientación, sino que envió a Su Profeta Muhammad a toda la gente, a los hijos de Israel y a los que no lo son, le reveló el Corán, y se encargó de protegerlo de cualquier alteración y cambio, como había ocurridoa la Torá y al Evangelio al causar la perturbación en la creencia de los cristianos en el Mesías mismo, y su diferencia en entender su naturaleza, entonces el Corán aclaró su verdad, no dejó ninguna sospecha sin eliminar, ni verdad sin aclarar, mostró que es un ser humano como los demás seres humanos y uno de los profetas de los hijos de Israel, Dios lo envió para ordenarles que adorasen únicamente a Dios y dejasen de adorar a otros que no sean Él, le reveló el Evangelio con la guía y la luz, les prohibió adorar a otro que no sea Dios, y el Corán aclaró que Dios abrogó la legislación del Mesías y los profetas que vinieron antes de él con la legislación del Islam, la hizo dominante sobre las legislaciones anteriores, y preservó su constitución que es el Corán de la alteración y la pérdida.

 Dios Alabado sea, negó en el siguiente versículo del Noble Corán tener hijo: Y dicen: El Misericordioso ha tomado un hijo. Ciertamente traéis una calamidad. A punto están los cielos de rasgarse, la tierra de abrirse y las montañas de derrumbarse por su causa. Porque atribuyen un hijo al Misericordioso. Y no es propio del Misericordioso tomar un hijo﴿.[54]

El nombre de Jesús fue mencionado en el Corán 25 veces, y fue mencionado con el nombre del Mesías 9 veces, asimismo, se registró el nombre de su madre María 31 veces, todas con un rango de respeto, veneración y reverencia, que merecen personas como ellos de entre los seres humanos, sin creer que tienen algo de los atributos de señorío o divinidad, sino que son seres humanos como nosotros, adoran a Dios como Lo adoramos nosotros, y Le ruegan entrar al Paraíso y salvarse del fuego del Infierno como Se lo pedimos nosotros. 

No nada más esto, sino que se reveló la descripción de Jesús como uno de los mensajeros con más determinación, y la determinación es la paciencia y la firmeza.

Los mensajeros que más determinación tienen, son los mejores mensajeros y son cinco: Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Muhammad la paz sea con todos ellos.

      Descripción de Dios al Mesías como “La palabra de Dios” y que es “un espíritu procedente de Él” y la explicación de esto:

Dios describió al Mesías en muchos versículos del Noble Corán como palabra de Dios y un espíritu procedente de Él, y éstas son:

Dios Exaltado sea dice: Ciertamente el Ungido, hijo de María es el mensajero de Dios, Su palabra depositada en María y un espíritu procedente de Él. Creed, pues, en Dios y en Su Mensajero y no digáis tres; es mejor para vosotros que desistáis. La verdad es que Dios es un Dios Único. ¡Está muy por encima en Su gloria de tener un hijo! Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. Y Dios basta como Guardián﴿.[55]

Y dice Dios Alabado sea: Cuando dijeron los ángeles ¡María! Dios te anuncia una palabra procedente de Él cuyo nombre será el Ungido, Jesús hijo de María, tendrá un alto rango en esta vida y en la Última; y será de los que tengan proximidad﴿.[56]

Y dice Dios Exaltado y Majestuoso: Y María la hija de ‘Imrán, la que guardó su vientre e insuflamos en él parte de Nuestro espíritu﴿.[57]

También en los dichos del Profeta Muhammad,Dios lo bendiga y le conceda paz, vino la descripción del Mesías Jesús hijo de María de que era palabra de Dios y un espíritu procedente de Él. Narró ‘Ubádahibnas-Sámit Dios esté Complacido con él, que el Profeta Muhammad la paz y las bendiciones de Dios sean con él dijo: “Quien atestigua que no hay dios excepto Dios, que Muhammad es Su siervo y mensajero, y que Jesús es siervo de Dios, Su mensajero, Su palabra depositada en María y un espíritu procedente de Él, que el Paraíso es verdad y el Fuego es verdad, Dios lo introducirá en el Paraíso cualesquiera que fueran sus obras”.[58]

Y en otra narración: “… Dios lo introducirá de las ocho puertas del Paraíso que él quiera”.[59]

El Mesías es palabra de Dios: significa que Dios creó al Mesías Jesús hijo de María por medio de una palabra que Él pronunció, y con ella se creó Jesús en el vientre de su madre sin padre, es la palabra “Sé” y entonces estuvo Jesús en el vientre de su madre. Ésta es la palabra con la cual se creó Jesús y existió, este milagro del Señor en la creación es parecido a la creación de nuestro padre Adán, ya que Dios creó a nuestro padre Adán con la palabra “Sé” y fue Adán, no tenía padre ni madre, como dijo Dios Altísimo sea: Verdaderamente Jesús ante Dios, es como Adán. Lo creó de tierra y le dijo: ¡Sé! y fue﴿.[60]

Mientras que el significado de la descripción de Dios al Mesías que es “un espíritu procedente de Él”, es decir que el inicio del espíritu del Mesías es de Dios porque es su Creador, se considera de los espíritus creados por Dios Altísimo sea, como creó las demás almas de la gente.

Quien su espíritu fue creado no puede ser señor, porque el Señor no puede ser creado sino Creador.

Al atribuirle la palabra a Dios, cuando describió al Mesías que es “palabra de Dios” asimismo al agregar el espíritu a Dios, cuando dijo sobre el Mesías que es un “espíritu procedente de Él”, se considera una alusión al honor del Mesías, ya que Dios añadió la palabra y el espíritu a Su esencia sagrada.

Este embarazo ocurrió en la matriz de María, de madre sin padre como fue mencionado anteriormente, y esto es un asunto fácil para Dios; y la razón para crearlo de esta forma es para que haya en esto evidencia y señal de dos cosas para la gente:

Primera: La perfección del poder de Dios quien diversificó las formas de creación; creó a Adán sin varón ni hembra, creó a Eva de varón sin hembra, y creó la demás descendencia de varón y hembra, excepto el Mesías que Dios lo creó de hembra sin varón, lo que indica la perfección y la majestuosidad del poder de Dios, y esto no es difícil para Dios, ya que la creación de los cielos y de la tierra es más majestuosa que la creación del Hombre pero la mayoría de la gente no sabe.

Dios puede crear a un ser humano de varón y hembra, como lo es toda la gente, y puede crear sin varón ni hembra como el caso de nuestro padre Adán, y puede crear de varón sin hembra como es el caso de nuestra madre Eva que Dios la creó de la costilla de Adán y puede crear de hembra sin varón como lo es el caso del Mesías el hijo de María. También puede crear del padre anciano y de la madre infértil, como lo es el caso de los profetas Abraham y Zacarías; puede no crear nada del varón y la hembra, ni varones ni hembras, como lo es el caso de los infértiles; puede crear de una pareja sólo varones; puede crear sólo hembras y puede crear de ellos varones y hembras; Dios Exaltado y Majestuoso tiene el poder sobre todas las cosas; y si quiere algo sólo le dice “Sé” y es esta cosa, como dice Dios en el Corán: Ciertamente cuando queremos que algo sea, simplemente le decimos: Sé y es﴿.[61]

Dios Alabado sea dice: Y dicen: Dios ha tomado para sí un hijo. ¡Sea glorificado por encima de eso! ¡Si suyo es cuanto hay en los cielos y en la tierra y todos están sometidos a Él! Aquel que dio principio a los cielos y a la tierra. Cuando decreta algo, le basta con decir: ¡Sé! Y es﴿.[62]

Entonces la voluntad divina absoluta, es la sabiduría confirmada en los versículos en los cuales Dios albrició a María con la llegada de Jesús, como dijo Dios Altísimo sea que María dijo: ¡Señor mío! ¿Cómo voy a tener un hijo si ningún hombre me ha tocado? Dijo: Así será, Dios crea lo que quiere﴿, y junto a Su voluntad está Su poder Exaltado y Majestuoso, por eso dijo: cuando decide un asunto le basta decir: ¡Sé! Y es﴿.[63]

Es sabido que cualquier creación que Dios creó en el universo, ya sea que esta criatura sigue al régimen natural en la creación o es diferente de él (como Adán, Eva y Jesús) ciertamente evidencia la majestuosidad de Dios Alabado sea, Quien la creó de la nada. Y Dios ordenó reflexionar en esta verdad cuando dijo: Y en vosotros mismos. ¿Es que no vais a ver?﴿,[64]y el significado de la noble aleya:

Y en vosotros mismos hay pruebas del poder de Dios Altísimo sea, y un ejemplo que indican la unicidad de vuestro Creador, y que no hay otro dios que merece ser adorado excepto Él, ¿acaso pasáis de alto esto, y no veis la sabiduría del Señor y la razón de la creación?

Segunda: La creación del Mesías Jesús hijo de María –de esta manera- de madre sin padre es una prueba de su profecía, ya que lo apoyó con muchos milagros que evidencian su profecía, la primera es: crearlo de esta manera, luego revelarle el Evangelio y otros milagros, Dios facilitó reunirlos en el libro: “al-Makánah al-AdhímahliMaryam al-‘Adhrá’ wa’bnihaannabiyyi al-‘Adhími al-Masíh ‘Isa ibnMaryam fi díni al-Islam”.[65]

     Beneficio:

Dios mencionó en el Corán que nuestro padre Adán, Dios lo creó de Su espíritu, en dos versos del Corán, cuando Dios Altísimo sea dijo sobre Adán: Luego le dio forma e insufló en él parte de Su espíritu. Y os dio el oído, la vista y el corazón. ¡Qué poco agradecéis!﴿.[66]

En otro versículo, también fue reportado esto al hablar de la orden de Dios a los ángeles de postrarse ante Adán como saludo y honor a él, Dios dijo: Y cuando lo haya completado y le haya insuflado parte de Mi espíritu, caeréis postrados ante él﴿.[67]

      Otro beneficio:

En el Corán, el profeta Juan hijo de Zacarías fue descrito como creyente en el Mesías Jesús hijo de María, y se expresó en ese contexto, describiéndolo como “palabra de Dios”, y esto cuando Dios Altísimo sea dice sobre Zacarías: Y los ángeles lo llamaron mientras permanecía en pie rezando en el lugar de oración. Dios te anuncia la buena noticia (del nacimiento) de Juan, que será confirmador de una palabra de Dios, señor, casto, y de entre los justos, profeta﴿.[68]

El significado de este versículo es que Juan creyó en una palabra de Dios que es el Mesías, y que él fue el primero en creer en Jesús.

Finalmente, creer en el Mesías de este modo es la creencia aceptada, y quien no lo hace, habrá diferenciado la orden de Dios, lo habrá desobedecido, habrá caído en incredulidad, y merecerá entrar en el Fuego, porque rechazó la información del Noble Corán.

 Quinto capítulo: Un adjunto con beneficios generales

1)   Sura de la Adoración Pura desde el Libro Sagrado (El Noble Corán).

2)   La Aleya del Trono desde el Libro Sagrado (El Noble Corán).

3)   Resumen sobre las doctrinas de los romanos.

4)   La historia de la virgen María y su hijo el Mesías Jesús hijo de María.

5)   Una confusión y su réplica.

6)   Un beneficio acerca del sentido del dicho “hijo de Dios” mencionado en algunos evangelios.

7)   Beneficios generales.

8)   Murmullos de fe de corazón a corazón.

 Primer adjunto: Sura de la Adoración Pura desde el Libre Sagrado

(El Noble Corán)

Dios dice en el Noble Corán: Di: Él es Dios, Uno. Dios, el Señor Absoluto (A Quien todos se dirigen en sus necesidades). No ha engendrado ni ha sido engendrado. Y no hay nadie que se Le parezca﴿.[69]

      Explicación de la Sura:

Di﴿: el destinatario de este versículo es el Profeta Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz. Dios le dice: ¡Oh Mensajero! Dile a toda la gente:

Él es Dios, Uno﴿: es decir: Él es Dios, Único en la divinidad, el señorío y los nombres y atributos. Nadie los comparte con Él.

Dios, el Señor Absoluto﴿: es decir: a Quien se dirigen todas las criaturas y Le piden por sus necesidades.

No ha engendrado ni ha sido engendrado﴿: es decir: no tiene hijo, padre ni compañera porque éstos son atributos de las criaturas, mientras que Dios (es Único), nadie es como Él ni nada se Le parece y Él sabe mejor que nadie.

Y no hay nadie que se Le parezca﴿: es decir: nadie es idéntico o similar a Él tanto en Sus nombres como en Sus atributos y acciones; Bendito sea el Altísimo y el más Sagrado.

El Señor de los Mundos reveló esta Sura corta, pero majestuosa en sus sentidos para responder a tres grupos:

Primero: Los idólatras que existían en la época del Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, quienes afirmaban que los ángeles son hijas de Dios. 

Segundo: Los judíos quienes dijeron que Uzayr es hijo de Dios.

Tercero: Los cristianos quienes dijeron que el Mesías es hijo de Dios.

Así que Dios se negó categóricamente a Sí Mismo la descendencia y la similitud.

Dice el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él: “Dios dice: El hijo de Adán descree en Mí y no tiene derecho de esto; me insulta y no posee derecho de esto. En cuanto a descreer en Mí, es cuando dice: ‘No me resucitará como me ha creado’, aunque resucitarlo es más fácil para Mí que su creación, y en cuanto a su insulto, es cuando dice: ‘Dios ha tomado para Sí un hijo’, siendo que Yo soy el Uno, el Absoluto. No he engendrado ni he sido engendrado y no hay quien se Me parezca”.

Le pido a Dios que me haga a mí y a ustedes de quienes leen el Corán y le sea una guía a la prosperidad y a la orientación; y en la Última (vida) un sendero al Paraíso.


 Segundo adjunto: El versículo del Trono desde el Libro Sagrado

(El Noble Corán)

Lo debido es enaltecer a Dios, no hacerlo semejante a Su creación, o decir que se encarna o se une en ellos; porque Dios es Dios y el Mesías es el Mesías, escuchen, nobles lectores, a algunos atributos de Dios mencionados en el versículo más majestuoso del Corán, llamado el versículo del Trono:

Dios, no hay dios sino Él, el Viviente, el Sustentador. Ni la somnolencia ni el sueño Le afectan. Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. ¿Quién puede interceder por alguien ante Él, si no es con Su permiso? Sabe lo que hay ante ellos y lo que hay tras ellos [es decir lo que ha de venir y todo lo que desconocen], y no abarcan nada de Su conocimiento a menos que Él quiera. El escabel de Su trono abarca los cielos y la tierra y no Le causa fatiga mantenerlos. Él es el Elevado, el Inmenso﴿.[70]

Este noble versículo, es el mejor, el más majestuoso y espléndido del Corán, porque entraña los nobles atributos de Dios; por eso los hadices (dichos del Profeta Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz) incitan a leerlo y hacerlo una jaculatoria que dice la persona en la mañana, en la tarde, cuando quiere dormir y después de las oraciones prescritas.

Dios, no hay dios sino Él﴿, es decir: nadie merece ser adorado de verdad excepto Él, Él es Dios, la Verdad, a Quien todos los tipos de adoración, de acatamiento y de divinidad deben dirigirse a Él, Alabado sea, por Su perfección, la perfección de Sus atributos y la majestuosidad de Sus gracias. Por eso, el ser humano debe ser siervo de su Señor acatando Sus órdenes y apartándose de Sus prohibiciones creyendo firmemente que adorar a todo aquel que no sea Dios, es inválido, porque todo aquel que no sea Dios es una criatura incompleta, deliberada, pobre en todos los aspectos, no merece ninguna adoración siendo ser humano u objeto inanimado, profeta, piedra, cruz, sol, luna o tumba, etc.

el Viviente, el Sustentador﴿, estos nobles nombres, se consideran de los nombres más majestuosos de Dios, Bendito sea. Él posee noventa y nueve nombres; y estos dos, abarcan todos los demás nombres, ya que el Viviente: es Quien tiene la plena vida que implica a todos los atributos de la esencia, como el oído, la vista, el conocimiento, el poder, etc. Mientras que el Sustentador es el que se sostiene a Sí Mismo y sostiene a los demás, esto implica todas las acciones con las que se describe el Señor del universo, como la creación, la subsistencia, la mortificación, la vivificación y todo tipo de disposición.

Ni la somnolencia ni el sueño Le afectan﴿, es decir que a Dios no Le aflige el sueño ni sus preámbulos, porque el sueño es una característica de imperfección que ocurre después de la fatiga y ésta también es una característica de deficiencia, por lo tanto, Dios es infalible de los atributos de imperfección. Sino que Él es Caracterizado con cualidades perfectas, de ninguna manera Le aflige una deficiencia, como dijo Dios, Altísimo sea de Sí: Y a Dios Le corresponde la descripción más alta; Él es el Irresistible, el Sabio﴿.[71] Y dijo en otro versículo: Él tiene el más alto parangón en los cielos y en la tierra, y Él es el Irresistible, el Sabio﴿.[72]

Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra﴿, es decir que Él es el Dueño de todo lo que hay en este universo y todo lo que no es Dios (la creación) le pertenece a Él, ya que los cielos, la tierra y lo que hay entre ellos: sol, luna, estrellas, montañas, mares, seres humanos y animales todos son de Su propiedad, Dios los gestiona y ejecuta Su voluntad en ellos como Él quiere; y Él, Alabado sea, es Misericordioso con ellos, los sustenta, responde sus súplicas, los guía al camino que conduce a Su Paraíso para que lo sigan, y les muestra el camino que lleva al Infierno para que lo eviten.

¿Quién puede interceder por alguien ante Él, si no es con su permiso?﴿, es decir: nadie intercede por nadie el Día del Juicio sin su permiso, porque toda la intercesión es propiedad de Dios Altísimo sea, ya que si alguien quiere interceder por otro el Día del Juicio para entrar al Paraíso, primero debe obtener permiso de Dios, y si Dios le acepta la intercesión, entra al Paraíso quien haya sido intercedido, y si Dios no acepta (la intercesión) no entra, en esto hay señalamiento de la aparición del dominio de Dios en el Día del Juicio y de la desaparición de todos los otros dominios.

Sabe lo que hay ante ellos﴿, es decir: sabe los asuntos que acontecieron, y lo que hay tras ellos﴿, significa: tiene conocimiento de lo que ocurrirá en el futuro, ya que su conocimiento Altísimo sea abarca los detalles de los asuntos previos y posteriores, manifiestos u ocultos, los siervos no saben nada excepto lo que Dios Exaltado y Majestuoso les enseñó, por eso dijo: y no abarca nada de su conocimiento a menos que Él quiera﴿.

El escabel de Su Trono abarca los cielos y la tierra﴿, el escabel del Trono es el sitio donde Dios Exaltado y Majestuoso coloca ambos pies, y solo Dios sabe la manera (en que coloca Sus pies), porque es de lo oculto del que no tuvimos información, por eso se debe creer en ello como Dios ordenó.

● La descripción del escabel del Trono que abarca los cielos y la tierra indica la perfección de la majestuosidad de Dios Altísimo sea y la amplitud de Su poder y Su potencia, pero el escabel del Trono no es la más grande de las creaciones de Dios Alabado sea sino que hay otra que es más majestuosa que el escabel, se trata del Trono del Misericordioso, sobre él se estableció y se elevó Dios, y también esto es de lo oculto. Dios señaló la majestuosidad del Trono cuando dijo:El Misericordioso que se estableció sobre el Trono﴿[73]es decir se alzó y se elevó.

y no Le causa fatiga mantenerlos﴿, es decir: no Le agobia ni Le fatiga preservar los cielos y la tierra, gestionar sus asuntos, los asuntos de Sus siervos y los de toda Su creación, y que Él es el Poseedor, el Creador y el Administrador, y lo anterior es lo conocido como la unicidad en el señorío. La unicidad en Su señorío sobre Su creación significa creer en Su singularidad de que Él es poseedor, el Creador y el Administrador incluyendo la preservación de los cielos y la tierra.

Él es el Elevado﴿, significa que: Él es el Elevado con Su esencia sobre Su Trono, y el Elevado con Su dominio, ya que nadie puede rechazar Su orden, el Elevado con Su magnitud, por la perfección de Sus atributos, a Él la elevación absoluta de estas tres formas.

el Inmenso﴿, significa que: Él es el Imponente, ante Su majestuosidad disminuye la potencia de los fuertes, y amenguan ante Su majestad las narices dominantes de los reyes. ¡Exaltado sea! Quien tiene la grandiosidad, la altivez, el dominio y la victoria sobre todo aquello que hay en la tierra y en el cielo.

● Como fue mencionado anteriormente, este noble versículo es el mejor, el más majestuoso y espléndido del Corán, por los asuntos majestuosos y los nobles atributos que abarca; porque este versículo engloba diez asuntos:

1) La orden de dirigir la adoración únicamente a Dios, como viene en Su dicho: No hay dios sino Él﴿.

2) La unicidad de Dios en Su señorío sobre Su creación, como cuando dijo: el Sustentador﴿,y no Le causa fatiga mantenerlos﴿.

3) La unicidad de Dios en Sus nombres y atributos, como está en el dicho: el Viviente, el Sustentador﴿.

4) La infalibilidad de Dios de las características de deficiencia y de la semejanza a Sus criaturas, como vino en Su dicho: ni la somnolencia ni el sueño Le afectan﴿.

5) La aclaración de Su abarcamiento a Su dominio, como cuando dijo: Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra﴿.

6) La aparición del dominio de Dios el Día del Juicio, y la desaparición de todos los otros dominios, como se manifiesta en Su dicho: ¿Quién puede interceder por alguien ante Él, si no es con su permiso?﴿.

7) La aclaración del abarcamiento de Su conocimiento, como viene en su dicho: Sabe lo que hay ante ellos y lo que hay tras ellos﴿.

8) La evidencia de que los siervos no tienen nada de conocimiento excepto lo que Dios, Exaltado y Majestuoso, les enseñó, como se manifiesta en Su dicho: y no abarca nada de su conocimiento a menos que Él quiera﴿.

9) La extensión del escabel del Trono de Dios que es el sitio donde Dios Exaltado y Majestuoso coloca ambos pies, como se menciona en su dicho: El escabel de Su Trono abarca los cielos y la tierra﴿.

10) Entonces este solo versículo por sí mismo, se considera un credo completo de los nombres y atributos de Dios, entraña los más bellos nombres y atributos de Dios, por eso hay muchos hadices del Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, que incitan a leerlo y hacerlo una jaculatoria que dice la persona en la mañana, en la tarde, cuando quiere dormir y después de las oraciones.

 Tercer adjunto: Resumen sobre las doctrinas de los romanos[74]

Los romanos eran un pueblo desviado y perdido, no conocían al Señor Verdadero (Dios), no creían en un mensajero, vivían como vivía el ganado, sino que el ganado es mejor que ellos, porque este último conoce a su Señor por instinto, mientras que ellos no; ya que el romano creía que el universo estaba sometido a una fuerza gigantesca, de existencia antigua, invisible, su actividad aparecía en los fenómenos naturales tales como tormentas, vientos, lluvia y el brillo de los rayos en la noche que disipa su oscuridad; el sonido ensordecedor de los truenos; la puesta del sol y la llegada de la noche, la aparición de la luna y las estrellas resultantes de ello; luego el amanecer y la dispersión resultante de la oscuridad; la secuencia de las estaciones, el crecimiento de animales y plantas, el nacimiento del ser humano y los desarrollos que le ocurren en la creación, de debilidad a fuerza y luego a debilidad.

Entonces el romano le llamaba a estas fuerzas “los espíritus activos” o “dioses”.

El número de estos dioses, para los romanos, era muy grande, por ejemplo había dioses para proteger la casa y la granja, dioses del bosque, dioses que dominaban los fenómenos naturales extremos como el mar agitado, desbordamiento de ríos, tormentas y similares, así como dioses para el ejército, etc.

La relación del romano con su dios era una relación puramente material, porque creía que le beneficiaba en su oficio, por eso le entregaba ofrendas y sacrificios para lograr su satisfacción –como pensaba— y su ayuda para él, para obtener muchas ganancias en su oficio, siendo granjero, artesano, o militar que anhelaba la victoria en sus guerras, etc.

Los romanos tenían varios ídolos de forma humana, sobre todo aquellos que eran adorados de forma oficial por el Estado Romano, como Júpiter, quien era el dios más grande para ellos, Minerva, de la cual creían que le concedía habilidad en el trabajo a aquellos que laboraban intelectual y manualmente, Saturno, dios de la agricultura, etc.

Los romanos creían que cuanto mayor era el número de adoradores de un dios en particular, más dispuesto era éste a recompensar a sus adoradores.

Lo curioso es que, cuando fallecía un emperador que tenía logros notables, grandes obras y victorias, el senado romano añadía el nombre de este emperador a la lista de dioses que adoraban, y entonces el emperador volvía un dios después de morir y convertirse en restos. Esta deificación le ocurrió a una serie de emperadores, como César, Augusto, Trajano, etc. 

Vale la pena señalar que las autoridades romanas le permitían al ciudadano romano abrazar cualquier religión extranjera con la condición de que esa religión no le impidiera someterse a los dioses de los romanos, glorificarlos, participar en sus celebraciones y rituales; porque la participación de todos en la maximización de sus dioses era un símbolo de unidad y garantía de la satisfacción de los dioses.

Se le añade a esto la importancia de la glorificación a los emperadores por parte de todos, quemando incienso frente a sus estatuas.

La ley romana era muy estricta contra aquellos que violaban estas reglas.Y por la violación de los judíos a estas reglas, los romanos los oprimieron en los años 70 y entre 132y 135, ya que Palestina (el país de los judíos y de los cristianos) estaba bajo la autoridad de los romanos en ese entonces.

Por eso, los judíos aprovecharon esta influencia y tiranía de los romanos para oprimir al Mesías, como fue mencionado anteriormente; pero Dios lo salvó de ser asesinado y lo elevó al cielo sin que le ocurriera daño alguno.

Después de que el Mesías fuese elevado, Pablo aprovechó este poderío y tiranía de los romanos, levantando su odio contra los seguidores de Cristo para borrar completamente su religión de la faz de la tierra y reemplazarla por otra que llevaría aparentemente el nombre del Mesías, pero en el fondo era contraria a ella en todos los sentidos. 

Los romanos continuaron su influencia y regencia sobre los países durante siglos, y aumentaron la alteración de la religión del Mesías generación tras generación y siglo tras siglo hasta que fue completamente adulterada y reemplazada con otra religión que no tiene ninguna relación con la religión del Mesías, y esto también fue explicado detalladamente.

Aproximadamente seis siglos después de la elevación del Mesías, Dios envió a Su Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, con la religión del Islam.Cuando la gente supo que proviene realmente del Señor, la abrazó masivamente, entonces se expandió el Islam, y los musulmanes lucharon contra los romanos porque no seguían una religión verdadera, sino una religión inválida, que fue impuesta a la gente con hierro y fuego, entonces los vencieron y tomaron el control de los países que gobernaban que son actualmente las naciones del Levante [Siria, Líbano, Jordania y Palestina], Egipto, Turquía, etc; y así la religión verdadera y preservada –el Islam- reemplazó a la religión alterada impuesta por Pablo y los emperadores romanos que vinieron después: y las alabanzas para Dios el Señor de los mundos.

 Cuarto adjunto: La historia de la virgen María y su hijo el Mesías Jesús hijo de María

      Noticias sobre el nacimiento y crianza de María:

● ‘Imrán el padre de María era quien dirigía la oración a los hijos de Israel, por su bondad, piedad y adoración. Cuando su esposa Hannah (Ana) hizo un voto de dejar a su hijo libre -es decir puro, dedicado a la adoración y al servicio de Jerusalén- si Dios le proveía de uno; ella menstruó de inmediato ya que era infértil, después la cohabitó su marido y se embarazó de María. Y el significado de María es la adoradora y la ascética.

● De las evidencias del beneficio de María, es que Satanás no la pinchó en su costado como hace con todos los niños, y esto es beneficio especial para ella y para su hijo el Mesías Jesús hijo de María, como se mencionó en el hadiz (dicho) del Profeta Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz, al aclarar la protección de Dios a María diciendo: “Cualquier hijo de Adán cuando nace lo pincha Satanás y comienza a gritar por el piquete de Satanás, excepto María y su hijo”, luego dijo Abu Hurayra –el narrador del hadiz-:

Leed si queréis: A ella y a su descendencia los refugio en Ti de Satanás lapidado﴿.[75][76]

Y narró del Profeta la paz y las bendiciones de Dios sean con él haber dicho: “Todo hijo de Adán le pica Satanás en sus costados con su dedo al momento de nacer, excepto Jesús hijo de María, quiso pincharlo pero picó una barrera”.[77][78]

● Al terminar el período del amamantamiento, Hannah la madre de María llevó a su hija María a Jerusalén, y la entregó a los adoradores que estaban en el templo donde rezaba su marido ‘Imrán quien dirigía la oración, para que la educaran en la adoración y en la obediencia, se disputaron entre ellos sobre quien la criara y educara, en ese tiempo Zacarías era el profeta, entonces les pidió encargarse él de ella y que ellos renunciaran a eso, pero rechazaron, aun teniendo él mayor jerarquía y siendo su profeta, después se pusieron de acuerdo de realizar un sorteo entre ellos y quien ganara dicho sorteo, María se quedaría bajo su tutoría fuera quien fuere.

Con la voluntad de Dios el sorteo favoreció a Zacarías, y esta es de las evidencias del beneficio de María la paz sea con ella, ya que Dios hizo que su tutoría fuese para un profeta y no para un hombre cualquiera.

● María tuvo una crianza profética bajo la custodia y el cuidado del profeta Zacarías, creció piadosa, adoradora y devota a Dios Exaltado y Majestuoso, y tenía un nicho oratorio donde adoraba en el templo de Jerusalén, ahí le ocurrieron milagros que indican su honor con Dios, ya que cuando Zacarías entraba con ella al nicho encontraba frutas del verano en invierno, y frutas de invierno en verano. Dios dice de ella: Cada vez que Zacarías la visitaba en su lugar de oración, encontraba junto a ella provisión. Decía: ¡María! ¿Cómo es que tienes esto? Decía ella: esto procede de Dios, es cierto que Dios provee a quien quiere sin limitación﴿.[79]

      Beneficios de María y su honor con su Señor:

● De las evidencias del beneficio de María es que los ángeles hablaron con ella y la informaron de que Dios la seleccionó y la eligió para ser la mejor mujer del mundo en su época. Dios dice en el Corán: Y cuando dijeron los ángeles: ¡María! Dios te ha elegido, te ha purificado y te ha escogido entre todas las mujeres de la creación [Lit. de los mundos]. ¡María! Dedícate por entero al servicio de tu Señor y póstrate e inclínate con los que se inclinan﴿.[80]

● Entre las evidencias del beneficio de María es que los ángeles le transmitieron la buena nueva de Dios de que se embarazaría de un niño llamado el Mesías Jesús hijo de María, y no nada más esto, sino que la albriciaron de que su hijo Jesús no iba a ser como todos los niños, sino que tendría una excelente posición ante Dios y con la gente, y de los que tendrían proximidad con Dios. Dios dice en el Corán: Cuando dijeron los ángeles: ¡María! Dios te anuncia una palabra procedente de Él, cuyo nombre será el Ungido [en árabe al-Masih que se corresponde con Mesías], Jesús hijo de María, tendrá un alto rango en esta vida y en la Última; y será de los que tengan proximidad﴿.[81]

María recibió esta albricia de su Señor con la aceptación, aunque estaba muy sorprendida, ¿cómo tendría un hijo sin tener esposo?

Dios informó en el Corán sobre la sorpresa de María diciendo de ella: Dijo: ¡Señor mío! ¿Cómo voy a tener un hijo si ningún hombre me ha tocado? Dijo: Así será, Dios crea lo que quiere; cuando decide un asunto le basta decir: ¡Sé! Y es﴿.[82]

El significado de: si ningún hombre me ha tocado﴿ es: no me ha tocado un hombre a través de contacto íntimo.  

El significado del versículo: que Dios es Todopoderoso sobre todas las cosas, cuando decide algo, Le basta decir: ¡sé!, y ya es esa cosa, entre ello, lo que le ocurrió a María, Dios dijo: ¡sé! y Jesús fue concebido con esta palabra en el vientre de su madre, por eso el Mesías se describe con ser (palabra de Dios), porque con ella fue creado, como está en el dicho de los ángeles a María: Dios te anuncia una palabra procedente de Él, cuyo nombre será el Ungido, Jesús hijo de María﴿.[83]

 Es bueno mencionar que esta noticia coránica concuerda con lo que está registrado en el evangelio de Lucas (1:28–31,34,37).

28. Y entrando el ángel, le dijo: ‘¡Salve, muy favorecida! El Señor está contigo; bendita eres tú entre las mujeres’.

29. Pero ella se turbó mucho por estas palabras, y se preguntaba qué clase de saludo sería éste.

30. Y el ángel le dijo: ‘No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios.

31. Y he aquí, concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús’.

34. Entonces María dijo al ángel: ‘¿Cómo será esto, puesto que soy virgen?’

Respondiendo el ángel, le dijo:

37: Porque ninguna cosa será imposible para Dios” (BLA).

●A pesar de que María recibió la albricia del Mesías que le trajeron los ángeles con aceptación y satisfacción, no obstante cargó con una gran preocupación, porque ¿quién persuadiría a su gente con la verdad del asunto, de que su embarazo de esta forma anormal era por orden de Dios? Ellos no sabían la verdad y entonces, ellos dependerían de lo aparente y la acusarían de adulterio, por eso cargó con esta gran preocupación y deseó que le llegara la muerte a que la acusaran de adulterio.

● Es importante mencionar que las mujeres musulmanas son las mejores en seguir el ejemplo de María porque prefieren morir que cometer atrocidades representadas en tener relaciones con alguien que no sea su marido, contrariamente a las mujeres cristianas que han alcanzado gran indulgencia al respecto, y en la propagación de las amistades y las relaciones extramaritales entre ambos sexos, incluyendo los monjes que cometen esto con las monjas y demás mujeres a su servicio dentro y fuera de las iglesias, en un ataque abierto a la dignidad de las mujeres y de sus esposos y una violación explícita a las enseñanzas del Mesías, y las de todos los profetas y los modales que poseen los hombres honorables junto a sus mujeres, especialmente la virgen María.

¿Es posible que estos comportamientos que son parte de la personalidad de los sacerdotes podrían ser una interpretación de los comportamientos del Mesías? Lejos está él de esto.

Lo más extraño de esta situación es lo que vociferan los hombres de la Iglesia a los oídos de la gente de que la mujer musulmana es oprimida y despreciada, mientras que una de sus mujeres cuando la invita el sacerdote a su lecho acepta humillada y oprimida, porque no puede rechazar su petición aunque esté casada y engaña a su marido satisfaciendo al capellán por la dominación, el poder y el prestigio que tienen los hombres de la religión en los corazones de los miembros de la parroquia y creyendo que si ellas satisfacen al capellán estarían satisfaciendo al Señor, es impensable que ocurra esto, eso es ridículo y manipulan a la gente; es un chantaje expuesto sobre el honor de las mujeres, porque si en esto está la satisfacción del Señor ¿por qué el sacerdote lo pide en secreto y tienen las relaciones en secreto?

¿Por qué no viene la orden del mismo Mesías y su ratificación al respecto en ninguno de los cuatro evangelios y demás libros?

 Reflexión: ¿Dónde está la verdad del dicho “Dios es amor”?

Es un derecho para los cultos preguntar sobre el fenómeno del chantaje de los sacerdotes al honor de las mujeres y las monjas en secreto, entonces ¿dónde está el efecto del dicho: “Dios es amor” en la realidad? y ¿cuál es su verdad? 

De los derechos de los cultos, también, preguntar sobre el dicho: “Dios es amor” que los sacerdotes repiten con frecuencia en las iglesias, mientras que en el otro lado de las iglesias se encuentran cuartos de tortura en contra de quien plantea preguntas lógicas incómodas a uno de los sacerdotes acerca de las creencias del cristianismo.

● Del beneficio de María es que Gabriel –el más grande de los ángeles- la albrició de nueva cuenta de que se iba a embarazar del Mesías. Se había mencionado anteriormente que los ángeles le dieron la buena nueva; entonces vino hacia ella –el más grande de los ángeles- para albriciarla y ejecutar esta buena nueva; presentándose en forma de ser humano,llegó con ella a un lugar de Jerusalén donde nadie la veía y le informó que ya llegó la hora de ejecutar la albricia que le habían informado los ángeles anteriormente, que era embarazarse del Mesías. María se sorprendió otra vez de esta buena nueva y le preguntó a Gabriel: ¿cómo me voy a embarazar si no tengo esposo y no soy fornicadora que comete atrocidades con los hombres?

El ángel Gabriel le respondió que ésta es la orden de Dios y Su elección, y no tenemos sino aceptar la orden de Dios y ejecutarla; Dios tiene la gran sabiduría en todo, entonces, Gabriel hizo lo que le ordenó su Señor, Exaltado y Majestuoso; insufló en el cuello de la ropa de María, este soplido llegó a sus partes íntimas y después a su matriz y entonces se embarazó como se embarazan las mujeres de sus esposos, su feto se mantuvo en su vientre nueve meses, luego lo parió. Dios dice al relatar la historia que se encuentra en la sura de “María” del Noble Corán:

Y recuerda en el libro a María cuando se apartó de su familia retirándose en algún lugar hacia oriente. Entonces se ocultó de ellos con un velo y le enviamos a Nuestro espíritu [Gabriel] que tomó la apariencia de un ser humano completo. Dijo: Me refugio de ti en el Misericordioso, si tienes temor (de Él). Dijo: Yo sólo soy el Mensajero de tu Señor para concederte un niño puro. Dijo: ¿Cómo habría de tener un hijo si ningún mortal me ha tocado y no soy una fornicadora? Dijo: Así lo ha dicho tu Señor: Eso es simple para Mí, para hacerlo un signo para los hombres y una misericordia de Nuestra parte. Es un asunto decretado. Así pues lo concibió y se retiró a un lugar apartado. Y le sobrevino el parto junto al tronco de la palmera. Dijo: ¡Ojalá y hubiera muerto antes de esto desapareciendo en el olvido! Y la llamó desde abajo: No te entristezcas, tu Señor ha puesto un arroyo a tus pies. Sacude hacia ti el tronco de la palmera y caerán dátiles maduros y frescos. Come y bebe, y refresca tus ojos. Y si ves a algún humano dile: He hecho promesa de ayuno al Misericordioso, y hoy no puedo hablar con nadie. Y llegó a su gente llevándolo en sus brazos, dijeron: ¡María! Has traído algo muy grave. ¡Hermana de Aarón! Tu padre no ha sido un hombre de mal ni tu madre una fornicadora. Entonces hizo un gesto señalándolo, dijeron: ¿Cómo vamos a hablar con un niño de pecho? Dijo: Yo soy el siervo de Dios Él me ha dado el Libro y me ha hecho profeta”. Y me ha hecho bendito dondequiera que esté y me ha encomendado la Oración y la purificación mientras viva. Y ser bondadoso con mi madre; no me ha hecho ni insolente ni rebelde. La paz sea sobre mí el día en que nací, el día de mi muerte y el día en que sea devuelto a la vida. Ese es Jesús, el hijo de María, la palabra de la verdad, sobre el que dudan. No es propio de Dios tomar ningún hijo. ¡Gloria a Él! Cuando decide algo, sólo dice: Sea, y es. Y verdaderamente Dios es mi Señor y el vuestro, adoradlo pues. Este es un camino recto﴿.[84]

      Comentario sobre los versículos:

Este embarazo ocurrió en el seno de María, de madre sin padre, indica la perfección del poder de Dios, Altísimo sea, y es un asunto nada sencillo, pero es fácil para Dios. La sabiduría en crearlo de esta forma, es para que sea una evidencia y señal para la gente, del poder de Dios quien diversificó en su creación, creando a su padre Adán sin varón ni hembra, creando a Eva de varón sin hembra y creando a la demás descendencia de varón y hembra, con excepción de Jesús quien lo creó de hembra sin varón, y con su creación se completó la división cuadrante[85] indicativa de la perfección del poder de Dios y Su gran autoridad, y eso no es difícil para Dios, porque la creación de los cielos y de la tierra es más majestuosa que la creación de la gente, sin embargo la mayoría de los hombres no lo saben.

Dios puede crear a un ser humano a partir devarón y hembra, como a toda la gente, puede crear sin varón ni hembra como enel caso de nuestro padre Adán, puede crear de varón sin hembra como enel caso de nuestra madre Eva quien Dios la creó de la costilla de Adán y puede crear de hembra sin varón como lo es el caso del Mesías el hijo de María. También puede crear del padre anciano y de la madre infértil, como lo es el caso de los profetas Abraham y Zacarías; puede no crear nada del varón y la hembra, ni varones ni hembras, como lo es el caso de los infértiles; puede crear de una pareja sólo varones; puede crear sólo hembras y puede crear de ellos varones y hembras; Dios Exaltado y Majestuoso tiene el poder sobre todas las cosas; y si quiere algo sólo le dice “Sé” y es esta cosa, como dice Dios en el Corán: Ciertamente cuando queremos que algo sea, simplemente le decimos: Sé y es﴿.

Dios dice en el Corán: De Dios es la soberanía de los cielos y de la tierra. Él crea lo que quiere concediéndole a quien quiere hembras y a quien quiere varones. O concediéndole parejas de varones y hembras. Y a quien quiere lo hace estéril. Realmente Él es el Conocedor, Poderoso﴿.[86]

El significado del noble versículo: A Dios, Exaltado y Majestuoso, la soberanía de los cielos y de la tierra y de lo que hay en ellos, crea lo que quiere, le otorga a quien quiere de Sus siervos sólo hembras sin varones, le otorga a quien quiere varones sin hembras, le otorga, Alabado sea, a quien quiere de entre la gente varones y hembras, y a quien quiere lo hace estéril para que no pueda tener hijos, Él es Conocedor de lo que crea, Capaz de crear lo que quiere, no Le es imposible crear algo si Él decide hacerlo.

El resultado es que la creación del Mesías fue un signo y una evidencia para toda la gente y para los hijos de Israel en especial de la majestuosidad del poder de Dios, Altísimo sea, y Su descripción con la creación como Él quiere, y ante esto, sólo tenemos que creer en ello y enaltecer al Señor en nuestros corazones.

● Lo bueno es que esta sabiduría de crear al Mesías de madre sin padre está mencionada en fuentes difundidas en manos de los cristianos hoy en día; por ejemplo en el Libro de Isaías (7:14), se habló de la albricia del embarazo de María y que su embarazo fue un signo de la capacidad de Dios:

“Por tanto, el Señor mismo os dará una señal: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel” (BLA).

El Señor es Dios, y la señal es la señal de Su poder y Emmanuel es uno de los nombres del Mesías.

Sin embargo, los cristianos no creen que la sabiduría divina en el embarazo de María de esta forma, es para demostrar que éste es un signo y señal del poder de Dios (Descrito aquí como el Señor), sino que ignoran esto completamente y dicen que el Mesías es hijo de Dios, ¡Glorificado sea Dios por encima de eso!

●Cuando María dio a luz al Mesías, lo primero que pronunció el Mesías estando en la cuna era ratificar que es siervo de Dios, y eso cuando los judíos le preguntaron sobre este niño: ‘¿de dónde lo trajiste?’ No dijo que es hijo de Dios, y si hubiera sido así lo habría dicho, porque sería un honor para él si fuera cierto, y porque la situación lo exige para alejar la acusación sobre su madre, sino que dijo: Yo soy el siervo de Dios Él me ha dado el Libro y me ha hecho profeta. Y me ha hecho bendito dondequiera que esté y me ha encomendado la Oración y la purificación mientras viva. Y ser bondadoso con mi madre; no me ha hecho ni insolente ni rebelde. La paz sea sobre mí el día en que nací, el día de mi muerte y el día en que sea devuelto a la vida﴿.[87]

Apreciables lectores, ¿qué expresión más clara que ésta de que el Mesías es un siervo de Dios, un ser humano y un mensajero, y no es ni el señor ni hijo del Señor?

      La serenidad de María después de que su hijo la tranquilizara luego de parirlo:

Dios aclara en su Libro que María tuvo una gran preocupación cuando dio a luz a su hijo el Mesías, porque sabía que la gente la iba a acusar de adulterio por ser conocido que ella no estaba casada, y porque no estaría en su percepción que existiera la posibilidad de embarazarse de otra forma que no fuese por adulterio. Dios dice en el Corán: Y le sobrevino el parto junto al tronco de la palmera. Dijo: ¡Ojalá y hubiera muerto antes de esto desapareciendo en el olvido! Y la llamó desde abajo: No te entristezcas, tu Señor ha puesto un arroyo a tus pies. Sacude hacia ti el tronco de la palmera y caerán dátiles maduros y frescos. Come y bebe, y refresca tus ojos. Y si ves a algún humano dile: He hecho promesa de ayuno al Misericordioso, y hoy no puedo hablar con nadie﴿.[88]

El Mesías tranquilizó a su madre después de haberlo parido, y esa es la primera señal de bien en él; le pidió comer dátiles y beber agua del arroyo, así mismo le recomendó disculparse de responderle a su gente y decir que estaba ayunando cuando le preguntaran de donde lo trajo; el ayuno en su legislación era un voto de silencio. Cuando María vio estos milagros de su hijo supo que era profeta, comprobó la promesa de su Señor e hizo lo que le pidió su hijo porque su bebé no podría pronunciar estas palabras majestuosas sino fuera por inspiración divina, entonces le llegó la serenidad a su corazón, se levantó del lugar donde dio a luz y regresó con su gente, cuando éstos la vieron llevando a su hijo pequeño le preguntaron sorprendidos: ‘¿de dónde traes este niño recién nacido, si tú eres de una familia religiosa y honrada y como tú no cometen atrocidades?’ Su réplica a ellos fue una respuesta de los confiados en su Señor señalando a su niño para que le preguntaran a él, ya que era él quien se iba a encargar de responderles a su pregunta, ellos se sorprendieron de la respuesta de ella, ya que no es común que un recién nacido hable o responda a preguntas de quien está a su alrededor; habló (Jesús) la paz sea con él con palabras majestuosas que eliminaron su sorpresa; y lo primero que pronunció el Mesías era ratificar que es siervo de Dios, ya que dijo: Yo soy el siervo de Dios﴿, es decir: no soy adorado ni hijo de Dios, sino adorador de Dios, luego dijo: Él me ha dado el Libro﴿, es decir el Evangelio, y Dios decretó que le iba a revelar este Libro cuando fuese grande, luego dijo: y me ha hecho profeta﴿, es decir enviado para vosotros, y no dijo “me ha hecho” dios, tampoco dijo “me ha hecho” hijo de Dios ni los demás dichos que afirmaron los cristianos sobre él después de que fuese elevado al cielo, sino que dijo: y me ha hecho profeta. Y me ha hecho bendito dondequiera que esté y me ha encomendado la Oración y la purificación mientras viva. Y ser bondadoso con mi madre; no me ha hecho ni insolente ni rebelde. La paz sea sobre mí el día en que nací, el día de mi muerte y el día en que sea devuelto a la vida﴿.[89]

Cuando el Mesías expresó su dicho, supieron que era profeta, y el profeta sólo habla con la verdad, entonces le llegó la tranquilidad definitiva a María en esta situación, y ésta fue la mayor bondad del Mesías hacia su madre.

      Conclusión de la historia de María:

Después de que el Señor narró esta majestuosa historia en el Corán, dijo inmediatamente: Ese es Jesús, el hijo de María, la palabra de la verdad, sobre el que dudan. No es propio de Dios tomar ningún hijo. ¡Gloria a Él! Cuando decide algo, sólo dice: Sea y es﴿.

El significado de estos versículos: que esto que te narramos ¡Oh Muhammad! Es la noticia y la historia del Mesías, Jesús hijo de María, sobre la cual ocurrió dudas y sospechas en los grupos de los cristianos, e hizo que se dividieran en grupos y sectas.

Que observe el lector, que Dios atribuyó al Mesías a su madre María y no se lo atribuyó a Él, porque es hijo de María y no tiene padre, y si fuera Dios su padre, se lo habría atribuido, pero cuando careció esto en el caso del Mesías, entonces, Dios se lo atribuyó a su madre diciendo: Ese es Jesús, el hijo de María﴿.

Después Dios confirmó esto diciendo: No es propio de Dios tomar ningún hijo. ¡Gloria a Él!﴿. Es decir que Dios no puede tomar un hijo, porque tomar un hijo requiere que Dios tenga necesidad a Sus criaturas, y esto contradice que Dios es Rico con respecto a todas las criaturas, ya que Él es Quien las creó y las hizo existir. ¿Cómo entonces tendría necesidad a ellos después?

Por esto, Dios dijo después: ¡Gloria a Él!﴿. Es decir: sea Glorificado por encima de eso.

Luego dijo en el final de este versículo: Cuando decide algo, sólo dice: Sea y es﴿. Esto es como cuando dijo en el otro versículo de la Sura de La Familia de ‘Imrán: Verdaderamente Jesús, ante Dios, es como Adán. Lo creó de tierra y luego le dijo: ¡Sé! Y fue. (Esto es) la verdad procedente de tu Señor, no seas de los que dudan﴿.[90]Es decir: ¡Oh Muhammad! No seas de los que dudan en la noticia del Mesías, ya que te llegó la verdad de tu Señor.

● De las evidencias sobre el beneficio de María en el Islam, es que dos suras completas llevan su nombre y el de su familia, la primera es “Sura de María”, y la segunda es “Sura de La Familia de ‘Imrán”.

      La gran confusión de los cristianos en su creencia sobre la condición de María y su naturaleza:

Los cristianos se dividieron en su creencia sobre la virgen María en grupos, ya que los tres grandes grupos se diferenciaron mucho acerca de la virgen María. Los ortodoxos opinan que ella nació como cualquier otro ser humano llevando el pecado; y que es como los profetas y los santos.

Los católicos creen que ella está libre del pecado al igual que el Mesías, y sin impureza, también creen que se elevó viva al cielo; la glorifican grandemente, le hacen estatuas en sus iglesias y le rezan.

Mientras que los protestantes la consideran una creación normal como las demás creaciones, se oponen a llamarla diosa, madre de dios, esposa del Señor y su compañera, y creen que es únicamente madre de Jesús; que ella no parió a la deidad sino que parió a un cuerpo nada más, y otros dijeron que es como la cáscara del huevo del que salió un polluelo.

Los católicos y los ortodoxos acordaron la integridad de la virgen –es decir su abstinencia de los hombres- y la no existencia de hermanos carnales para el Mesías.

En cuanto a los primeros sacerdotes, éstos anunciaron que María era infalible del pecado original al igual que el Mesías, y opinaban que su posición se resume en ser la madre de dios, ya que la honraban, y le dirigían ayuno y celebraciones al mismo tiempo.

Mientras que los judíos están absolutamente en el otro lado, ya que opinan que ella cometió adulterio ¡Dios los haga repugnantes! Se embarazó y parió al Mesías.

Después, vino el Islam, y acabó con este desorden vergonzoso en la creencia sobre la virgen María, entonces, el Corán aclaró que era adoradora de Dios, honesta, veraz, piadosa y pura, sólo adoraba a Dios; no invitó a la gente a adorarla a ella ni adorar a su hijo, y vino su mención con rango de respeto y reverencia en 31 pasajes del Corán; fue la única mujer cuyo nombre fue mencionado a través del texto coránico, algo que no ocurrió con ninguna otra mujer, ni siquiera las esposas ni las hijas del Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz. Mientras que su hijo el Mesías Jesús hijo de María fue mencionado 25 veces en el Corán, y fue mencionado con el nombre del Mesías nueve veces, todas con rango de respeto, glorificación y reverencia, pero este respeto y glorificación de acuerdo a su condición apropiada de ser humano que no incluye la creencia de que poseen algunos de los atributos y características del señorío o divinidad, sino que son seres humanos como nosotros, adoran a Dios como Le adoramos nosotros, Le piden el Paraíso y la salvación del Fuego como Se los pedimos nosotros.

Así mismo la constitución del Islam (el Corán) establece que María hija de ‘Imrán, se embarazó a través de la palabra de Dios: Sé y el Mesías fue en su vientre, ahí permaneció como feto como cualquier desarrollo prenatal, luego lo parió como da a luz cualquier mujer a sus hijos.

      La descripción de Diosal Mesías en el Corán de que es “palabra de Dios”:

Vino la descripción del Mesías en el Corán de que es palabra de Dios, porque fue creado con la palabra “Sé”, y fue el Mesías en el vientre de su madre; el efecto de esta palabra fue como el semen del hombre cuando se encuentra con el óvulo y lo fecunda.

También vino la descripción del Mesías que es “un espíritu procedente de Él”, es decir que el alma del Mesías proviene de Dios, Dios la creó como todas las demás almas de los seres humanos, como se manifiesta cuando Dios Altísimo sea dijo aconsejando a la gente del Libro quienes son los judíos y los cristianos:

¡Gente del Libro! No saquéis las cosas de quicio en vuestra Practica de Adoración ni digáis sobre Dios nada que no sea la verdad. Ciertamente el Ungido, hijo de María es el mensajero de Dios, Su palabra depositada en María y un espíritu procedente de Él. Creed, pues, en Dios y en Su Mensajero y no digáis tres; es mejor para vosotros que desistáis. La verdad es que Dios es un Dios único. ¡Está muy por encima en su gloria tener un hijo! Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. Y Dios basta como guardián. El Ungido no desprecia ser un siervo de Dios ni los ángeles que están cerca (de Él). En cuanto a los que creen y practican las acciones de bien, se les pagará debidamente su recompensa y Él les aumentará Su favor. Pero a los que desprecien y sean soberbios los castigará con un doloroso castigo y no encontrarán fuera de Dios ni quien los proteja ni quien los defienda﴿.[91]

      La condición de los hijos de Israel antes de la misión del Mesías a ellos:

Introducción:

La profecía no se interrumpía entre los hijos de Israel, eran reyes a los cuales Dios les otorgó muchas bendiciones, como dijo Dios en la sura de la Mesa Servida: Y cuando Moisés dijo a su gente: ¡Pueblo mío! Recordad las bendiciones que Dios os dio cuando hizo surgir entre vosotros profetas, os hizo reyes y os dio lo que a nadie en los mundos le había dado﴿.[92]

Pero los hijos de Israel no agradecieron a Dios por esta bendición, llegando a una gran tiranía, endureciéndose sus corazones, olvidando lo que les fue recordado, propagándose entre ellos la usura y el adulterio, asesinando a quienes invitaban a la equidad, matando a los profetas, distorsionando la Torá que estaba en sus manos, atreviéndose con gran audacia al Libro de Dios y a Sus profetas que nadie hizo antes de ellos; entonces Dios les mandó al Mesías, no obstante no creyeron en su profecía a pesar de que Dios lo apoyó con muchos milagros que la evidencian, por eso decidieron asesinarlo, pero Dios lo protegió de ellos y lo elevó hacia Él, al cielo.

Dios, Altísimo sea, dice acerca de la Gente del Libro (los judíos y los cristianos): ¿Acaso no les ha llegado a los que creen el momento de que sus corazones se sometan al recuerdo de Dios y a lo que ha descendido de la verdad y no sean como aquellos a los que se les dio el Libro anteriormente, cuyo tiempo fue largo, y sus corazones se endurecieron, estando muchos de ellos descarrillados?﴿.[93] Dice Ibn Kazir, Dios tenga misericordia de élen la explicación de este versículo: Dios, Alabado sea, le prohibió a los creyentes asemejarse con aquellos que tuvieron el Libro (los judíos y los cristianos) antes de ellos cuyo tiempo fue largo,[94] cambiaron el Libro de Dios que tenían entre sus manos, lo vendieron a bajo precio y le dieron la espalda aceptando diferentes opiniones y declaraciones falsas, imitando a los hombres en la religión de Dios, tomando a sus rabinos y sacerdotes como señores en vez de Dios; cuando ocurrió eso, se endurecieron sus corazones, no aceptaban exhortación alguna ni se ablandaban sus corazones con una promesa o amenaza.

Estando muchos de ellos descarrillados﴿es decir: en las acciones, sus corazones eran corruptos, sus obras eran inválidas, como dijo Dios, Glorificado sea: Y porque rompieron su compromiso los maldijimos y endurecimos sus corazones. Tergiversaron las palabras [de la Torá] y olvidaron parte de lo que con ellas se les recordaba﴿.[95] Es decir se corrompieron sus corazones y se endurecieron, y volvió natural para ellos tergiversar el sentido de las palabras, [sacándolas de contexto], dejando las obras con las que fueron ordenados, haciendo lo que se les prohibió; por eso Dios le impidió a los creyentes asemejarse con ellos en ninguno de los asuntos originales o ramales.

Narró Ibn Abu Hátim de Abdulah Ibn Mas’ud unas palabras, las cuales no había escuchado algo más impresionante que ellas, excepto el Libro de Dios y el hadiz del Profeta, Dios lo bendiga y le conceda paz, dijo:

“Cuando los hijos de Israel, a medida que transcurría el tiempo y se endurecían sus corazones, se inventaron un libro con el cual sus corazones se impresionaron, ysus lenguas se deleitaron y se alegraron; y como la verdad impedía muchas de sus lujurias, entonces dijeron: “vamos a invitar a los hijos de Israel a nuestro libro, quien nos siga en eso lo aceptamos, y quien rechace seguirnos, lo matamos” y así fue; había entre ellos un hombre que tenía conocimiento, cuando vio lo que hacían, se puso a escribir, en algo agradable, lo que sabía del Libro de Dios, lo introdujo en algo parecido a un cuerno de un animal y lo colgó en su cuello. Cuando intensificaron la matanza, empezaron a decir unos a otros: ¡oh gente! Han diseminado el asesinato en los hijos de Israel, llamad a fulano, y mostradle vuestro libro, si os sigue os seguirán las demás personas, y si rechaza, matadlo.

Entonces llamaron a fulano que tenía conocimiento y le preguntaron: ‘¿Creerás en nuestro libro?’

Respondió: ‘¿Qué contiene? ¡Mostrádmelo!’

Se lo mostraron hasta el final, luego le preguntaron: ‘¿Creerás en esto?’ Dijo: ‘Sí creo en lo que está aquí’ –señalando con su mano al cuerno- y lo liberaron.[96]

Cuando murió, lo exhumaron y lo encontraron colgando ese cuerno, donde tenía lo conocido del Libro de Dios; entonces empezaron a decir unos a otros: ¡oh gente! No sabíamos esto, estaba afligido.[97]

Entonces los hijos de Israel se dividieron en setenta y dos grupos, el mejor de ellos, es el grupo de la persona del cuerno”.

Dice Ibn Mas’ud: “si os quedáis, (o si el resto de vosotros permanecerá), veréis asuntos que repudiaréis, no los podréis cambiar, le bastará a uno de vosotros que Dios sepa que la repudiéis con vuestros corazones”.  

Y narró Abu Ya’farTabari de ‘Itris Ibn ‘Arqub haber ido con Abdulah Ibn Mas’ud y le dijo:

‘¡Oh Abdulah! Perecerá quien no invita al bien y prohíbe el mal’.

Dijo Abdulah: ‘Perecerá aquel que su corazón no conoce el bien y no repudia el mal. Ciertamente, cuando los hijos de Israel, a medida que transcurría el tiempo y se endurecían sus corazones, se inventaron un libro que impresionó a sus corazones, y sus lenguas se encantaron con él, así que dijeron: ‘vamos a invitar a los hijos de Israel a nuestro libro, quien crea en él lo aceptamos, y quien lo rechace, lo matamos’.  

Entones, un hombre de ellos puso el Libro de Dios en un cuerno, el cual colocó en su pecho, y cuando se le preguntó: ‘¿Creerás en esto?’

Respondió: ‘Creo en él –señalando al cuerno colocado en su pecho- y ¿por qué no creeré en este libro?’

El mejor grupo de su religión hoy es el grupo que sigue la religión del hombre del cuerno’.

      Los hijos de Israel asesinan a los profetas:

Dios dice en el Corán: Realmente los que niegan los signos de Dios, y matan a los profetas sin derecho alguno y matan a quienes ordenan la equidad entre los hombres… Anúnciales un castigo doloroso﴿.[98]

Dice Ibn Kazir, Dios tenga misericordia de él, en la explicación de este versículo:

“Ésta es reprobación de Dios, Altísimo sea, a la Gente del Libro por los pecados y prohibiciones que cometieron al desmentir los signos de Dios que les transmitieron los profetas en el pasado y en la actualidad, por arrogancia, como terquedad a ellos, sintiéndose portentosos hacia la verdad, desairándose de seguirla, y aun así mataron a profetas cuando éstos transmitían la legislación de Dios sin razón ni delito de éstos hacia ellos, excepto porque les invitaron a seguir la verdad”.

y matan a los profetas sin derecho alguno y matan a quienes ordenan la equidad entre los hombres﴿.Esta es la máxima arrogancia, como dijo el Profeta, Dios lo bendiga y le conceda paz: “La arrogancia es rechazar la verdad y despreciar a la gente”.[99]

Narró Ibn Abu Hátim de Abu ‘Ubaydah Ibn al-Yarráh, Dios esté Complacido con él, haber dicho: “pregunté: ‘¡Oh Mensajero de Dios! ¿Quién de las personas tendrá más castigo el Día del Juicio?’

(El Profeta) respondió: ‘un hombre que mató a un profeta, o a alguien que invita al bien y prohíbe el mal’.

Luego el Mensajero de Dios, Dios lo bendiga y le conceda paz, recitó (el versículo): Realmente los que niegan los signos de Dios, y matan a los profetas sin derecho alguno y matan a quienes ordenan la equidad entre los hombres… Anúnciales un castigo doloroso﴿, hasta y no tendrán quien les auxilie﴿.[100]

Luego dijo el Mensajero de Dios, la paz y las bendiciones de Dios sean con él: ¡Oh Abu ‘Ubaydah! Los hijos de Israel mataron a cuarenta y tres profetas en el comienzo del día en una sola hora, entonces se levantaron ciento setenta hombres de los hijos de Israel invitando a los asesinos al bien y prohibiéndoles el mal, pero ellos también fueron asesinados todos en la última hora del mismo día, y estos son los que mencionó Dios Exaltado y Majestuoso”.

También fue narrado por Ibn Yarir, excepto que él dijo: “ciento doce hombres de los hijos de Israel”.

Y relató Abdulah Ibn Mas’ud, Dios esté Complacido con él: “Los hijos de Israel asesinaron a trescientos profetas en el inicio del día, y en el final de dicho día, pusieron el mercado de vegetales.[101] Transmitido por Ibn Abu Hátim”.

Por eso cuando fueron arrogantes de seguir la verdad y se pusieron altaneros con las personas, Dios les respondió a eso con la humillación y el desprecio en la vida y un castigo injurioso en la Última, así que Dios dijo: Anúnciales un castigo doloroso﴿.

Esos son aquellos cuyas acciones serán inútiles en esta vida y en la Última; y no tendrán quien les auxilie﴿.[102]

Concluyó el dicho de Ibn Kazir.

Narró Ibn Au Hátim en su libro de explicación del Corán, de Qatádah sobre el versículo: y matan a quienes ordenan la equidad entre los hombres﴿, haber dicho: “Éstos son la Gente del Libro; los seguidores de los profetas les prohibían (el mal) y les recordaban en Dios, pero ellos los asesinaban”.

Dios dijo sobre los judíos: Se decretó que la vileza y la mezquindad fueran inseparables de ellos, y volvieron habiendo incurrido en la cólera de Dios. Esto les pasó por haber negado los signos de Dios y haber matado a los profetas sin razón, y por haber desobedecido y haber traspasado los límites﴿.[103]

 Dice Ibn Kazir, qué Dios tenga misericordia de él, acerca de la explicación de este versículo:

El dicho de Dios: Esto les pasó por haber negado los signos de Dios y haber matado a los profetas sin razón﴿.

Dice, Altísimo sea: con eso los castigamos con la vileza, la mezquindad y la cólera que se les vino a causa de su arrogancia de seguir la verdad, por negar los signos de Dios, por humillar a los que llevan la legislación que son los profetas y sus seguidores, los aminoraron al punto de llegarlos a matar, no hay incredulidad peor que ésta; ya que negaron los signos de Dios,mataron a los profetas sin razón; por eso fue mencionado en el hadiz unánimemente aceptado que el Mensajero de Dios, Dios lo bendiga y le conceda paz, dijo: “la arrogancia es rechazar la verdad y despreciar a la gente”.

 Los hijos de Israel alteraron la Torá –la evidencia del Corán sobre la adulteración de la Torá original-

Dios, Altísimo sea, dice describiendo a los judíos: Y porque rompieron su compromiso los maldijimos y endurecimos sus corazones. Tergiversaron las palabras y olvidaron parte de lo que con ellas se les recordaba. No cesarás de descubrir traiciones por su parte a excepción de unos pocos, pero perdónalos y no se lo tomes en cuenta; es cierto que Dios ama a los que hacen el bien﴿.[104]

 Dice el sheij Abdurrahman Ibn Sa’di, Dios tenga misericordia de él, al explicar este versículo:

Y porque rompieron su compromiso﴿; es decir, a causa de quebrar su compromiso los castigamos con diferentes castigos:

Primero:los maldijimos﴿es decir, los expulsamos y los alejamos de Nuestra misericordia, se cerraron las puertas de la misericordia, no realizaron el pacto que se les tomó considerado la peor causa.

Segundo:y endurecimos sus corazones﴿es decir, sus corazones se volvieron duros, no es útil con ellos la exhortación, ni les benefician los signos y las advertencias, no les atrae la emoción ni les molesta la intimidación, y eso es el peor castigo para el siervo, que su corazón tenga esta característica que ni la guía ni el bien le sirve excepto con el mal.

Tercero:Tergiversaron las palabras﴿es decir, se les dio el examen de cambiar y alterar, dándole a las palabras otro sentido diferente al que quería Dios o Su Mensajero.

Cuarto:y olvidaron parte de lo que con ellas se les recordaba﴿, ya que se les recordaba con la Torá, y con lo que Dios le reveló a Moisés, pero olvidaron parte de ello, eso incluye olvidar su conocimiento y perderlo; y no se encontró mucho de lo que Dios hizo que olvidaran como castigo de Él hacia ellos, también incluye olvidar las acciones, que implica abandonarlas, por eso no se les dio el éxito de realizar lo que les fue ordenado. De esto se evidencia que la gente del Libro, por negar algo de lo que les fue recordado en su libro u ocurrió en su época, Dios hizo que lo olvidaran.

Quinto: la traición continua que no cesarás de descubrir traiciones por su parte﴿, es decir, traicionar a Dios y a Sus siervos creyentes. La peor traición de ellos es ocultar la verdad a quien les exhorta, piensa bien de ellos, y mantenerse en su incredulidad, ésta es una gran traición.

Estas características reprobables, le ocurren a todo aquel que tiene sus cualidades, ya que quien no hace lo que Dios ordena y no lo cumple, tendrá una parte de la maldición, la dureza del corazón, la prueba de alterar las palabras, falta de éxito y olvidar parte de lo que se le recordaba, aparte de que es inevitable que se pruebe con la traición, le pedimos a Dios el bienestar…”.

Terminaron sus palabras, Dios tenga misericordia de él, tomadas de su libro “Taysir al-Karim ar-Rahmánfítafsírikalámi -l-Mannán”.

Dios reprendió a los judíos y los increpó por ocultar la verdad mencionada en la Torá diciendo: Di: ¿Quién hizo descender el libro que trajo Moisés, luz y guía para los hombres? Lo ponéis en pergaminos que mostráis, aunque ocultáis mucho de él﴿.[105] El significado del versículo: Vosotros ¡oh judíos! Ponéis este libro en pergaminos dispersos, mostráis algunos de ellos, y ocultáis muchos; y entre lo que ocultaron: informar sobre la descripción de Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, y su profecía.

 Dijo el sheij Abdurrahman Ibn Sa’di, Dios tenga misericordia de él, al explicar este noble versículo:

¿Quién hizo descender el libro que trajo Moisés?﴿, que es la majestuosa Torá, comoluz﴿ en las tinieblas de la ignorancia,guía﴿ del extravío, y guía al camino recto, en conocimiento y en acción, el libro que se extendió, se propagó y su reminiscencia llenó los corazones y los recuerdos, hasta que empezaron a escribirlo en pergaminos y procedieron en él como querían, lo que se acordaba con sus deseos lo exhibían y lo mostraban, y lo que los diferenciaba, lo escondían y lo ocultaban”.

Tomado del libro “Taysir al-Karim ar-Rahmánfítafsírikalámi -l-Mannán”.

Dios, Alabado sea, dice revelando la tergiversación de los judíos a la Torá: ¿Pretendéis que os crean cuando una parte de ellos [los judíos] ya habían oído la palabra de Dios y, a pesar de haberla comprendido, la alteraron conscientemente?﴿.[106]

Y dijo Dios, Exaltado y Majestuoso, también sobre los judíos: Algunos de los que practican el judaísmo tergiversan las palabras﴿.[107] El significado de su dicho: Algunos de los que practican el judaísmo﴿, son los judíos.

Asimismo, Dios, Altísimo sea, dice acerca de los judíos: ¡Mensajero! Que no te entristezcan aquellos que se precipitan a la incredulidad, de entre los que dicen con la boca “creemos” pero no creen sus corazones; y los que siguen el judaísmo. Prestan oídos a la mentira y escuchan a otros que no vienen a ti. Tergiversan las palabras﴿.[108]

También, Dios Exaltado sea, dice acerca de los judíos: Y hay una parte de ellos que tergiversan el Libro con sus lenguas, para que creáis que lo que recitan es parte de él. Pero no es parte del Libro. Dicen: Esto viene de Dios; pero no es cierto que venga de Dios. Dicen una mentira contra Dios, a sabiendas﴿.[109]

La explicación del versículo: hay un grupo de los judíos que tergiversan las palabras, y cambian las palabras de Dios para hacerle creer a los demás que esto es de las palabras reveladas, la Torá, y no es parte de ella, y dicen: ‘esto es de Dios, Él lo reveló a Su profeta Moisés’, y no es cierto que venga de Dios, sino que ellos dicen mentiras contra Dios por su vida mundanal, sabiendo que están mintiendo.

      La etapa de juventud del Mesías y su profecía:

El Mesías no creció en la diversión y el juego, y no se ocupó como los judíos apartándose de las órdenes de Dios y amando el dinero y las mujeres, sino que los signos de fe y la virtud estaban muy evidentes en él, como informó Dios sobre él en el Corán, que lo primero que pronunció cuando estaba en cuna: Yo soy el siervo de Dios Él me ha dado el Libro y me ha hecho profeta. Y me ha hecho bendito dondequiera que esté y me ha encomendado la Oración y la purificación mientras viva. Y ser bondadoso con mi madre; no me ha hecho ni insolente ni rebelde. La paz sea sobre mí el día en que nací, el día de mi muerte y el día en que sea devuelto a la vida﴿.[110]

Este versículo concuerda con lo mencionado en el evangelio de Lucas (2:40): “Y el Niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre El” (BLA).

Cuando el Mesías alcanzó los treinta años de edad, Dios le mandó al más majestuoso de los ángeles, el ángel Gabriel, le reveló el Evangelio; en el cual había guía y luz, y éste fue el inicio de la profecía para él; Dios lo envió a los hijos de Israel, los judíos, apoyándolo con milagros que indican que era profeta, entonces, un grupo de los hijos de Israel creyeron en él, mientras que otro fue incrédulo cuando debieron creer en él, obedecerlo y respetarlo, porque los profetas son los intermediarios entre Dios y Sus criaturas para transmitir las legislaciones, y a través de ellos las personas conocen el camino del Paraíso para seguirlo y el camino del Fuego para evitarlo.

El apoyo de Dios al Mesías con los signos espléndidos que indican su profecía se manifiestan en el evangelio de Juan (3:1–2):

“Había un hombre de los fariseos,[111] llamado Nicodemo, prominente entre los judíos.

Este vino a Jesús de noche y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede hacer las señales que tú haces si Dios no está con él” (BLA).

El dicho del prominente de los judíos al Mesías: “nadie puede hacer las señales que tú haces si Dios no está con él” es una prueba de que Dios apoyó a Jesús con milagros reveladores de su profecía, porque el ser humano no puede hacerlos. Entre esos milagros, es que revivía a los muertos, curaba al leproso y al ciego de nacimiento, le informaba a la gente de los alimentos que tenían almacenados en sus casas, todo esto es con permiso de Dios, el Mesías no tenía un poder o conocimiento especiales en ellos, porque el Mesías es un ser humano, ni más ni menos.

      Un beneficio acerca de la inutilidad de la creencia del pecado original:

Aquí hay un lindo beneficio, el prominente de los judíos le dijo al Mesías: “Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro”, ésta es una ratificación de que el Mesías fue enviado por Dios a los judíos, como mensajero y maestro, porque el mensajero le enseña a la gente a la cual fue enviado el conocimiento que Dios le reveló, y es sabido que el Mesías le enseñó a la gente el Evangelio y los guio al bien.

No obstante, el prominente de los judíos no le dijo al Mesías que vino a la gente como redentor, o salvador, o siendo hijo de Dios, o dios, y otros dichos prevalecientes entre los cristianos.

El Mesías le ratificó al judío sus palabras, y no le dijo:“estás equivocado en tus palabras”, y si el judío estuviera equivocado, el Mesías se habría opuesto, le habría corregido, y le habría dicho que vino como redentor o salvador, porque éste es su papel como maestro, ratificarlo en lo correcto y corregirle el error, si no, no sería maestro realmente.

Desafortunadamente, la condición en la que estaban los judíos a quienes fue enviado el Mesías con los signos reveladores de su profecía, no le agradaba a Dios, Altísimo sea, ya que estaban apartados de Su obediencia, esquivos de practicar las órdenes de la Torá, sus almas eran arrogantes en escuchar la verdad, odiaban a la gente de mérito entre ellos profetas y reformadores que les aconsejaban, sino que ellos asesinaban a los profetas como fue mencionado anteriormente, glorificaban a los rabinos desviados de la verdad, dándoles el derecho de legislar, hacer algo lícito o prohibido, y esto se considera politeísmo porque sólo Dios tiene el derecho de legislar, mientras que ellos, con esto, hicieron a los rabinos y a los monjes socios de Dios, es decir iguales a Él.

      El Mesías reúne a sus discípulos sinceros a su alrededor cuando se intensificó el rechazo de su pueblo a su mensaje:

Dios Exaltado y Majestuoso dice, informando sobre el Mesías cuando se intensificó el rechazo de su pueblo a su religión con la cual fue enviado: Y cuando Jesús notó rechazo en ellos, dijo: ¿Quién defenderá conmigo la causa de Dios? Entonces dijeron los más íntimos de los discípulos: Nosotros somos los defensores de Dios, en Dios creemos; da testimonio de que estamos sometidos﴿.[112]

El significado del noble versículo: cuando el Mesías Jesús hijo de María sintió su insistencia en ser incrédulos, le dijo a sus discípulos más sinceros: ‘¿Quién estará conmigo en defensa de la causa de Dios?’ Dijeron los más sinceros a Jesús: ‘somos los defensores de la religión de Dios, y los promotores de ella, creímos en Dios y te seguimos, y tú ¡oh Jesús! Sé testigo de que estamos sometidos a Dios con la unicidad y la obediencia’.

      El Mesías presintió el peligro de ser asesinado, los judíos planeaban matarle:

Pocos judíos creyeron que el Mesías era mensajero enviado por Dios, entre ellos los discípulos, mientras que muchos de ellos fueron incrédulos. En ese entonces, Palestina estaba bajo dominio romano. Los romanos eran paganos, no creían en Dios ni en Sus mensajeros, sino que creían en dioses humanos que ellos mismos inventaron, dioses de ganado, dioses de siembra, dioses de guerra, etc. No hacían caso a los judíos ni a su religión, mientras éstos no salían de su obediencia y no hacían asuntos que causaban caos y agitaciones internas que podrían estropear su imperio.

El resultado es que los judíos estaban hartos del Mesías, entonces Jesús y su madre comenzaron a desplazarse en secreto entre los pueblos de Palestina en compañía de sus más íntimos discípulos. El Mesías sintió que los judíos tenían la intención de asesinarlo. La ratificación de ello está en el evangelio de Juan (7:1):

“Después de esto, Jesús andaba por Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos procuraban matarle” (BLA).

Galilea es una región de Palestina.

 Dijo a los judíos como se manifiesta en el evangelio de Juan (8:37) demostrando que no han creído en su mensaje, y querían matarlo y liberarse de él:

“Sé que sois descendientes de Abraham; y sin embargo, procuráis matarme porque mi palabra no tiene cabida en vosotros” (BLA).

Asimismo, se reportó la manifestación en el evangelio de Juan (7:25) que los judíos procuraban asesinar al Mesías, como se evidencia en el siguiente texto:

“Entonces algunos de Jerusalén decían: ¿No es éste al que procuran matar?” (BLA).

Y en el evangelio de Juan (11:53–57):

“Así que, desde ese día planearon entre sí para matarle.

Por eso Jesús ya no andaba públicamente entre los judíos, sino que se fue de allí a la región cerca del desierto, a una ciudad llamada Efraín; y se quedó allí con los discípulos.

Y estaba cerca la Pascua de los judíos, y muchos de la región subieron a Jerusalén antes de la Pascua para purificarse.

Entonces buscaban a Jesús, y estando ellos en el templo, se decían unos a otros: ‘¿Qué os parece? ¿Que no vendrá a la fiesta?’

Y los principales sacerdotes y los fariseos habían dado órdenes de que si alguien sabía dónde estaba Jesús, diera aviso para que le prendieran” (BLA).

      Elevación del Mesías sin que le ocurriera daño alguno, y en ello la evidencia sobre la invalidez de la creencia de la “crucifixión del Mesías”.

Cuando la persecución de los hijos de Israel al Mesías se intensificó, y él sintió el peligro de ser asesinado, le informó a su pueblo que Dios lo elevará hacia él, queriendo con esto, tranquilizarlos de que sus enemigos judíos no lo encontraran para matarlo, o causarle el menor daño; esto revela la confianza del Mesías con el auxilio y la protección de Dios a él.

Esta notificación del Mesías a los discípulos se manifiesta en el evangelio de Mateo (9:15) cuando el Mesías le dijo a los alumnos de Juan:

“Y Jesús les dijo: ¿Acaso los acompañantes del novio pueden estar de luto mientras el novio está con ellos? Pero vendrán días cuando el novio les será quitado, y entonces ayunarán” (BLA).

Observen, apreciables lectores, su dicho: “el novio les será quitado”, no dijo “será asesinado” o “será crucificado”, y demás palabras que en las cuales se basó el cristianismo contemporáneo acerca de la creencia que dice que el Mesías fue asesinado y crucificado.

Esto –también- concuerda con lo que está reportado en Juan (3:14): “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que sea levantado el Hijo del Hombre” (BLA).

Asimismo, fue mencionado en el evangelio de Juan que el Mesías le informó a su pueblo a modo de señal que Dios lo elevaría y que no se asesinaría ni se crucificaría. Entonces, en el evangelio de Juan (7:32–36):

“Los fariseos oyeron a la multitud murmurando estas cosas acerca de él, y los principales sacerdotes y los fariseos enviaron alguaciles para que le prendieran.

Entonces Jesús dijo: ‘Por un poco más de tiempo estoy con vosotros; después voy al que me envió.

Me buscaréis y no me hallaréis; y donde yo esté, vosotros no podéis ir’.

Decían entonces los judíos entre sí: ¿Adónde piensa irse éste que no le hallemos? ¿Será acaso que quiere irse a la dispersión entre los griegos y enseñar a los griegos?

¿Qué quiere decir esto que ha dicho: Me buscaréis y no me hallaréis; y donde yo esté, vosotros no podéis ir?” (BLA).

El dicho del Mesías: “voy al que me envió” y su dicho después: “Me buscaréis y no me hallaréis; y donde yo esté, vosotros no podéis ir”, es una evidencia explícita de que el Mesías no era la persona que asesinaron y crucificaron.

Asimismo, si fuera el Mesías la persona asesinada en los maderos de crucifixión, habría existido, y su lugar estaría conocido para ellos, porque lo buscaron, lo encontraron ante ellos, lo crucificaron y lo mataron -supuestamente para quien dice eso- ¿cómo enderezaría esto con el dicho del Mesías: “Me buscaréis y no me hallaréis; y donde yo esté, vosotros no podéis ir”.

Estas palabras no pasarían excepto con una de dos, ya sea que el Mesías informó de algo mintiendo, que es buscarlo y no encontrarlo, luego aparece la verdad que es buscarlo y encontrarlo, y eso es imposible porque el Mesías no mintió y nunca mentirá.

O que el Mesías fue sincero; lo buscaron pero no lo encontraron y eso no sucede excepto con su elevación al cielo y que otra persona con el parecido del Mesías lo reemplazó, y éste fue a quien mataron los judíos creyendo que era el Mesías. Esta es la verdad que no hay duda en ella y es lo evidenciado por la información de los evangelios y como fue reportado en el Corán. Dios Altísimo sea dice en el Corán: Pero, aunque así lo creyeron, no lo mataron ni lo crucificaron. Y los que discrepan sobre él tienen dudas y no tienen ningún conocimiento de lo que pasó, solo siguen, conjeturas. Pues con toda certeza que no lo mataron. Sino que Dios lo elevó hacia sí, Dios es Poderoso y Sabio﴿.[113]

      Beneficio:

En el dicho del Mesías “voy al que me envió”, hay una evidencia explícita de que es mensajero enviado por Dios, y no es hijo de Dios como se dice.

     Un beneficio acerca de la invalidez de la creencia del pecado original:

Aquí hay un beneficio muy lindo, y es que el Mesías estaba ansioso de salvarse de la muerte, lo que indica que no era ni redentor ni salvador, ya que si fuera así, se habría entregado a los judíos para que así sucediera la creencia de la expiación del pecado original y la crucifixión que establece el cristianismo contemporáneo, y no se habría escapado de ellos ni sehabría ocultado con su madre en Galilea y otros lugares.

      Una confusión y su respuesta:

Si se dice: fue mencionado en el evangelio de Mateo (27:46) que quien estaba colgado en el madero de la crucifixión dijo antes de morir: “ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI?. Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (BLA).

¿Entonces quién dijo eso?

La respuesta es muy fácil: quien dijo eso era la persona crucificada a la que Dios le puso el parecido del Mesías, lo llevaron, lo crucificaron, lo mataron y lo enterraron, y no fue el Mesías mismo, como dice Dios en el Corán: Pero, aunque así lo creyeron, no lo mataron ni lo crucificaron. Y los que discrepan sobre él tienen dudas y no tienen ningún conocimiento de lo que pasó, solo siguen, conjeturas. Pues con toda certeza que no lo mataron. Sino que Dios lo elevó hacia Sí, Dios es Poderoso y Sabio﴿.[114]

     La mención de la prueba sobre la elevación del Mesías Jesús la paz sea con él al cielo bajo el resguardo de Dios, y la aclaración del error de los judíos y los cristianos acerca de la pretensión de la crucifixión:

Dios Exaltado y Majestuoso dice: Y maquinaron, pero Dios también maquinó y Dios es el que mejor maquina. Cuando dijo Dios: ¡Jesús! Voy a llevarte y a elevarte hacía a Mí y voy a poner tu pureza a salvo de los que no creen hasta el día del levantamiento consideraré a los que te hayan seguido por encima de los que hayan negado a creer, luego volveréis a Mí y juzgaré entre vosotros sobre aquello en lo que discrepabais﴿.[115]

Dios Alabado sea, informó que elevó al Mesías al cielo después de haberlo inducido al sueño, lo elevó con su cuerpo y alma en la forma con la que estaba en la tierra,[116] lo salvó de los judíos que le querían hacer daño y lo acusaron con el representante incrédulo (del Imperio Romano) quien gobernaba en aquel entonces para que lo matara.

La historia consiste en que los judíos enemigos del Mesías, acusaron al Mesías ante las autoridades romanas gobernantes de Palestina en aquel momento con la intención de que le aplicaran la penade muerte, así que lo denunciaronante un representante incrédulo (de las autoridades imperiales) quien ordenó crucificarlo y asesinarlo, entonces, lo retuvieron en una casa en Jerusalén la tarde del viernes. La causa de esta enemistad, es que cuando Dios envió al Mesías con lasevidencias y la orientación, los judíos lo envidiaron por la profecía y los milagros brillantes que Dios le concedió, ya que curaba al ciego de nacimiento, al leproso, y revivía a los muertos con el permiso de Dios, y de arcilla hizo una figura de una ave, sopló en ella, y se convirtió en un pájaro que volaba con el permiso de Dios Exaltado y Majestuoso, a parte de otros milagros con los cuales Dios lo honró, y puso en sus manos, para que la gente supiera que era profeta, pero lo desmintieron, lo discreparon, e intentaron hacerle daño con todo su poder, hasta que Jesús la paz sea con él dejó de vivir entre ellos en el mismo lugar, entonces comenzó a viajar y a ocultarse de ellos en compañía de su madre María la paz sea con ambos, pero esto no les convenció, sino que se dirigieron al rey de Damasco en aquel entonces, quien era un hombre incrédulo adorador de planetas; se le llamaba a quien profesaba su religión “griegos”, le dijeron que en Jerusalén había un hombre que hipnotizaba a la gente, la desviaba y corrompía a los súbditos del rey. Este último se molestó y le escribió a su representante en Jerusalén – David Ben-Yura- para detener a dicha persona, crucificarla y ponerleuna corona de espinas sobre su cabeza, y así dejar de dañar a su gente. Cuando llegó su mensaje al gobernador de Jerusalén, éste cumplió (con la orden) y junto a un grupo de judíos, fueron a la casa donde estaba Jesús la paz sea con él con sus discípulos, doce o trece personas, y algunos dijeron que eran diecisiete personas, el día viernes por la tarde, entonces, ahí lo retuvieron. Cuando estaban a punto de entrar, Dios puso el parecido del Mesías en el rostro de uno de sus compañeros presentes con él, mientras que el Mesías fue elevado al cielo por una abertura en el techo de la casa ante la mirada de los presentes; la guardia entró y encontró a ese joven al que se le dio su parecido y lo llevaron creyendo que era Jesús. Entonces, lo crucificaron y le pusieron la corona de espinas sobre su cabeza como humillación a él, alardearon de eso, y la mayoría de los cristianos le creyeron a los judíos de que habían asesinado al Mesías, porque no conocieron la verdad de lo ocurrido, y no fueron testigos de lo que pasó dentro de la casa, así que creyeron igual que los judíos que el asesinado y crucificado era el Mesías, y con eso se condujeron en un desvío evidente y grave.[117]

 Aquí alguien puede preguntar y decir: ¿Por qué los judíos odian al Mesías?

La respuesta es: que el mensaje del Mesías y sus bondadosas enseñanzas contradicen la naturaleza materialista y codiciosa de los judíos y sus corazones duros, arrogantes y tercos, por eso cuando llegó con ellos, los aconsejó y les ordenó seguirlo, lo acusaron de ser impostor de profeta, negaron los signos que indicaban su profecía y dijeron que los hacía con la ayuda de los demonios.

Narró Ibn Abu Hátim[118] de Abdulah Ibn ‘Abbás, Dios esté Complacido con él, haber dicho: cuando Dios quiso elevar al Mesías al cielo, el Mesías salió con sus discípulos quienes eran doce personas, de un pozo de agua y su cabeza goteando de agua, y les dijo: ‘habrá de ustedes quien me renegará doce veces después de haber creído en mí’.

Luego preguntó: ‘¿Quién de ustedes se le dará mi parecido, se sacrificará por mí, y estará conmigo en mi rango?’[119]

Se levantó el chico más joven de ellos, pero él le dijo: ‘siéntate’.

Volvió a preguntarles, y se levantó el joven, pero él le dijo: ‘siéntate’.

Volvió a preguntarles de nuevo, el chico se levantó y dijo: ‘Yo’.

Entonces el Mesías le dijo: ‘Entonces tú’.

Así que se le dio el parecido de Jesús y Jesús fue elevado al cielo de una abertura de la casa.

Dijo: vinieron los judíos que buscaban a Jesús, llevaron al que se parecía al Mesías, el cual fue crucificado y asesinado, entonces algunos volvieron incrédulos doce veces después de haber creído en él, y se dividieron en tres grupos. Un grupo de ellos dijo: “dios estuvo con nosotros el tiempo que quiso, luego subió al cielo”, éstos son los jacobinos.

Otro grupo dijo: “el hijo de Dios estuvo con nosotros el tiempo que quiso, luego Dios lo elevó hacia Sí”, éstos son los nestorianos.

Mientras que otro grupo dijo: “el siervo de Dios y Su Mensajero estuvo con nosotros el tiempo que Dios quiso, luego Dios lo elevó hacia Sí”, y éstos son los musulmanes.[120]

Entonces, los dos grupos incrédulos se pusieron en contra del grupo musulmán y lo aniquilaron. Por lo tanto, el Islam[121] se extinguió hasta que Dios envió al Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz.

Dice Ibn ‘Abbás: éste es el dicho de Dios, Altísimo sea: Dimos apoyo a los que habían creído contra sus enemigos y fueron los vencedores﴿.[122][123]

      Beneficio histórico[124]

Cuando los judíos crucificaron a ese hombre, y luego lo echaron con su madero, hicieron de ese lugar un vertedero de desechos, impurezas, cadáveres y suciedades; así continuó hasta la época de Constantino, cuando su madre Elena lo sacó de allí creyendo que era el Mesías, y encontraron los maderos donde fue crucificada la persona, glorificaron a los maderos y los cubrieron de oro y perlas. Desde ese momento, fueron tomadas las cruces como símbolo, se bendecían sus formas y se besaban. Elena, la madre del emperador ordenó retirar la basura y en su lugar fue construida una iglesia, adornada con distintos tipos de decoraciones, y es la conocida hoy en día en Jerusalén, a la cual se le nombra “el santo sepulcro”, refiriéndose a que en este lugar se levantó el cuerpo del Mesías.

Elena ordenó que se pusiera la basura de la ciudad, el vertedero y las suciedades junto a la roca considerada la dirección de adoración para los judíos[125] y así quedó hasta que Omar Ibn Al-Jattáb,[126] Dios esté Complacido con él tomó la ciudad de Jerusalén, y él mismo con su bata barrió la basura y la limpió de la suciedad y la impureza.[127]

El resultado de todo esto: es que el Mesías no fue el asesinado, sino que el asesinado fue otra persona, mientras que el Mesías Dios lo elevó al cielo hacia Sí, en un milagro majestuoso y una honorabilidad excelsa que no le ocurrió a ningún profeta antes de él; Dios lo fortaleció y derrotó a sus enemigos judíos y a sus ayudantes, la guardia romana.

Fue mencionado en el evangelio de Juan (16:31) que el Mesías le informó a sus seguidores antes de ser elevado, que Dios estaría con él, y que no lo entregaría a sus enemigos quienes querían matarlo, que con esto, habrá triunfado contra ellos, y que vencería al mundo. Este texto confirma que Dios le reveló a través del ángel Gabriel que Dios lo salvaría de ellos; también este texto derrumba la creencia de la crucifixión desde su base y confirma la creencia de la elevación al cielo sin que le hicieran daño alguno. ¿Cómo ganaría, entonces, al mundo estando vencido, crucificado en un madero? Esto no coincidiría con lo otro.

Esta es la creencia correcta que el Corán establece como hemos mencionado anteriormente.

      La situación de los hijos de Israel después de la elevación del Mesías, y la aparición de Pablo:

Los seguidores del Mesías siguieron por un tiempo la creencia correcta con la cual los educó el Mesías, no obstante sufrieron durante ese tiempo una gran persecución por parte de los judíos, especialmente de Pablo el judío, quien era extremadamente opresor con los cristianos seguidores de Cristo. Cuando Pablo se dio cuenta que la violencia no funcionó y no funcionaría, utilizó con ellos el método de la hipocresía, entonces, pretendió creer en el Mesías, se esforzó en aprender sus enseñanzas hasta que se convirtió en la persona que más conocimiento tenía entre ellos, después les mintió y les dijo que el Mesías le reveló un evangelio; le creyó en eso quien quiso creerlo, luego realizó su despreciable función representada en tergiversar la religión del Mesías introduciendo lo que no es parte de ella; así que inventó la creencia que establece que el Mesías es hijo de Dios, después la creencia del pecado original, luego la creencia de la redención. Entonces, muchos de los seguidores del Mesías lo afrontaron. Esto lo confirma lo que dijo Pablo de sí mismo como está mencionado en 2 Timoteo (1:15):

“Ya sabes esto, que todos los que están en Asia me han vuelto la espalda” (BLA).

En él, también, dijo: (4:16): “En mi primera defensa nadie estuvo a mi lado, sino que todos me abandonaron” (BLA).

      Las cuatro etapas del desarrollo del cristianismo de Pablo después de su muerte:

A pesar de todo lo que hizo Pablo, durante tres siglos el monoteísmo era lo predominante entre los cristianos.

Luego, se realizó el Concilio de Nicea, y la imposición del dicho que establece la deidad del Mesías con el apoyo del emperador romano Constantino para eliminar la disputa en la sociedad cristiana considerada parte de la sociedad romana, por lo tanto, ocurrió una evolución en el cristianismo que trajo Pablo.

Luego, el mismo Constantino se convirtió al cristianismo tergiversado de la religión del Mesías y diseñado por Pablo, lo impuso a la sociedad romana dejando su religión antigua representada en el paganismo puro en el cual no había correlación ni con el Mesías ni con los demás profetas. Entonces, se incrementó la fuerza del cristianismo, sin embargo, el monoteísmo al que invitaba el obispo Arrio era lo predominante entre los cristianos en Constantinopla, Antioquía, Babel, Alejandría, Asiut, Jerusalén, Cesaria de Palestina y Tiro.

No obstante, los obispos no monoteístas empezaron a dominar a los cristianos con visiones y sueños hasta que desapareció la doctrina del monoteísmo,[128] y sólo quedó en la escena la doctrina que establece la divinidad del Mesías.[129]

En el año 380era la época del emperador Teodosio I quien se convirtió al cristianismo y con esto el Imperio Romano abrazó de manera oficial la religión cristiana con esta versión reformada que hizo Pablo y la confirmó Constantino, entoncesse abrió la puerta de par en par ante todos los pueblos paganos que estaban bajo el Imperio Romano para adoptar el cristianismo.

Éstas fueron las cuatro etapas principales del desarrollo del cristianismo, posteriores a la era de Pablo, descarriando la sociedad cristiana lejos de las enseñanzas del Mesías, y haciendo que los cristianos siguieran una religión que no es sino una mezcla de los mitos de Pablo y las creencias paganas de los romanos.

      La alteración de los hijos de Israel a la Torá y al Evangelio con el paso del tiempo, se considera de los elementos más importantes de la tergiversación de la religión de Moisés y el Mesías:

Dios, Altísimo sea, dice dirigiendo la palabra a todos los eruditos de la Gente del Libro (los judíos y los cristianos): ¡Gente del Libro! ¿Por qué disfrazáis la verdad de falsedad y ocultáis la verdad a sabiendas?﴿.[130]

Y dice Dios, Exaltado y Majestuoso, acerca de los eruditos de la Gente del Libro (los judíos y los cristianos): Y cuando Dios exigió el Compromiso a los que habían recibido el Libro: “Lo explicaréis claramente a los hombres y no lo ocultaréis”; pero ellos le dieron la espalda y lo vendieron a bajo precio. ¡Qué malo es lo que adquirieron!﴿.[131]

Asimismo, Dios, Alabado sea, dice sobre la Gente del Libro (los judíos y los cristianos): ¡Ay de los que reescriben el Libro con sus propias manos y luego dicen: Esto procede de Dios! Lo hacen vendiéndolo a bajo precio. ¡Ay de ellos por lo que han escrito sus manos! ¡Ay de ellos por lo que se han buscado!﴿.[132]

Esta alteración aplica a los cuatro evangelios escritos por Mateo, Marcos, Lucas y Juan después de la elevación del Mesías al cielo, en los cuales los eruditos cristianos dijeron que son el evangelio original que estaba en manos del Mesías Jesús hijo de María y los discípulos, pero la verdad en la que no hay duda, es que son libros (escritos por) humanos, su escritura fue registrada a mano por cuatro hombres y esto fue del año 37 hasta el año 110, luego le llamaron a cada versión de ellos un“evangelio” como semejanza al evangelio que estaba en manos del Mesías, esto con la intención de confundir la verdad con la falsedad; les pusieron los nombres de quienes los escribieron, y así quedaron: “evangelio de Mateo”, “evangelio de Marcos”, “evangelio de Lucas” y “evangelio de Juan”. Pero la verdad es que se debieron llamarse: “libro de Mateo”, “libro de Marcos”, “libro de Lucas” y “libro de Juan”, y nunca ninguno de ellos, debió llamarse evangelio.

Dios, Altísimo sea, exhortó a la Gente del Libro (los judíos y los cristianos), diciendo: ¡Gente del Libro! Ha venido a vosotros Nuestro mensajero aclarándoos mucho de lo que ocultabais del Libro y perdonando muchas cosas. Ha venido a vosotros, procedente de Dios, una luz y un Libro claro﴿.[133]

Se entiende aquí que la palabra mensajero se refiere a Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, mientras que la palabra luz, se refiere al Corán.

Ciertamente, la alteración de los eruditos cristianos a su religión, es la causa principal que llevó a la ambigüedad y la contradicción que hay en el cristianismo contemporáneo (y no digo la religión que trajo el Mesías Jesús hijo de María), y si la Torá y el evangelio que están en manos de los judíos y los cristianos hoy en día fueran la misma Torá y el evangelio que estuvieron en manos de Moisés y el Mesías hijo de María, no habría ocurrido este desorden y misterio entre los grupos cristianos, y habrían estado muy claros los asuntos del credo, porque Dios describió que la Torá y el Evangelio contienen guía y luz, y la guía y la luz son incompatibles con la presencia del misterio en la Torá y los evangelios existentes en manos de los judíos y de los cristianos hoy en día.

De lo anterior, se evidencia que la Torá y los evangelios contemporáneos no son los originales revelados a Sus mensajeros Moisés y Jesús, sino que están escritos por manos de seres humanos tiempo después,[134] contienen muchas alteraciones expuestas de los textos originales; y quien lea el Corán de manera sincera e imparcialmente, se le mostrará la diferencia entre la palabra de Dios y la palabra del ser humano, y Gracias a Dios por el surgimiento del argumento.

      Nota importante:

Con la ausencia del Evangelio que estuvo en manos del Mesías, y la presencia de los libros escritos por Juan, Mateo, Lucas y Marcos llamados evangelios; (se puede decir que) éstos contienen algo de información verídica porque  se pueden considerar como libros de historia, en los cuales hay señalamiento a la humanidad del Mesías, y ya hemos referido una gran parte de ella en esta investigación, también incluyen albricias del profeta verdadero, Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, el profeta del Islam, las cuales se aproximan a treinta.[135]

      Dios retiró la profecía de los hijos de Israel:

Dios quitó la profecía de los hijos de Israel y la hizo en los hijos de Ismael, y Dios decide y elige lo que quiere. Nadie tiene el derecho de oponerse a las órdenes de Dios, eso es sólo para Dios, Alabado sea. Entonces envió a Muhammad cuyo linaje se remonta a Ismael hijo del profeta Abraham para toda la humanidad, hijos de Israel, y no hijos de Israel, (Dios) hizo obligatorio a toda la gente adherirse a su religión e hizo que su mensaje fuera el complemento de todos los mensajes de los profetas anteriores a él.

      La condición del Mesías para los judíos, cristianos y musulmanes:

Los judíos fueron negligentes en el derecho del Mesías, así que fueron incrédulos a su profecía, lo desmintieron y acusaron a su madre de adulterio, lo cual es imposible de serlo.

Los cristianos exageraron en su derecho, lo elevaron más allá de su humanidad diciendo sobre él dichos muy contradictorios, dijeron que él es dios, hijo de Dios y tercero de tres, hubo entre ellos quien decía que tenía una sola naturaleza, y hubo quien decía que tenía dos naturalezas, también hubo quien decía que tenía una voluntad y otros afirmaban que tenía dos voluntades.

Mientras que de los discípulos y los escritores de los cuatro evangelios no se mencionó ni una sola palabra sobre el Mesías de que él hubiese dicho de sí mismo que es el señor, hijo del Señor o tercero de tres, tampoco se reportó de él una sola palabra que confirmara que él dijera a la gente: adoradme.

Mientras que la religión del Islam aclaró la verdad explícita acerca de la naturaleza del Mesías manifestada en que el Mesías es un ser humano y mensajero, Dios lo creó en el vientre de su madre María con la palabra Sé y el Mesías fue en el seno de su madre, luego Dios lo envió a los hijos de Israel y los invitó a adorar únicamente a Dios, como informó Dios sobre él en el Corán diciendo: Cuando fue el Ungido quien dijo a los hijos de Israel: ¡Adorad a Dios! Mi Señor y el vuestro. Quien asocia algo con Dios, Dios le vedará el Jardín y su refugio será el Fuego. No hay quien auxilie a los injustos﴿.[136]

Y dijo Dios sobre el Mesías que él le había dicho a su pueblo: Solo les dije lo que me ordenaste: ¡Adorad a Dios, mi Señor y el vuestro!﴿.[137]

También Dios dijo sobre el Mesías que él le había dicho a su pueblo:Dios es mi Señor y el vuestro, ¡Adoradle! Esto es un camino recto﴿.[138]

Asimismo Dios dijo sobre el Mesías que él le había dicho a su pueblo:Dios es mi Señor y el vuestro, adoradlo; esto es un camino recto﴿.[139]

Y en la sura de María, el Mesías le dijo a su pueblo: Y verdaderamente Dios es mi Señor y el vuestro, adoradlo pues. Este es un camino recto﴿.[140]

Dios, Altísimo sea, dice:No cabe en un ser humano a quien Dios le ha dado el Libro, la Sabiduría y la Profecía, que diga a los hombres: Sed siervos míos en vez de (siervos de) Dios; sino más bien: Sed maestros, puesto que conocéis el Libro y lo habéis estudiado﴿.[141]

      La explicación de este noble versículo:

Ciertamente, es vedado e imposible para un ser humano a quien Dios lo honró con la profecía y el descenso del Libro, que le dijera a la gente: “Adoradme en vez de adorar a Dios”, o “adoradme con Dios”, esto es imposible que proviniera de uno de los profetas la paz y las bendiciones sean con ellos, siendo el Mesías u otro. Esto se considera de las cosas más horribles en absoluto, que Dios enviara a un hombre como profeta y este hombre se designara a sí mismo como dios y no profeta; esto es imposible proceder de uno de los profetas, porque ellos son las criaturas más completas en absoluto, las personas con más adoración a Dios, Altísimo sea, con más acatamiento a sus órdenes; y los mandatos de los profetas a la gente concuerdan con lo que Dios les ordenó, que es invitar a la gente a la unicidad, adorar únicamente a Dios, advertir de las cosas feas y la peor de ellas asociar a alguien con Dios y tomar a otro que no sea Él como dios y señor.

La Gente del Libro, solían adorarse unos a otros, adorando a sus rabinos y sacerdotes, como dijo Dios, el Altísimo, sobre ellos: Hantomado a sus doctores y sacerdotes como señores en vez de Dios, igual que al Ungido, hijo de María; cuando solamente se les ordenó que adoraran a un Único Dios. No hay dios sino Él. ¡Glorificado sea por encima de lo que Le asocian!﴿.[142] Es decir que toman a sus rabinos y sacerdotes como dioses, también adoran al Mesías, a pesar de que Dios no les ordenó hacerlo, sino que les ordenó lo contrario que es dejar de adorar a todo aquel que no sea Dios, y adorar a Dios Único sin asociados.

Dios aclaró la verdad a la cual invita cada profeta a su pueblo, diciendo: Sed maestros, puesto que conocéis el Libro y lo habéis estudiado﴿, es decir sed sabios, juristas y eruditos; y al ordenarlos a que fueran maestros, se considera un derecho para ellos –los profetas-, por el conocimiento que tuvieron de ese Libro revelado por Dios para ellos; también enseñarle a la gente el bien por parte del profeta, requería que el mismo profeta cumpliera con lo que les enseñaba y siendo un ejemplo para ellos.

El resultado es que el dicho que consiste en que “los profetas ordenaron a sus pueblos adorarlos a ellos mismos” es un dicho falso, porque todos los profetas ordenaron que se adorase a Dios y prohibieron adorar a otro que no fuese Él.

 Gran beneficioal aclarar la condición del Mesías y su madre la virgen María en la religión del Islam.

El nombre del Profeta Jesús fue mencionado en el Corán veinticinco veces, y fue mencionado con el nombre del Mesías nueve veces, mientras que el nombre del Profeta Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz fue mencionado en el Corán únicamente cuatro veces.

Jesús la paz sea con él fue mencionado en el Corán con varios apelativos y nombres, y son los siguientes: Jesús hijo de María, hijo de María, el Mesías, siervo de Dios y Mensajero de Dios.

También el nombre de su madre “María” fue mencionado treinta y un veces en el Corán, mientras que no fue mencionado ni un solo nombre de las hijas o esposas del Profeta Muhammad la paz y las bendiciones de Dios sean con él.

Cabe mencionar que una Sura del Corán lleva su nombre –Sura de María-, mientras que no existe ni una sola Sura que lleve el nombre de las hijas o las esposas del Profeta Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz.

De las evidencias sobre cómo el Islam honra a la virgen María, es que una Sura del Corán lleva su nombre, mientras queen la Biblia no hay ni un solo capítulo o libro que lleve su nombre.

Esta mención del Mesías y su madre en el Corán vino con rango de respeto, glorificación y reverencia que ambos merecen, sin creer que tienen atributos de señorío o divinidad, sino que son seres humanos como nosotros, adoran a Dios como Le adoran los demás, Le piden el Paraíso y la salvación del Fuego como Se lo piden los demás. 

 Quinto adjunto: Una confusión y su réplica

Algunos reclamaron que el Mesías es hijo de Dios (filiación de linaje), porque el Mesías no tiene un padre humano, por lo tanto, su padre es Dios, eso afirmaron.

La réplica a esta confusión es que estas palabras no son apropiadas, porque Dios creó a nuestro padre Adán y a nuestra madre Eva sin madre ni padre, sin embargo, nadie dijo que su padre es Dios.

Dios es Todopoderoso sobre todas las cosas, ningún asunto es imposible para Él, Dios puede crear a un ser humano de varón y hembra, como a toda la gente, puede crear sin varón ni hembra como en el caso de nuestro padre Adán, puede crear de varón sin hembra como es el caso de nuestra madre Eva, a la cual Dios la creó de la costilla de Adán,y puede crear de hembra sin varón como lo es el caso del Mesías hijo de María. También puede crear del padre anciano y de la madre infértil, como lo es el caso de los profetas Abraham y Zacarías;también puede no crear nada del varón y la hembra(ni varones ni hembras) como lo es el caso de los infértiles; puede crear de una pareja sólo varones; puede crear sólo hembras y puede crear de ellos varones y hembras; Dios Exaltado y Majestuoso tiene el poder sobre todas las cosas; y si quiere algo sólo le dice: “Sé” y es esta cosa, como dice Dios en el Corán: Verdaderamente Jesús, ante Dios, es como Adán. Lo creó de tierra y luego le dijo: ¡Sé! Y fue﴿.[143]

También Dios dice en el Corán: De Dios es la soberanía de los cielos y de la tierra. Él crea lo que quiere concediéndole a quien quiere hembras y a quien quiere varones. O concediéndole parejas de varones y hembras. Y a quien quiere lo hace estéril. Realmente Él es el Conocedor, Poderoso﴿.[144]

El significado del noble versículo: A Dios, Exaltado y Majestuoso, la soberanía de los cielos y de la tierra y de lo que hay en ellos, crea lo que quiere, le otorga a quien quiere de Sus siervos sólo hembras sin varones, le da a quien quiere varones sin hembras, y le otorga, Alabado sea, a quien quiere de la gente varones y hembras, y a quien quiere lo hace estéril que no pueda tener hijos, Él es Conocedor de lo que crea, Capaz de crear lo que quiere, no Le es imposible crear algo si Él decide hacerlo.

Después de esta ratificación, apreciables lectores, ¿qué está más cerca a la razón y a la lógica? ¿Decir que la creación del Mesías en el vientre de su madre con la palabra “Sé” y el Mesías fue en su vientre? o ¿decir que el Mesías es hijo del Señor, y que tiene dos naturalezas, divina y humana ignorando todas las descripciones humanas del Mesías que fueron vistas por los ojos de la gente y que fueron mencionadas en los cuatro evangelios y sus adjuntos?

Dejo la respuesta al lector justo y equilibrado en buscar la verdad.

 Sexto adjunto: Un beneficio acerca del sentido de “hijo de Dios”mencionado en algunos evangelios[145]

● La palabra “hijo de Dios” mencionada en partes de los evangelios, su entendimiento se debe regresar al idioma del Mesías, la paz sea con él. Consultando las fuentes evangélicas, encontramos que la palabra hijo en este contexto, significa el cuidado, el amor, la guía, la fe y el honor. Esta descripción le corresponde al Mesías y a sus discípulos en particular, también concuerda con los demás hijos de Israel que siguieron al Mesías cuyas acciones fueron de acuerdo a su legislación con la cual Dios lo envió.

● Este sentido, lo evidencia lo que está manifestado en el evangelio de Juan (1:12): “hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre” (BLA).

● Y en la carta de Pablo a la gente de Roma(Romanos8:14): “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios” (BLA).

● Después dijo en: (8:16): “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios” (BLA).

● Y en el evangelio de Mateo (5:9): “Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios” (BLA).

● También el Mesías le dijo a sus discípulos: “Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen,para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos” (Mateo 5:44–45) (BLA).

La expresión “hijo de Dios” citada en los evangelios y los libros sagrados de los cristianos, se utilizó refiriéndose igualmente al Mesías y a sus discípulos, los que creen en él y aman el bien y la paz, preservadores de las adoraciones, y no es específica para el Mesías, así que se evidencia que el verdadero significado de este término “hijo de Dios”en los evangelios no es la filiación en cuanto a términos de linaje y reproducción, sino que el significado está relacionado con el cuidado y el amor a los seguidores del Mesías.

● Lo que muestra esto claramente es que la palabra “hijo” describió a muchas personas que existieron antes del Mesías, ya que no es una cualidad exclusiva para él, la paz sea con él, y quienes estuvieron con él, esto lo evidencia lo mencionado en el Antiguo Testamento cuando Dios le dijo a David, la paz sea con él: “Tú eres mi hijo; yo te he engendrado[146] hoy. Pídeme, y te daré” Salmos (2:7–8) (BJ).

En el Antiguo Testamento, vino la descripción de todos los hijos de Adán como hijos de Dios, como está manifestado en Génesis, en el inicio del capítulo sexto al hablar de los hombres posteriores a Adán:

“Y aconteció que cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que les gustaban” (BLA).

● Lo anterior, indica también, que la expresión “hijo de Dios” se dice de forma antagónica “a hijos de Satanás e hijos de serpientes”, como fue mencionado en los evangelios al describir a los judíos: “oh hijos de serpientes” y todos saben que no son hijos de serpientes por linaje, tampoco son hijos de Satanás por linaje, sino que fueron atribuidos a las serpientes por su astucia, peligro, y sus venenos intelectuales, asimismo fueron atribuidos a Satanás por sus engaños y mentiras.

● El resultado es que cuando se menciona la palabra “hijo de Dios” en los evangelios, no significa la filiación de linaje, sino que se refiere a la descripción de las personas a las cuales está dirigida dicha palabra, de que están bajo el cuidado de Dios y que están cerca de Dios con su adoración y fe.

Mientras que el segundo sentido de la filiación, es la filiación de linaje que ocurre a través de la reproducción, en el cual el hijo es parte del padre. Sin duda, para quien tiene perspicacia, razón y fe, este sentido no se puede atribuirlo a Dios, Altísimo sea, porque Él no engendró ni fue engendrado, y tomar a un hijo o a una esposa se hace por necesidad, mientras que Dios es Infalible de crear algo y después necesitarlo, Glorificado sea Dios por encima de eso.

El significado de la filiación en los evangelios es el primer sentido, como fue explicado anteriormente.

      Sección acerca de la afirmación del Mesías de que es un ser humano; esto elimina la disputa y es crucial para el asunto:

Lo que aclara el sentido de la expresión “hijo de Dios” manifestada en los evangelios, la declaración del Mesías que es de ascendencia humanay que no es divino, y si el Mesías fuera hijo de Dios realmente, no habría dicho que es humano, porque estaría mintiendo, y esto es impensable de él.

Fue confirmada la descripción de Cristo, la paz sea con él, a sí mismo que es hijo del Hombreen muchas partes en los evangelios, y ya fue mencionada una serie de pruebas, entre ellas:

● Lo manifestado en el evangelio de Lucas (9:56), que el Mesías dijo de sí mismo:

“porque el Hijo del Hombre no ha venido para destruir las almas de los hombres” (BLA).

Este versículo es explícito acerca de que el Mesías no es hijo de Dios sino hijo del Hombre, es decir de la raza humana.

● En el evangelio de Juan (8:28) el Mesías dijo:

“Por eso Jesús dijo: Cuando levantéis al hijo del Hombre,… y que no hago nada por mi cuenta” (BLA).

¿Acaso esto no evidencia que el Mesías es un ser humano, que no se describe con ninguna descripción del señorío?

Si Jesús hubiese sido el señor, no se habría descrito a sí mismo como humano al decir “hijo del Hombre”, y tampoco habría dicho “y que no hago nada por mi cuenta”, porque el Señor del universo hace todo y administra todo el universo, y por consiguiente, lógicamente, no puede ser que el Mesías dijera: “y que no hago nada por mi cuenta” siendo él el señor del universo.

● En el evangelio de Mateo (1:34), el Mesías le dijo a la multitud sobre sí mismo: “vino el hijo del Hombre que come y bebe” (BLA).

● Asimismo el Mesías le dijo a quien quería matarlo: “Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham” (Juan 8:40) (BRV).

Sino al contrario cuando se le dijo al Mesías la paz sea con él: “tú eres el hijo de Dios”, la conclusión de su respuesta fue que es hijo del Hombre.Evangelio de Juan (1:49-51).

Entonces la descripción que hace el Mesías de sí mismo que es hijo del Hombre, es una prueba evidente y expresa de que es un ser humano. Así que, ¿acaso quién dijo de sí mismo estas palabras, habría pensado siquiera que es dios o hijo de Dios?

● En los evangelios encontramos otras señales sobre la humanidad del Mesías, véase Lucas (17:22) (18:8) y Mateo (12:32).

●El resultado es que la palabra “hijo” cuando se le atribuye al Mesías, no significa que el Mesías es hijo de Dios en términos de linaje y reproducción, sino que el sentido es que Dios es su Cuidador y Educador.

      Sección sobre el sentido de la palabra padre:

La palabra padre mencionada en diversos lugares del Evangelio, también se debe regresar su entendimiento al idioma del Mesías la paz sea con él, y al regresar al evangelio de Juan, encontramos que la palabra padre significa el cuidador, el educador y el administrador, y es sabido que Dios es el Administrador de todo el universo, incluyendo al ser humano, con este sentido Él es el Padre del universo. En Juan (20:17) se manifestó lo siguiente: “Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (BLA).

Y los judíos le dijeron a Jesús: “tenemos un Padre, es decir, Dios”. Juan (8:41) (BLA).

Dijo el Mesías a sus discípulos: “Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará”. (Mateo6:6) (BLA).

También, le dijo a sus discípulos: “Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos”. (Mateo6:1) (BLA).

Y en Isaías (64:8), el dicho de Isaías: “oh Señor, tú eres nuestro Padre” (BLA).

Como estas palabras atribuidas a Jesús o a otros, son innumerables, y todas son testimonios de que la palabra (padre) se usaba para Dios con el sentido del Educador, que cuida a Sus siervos creyentes, y no tiene el sentido de paternidad de linaje. Glorificado sea Dios por encima de eso.

Con base en lo anterior, cuando viene en el evangelio el dicho del Mesías de que Dios es “padre”, se refiere: al Educador y el Cuidador de algo, y no significa la paternidad conocida de linaje y reproducción en la cual el hijo es parte del padre.

      Resumen de lo anterior:

La palabra hijo se dice con dos sentidos: verdadero y figurado.

El sentido verdadero: es como cuando dices: “Soy Eli, hijo de Daniel”. Esto significa que Daniel es tu padre que te engendró, y tú eres su hijo.

Éste es el significado verdadero de la palabra “hijo”.

El segundo sentido (figurado): es como cuando dices al niño que se pasea en el parque con sus padres y quieres llamarlo: ¡Hijo! Ven, te doy un dulce.

Y es como cuando le dices a la niña pequeña que se pasea con sus padres: ¡Ven hija! Te quiero dar un dulce.

O cuando le dices a tu sobrino: ¡Hijo! Evita quedarte despierto hasta tarde.

Le dices esta palabra “hijo” a pesar de que no es tu verdadero hijo, pero sientes que es tu hijo por el cariño que sientes por él y porque lo educas con tus palabras como si fuera tu propio hijo.

También como cuando el director de la escuela dice a los estudiantes en la escuela:

¡Hijos! Evitad la velocidad al conducir.

O cuando la directora de la escuela dice a las estudiantes: ¡Hijas! Ayudad a vuestras madres.

El director y la directora, dirigen estas palabras a los estudiantes a pesar de que no son sus hijos verdaderos, pero ellos sienten eso, porque son sus educadores.

La misma regla se aplica con la palabra “hijo” mencionada en los evangelios. Esta palabra significa la filiación de educación, cuidado y amor; entre ello llamar a quienes seguían las enseñanzas del Mesías: hijos de Dios; ésta no es la verdadera filiación conocida como filiación de reproducción, porque Dios no engendró ni fue engendrado y no hay nadie que se Le parezca, sino que se refiere al sentido figurado.

● Lo contrario es correcto, apreciables lectores. Si ves a un anciano, a un amigo de tu padre o a tu tío en la calle y le dices: ¡padre! ¿Necesitas ayuda?

El significado de la paternidad aquí al decir “padre” es mostrar respeto y aprecio, y no es la verdadera paternidad que significa que eres de su descendencia y linaje.

Asimismo, si le dices a una señora grande que lleva cosas con ella, a la amiga de tu madre o a tu tía: ¡Madre! ¿Necesitas ayuda?

El significado de la maternidad en este caso, al decir “madre” es mostrar respeto y aprecio y no la verdadera maternidad que significa que eres de su descendencia y linaje, o que ella te parió.

      Sección sobre el sentido de la palabra “señor” cuando se le atribuye al Mesías:

La explicación de “mi señor” cuando se le dice al Mesías en los evangelios, significa “Oh maestro” como se manifestó claramente en el evangelio de Juan (1:38):

“Jesús se volvió, y viendo que le seguían, les dijo: ‘¿Qué buscáis?’ Y ellos le dijeron: Rabí (que traducido quiere decir, Maestro), ¿dónde te hospedas?” (BLA).

 Séptimo adjunto: Beneficios generales

 1)  ¿Tomar la cruz como emblema es parte de la religión del Mesías?[147]

○ Los cristianos tomaron la cruz como suemblema, la adoran y juran por ella a pesar de ser un objeto inanimado, no beneficia ni daña, la tallan en un taller de herrería o carpintería y luego la adoran.

○ Tomar la cruz como símbolo en la religión del Mesías no fue mencionado en los cuatro evangelios ni en las cartas adjuntas a ellos, y la historia indica que los cristianos no tomaron la cruz como emblema sino hasta después del Concilio de Nicea organizado en el año 325, ya que los romanos solían obligar a los condenados de pena de muerte, cargar la cruz hasta el día de su ejecución.

○ El emperador romano Constantino I fue el primero en usar la cruz como emblema en los escudos de su ejército y en su momento todavía era pagano no se había convertido al cristianismo.

El historiador cristiano el doctor Asad Rostom mencionó que en una batalla en el año 312, Constantino vio arriba del disco solar antes del atardecer una cruz de luz escrito en ella “con eso vencerás”, también vio en su sueño aquella noche al Mesías llevando el mismo emblema recomendándole tomarlo como estandarte con el que se encontraría al enemigo. Cuando se despertó de su sueño, ordenó dibujar la cruz en los escudos de su ejército, se embarcó en la batalla y triunfó; entonces este símbolo (la cruz) se volvió el estandarte del Estado Romano.[148]

○ Con esto se evidencia la fragilidad de las bases con las que se fundamenta el cristianismo, ya que la cruz que toman los cristianos como emblema, su origen fue una visión de un sueño y no es una revelación del Señor (Dios) ni enseñanza del Mesías escrita en alguno de los cuatro evangelios que fueron escritos después de su elevación.

○ En el mejor de los casos, para que la cruz fuese un emblema correcto de los cristianos se suponía que debió ser de las enseñanzas de Pablo, pero ni éste ni otro, y aun así los cristianos la hicieron como emblema de la religión del Mesías, y el Mesías no sabe nada de ella y ni siquiera fue crucificado en la cruz.

○ Agréguele a esto que se suponía que los cristianos deberían odiar la cruz por ser el instrumento en el que fue crucificado su dios –como ellos creen-.

¿No es así apreciables lectores?[149]

 2) Un beneficio sobre la aclaración del origen y el nacimiento del término “cristianismo”[150]

○ El término “cristianismo” o “cristiano” no era conocido en la época del Mesías ni después de ella. Tampoco esta palabra existe en ninguno de los cuatro evangelios ni en las cartas adjuntas a ellos. Su origen se dio cuando los romanos paganos habitantes de Antioquía y de otros lugares, observaron que se estaba produciendo un cambio claro con el grupo que seguía a Pablo representado en los judíos y paganos conversos a las enseñanzas de Pablo, y se distinguieron claramente del resto de los judíos apegados a su religión judía, entonces llamaron a este grupo cristianos –relativo al Mesías la paz sea con él-, y ésta es la prueba de lo anterior:

Está manifestado en Hechos (11:26): “Y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía” (BLA).

Esto fue entre quince a veinticinco años aproximadamente después de que el Mesías fuese elevado.

○ Esto lo corrobora que los paganos quienes entraron a la religión de Pablo, ellos mismos necesitaron un símbolo de identidad para mantenerse bajo su estandarte después de haberse separado de sus anteriores bases paganas, entonces entraron a la nueva religión constituida por Pablo, pero necesitaron que esta religión fuera distinta de la religión original con la que fue enviado el Mesías, así que se llamaron cristianos.

○ Con base en lo anterior, llamar cristianismo, o cristianos a los seguidores del Mesías quienes estaban en la época de Jesús, un cuarto de siglo aproximadamente después de que el Mesías fuese elevado, se considera un error religioso e histórico, que contribuye en mezclar y distorsionar la imagen entre la religión verdadera y la religión falsa por un lado, y entre los seguidores del Mesías y los seguidores de Pablo por otro lado.

○ La religión de Pablo, llamada después “cristianismo” –como observan apreciables lectores- contiene creencias, rituales, ritos paganos, secretos misteriosos y complejos, nadie pudo ni podrá entenderlos o responderlos ni siquiera los grandes eruditos de la religión cristiana pudieron hacerlo a lo largo de los veinte siglos anteriores.

 3) Adoraciones, costumbres, rituales y beneficios personales entraron a la religión del Mesías después de elevarlo al cielo[151]

La religión del Mesías y su mensaje –antes de que él fuese elevado y su religión fuese sometida a la alteración por parte de Pablo- era simple y fácil, libre del complejo control sacerdotal existente en las iglesias católicas, coptas y orientales como el régimen de los papas, patriarcas, cardenales y monjes, no se tocaba la música en el templo donde rezaba el Mesías, no sonaban las campanas, no se colgaban las cruces, no existía confesión de pecados ante los sacerdotes, no existían indulgencias, tampoco el matrimonio estaba prohibido para los sacerdotes o monjes antes del Concilio de Nicea, ni existían imágenes del Mesías y su madre, no existía lo que se llama navidad ni el árbol de navidad o “Papa Noel”, tampoco existían celebraciones excepto las que festejaba su pueblo, los judíos, las más importantes, la Pascua, o la fiesta de Purim (conmemorando a  Ester), fuera de ello, no celebró el Mesías ni ordenó hacerlo cuando estaba en la tierra, la prueba de todo esto, es que nada fue mencionado en los cuatro evangelios, y si hubiera existido, se habría mencionado, porque se consideran de las cosas, que se esforzarían en transmitirse, entonces, basado en lo anterior, todas estas costumbres sobrevinieron en la religión del Mesías, él no supo de ellas y no las celebró él ni sus discípulos.

Lo que indica la corrupción y la falsedad de la religión que hoy en día siguen los cristianos y que está muy lejos de la religión original del Mesías, la tolerancia de los cristianos a comer la carne de cerdo y cometer la fornicación obscena (relaciones extra maritales), a pesar de que el adulterio es una de las cosas desagradables censuradas por la religión, la razón y la naturaleza, ya que muchos de ellos lo cometen sin vergüenza de Dios ni de la gente, en esto, son iguales los eruditos o los demás, llamados feligreses, cometen el adulterio en las iglesias que son casas de adoración para ellos, aunque el adulterio está prohibido en sus libros, los sacerdotes cometen esto con mujeres casadas, y en esto hay una agresión a la dignidad de sus esposos sin importarles y sin sentir culpabilidad, y puede que una de ellas se embarace de él, después por ejemplo le nace una niña, y el marido de esta mujer –que fue cohabitada por el sacerdote y embarazada de él- se encargue de criarla hasta que sea grande, creyendo que él es su padre y no lo es, por supuesto que la mujer puede que conozca la verdad, pero no puede revelar el secreto para que no se exponga, y a lo mejor ella no sabe que la niña es del sacerdote porque los dos la cohabitan, el marido y el sacerdote. Cuando crece la niña y ya es grande, va a la iglesia, quizá la atrae su verdadero padre (el sacerdote) a su lecho, sin que él sepa que es su propio padre, y la disfruta. Entonces ¿qué luz y qué amor –sino qué infierno- llevan los sacerdotes a sus feligreses?

En el evangelio de Mateo (5:27–30) en la prohibición del adulterio, dijo el Mesías a sus discípulos:

“Habéis oído que se dijo: ‘No cometerás adulterio’.

Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón.

Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno.

Y si tu mano derecha te es ocasión de pecar, córtala y échala de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo vaya al infierno” (BLA).

En cuanto a comer carne de cerdo, fue mencionado en Levítico (11:7) que el Señor le dijo a Moisés y a Aarón al hablar de los animales que son prohibidos comer:

“y el cerdo, porque aunque tiene pezuña dividida, formando así un casco hendido, no rumia; será inmundo para vosotros” (BLA).

La realidad es que los cristianos –incluyendo los sacerdotes- comen el cerdo con codicia, ¿qué apego es entonces a la religión del Mesías en el que están los cristianos?

 4) Las causas de la debilidad en la propagación del mensaje verdadero del Mesías después de elevarlo al cielo[152]

○ La ausencia repentina del Mesías en la tierra ymediante un método violento a través de la intervención del gobierno romano causó un fuerte trauma psicológico en los discípulos del Mesías, y sus seguidoreseran débiles económica, sicológica e intelectualmente, ya que entre ellos no existía ni un solo discípulo que tuviese influencia y relevancia  con quien se podría dirigir para proteger el mensaje del Mesías y hacer que continuara y se publicara, porque ellos mismos enfrentaron opresión por parte de los judíos, su única preocupación se había convertido en salvarse de la tortura o la persecución, así que se alejaron completamente de la idea de proteger el mensaje del Mesías y hacer que continuara y se publicara, lo que condujo a la débil divulgación de su mensaje yde su religión a nivel general dando así la oportunidad a Pablo el judío de empezar a tergiversar el mensaje del Mesías, y con eso se le abrió el camino.

○ De las causas más importantes de la debilidad en publicar las enseñanzas del Mesías, es que Pablo retiró la alfombra por debajo de los discípulos del Mesías cuando pretendió ser un discípulo designado por Jesús, así que no le quedó a los discípulos del Mesías ninguna importancia entre la gente para tomar la religión de ellos, existiendo un nuevo apóstol entre ellos –como creían- de quien podrían tomar la religión directamente, lo que provocó una débil propagación de la religión verdadera del Mesías.

○ Lo que se puede decir al respecto, es que entre las causas de la débil divulgación de las enseñanzas del Mesías después de su elevación, es que los judíos seguro disfrutaron su victoria sobre el Mesías al asesinarlo –como creían-, entonces, enfocaron su esfuerzo en los discípulos para desarraigar su mensaje de sus raíces y detener su publicación de varias maneras,generando la oportunidad a Pablo para iniciar la alteración del mensaje del Mesías y practicarlo en la realidad.

○ Entre las causas de la debilidad en publicar las enseñanzas del Mesías, también, el no preservar la copia original del Evangelio que estaba en manos del Mesías y sus discípulos, ya que es claro, lógico y evidente que el Evangelio que estaba en manos del Mesías y al que albriciaba, no es uno de los cuatro evangelios que están en manos de los cristianos hoy en día, tampoco se aplica en ninguno de ellos, porque todos los cuatro evangelios fueron escritos después de la elevación del Mesías, y con ellos las veintitrés cartas adjuntas a ellos, que son en total veintisiete libros. Estos libros fueron escritos por personas que no tuvieron contacto directo con el Mesías y no lo vieron ni un sólo instante sino que los escribieron después de que él fue elevado al cielo, por eso lleva sus nombres, y sus contenidos no coinciden con el texto ni con las creencias e historias, aparte que contienen muchas contradicciones y diferencias.

 5) Cinco factores para saber ¿por qué el cristiano y la cristiana continúan en su religión a pesar de las contradicciones que contiene?[153]

○ Primer factor: Ciertamente que la mayoría de los cristianos no leen los cuatro evangelios y sus veintitrés adjuntos, porque las palabras en ellos son largas, ramificadas, contradictorias y no entendibles, también, los sacerdotes no les brindan respuestas convincentes a sus preguntas, porque ellos mismos no las entienden de manera suficiente, y sobre esto tienen razón, porque estos evangelios son palabras de seres humanos como ellos, están traducidos de otro idioma, sus autores son totalmente desconocidos, y el proceso de modificación continúa a lo largo del tiempo. Por lo tanto, no pueden ser comprendidos por un ser humano.

El resultado es que los cristianos no leen sus evangelios, porque eso no es de los requerimientos de su religión, y quien los lee, no sobrepasa las suplicas que contienen.

○ Segundo factor: Dada la naturaleza de la religión cristiana contemporánea con sus creencias, rituales y ritos paganos complejos y misteriosos que evitan el uso de la razón y la lógica, los eruditos cristianos, a lo largo de su historia, se dirigieron a no alentar a sus seguidores a plantear preguntas, consultar sobre ella, sobre los libros, tampoco acerca de los errores y contradicciones que contienen, y consideraron el simple hecho de preguntar sobre estos temas una prueba de no tener fe en esta religión en la cual se debe creer sin entendimiento ni uso de razón.

La causa de esa prohibición, es su certeza de que quien piensa de entre la gente –especialmente los cultos- en su religión, creencias, rituales y ritos paganos, despertará en ellos muchas preguntas e interrogaciones sobre las cuales no encontrarán repuestas o aclaraciones lógicas y satisfactorias, ya sea de los sacerdotes o de otros, y eso los llevará sin duda a la confusión, y a no confiar en su religión, entonces renunciarán y la detestarán.

Por eso, a los sacerdotes les basta con gruñir a los feligreses por preguntar, o responder con argumento débil que no vale ni un centavo al decirle “esto es secreto”.

Es sabido que la religión verdadera no tiene secretos, y ¿por qué los secretos? ¿Cómo sería posible para la mente que la persona camine en la luz siendo ésta uno de los secretos?

A parte, no está registrado en los cuatro evangelios y sus adjuntos que al Mesías le haya preguntado alguien y no le haya dado respuesta, o haya dicho: “esto es secreto”, sino que se iba con la multitud y les contestaba sus preguntas, les enseñaba la adoración de Dios y que él era profeta, y ya se mencionó anteriormente una serie de pruebas evangélicas al respecto.

Así que, si realmente los sacerdotes tomaran el ejemplo del Mesías, harían lo que él hacía.

Si los cristianos leyeran sus libros, ellos mismos, y los verificaran cuidadosamente, lejos de los sacerdotes, descubrirían la verdad, de que estos libros no pueden ser libro de Dios, y descubrirían que el cristianismo contemporáneo no puede representar la religión del Mesías, pero la mayoría de ellos imitan a su sociedad cristiana sin escrutinio a sus creencias, imitando a los padres y a la sociedad o porque temen al dominio de los sacerdotes, o porque entraron al cristianismo a causa del aprovechamiento de los misioneros al factor de la pobreza, la ignorancia o la enfermedad como ocurre en África, donde atraen a los pobres con la medicina, la educación y el dinero, a cambio de ofrecerles a una de sus hijas, la disfruta cuando quiere, y entonces este ignorante entra al cristianismo para obtener lo que le prometió dicho misionero.

Como resultado a lo anterior, es increíble encontrar que la mayoría de los cristianos –árabes o no árabes- no conocen su religión ni su historia, tampoco saben cómo nacieron y se desarrollaron sus creencias, sus ritos y rituales, no conocen sus evangelios, ¿cuándo y cómo se escribieron? A excepción de los eruditos, los misioneros profesionales y los especialistas en la comparación de religiones.

○ Tercer factor: Ciertamente que lo establecido por la sociedad cristiana y las iglesias cristianas en los corazones de todos los cristianos que su religión es la religión correcta, y que el camino en el que van, los conducirá a la salvación, ésta es la hipótesis mental profunda y arraigada en sus mentes, es que caminan en la luz y en la religión verdadera, a pesar de que si una persona les dirige preguntas básicas acerca de su religión, su respuesta será “no sé” o “no debes preguntar esto”, mientras que responderte con argumentos científicos profundos y convincentes, no lo esperes jamás.

○ Cuarto factor: Entre los factores que contribuyeron a la permanencia de los cristianos en su religión, está el no interesarse en analizar la información que leen en sus libros y asegurarse de su validez, autenticar sus fuentes ya que dependen de los dichos de anónimos y desconocidos, y no les importa si está transmitida de manera acreditada del Mesías, o sólo son cuentos, visiones o sueños.

Los cristianos se negaron la bendición de buscar y usar la mente que Dios les dotó, y entregaron el timón de control de la dirección a sus sacerdotes, los dirigen como quieren y les dictan tonterías y absurdos; y si el pensamiento de uno de los feligreses despierta y tiene el suficiente valor planteándole al sacerdote una pregunta lógica, y el sacerdote es incapaz de responder, éste le contesta diciendo: “la respuesta es un secreto”.

Y la verdad es que no saben la respuesta, ya que el conocimiento del estudiante principiante de ellos, equivale el conocimiento del más grande de los sacerdotes en asuntos como estos. Por lo tanto no se iluminaron con la legislación clara, ni se guiaron con la mente.

Es sabido que el asunto de credo cuando está libre de la prueba legitima y la prueba lógica, se considera parte de lo que dicta Satanás y sus seguidores.

○ Quinto factor: Entre los factores de la permanencia de los cristianos en su religión, está el compartir historias, anécdotas y visiones que transfieren los sacerdotes y con ellas engañan a las mentes de los feligreses y a quienes predican –como pretenden-, iniciado esto por Pablo quien alegó haber visto al Mesías en un sueño, y Constantino quien vio la cruz en su sueño, hasta la actualidad; ya que encontrarás a los sacerdotes contándole a quienes misionan –por ejemplo- que fulano vio al Mesías en el sueño, le ordenó entrar al cristianismo, se convirtió a él, y le ocurrió mucho bien, y otro que estaba en la cárcel tuvo un sueño donde vio la cruz, entró al cristianismo y entonces salió de la cárcel y demás mitos. Y si el cristianismo fuera verdaderamente la religión de Dios, y los cuatro evangelios y sus adjuntos fueran el libro verdadero de Dios, los sacerdotes no habrían necesitado visiones y sueños, sino que el sacerdote habría regresado a ellos,habría respondido (a las preguntas) a partir de ellos, y habría resistido el sacerdote en los debates científicos y no se habría escapado de ellos y ni ensartado en el estilo de atracción, citando cuentos y visiones o utilizando el estilo de intimidación a través del método de golpe y violación en los cuartos de la iglesia, o evadiendo la respuesta diciendo “esto es secreto solo los sacerdotes lo saben”.

Se debe saber que Satanás tiene la capacidad de manipular las mentes de las personas en los sueños, así que se debe tener cuidado, ya que la religión verdadera no se toma de los sueños, sino de la revelación firme y preservada de Dios, de lo contrario, la persona puede dormir y soñar que se convirtió en rey, presidente o un hombre rico, y cuando se despierta se da cuenta que sigue igual.

 Octavo y último adjunto: Murmullos de fede corazón a corazón

Éstos son murmullos de fe, de corazón a corazón; comprenderlos, eliminarán obstáculos y resolverán problemas entre los seguidores de la religión cristiana y entre su entendimiento y convencimiento con la religión del Islam, le pido a Dios que se beneficie de ellos.

      Primer murmullo:

Dios envió a Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, con la religión del Islam para toda la humanidad, genios y humanos, árabes y no árabes, blancos y negros, hijos de Israel, y no hijos de Israel; Dios dice en el Corán: Y no te hemos enviado sino como anunciador de buenas noticias y advertidor para todos los hombres﴿.[154] Dice también: Y no te hemos enviado sino como misericordia para todos los mundos﴿,[155] y dice: Di: ¡Hombres! Es cierto que yo soy para vosotros el Mensajero de Dios﴿.[156]

La religión del Islam reemplazó a todas la religiones que estuvieron antes de ella, yno habrá una religión después. Dios impuso a todos, hombres y genios, adherirse a ella, porque es la última religión preservada de la tergiversación y el cambio.

Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, es el último profeta, quien crea en él, habrá creído en todos los profetas anteriores a él. Dios, Altísimo sea, dice acerca de Su profeta Muhammad: Sino que es el Mensajero de Dios y el sello de los profetas﴿.[157]

Y el Corán es el Libro final; quien crea en el Corán, habrá creído en todos los libros celestiales anteriores a él, y es el Libro preservado desde que fue revelado por Dios hace catorce siglos, no lo tocó la mano de la alteración y del cambio como le ocurrió a los libros anteriores a él, no fue expuesto a la pérdida, su copia original está conservada como es desde hace catorce siglos, y todas las copias del mundo se imprimen de acuerdo a dicha copia.

Asimismo, el Corán está preservado en los pechos de los hombres y las mujeres desde hace catorce siglos, ya que millones de personas lo memorizan completo o una parte de él, Dios se comprometió en preservarlo hasta el fin del mundo. Dios, Alabado sea, dice: Nosotros hemos hecho descender el Recuerdo y somos sus guardianes﴿.[158] El Recuerdo es el Corán, Dios lo llamó así porque en él hay mención de todas las creencias y las adoraciones que el Hombre necesita, en él está el recuerdo para quien quiere reflexionar, recordar su propósito en la vida, recordar la bendición de Dios sobre él al guiarlo al sendero recto que conduce al Paraíso y salva del Infierno; con la lectura del Corán, ocurre la exhortación a la persona, se abstiene de lo que Dios prohibió cuando lee sobre las consecuencias de quien desobedece a Dios, y siente energía para obedecer a Dios cuando lee sobre la recompensa de quien Lo obedece.

Después, Dios dijo: y somos sus guardianes﴿, es decir, lo preservó de la tergiversación en el momento de revelarlo y después de su revelación. En el momento de revelarlo, lo guardó del oído de cualquier demonio lapidado; y después de revelarlo, Dios lo preservó en el corazón de Su Mensajero quien lo memorizó, luego él lo depositó en los corazones de su comunidad hasta la actualidad y hasta el Día del Juicio. Dios protegió Sus palabras del cambio, del aumento y la disminución, preservó sus sentidos del cambio, así que cualquier persona que quiera alterar un sentido, Dios le envía a quien le muestra su error y le responde.

      Segundo murmullo:

Leamos juntos esta orientación divina que Dios reveló hace más de catorce siglos para aclararle a la gente la verdad del Mensaje de Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz:

¡Hombres! Ha llegado a vosotros el Mensajero con la verdad de vuestro Señor, así pues, es mejor para vosotros que creáis. Pero si no lo hacéis… Lo cierto es que de Dios es cuanto hay en los cielos y en la tierra. Y Dios es Conocedor, Sabio﴿.[159]

¡Hombres! Os ha llegado una prueba de vuestro Señor y hemos hecho que descendiera para vosotros una luz clara﴿.[160]

Di: ¡Hombres! Os ha llegado la verdad procedente de vuestro Señor; quien se guíe, lo hará en beneficio de sí mismo y quien se extravíe sólo se perderá a sí mismo. Yo no soy un guardián para vosotros﴿.[161]

Apreciables lectores, no nos confundamos, dejemos a un lado la imitación de los padres y de los abuelos, el asunto le entraña una eternidad en el Paraíso o una eternidad en el Infierno.

Así es, volvamos a nosotros mismos y a nuestro Señor, respondamos Su orden antes de que sea tarde, la persona tendrá la oportunidad de creer en Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, entrar a la religión del Islam, obtener el triunfo de la salvación eterna y verdadera en esta vida, el alma está lista y aún está en el cuerpo, no se ha ido; quien aproveche esta oportunidad, que se alegre con el bien, y quien la pierda, que se muestre a él este versículo: A quien desee otra práctica de Adoración que no sea el Islam, no le será aceptada y en la Última Vida será de los perdedores﴿.[162]

Con base a lo anterior, el deber de todo aquel que haya escuchado del Islam es entrar en él, si no habrá rechazado lo que Dios le reveló a Su último Mensajero, y se habrá expuesto a un castigo doloroso que es entrar al Infierno y permanecer en él eternamente. Dios dice: A quien desee otra práctica de Adoración que no sea el Islam, no le será aceptada y en la Última Vida será de los perdedores﴿.[163]

Dios, Altísimo sea, dice: Es cierto que Dios ha maldecido a los incrédulos y les ha preparado un Fuego inflamado, en él serán para siempre inmortales y no encontrarán quien los proteja o los defienda. El día en que sus caras sean pasadas por el fuego, dirán: ¡Ojalá y hubiéramos obedecido a Dios y hubiéramos obedecido al Mensajero!﴿.[164]

Dice el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él: “Por Aquel en cuyas manos está el alma de Muhammad, el de entre esta nación, judío o cristiano, escuche acerca de mí, pero no crea en aquello con lo que he sido enviado,[165] y muera en este estado (de incredulidad), será uno de los habitantes del fuego del Infierno”.

El deber de cada uno que quiera salvarse del Infierno el día del Juicio y entrar al Paraíso, es apresurarse a creer en Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, y someterse a la legislación islámica, antes de que el alma llegue a la garganta y muera sin creer en lo que Dios le ordenó, y así morirá como incrédulo, entrará al Infierno, y ahí permanecerá eternamente, y después se arrepentirá cuando ya no le servirá el arrepentimiento.

      Tercer murmullo:

Ciertamente, la religión que siguen los cristianos actualmente, no concuerda con la religión que le fue enviada al Profeta de Dios Jesús hijo de María, sino que es muy diferente de ella. Jesús hijo de María no le dijo a la gente: “Tomadme a mí y a mi madre como dioses en vez de Dios”, no le dijo a la gente que es hijo de Dios, tampoco le dijo que es el tercero de tres; es imposible que lo dijera, y ya se habló al respecto en el inicio de esta investigación.[166]

A parte de eso, nadie puede aseverar que los evangelios que están en manos de los cristianos actualmente concuerdan con el Evangelio que estaba en manos de Jesús, ni siquiera uno de ellos, y ya fue manifestado esto de manera suficiente para quien quiera seguir la verdad.

¿Cómo podría ser correcto para el inteligente –siendo ésta la situación- extraer sus creencias de libros alterados para llegar a lo más apreciado que cualquier inteligente busca ganárselo en esta vida, que es la satisfacción de Dios y luego entrar al Paraíso?

Dejemos a un lado los evangelios que están en nuestras manos, porque Dios nos lo cambió con otro Libro, lo preservó del cambio, del reemplazo y de la tergiversación. Así que lo aceptemos y lo sigamos para obtener el perdón, la guía y para que lleguemos a la religión verdadera y correcta en la que no hay misterio, ambigüedad ni contradicción, la religión que da la percepción correcta de los profetas Jesús, Moisés, Muhammad, y los demás profetas. Dios Exaltado y Majestuoso dice en el Corán: ¡Gente del Libro! Ha venido a vosotros Nuestro mensajero aclarándoos mucho de lo que ocultabais del Libro y perdonando muchas cosas. Ha venido a vosotros procedente de Dios una luz y un Libro claro﴿.[167]

Dios ha facilitado en este libro confirmar que la religión que siguen los cristianos actualmente es radicalmente diferente de la religión verdadera con la que fue enviado Jesús hijo de María, también Dios facilitó confirmar eso en otro libro bajo el título:

“At-taghayuru at-tadríyiyufírisálati al-Masíh ‘Isa ibnMaryam as-sahíhah ‘alá madá ‘ishrínaqarnan”.[168]

      Cuarto murmullo:

Quien merece la adoración, es Dios Único, nadie a parte de él la merece, mientras que Jesús hijo de María no merece ni él ni cualquiera de las criaturas dirigirnos a ellos con algún tipo de adoración, porque son seres humanos igual que nosotros, y asociar en la adoración a alguien con Dios, es el peor pecado y es de los asuntos que no le satisfacen al Señor de los mundos, Dios, Altísimo sea, tampoco le satisfacía a los mismos profetas, ni Jesús, ni Muhammad ni Moisés, ni cualquier profeta.

Los profetas mismos adoraban a Dios, ordenaban a sus pueblos adorar a Dios, les prohibían adorar a otro a la par de Dios, les mostraban que ésta es la idolatría que nunca Dios perdona si la persona muere en este estado, y es de lo que hace merecer el Infierno –nos refugiamos en Dios de él- y permanecer en él eternamente.

Adorar a Dios Único, y dejar de adorar a otro que no sea Él, es el foco del mensaje de todos los profetas, como dijo Dios, Alabado sea, en el Noble Corán: Antes de ti no enviamos ningún mensajero al que no le fuera inspirado: No hay dios excepto Yo. ¡Adoradme!﴿.[169]

Además, la unicidad de Dios en la adoración es el principio acorde a la razón, porque Dios es el Creador, el Sustentador, el Administrador de este universo, entonces es el Único Merecedor de la adoración, mientras que Jesús es un ser humano, creado, necesita de otros, ¿cómo sería entonces equiparar al ser humano con el Señor del Hombre en la adoración?

El mensaje del Mesías a los hijos de Israel estaba enfocado en adorar a Dios Único y dejar de adorar a otro que no sea Él, haya sido quien haya sido. Dios dice en el Corán revelando la verdad sobre el mensaje del Mesías:

Cuando fue el Ungido quien dijo a los hijos de Israel: ¡Adorad a Dios! Mi Señor y el vuestro. Quien asocie algo con Dios, Dios le vedará el Jardín y su refugio será el Fuego. No hay quien auxilie a los injustos﴿.[170]

Dios dijo sobre el Mesías que él le había dicho a su pueblo: Solo les dije lo que me ordenaste: ¡Adorad a Dios, mi Señor y el vuestro!﴿.[171]

También Dios dijo sobre el Mesías que él le había dicho a su pueblo:Dios es mi Señor y el vuestro, ¡Adoradle! Esto es un camino recto﴿.[172]

Asimismo Dios dijo sobre el Mesías que él le había dicho a su pueblo:Dios es mi Señor y el vuestro, adoradlo; esto es un camino recto﴿.[173]

Si el Mesías estuviese entre nosotros, habría negado lo que dicen los cristianos de forma vehemente, como informó Dios, Altísimo sea, en el Noble Corán de que le preguntará el Día del Juicio: Y cuando Dios dijo: ¡Jesús, hijo de María! ¿Has dicho tú a los hombres: tomadme a mí y a mi madre como dioses aparte de Dios? Dijo: ¡Gloria a Ti! No me pertenece decir aquello a lo que no tengo derecho. Si lo hubiera dicho, Tú ya lo sabrías. Tú sabes lo que hay en mí, pero yo no sé lo que hay en Ti. Es cierto que Tú eres el Conocedor de lo más recóndito. Sólo les dije lo que me ordenaste: ¡Adorad a Dios, mi Señor y el vuestro! Y he sido testigo de ellos mientras permanecí en su compañía. Y cuando me llevaste a Ti, Tú eras Quien los observaba, Tú eres Testigo de todas las cosas﴿.[174]

      Quinto murmullo:

Lean, apreciables lectores, este llamado divino:

Y seguro que encontrarás que la gente con enemistad más fuerte hacia los que creen son los judíos y los que asocian; mientras que encontrarás que los que están más próximos en afecto a los que creen, son los que dicen: Somos cristianos. Eso es porque entre ellos hay sacerdotes y monjes y no son soberbios. Cuando oyen lo que se le ha hecho descender al Mensajero, ves sus ojos inundados de lágrimas por la verdad que reconocen y dicen: ¡Señor nuestro! Creemos, escribe nuestros nombres con los que dan testimonio. ¿Por qué no íbamos a creer en Dios y en la verdad que nos ha llegado si ansiamos que nuestro Señor nos haga entrar en la compañía de los justos? Dios los recompensará por lo que dicen con jardines por cuyo suelo corren los ríos, donde serán inmortales. Esa es la recompensa de los bienhechores﴿.[175]

      Explicación de los versículos:

 Dios dijo a Su Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz:

¡Oh Mensajero! encontrarás que los judíos son las personas con enemistad más fuerte a quienes creyeron en ti y te siguieron; esto a causa de su terquedad, ingratitud y arrogancia en seguir la verdad, también los que asocian a otros con Dios en la adoración, como los paganos, etc. Ciertamente ellos son de las personas con más enemistad a ti y a tu religión.

Después dijo: encontrarás que los que son más próximos en afecto a los musulmanes, son los que dicen: Somos cristianos, por haber entre ellos eruditos y adoradores y porque son modestos, no se sienten orgullosos en aceptar la verdad, y éstos son los que aceptaron el mensaje de Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, cuando lo escucharon, creyeron en él, y entonces se convirtieron al Islam.

Lo que indica su proximidad en efecto a los musulmanes, es que un grupo de ellos, les salieron las lágrimas de sus ojos al escuchar el Corán, entonces, comprobaron que es la verdad revelada de Dios, Altísimo sea, creyeron en Dios y siguieron a Su Mensajero, entraron al Islam, suplicaron a Dios que fueran de los testigos, es decir testificar la unicidad de Dios, el mensaje de Sus mensajeros, y dar testimonio sobre las naciones anteriores, el Día del Juicio, que sus mensajeros les transmitieron los mensajes de su Señor.

De las cualidades de estos creyentes cristianos, quienes entraron al Islam, es que dicen: ¿qué culpa hay sobre nosotros al creer en Dios, creer en la verdad revelada por Dios a Muhammad, la paz y las bendiciones sean con él, seguirlo y adherirse a su religión? El Mesías invitó a su pueblo a creer en Muhammad cuando fuera enviado a la gente, su mensaje complementa  el mensaje del Mesías, ¿entonces qué culpa hay sobre nosotros en seguirlo, si al seguirlo, y convertirnos al Islam, obtendremos el honor de obedecer a los profetas, el Mesías y Muhammad, y de ahí entrar al Paraíso; mientras que si no lo obedecemos y no entramos a su religión, estaríamos desobedeciendo a los profetas el Mesías y Muhammad, y nos expondríamos a la ira de Dios, Exaltado y Majestuoso, y mereceríamos entrar al Infierno?

Dios los recompensará por la verdad que han dicho, por valorar su conversión al Islam y por suplicar ser entre los piadosos, con eso, les recompensará con Jardines, bajo sus árboles, corren ríos, donde permanecerán, no saldrán de ellos ni se les cambiarán, al ser de los bienhechores.

      Sexto murmullo:

La persona inteligente no tiene otra opción sino convertirse a la religión del Islam, a la cual pidió Jesús hijo de María a sus discípulos seguir, si aceptas esto, apreciable lector, entonces sólo hay entre ti y seguir la religión del Islam, pronunciar el testimonio de fe del Islam, que se considera el primer pilar del Islam y la llave para entrar a él.

 Atestiguo que no hay más dios, excepto Dios; y atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Dios

Y atestiguo que el Mesías Jesús hijo de María es Su siervo y Mensajero.

Esta es la palabra común que Dios ordenó a toda la gente decir, ya que Dios ordenó a Su Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, pedirle a la Gente del Libro (los judíos y los cristianos) y decirles:

Di: ¡Gente del Libro! Venid a una palabra común para todos: Adoremos únicamente a Dios, sin asociarle nada y no nos tomemos unos a otros por señores en vez de Dios. Y si vuelven la espalda, decid: ¡Sed testigos de que somos musulmanes!﴿.[176]

El significado del versículo: Di: ¡Oh Mensajero! A la Gente del Libro (los judíos y los cristianos): Venid a una palabra común entre nosotros, es decir una palabra de justicia y de verdad con la cual nos comprometeremos todos, representada en dirigir la adoración únicamente a Dios sin tomar ningún socio con Él, siendo ídolo, imagen, cruz, un ser humano, etc. Tampoco nos adoremos unos a otros. Si vuelven la espalda a esta buena vocación, decidles ¡oh creyentes!: sed testigos de que somos musulmanes, sometidos a nuestro Señor con la adoración y la sinceridad.

Esta vocación a la palabra común, se dirige a los judíos, a los cristianos, también a los seguidores de las demás religiones, porque la religión del Islam abroga todas las religiones y toda la gente debe entrar en ella.

 Conclusión

 Concluyó el libro, gracias a Dios; en él fueron confirmados dos asuntos:

Primero: La invalidez del dicho que establece que Jesús el Mesías es el señor o hijo del Señor.

Segundo: Confirmar el dicho que establece que Jesús el Mesías es un ser humano, Mensajero enviado por su Señor y Creador (Dios), y que no es el señor ni hijo del Señor, tampoco dios ni hijo de Dios.

 Todo eso con pruebas desde el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento, la lógica, la historia y desde el Noble Corán.

En conclusión, le pedimos a Dios diciendo: ¡Oh Dios haznos llaves para el bien, cerraduras para el mal, y qué Dios bendiga a Sus profetas Muhammad, Jesús, Moisés y a todos Sus profetas y les conceda mucha paz!

¡Oh Dios! He transmitido, ¡oh Dios! Sé Testigo.

Terminó el libro, gracias a Dios. Qué Dios beneficie con él, a sus lectores, a su escritor, y a su editor.

Y las alabanzas son para Dios, el Señor de los Mundos.

 Aclaración sobre algunos términos del libro

● El significado de “Dios bendiga al profeta Muhammad”: Dios lo elogia ante un público superior que son los ángeles; en esto hay más honor y elogio, y él merece esto, porque por medio de él, Dios guio a la gente a la religión verdadera.

“Le conceda paz”: Esta frase es una frase de súplica –también- de que Dios lo proteja del daño de la gente como insultarlo a él o a su familia, etc. Así que el significado completo de “Dios lo bendiga y le conceda paz” es: “Oh Dios elogia a Tu Profeta Muhammad con tus ángeles, y protégelo de cualquier daño”.

Esta frase es una frase de respeto que cada musulmán debe decir cuando se mencione el Profeta Muhammad, así que no es apto para el musulmán que escuche el nombre del Profeta Muhammad y no suplique por él como si se estuviera hablando de cualquier persona.

También es recomendable decir “La paz sea con él” cuando se menciona a los otros profetas, como una forma de honrarlos.

● La paz sea con él: el significado de “la paz sea con él” cuando se menciona uno de los profetas, es rogar a Dios que lo preserve de cualquier daño.

● Los fariseos: Secta judía fanática, extremista e intolerante con el aspecto exterior de la piedad y religiosidad incluyendo acatar literalmente las leyes como abstenerse de cualquier trabajo los sábados, mezclarse con los que no son judíos porque los consideran impuros, ellos le causaron daño al Mesías la paz sea con él.[177]

● Los nazarenos son conocidos ahora como cristianos, y son los seguidores de Jesús hijo de María, fueron llamados así “nazarenos” porque se ayudaban entre ellos.

Se dijo que se les llamó así siguiendo a los discípulos quienes se describieron a sí mismos con esto, como dijo Jesús la paz sea con él: ¿Quién me ayudará en favor de Dios? Y dijeron los discípulos: Nosotros somos los auxiliares de Dios﴿.[178]

Se dijo que se llamaron así porque llegaron a una tierra llamada “Nazaret” en Palestina, y se dijo que fueron llamados así porque Jesús era de esa tierra.

De todas maneras, la palabra “nazarenos” viene del apoyo, y es un atributo de elogio y alabanza.

● Monoteísta: es la persona que cree que Dios es Uno en Su esencia, y que es el Merecedor de la adoración, Él Sólo sin asociar nada ni nadie con Él, y el contrario de éste es el idólatra, quien toma socio con Dios.

● Misioneros: se llaman así porque invitan a la gente a convertirse al cristianismo.

 En el nombre de Dios, Clemente, Misericordioso

 Nota del traductor

Para la traducción de este libro, la mayor parte de las citas bíblicas, fueron tomadas de “La Biblia de las Américas” (BLA), edición de 1986. En menor medida usamos “La Biblia Reina Valera” (BRV) revisada en 1960, “La Biblia Dios habla hoy” (BDH), edición de 1966 y “Biblia de Jerusalén” (BJ), ediciónde 1967.

Mientras que para las citas coránicas, utilizamos la traducción del Complejo del Rey Fahd para la Impresión del Texto del Corán, edición de 1996. En dicha edición del Corán, los nombres de Dios, Jesús y María vienen transliterados del idioma árabe (es decir Allah, Isa, Maryam), pero para facilitar la comprensión al lector hispanoparlante, en este libro se dejaron sus equivalentes en idioma español.

 Referencias bibliográficas para aquellos que quieran saber más y beneficiarse

 Están publicadas en la página “La Religión Clara”

www.saaid.net/The-clear-religion

1)   Libro Sagrado – el Corán.

2) The Islamic Stance On Terrorism.

3) Who Deserves to be Worshipped.

4) Eleven facts about Jesus.

5) The amazingprophecies about Muhammad in the Bible.

 Bibliografíarecomendada:

-      El verdadero Mensaje de Jesucristo.

-      El verdadero concepto de Dios.

-      Un Único Dios, un Único Mensaje.

-      Contradicciones en la Biblia.

-      ¡Dejen hablar a la Biblia!

-      ¿Es Jesús Dios? La Biblia dice: ¡No!

-      ¿Es la Biblia la palabra de Dios?

-      Eruditos cristianos reconocen las contradicciones en la Biblia.

-      El retorno de Jesús.

-      Lo que la Biblia dice acerca de Muhammad.

-      La verdad acerca de Jesús.

-      Creemos en Jesús.

-      El Nuevo Testamento Hoy… ¿Palabra de Dios?

-      Un sólo Mensaje.

-      La verdadera religión de Dios.

-      ¿Dios se hizo hombre?



[1] (Corán, 3:78).

[2] Es decir el rey de Asiria.

[3] (Corán, 5:74).

[4] (Corán, 5:119).

[5] (Corán, 3:50).

[6] (Corán, 19:35).

[7] (Corán, 43:64).

[8] (Corán, 1:4).

[9] Los fariseos: Secta judía fanática, extremista e intolerante con el aspecto exterior de la piedad y religiosidad incluyendo acatar literalmente las leyes como abstenerse de cualquier trabajo los sábados, mezclarse con los que no son judíos porque los consideran impuros, ellos le causaron daño al Mesías la paz sea con él. Citado del libro: “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij” (p. 59). Autor: Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya. 1era edición.

[10] (Corán, 51: 56-58).

[11] Se detallará el significado de (hijo de Dios) mencionado en los evangelios, en el adjunto “Un beneficio acerca del sentido de (hijo de Dios) mencionado en algunos evangelios”.

[12] Gustave Le Bon (1841-1931): Fue un médico e historiador francés interesado por las civilizaciones orientales. De sus libros más famosos “La civilización de los árabes”, “Las civilizaciones de la India”, “La civilización egipcia” y “Les lois psychologiques de l'évolution des peuples”. Fue uno de los filósofos occidentales más famosos y de los que fueron justos con la nación árabe y la civilización islámica al no seguir el enfoque de los historiadores europeos quienes negaron el mérito del Islam sobre el mundo occidental. Pero Le Bon quien viajaba por el mundo islámico y donde realizó investigaciones sociales, confirmó que los musulmanes fueron realmente quienes civilizaron a Europa. Opinaba que la civilización árabe debía levantarse de su letargo y que mostrara al mundo su verdadera imagen; así que escribió en el año 1884 el libro “La civilización de los árabes” recopilando los elementos de la civilización árabe y su influencia en el mundo; investigó las causas de su desarrollo y de su retroceso y las presentó al mundo como la deuda que tiene un deudor con un acreedor. Gustave Le Bon falleció en Francia en el año 1931. Fuente: Wikipedia.

[13] (Corán, 3:49-50).

[14] (Corán, 5:77).

[15] Los nazarenos son conocidos ahora como cristianos, y son los seguidores de Jesús hijo de María, fueron llamados así “nazarenos” porque se ayudaban entre ellos.

Se dijo que se les llamó así siguiendo a los discípulos quienes se describieron a sí mismos con esto, como dijo Jesús la paz sea con él: ¿Quién defenderá conmigo la causa de Dios? Entonces dijeron los más íntimos de los discípulos: Nosotros somos los defensores de Dios﴿. [Corán, 3:52].

Se dijo que se llamaron así porque llegaron a una tierra llamada “Nazaret” en Palestina, y se dijo que fueron llamados así porque Jesús era de esa tierra.  

De todas maneras, la palabra “nazarenos” viene del apoyo, y es un atributo de elogio y alabanza.

[16] El significado de “Dios bendiga al profeta Muhammad”: Dios lo elogia ante un público superior que son los ángeles; en esto hay más honor y elogio, y él merece esto, porque por medio de él, Dios guio a la gente a la religión verdadera.

“Le conceda paz”: esta frase es una frase de súplica –también- de que Dios lo proteja del daño de la gente como insultarlo a él o a su familia, etc. Así que el significado completo de “Dios lo bendiga y le conceda paz” es: “Oh Dios elogia a Tu Profeta Muhammad con Tus ángeles, y protégelo de cualquier daño”.

Esta frase es una frase de respeto que cada musulmán debe decir cuando se menciona el Profeta Muhammad, así que no es apto para el musulmán que escuche el nombre del Profeta Muhammad y no suplique por él como si se estuviera hablando de cualquier persona.

También es recomendable decir “La paz sea con él” cuando se mencionan los otros profetas, como una forma de honrarlos.

[17] (Corán, 5: 75-77).

[18] (Corán, 5:19).

[19] (Corán, 5:74).

[20] (Corán, 4:170).

[21] Adaptado de “Mausú’at al-adyán”, libro tres: Annasrániyah wa má tafarra’a ‘anhá, séptimo capítulo: ‘Aquídatu annasárá, tercer apartado: Al-Ittihád (Attayassud). Editor: Dorar Sunniya.

(www.dorar.net/enc/adyan/477).

[22] Para aclarar el mito de esta creencia, revise el libro “Arba’úna dalílan ‘alá Botláni ‘Aquídati tawáruzi al-Jatí’ati wa ‘aquídati solbi al-Masih”, de Majed Bin Sulayman Al-Rassi, disponible en internet bajo este título.

[23] (Corán, 5:118–122).

[24] Monoteístas: plural de monoteísta, la persona que cree que Dios es Uno en Su esencia y que es el Merecedor de la adoración, Él Sólo sin asociar nada ni nadie con Él, y el contrario de éste es el idólatra, quien toma socio con Dios, en Su esencia, adoración y entonces adora a otro con Dios.

[25] Por honestidad científica, gran parte de la información mencionada en este punto, me he beneficiado de ella por el libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij”, tercer apartado, de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

[26] Véase “Albidáyah wa Niháyah” de Ibn Kazir, libro: Dhikru raf’i ‘Isa álaihi salám ila samá’, y “Tafsír al-Qur’án al-‘Adhím” del mismo autor, (Corán, 4:157).

[27] “Adwá’ ‘alá al-Masíhiyah” (p. 86), con pocas modificaciones.

[28] “Muhádarát fi Nasrániyah” (p. 71), con resumen breve.

[29] (pp. 102-103) del libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij” con pocas modificaciones.

[30] Para aclarar el desvarío de esta creencia, vea el libro “Arba’úna dalílan ‘alá Botláni ‘Aquídati tawáruzi al-Jatí’ati wa solbi al-Masih”, de Majed Bin Sulayman Al-Rassi, disponible en la red con este nombre.

[31] Véase la fuente anterior. Más adelante, se confirmará que el Mesías no fue crucificado y no le ocurrió ningún daño, en el cuarto adjunto “La historia de la virgen María y su hijo el Mesías Jesús hijo de María” – Elevación del Mesías sin que le ocurriera daño alguno.

[32] Véase estas pruebas evangélicas en el libro “The amazing prophecies of Muhammad in the Bible”.

Este libro está disponible bajo este título en la red.

Véase también el libro “Albishárát al-‘Uyáb fi sohofi ahli al-Kitáb” (99 dalílan ‘alá wuyudi Nabiyi al-Mubashari bihi fi Tawráti wal Inyíl). del Dr Salah Al-Rashed. Editorial Dar Ibn Hazm, Beirut.

[33] Revise los detalles sobre el papel de Pablo en distorsionar la religión del Mesías en el libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij” (p. 93 y la que sigue), de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

[34] Fue descrito anteriormente.

[35] Libro “La vida de las verdades”, p. 63.

[36] Libro “La vida de las verdades”, p. 187.

[37] Michael Hart: físico y astrónomo judío americano, nació en el año 1932, autor del libro “al-jálidúna al-Mi’a” cuyo título original en idioma inglés es: “The 100, Ranking of the Most Infulential Persons in History”.

En este libro, Michael clasificó a las personas más influyentes en la historia dependiendo el nivel de su influencia, colocó en primer lugar al Profeta Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz. En su lista incluyó los nombres de profetas como Jesús y Moisés la paz sea con ellos, también enlistó los nombres de fundadores de religiones creadas y a los innovadores más destacados cuyos inventos cambiaron el curso de la historia, como el inventor de la electricidad, del avión y la imprenta, así como muchos nombres de pensadores etc.

Vea su biografía en Wikipedia.

[38] From: « The 100 a Ranking of the Most Influential Persons in Histsory », by Michael H. Hart.

[39] Por honestidad científica, gran parte de la información mencionada en este punto, me he beneficiado de ella por el libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij” Cuarto y sexto apartado, de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

Para más información: véase el libro “Attaghyírát wa tataworát attadríyiyah al-lati hadazat li risálati Yasú’ ba’da raf’ihi ‘alá madá ‘iddati qorón”, disponible en la red.

[40] Will Durant: (1885 – 1981): filósofo, historiador y escritor americano, de sus libros más famosos, el libro “Historia de la civilización”, en el que colaboró su esposa Ariel Durant. (Fuente: Wikipedia).

[41] Will falleció en el año 1981. Él, en su dicho (a lo largo de catorce siglos) se refiere al siglo seis y siglos posteriores.

[42] “Historia de la civilización” (1/403).

[43] Es decir el credo que opina que Dios es Uno en Su esencia, y sólo Él merece ser adorado.

[44] Revise el libro “Muhádarát fi Nasrániyah” de Muhammad Abu Zuhrah, (p. 121 y posteriores), y el libro “Ar-Rúm” de Asad Rostom”, (1/60, 61).

[45] (Corán, 57:26).

[46] “Táríj Ibn al-Batriq” (1/128 – 130).

[47] Véase el libro “Muhádarát fi Nasrániyah” de Muhammad Abu Zuhrah (p: 126-127), y el libro “Dáirat ma’árif al-qarn al-‘ishrín” del profesor Muhammad Farid Wagdi.

[48] Vea lo ridículo del engaño ante los cerebros de la gente.

[49] “La vida de las verdades”, Gustave Le Bon, (p. 81).

[50] Dios facilitó reunir esas albricias que llegan a veintiocho albricias en el libro “The amazing prophecies of Muhammad in the Bible”. Este libro está disponible con este título en la red.

Revise también el libro “Albishárát al-‘Uyáb fi sohofi ahli al-Kitáb” (99 dalílan ‘alá wuyudi Nabiyi al-Mubashari bihi fi Tawráti wal Inyíl)del Dr Salah Al-Rashed. Editorial Dar Ibn Hazm, Beirut.

[51] Vea la nota al pie anterior.

[52] (Corán, 5:77).

[53] Fanatismo: es el incremento en el enaltecimiento, como se mencionará más adelante.

[54] (Corán, 19:89–93).

[55] (Corán, 4:170).

[56] (Corán, 3:45).

[57] (Corán, 66:12).

[58] Bujari: 3435.

[59] Muslim: 28.

[60] (Corán, 3:58).

[61] (Corán, 16:40).

[62] (Corán, 2:115–116).

[63] (Corán, 3:47).

[64] (Corán, 51:21).

[65] Este libro está disponible en la red bajo este nombre.

[66] (Corán, 32:8).

[67] (Corán, 15:29).

[68] (Corán, 3:39).

[69] (Corán, 112).

[70] (Corán, 2:253-254).

[71] (Corán, 16:60).

[72] (Corán, 30:26).

[73] (Corán, 20:4).

[74] Por honestidad científica, gran parte de la información mencionada en este adjunto, me he beneficiado de ella a través del primer apartado del libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij”, de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

[75] (Corán, 3:36).

[76] Narrado por Bujari (3431) y Muslim (2366) de Abu Hurayra, qué Dios esté Complacido con él.

[77] La barrera: es una barrera que hizo Dios entre Satanás y María; cuando el demonio quiso picar a María en su costado, picó la barrera, lo mismo ocurrió con su hijo Jesús hijo de María, cuando quiso picarlo en su costado con su dedo para que gritara por el piquete, tocó la barrera que Dios hizo entre ellos; así Dios lo protegió de su piquete y no lloró cuando lo parió su madre.

[78] Narrado por Bujari (3286) y Muslim después del hadiz (2366).

[79] (Corán, 3:37).

[80] (Corán, 3:42-43).

[81] (Corán, 3:45).

[82] (Corán, 3:47).

[83] (Corán, 3:45).

[84] (Corán, 19:15–35).

[85] La división cuadrante: significa que la gente se divide en la manera de su creación, en cuatro tipos:

Primer tipo: quien nació sin varón ni hembra y es nuestro padre Adán a quien Dios creó de barro.

Segundo tipo: quien nació de varón sin hembra, es el caso de nuestra madre Eva, Dios la creó a partir de una costilla de Adán.

Tercer tipo: quien nació de hembra sin varón y es el Mesías Jesús hijo de María.

Cuarto tipo: quienes fueron engendrados de varón y hembra y son las personas comunes.

[86] (Corán, 42:46–47).

[87] (Corán, 19:29-32).

[88] (Corán, 19:22-25).

[89] (Corán, 19:29-32).

[90] (Corán, 3:58–59).

[91] (Corán, 4:170-172).

[92] (Corán, 5:22).

[93] (Corán, 57:15).

[94] Es decir a medida que transcurría el tiempo, persistieron en su descuido, su fe disminuyó y su certeza se esfumó. Lo dijo Ibn Sa’di en la explicación del versículo.

[95] (Corán, 5:14).

[96] El hombre señaló al cuerno, mientras que ellos creyeron que señaló a su libro, por eso lo liberaron. La persona del cuerno hizo esto como camuflaje para salvarse del asesinato sin que les mintiera claramente, porque mentir es malo en todas las legislaciones.

[97] El significado: es que ellos no conocían las palabras escritas dentro del cuerno y según ellos el hombre se desvió de su religión.

[98] (Corán, 3:21)

[99] Narrado por Muslim (91) de Abdulah Ibn Mas’ud, qué Dios esté Complacido con él.

[100] (Corán, 3:21–22).

[101] Es decir se pusieron a vender sus vegetales en los mercados al final del día como si los trescientos profetas que asesinaron al inicio del día fuera algo normal para ellos.

[102] (Corán, 3:22).

[103] (Corán, 2:60).

[104] (Corán, 5:14).

[105] (Corán, 6:92).

[106] (Corán, 2:74).

[107] (Corán, 4:45).

[108] (Corán, 5:43).

[109] (Corán, 3:77).

[110] (Corán, 19:29-32).

[111] Se habló previamente de los fariseos y se aclaró que eran miembros de unasecta judía fanática, extremista e intolerante con el aspecto exterior de la piedad y religiosidad incluyendo acatar literalmente las leyes como abstenerse de cualquier trabajo los sábados, mezclarse con los que no son judíos porque los consideran impuros, ellos le causaron daño al Mesías la paz sea con él. Citado del libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij” (p. 59). de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya. Primera edición.

[112] (Corán, 3:51).

[113] (Corán, 4:156-157).

[114] (Corán, 4:156-157).

[115] (Corán, 3:53-54).

[116] Se mencionó en un hadiz del profeta Muhammad Dios lo bendiga y le conceda paz que Dios lo elevó al segundo cielo, él permanece ahí hasta que Dios autorice su descenso al final de los tiempos. Véase Sahih al-Bujari (3207) y Muslim (164) de Anas Ibn Malik que Dios esté Complacido con él.

[117] Revisar “Al-Bidáyah wa Niháyah” de Ibn Kazir, libro: Dhikru raf’i ‘Isa ‘alayhi salam ilá samá’, y “Tafsír al-Qur’án al-‘Adhím” del mismo autor, (Corán, 4:156).

[118] Véase “Tafsír al-Qur’án al-‘Adhím” de Ibn Abu Hátim, (Corán, 4:156). Esta historia fue narrada por Ibn Yarir con su cadena de transmisión en su libro de explicación del Corán “Yámi’ al-Bayán” al terminar la explicación de la Sura: 61.

[119] Es decir estará con él en su grado en el Paraíso como recompensa para él por haber redimido al Mesías.

[120] Se refiere con los musulmanes aquí, los seguidores del Mesías en la verdad, porque la palabra Islam tiene dos sentidos, uno general y otro especial. El sentido general es adorar a Dios Único y obedecer al profeta enviado para la gente en la época. Esta descripción (musulmanes) se aplica a los seguidores de cada profeta desde Adán hasta Muhammad, incluyendo el Mesías.

El segundo sentido de la palabra Islam, es particular para la religión con la que Dios envió al Profeta Muhammad, Dios lo bendiga y le conceda paz, cuyos seguidores se llaman musulmanes.

[121] Véase el comentario anterior.

[122] (Corán, 61:14).

[123] Dice Ibn Kazir, Dios tenga misericordia de él: ésta es cadena de transmisión auténtica hasta Ibn ‘Abbás, con la condición de Muslim.

[124] Con pocas modificaciones de “Al-bidáyah wa Niháyah” de Ibn Kazir, la conclusión del libro: Dhikru raf’i ‘Isa ‘alayhi salam ila samá’.

[125] Hizo esto en venganza de los judíos quienes creían que crucificaron al Mesías y lo mataron.

[126] El segundo califa de los musulmanes después del Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él.

[127] Este hecho por parte del califa musulmán Omar Ibn al-Jattáb demuestra los modales del Islam en comparación con los modales de los judíos, ya que eliminó la basura acumulada por tres siglos desde el siglo cuarto después de Cristo, hasta el año 637, cuando entró en Jerusalén, la quitó de la roca que es la dirección de los judíos, ¡qué majestuosos son los hechos de los musulmanes sobre ellos! y ¡Qué honrados son los modales del Islam y los modales de los compañeros del Profeta!

[128] Es decir la doctrina que establece que Dios es Uno en Su esencia, y sólo Él merece ser adorado.

[129] Revise el libro “Muhádarát fi Nasrániyah” de Muhammad Abu Zuhrah, (p. 121 y posteriores), y el libro “Ar-Rum” de Asad Rostom”, (1/60, 61).

[130] (Corán, 3:70).

[131] (Corán, 3:187).

[132] (Corán, 2:78).

[133] (Corán, 5:16-17).

[134] Para más detalles, véase el libro “Ayna Tawrát wal Inyil al-Asliyain” de Majed Bin Sulayman Al-Rassi, este libro está disponible en la red con este nombre.

[135] Fue mencionado antes que estas pruebas evangélicas se encuentran en el libro “The amazing prophecies of Muhammad in the bible”.

Este libro está disponible bajo este título en la red.

Revise también el libro “Albishárát al-‘Uyáb fi sohofi ahli al-Kitáb” (99 dalílan ‘alá wuyudi Nabiyi al-Mubashari bihi fi Tawráti wal Inyíl)del Dr Salah Al-Rashed. Editorial Dar Ibn Hazm, Beirut.

[136] (Corán, 5:74).

[137] (Corán, 5:119).

[138] (Corán, 3:50).

[139] (Corán, 43:64).

[140] (Corán, 19:35).

[141] (Corán, 3:78).

[142] (Corán, 9:31).

[143] (Corán, 3:58).

[144] (Corán, 42:46–47).

[145] Por honestidad científica, y para atribuir el beneficio a su gente, al preparar este adjunto, me beneficié del artículo escrito por el doctor Khaled Bin Abdalah Bin Abdelaziz al-Qasem, bajo título “Aquídatu tazliz: Haqíqatuha wa adilatu botlániha”.

[146] Es decir te he creado, y saliste a esta vida nacido del vientre de tu madre con la orden de Dios. Dios atribuyó el producto a Sí Mismo, porque Él fue quien lo ordenó.

[147] Por honestidad científica, me he beneficiado de esta información a través del libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhil tatawworihá ‘abra tárij” (p. 158), de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

[148] Libro “Ar-Rum” (1/53), véase “Historia de la civilización” (11/384) de Will Durant.

[149] Véase el libro “Arba’úna dalílan ‘alá Botláni ‘Aquídati tawáruzi al-Jatí’ati wa ‘aquídati solbi al-Masih”, de Majed Bin Sulayman Al-Rassi, disponible en la red con este título.

[150] Por honestidad científica, me he beneficiado de esta información a través del libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhil tatawworihá ‘abra tárij” (pp. 113, 114) de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

[151] Por honestidad científica, parte de la información mencionada en este adjunto, me he beneficiado de ella por el libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhil tatawworihá ‘abra tárij”, (pp. 157, 166) de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

[152] Por honestidad científica, me he beneficiado en preparar este adjunto, del quinto tema del libro “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhili tatawworihá ‘abra tárij” de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya.

[153] Me he beneficiado en algunos párrafos de este capítulo del libro “Táríj annasrániyah” p. 267 de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya, Dios lo guarde.

[154] (Corán, 34:28).

[155] (Corán, 21:106).

[156] (Corán, 7:158).

[157] (Corán, 33:40).

[158] (Corán, 15:9).

[159] (Corán, 4:169).

[160] (Corán, 4:173).

[161] (Corán, 10:108).

[162] (Corán, 3:84).

[163] (Corán, 3:84).

[164] (Corán, 33:64–66).

[165] Es decir: la legislación islámica.

[166] Para más beneficio, Dios facilitó la escritura de tres libros sobre la verdad del Mesías Jesús hijo de María en las enseñanzas del Islam, el primero bajo el título « Eleven Facts about Jesus in the Biblical & islamic Teachings ».

El segundo libro con el título “Qissatu wa fadáilu Maryam al-‘Adhrá’ wa’bniha al-Masíh ‘Isa ibn Maryam fi díni al-Islam”.

Mientras que el tercer libro con el título “Qissatu al-Masíh mina-l-mahdi ilá lahdi”.

Todos están disponibles en la red con los mismos títulos mencionados en la página:

www.saaid.net/The-clear-religion

[167] (Corán, 5:16-17).

[168] Este libro está disponible en la red bajo el mismo título.

[169] (Corán, 21:25).

[170] (Corán, 5:74).

[171] (Corán, 5:119).

[172] (Corán, 3:50).

[173] (Corán, 43:64).

[174] (Corán, 5:118–119).

[175] (Corán, 5:84–87).

[176] (Corán, 3:63).

[177] “Tárij annasrániyah, madjal linash’atihá wa maráhil tatawworihá ‘abra tárij” (p. 59) de Abdelwahab Ben Salih Al-Shaya. 1eraedición.

[178] (Corán, 61:14).

Retroalimantación