Tratado sobre el llamamiento a Al-láh

Descripción

Tratado sobre el llamamiento a Al-láh

Download

Descripción

 Tratado sobre el llamamiento a Al-láh

En el nombre de Al-láh, el Compasivo con toda la creación, el Misericordioso con los creyentes

 La introducción [1]:

Las alabanzas son para Al-láh, Lo alabamos y nos recomendamos en Él, Le pedimos perdón y nos arrepentimos ante Él,y nos refugiamos en Él del mal que hay en nuestro ego y del mal que pueden generar nuestras malas acciones;quien es guiado por Al-láh jamás será extraviado y a quien Él extravía jamás encontrará la guía recta.Y atestiguo que no hay divinidad que merece la adoración salvo Al-láh, Único, sin asociado,y atestiguo que Muhámmad, es Su siervo y mensajero, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), sus familiares, sus compañeros y con todo aquel que le haya seguido hasta el Día del Juicio.

Seguidamente / a continuación:

El lugar que ocupa el llamamiento al camino de Al-láh es grandioso y de una posición muy alta, porque es el lugar de la élite de la creación de Al-láh, conformada por los mensajeros honorables y sus sucesores, quienes heredaron de ellos el conocimiento de la verdad, el actuar según este conocimiento y invitar a ello,Así que es importante que nosotros dediquemos nuestros esfuerzos para este fin, siendo sinceros con Al-láh y siguiendo el ejemplo de Su Mensajero Muhámmad, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), para que este esfuerzo sea aceptado y recompensado.

Y estas son algunas palabras acerca de este tema, ordenadas en los siguientes capítulos:

Primer Capítulo: La obligatoriedad de invitar al camino de Al-láh y aclaración de su virtud.

Segundo Capítulo: Los medios para el llamamiento a Al-láh y sus formas.

Tercer Capítulo: El campo del llamamiento a Al-láh, Exaltado sea.

Cuarto Capítulo: Las cualidades y actitudes que debe tener el predicador al camino de Al-láh.

Quinto Capítulo: Los motivos del éxito de la Dawa [la invitación al camino de Al-láh].

Y Al-láh es quien mejor guía y ayuda.

El autor

 Primer Capítulo

 La obligatoriedad de invitar al camino de Al-láh y aclaración de su virtud.

Invitar al camino de Al-láh es un llamamiento al bien y a la verdad, puesto que es una invitación a la justicia y a la excelencia, un llamado hacia aquello que la pureza innata del hombre aprueba, y lo dicta la lógica veraz.

Es un llamamiento a creer en Al-láh, Exaltado sea y a toda creencia correcta que trae tranquilidad y sosiego para el corazón,

Es una invitación al monoteísmo, la unicidad de Al-láh en Su Soberanía, su divinidad y sus nombres y atributos,

es un llamamiento a la certeza de que Al-láh, Exaltado sea, es uno y único en Su soberanía, no tiene asociados, no existe otro creador del universo que Él, ni otra voluntad que maneje todos los asuntos del universo que la de Él,

y debido a esta certeza, el corazón no confiará en nadie que no sea Al-láh, Exaltado sea. Tanto el temor devocional, el anhelo de la recompensa como encomendarse serán actos de adoración únicamente dirigidos a Al-láh, Exaltado sea,

es un llamamiento a la certeza de que no existe otro juez sobre ni entre la creación sino Al-láh; solo Él juzga y decreta por medio de Sus legislaciones, esto implica no aferrarse a los juicios que no pertenecen a la ley de Al-láh, rechazar todo dictamen que contradice el juicio perfecto de Al-láh y de Su mensajero; ya que todo reglamento contrario a ello es injusto y falso y la consecuencia de dicho reglamento es la corrupción en la tierra y la maldad entre las personas.

"¿Qué mejor juicio que el de Al-láh para quienes están convencidos de su fe?" [La Mesa Servida: 50].

Y debido a esta certeza, el hombre acepta las enseñanzas y leyes legisladas por Al-láh, actúa acorde a Sus reglamentos de la manera establecida por Él, incluso si contradicen sus deseos, también se entrega al decreto divino, porque nadie puede rechazar la voluntad de Al-láh, ya que si aceptamos esto o no, no cambiaría nada en el decreto de Al-láh."¿Acaso desean una religión diferente a la de Al-láh, siendo que quienes están en los cielos y en la Tierra se someten a Él por libre voluntad o por la fuerza? Y ante Él [todos] comparecerán" [La Familia de Iman: 83].

La invitación a Al-láh, Exaltado sea, significa llamar a adorar únicamente a Al-láh, creer firmemente que nadie se merece la adoración excepto Él, ni los ángeles, profetas o los devotos; ya que Al-láh es el único creador de todo lo que existe y solo Él merece ser adorado.

La invitación a Al-láh es un llamamiento a la creencia firme en todo lo que fue afirmado en el Libro de Al-láh [el Corán] y en la tradición de Su Mensajero, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), en cuanto a los nombres y atributos de Al-láh, Exaltado sea,y que todos ellos son atributos verdaderos reconocidos de la manera que corresponde a Su majestad, sin tergiversarlos, negarlos o corporeizarlos:"Nada ni nadie es igual o semejante a Él, y Él todo lo oye, todo lo ve".[la consulta:11].

Y el llamamiento a Al-láh es una invitación a seguir el camino recto, el camino de quienes Al-láh los ha agraciado con Sus bendiciones, entre ellos los profetas, los veraces, los mártires y los piadosos; aquel camino dispuesto por Al-láh para conducir Sus siervos y guiarlos tanto en su religión como en sus asuntos mundanales.

De esta manera, se cortan las sendas de la herejía con respecto a la religión, las cuales implican que algunas las personas declaran que otras han sido extraviados y viceversa, sus deseos se dispersan y salen de la forma de vivir establecida por Al-láh, y siguen lo que Al-láh no les ha ordenado seguir:"Este es mi sendero recto, síganlo. Pero no sigan otros caminos, porque si lo hacen, estos los dividirán y los desviarán de Su camino. Esto es lo que les ha ordenado para que tengan temor de Él". [Los Ganados: 53].Y caen en aquello que Al-láh les ha prohibido como la división,Dice Al-láh, Exaltado sea [traducción del Corán]: "Les he legislado la misma religión [monoteísta] que le había encomendado a Noé, y que te he revelado a ti [en el Corán] y que le encomendé a Abraham, a Moisés y a Jesús, para que sean firmes en la práctica de la religión, y no creen divisiones". [La Consulta:13].Y el llamado a Al-láh, Exaltado sea, es un llamado a la ética, a los buenos modales, a la preservación de los derechos y a la justicia entre las personas, dándole a todo sus derechos, y la posición que se merecen,de esta manera se logra un ambiente de hermandad y amor entre los creyentes, seguridad completa y organización bajo la legislación de Al-láh, Exaltado sea, y se disminuyen las prácticas perversas, malas acciones y los sistemas de vida basados en leyes y creencias falsas.,además serán humillados quienes invocaban a dichas leyes y normas y querían que los siervos de Al-láh vivan según ellas en vez de guiarse por las enseñanzas de Al-láh.Por todo los aspectos mencionados y entre otros beneficios más, el llamamiento a Al-láh tiene una posición muy alta en el Islam,y los predicadores son los herederos de los honorables mensajeros en dicho aspecto. Existen muchos textos sagrados en el Corán y en las narraciones del Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), que mandan realizar tal prédica y hablan de sus virtudes:Dijo Al-láh, Exaltado sea, a Su Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él),(traducción del Corán):"A cada comunidad le he revelado sus propios ritos para que los observen. [¡Oh, Muhámmad!] No dejes que [te discutan] sobre los preceptos. Exhorta a creer en tu Señor, porque tú estás en la guía del camino recto". [La Peregrinación: 67].

Y dijo, Exaltado sea (traducción del Corán): "No dejes que te aparten de los preceptos de Dios después de haberte sido revelados. Exhorta [a la gente] a adorar a tu Señor y no seas de los que Le asocian [divinidades en la adoración]. [los Relatos: 87].

Y dijo, Exaltado sea, (traducción del Corán): "Él ha establecido para ustedes los mandatos de la fe que ya había encomendado a Noé y que también Yo te he revelado a ti, y lo que había encomendado a Abraham, Moisés y Jesús: “Establecer la creencia y no os dividirse por causa de ella.” A los idólatras les resulta difícil aquello a lo que tú les convocas. Al-láh escoge para Sí a quien Él quiere y guía a Él a quien se vuelve con arrepentimiento. Y no se dividieron en distintos grupos hasta después de haberles llegado el conocimiento, por envidia entre ellos. Y si no hubiese sido por una palabra anterior de tu Señor estableciendo un plazo, habría juzgado entre ellos. Y, en verdad, aquellos a quienes se hizo heredar la Escritura tienen serias dudas respecto a ella. Por ello, predica a la gente y mantente firme como te ha sido ordenado y no sigas sus pasiones y di: «Creo en lo que Al-láh ha hecho descender de la Escritura y se me ha ordenado que establezca la justicia entre ustedes". [La Consulta: 13-15].

Y dijo, Exaltado sea, (traducción del Corán): " Y que surja de ustedes una Comunidad que invite al bien, ordene hacer lo que es correcto y prohíba hacer el mal. Esos serán los triunfadores. Y no sean como aquellos que se dividieron y se enfrentaron después de haber venido a ellos las pruebas claras. Esos tendrán un castigo inmenso". [La Familia de Imran:104;105].

Y dijo, Exaltado sea, (traducción del Corán):" Quién puede expresar mejores palabras que aquel que invita a la gente a creer en Al-láh, obra rectamente y dice: "¡Yo soy de los musulmanes!" [La Descripción Detallada].

En los libros auténticos de Bujari y Muslim, está la narración de Ibn 'Abbas, (que Al-láh esté complacido con ambos): que el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), envió a Mu'ad al Yemen, y le ordenó invitar a la gente al Islam, establecer la oración y que paguen el Zakat.Narró Sahl Ibn Sa'd, (que Al-láh esté complacido con él), dijo que el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh desciendan sobre él), le dijo a Ali Ibn Abi Talib, (que Al-láh esté complacido con él), en el día de la batalla de Jaibar: "Vete lentamente hasta llegar a sus tierras. Luego llámalos al Islam y informales el derecho de Al-láh sobre ellos, pues si Al-láh guía a alguien por medio de ti, sería mejor para ti que las grandes fortunas. Recopilado por Bujari y Muslim.

De Abu Ruqaia Tamin Ibn Aus, (que Al-lah esté complacido con él), que dijo el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él): “La religión es el buen consejo; los oyentes dijeron: “¿Con respecto a qué, Mensajero de Al-láh?” Dijo: “A Al-láh, a Su Libro, a Su Mensajero, a los líderes de los musulmanes y a la gente común”.’. ” Recopilado por Muslim.

Y el llamamiento a Al-láh, Exaltado sea, es parte del buen consejo con respecto a Al-láh, Exaltado sea.

Narró Abu Huraira, (que Al-láh esté complacido con él), que el Mensajero de Al-láh, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), dijo: “Quien llame al camino recto tendrá la misma recompensa de los que le sigan, sin que haga disminuir en nada la de ellos. Y quien llame a un camino desviado tendrá la misma pena de los que le sigan y sin que haga disminuir en nada la de ellos. ” Recopilado por Muslim.

Estas aleyas y hadices indican que es obligatorio invitar al camino de Al-láh y citan las virtudes de dicha invitación, debido a los grandes beneficios y buenos resultado obtenidos al transmitir la legislación de Al-láh, beneficios en este vida y en la Otra, una protección de todo tipo de maldad, siempre y cuando la gente actúe acorde a ella. Y Al-láh es quien da el éxito.

 Segundo Capítulo

 Los medios para el llamamiento a Al-láh y sus formas.

Me refiero con los medios para el llamamiento a Al-láh a las distintas formas de comunicación que permite al predicador transmitir su mensaje. Estos medios son de tres tipos, y cada tipo tiene sus propias ventajas.

Primer tipo:

El diálogo directo, es decir invitarles al camino de Al-láh explicándoles la verdad cara a cara, les explica y transmite su mensaje, sus virtudes, sus frutos en esta vida y en la Otra.

y la ventaja de este tipo de llamamiento a Al-láh es que el predicador puede reconocer en sus rostros las características de aceptar su mensaje, los puede tratar de acuerdo a su situación, dialogar con ellos hasta guiarlos y convencerlos, y este método es más eficaz que el siguiente.

Segundo tipo:

El diálogo virtual: como aquellos que se dan a través de los medios de comunicación.

Y la ventaja de este tipo es: ser más general y amplio que el método anterior, ya que alcanza mucho más allá que el diálogo directo.

Tercer tipo:

La escritura: es decir a través de la autoría y publicación en periódicos, revistas, posters y otros.

La ventaja de esto, es que permite a los invitados reconocer el mensaje una y otra vez, y reflexionar sobre sus virtudes y frutos.

Con respecto a la manera de invitar al camino de Al-láh, de la forma oral, hablando, difiere acorde a la situación de la persona invitada, y tiene tres situaciones:

La primera: cuando la persona invitada tiene el deseo de conocer el bien y la verdad pero no lo tiene claro, en esta situación basta con predicarle y aclararle las cosas directamente.

Como por ejemplo decirle: esto es de lo que Al-láh y Su Mensajero han ordenado hacer, así que hágalo o esto es de lo que Al-láh y Su Mensajero han ordenado evitar, así que evítelo.

Y él por su inclinación hacia el bien aceptará dichas enseñanzas y las obedecerá.

La segunda situación: cuando el invitado es perezoso y negligente con respecto a los actos de bien o tiene deseo en hacer malas acciones,

con este tipo de personas no es suficiente hacerle Dawa sino darles una buena exhortación recordandole las virtudes del bien y la obediencia y darle diversos ejemplos de los buenos frutos que generan.y otra exhortación de advertencia de la maldad y los actos perversos, evidenciando la falta en la que incurre y las malas consecuencias que generan, también darle algunos ejemplos del mal fin de muchos perversos."Finalmente, el destino de quienes habían cometido maldades fue el peor, porque desmintieron los signos de Dios y se burlaron de ellos". [los Romanos: 10].

La tercera situación: cuando la persona invitada muestra rechazo hacia el bien y una inclinación hacia el mal.

Con este tipo de personas no es suficiente hacerle Dawa y exhortarles, sino se debe debatir con él de la mejor manera, con una buena argumentación y evidencias de la verdad para refutar sus argumentos.

Al-láh, Exaltado sea, señala a estas tres situaciones al decir:" Convoca al sendero de tu Señor con sabiduría y bellas palabras. Argumenta de la mejor manera" [Las Abejas: 125].

El Sheij del Islam Ibn Taymiyah dijo:

La gente es de tres clases: algunos reconocen la verdad y la siguen, y estas personas son las que tienen sabiduría y prudencia, otros reconocen la verdad y no la siguen.Este tipo de personas hay que exhortarles hasta que obren, y otros no la reconocen, y estos últimos se debe debatir con ellos de la mejor manera ya que a veces hay malos entendimientos durante la discusión, así que debe ser de la mejor manera para que se logren los objetivos.

Sí el invitado después de la discusión no toma el camino correcto y reconoce la verdad, nos pasamos a la siguiente situación.

Cuarta situación: Al-láh, Exaltado sea, señala dicha situación:"Debatan con la Gente del Libro con buenas maneras, excepto con aquellos que cometen injusticias". [La Araña: 46].

Ibn Kathir, (que Al-láh lo cubra con Su misericordia), dijo: "Se han apartado de la verdad, cegados al frente de los claros argumentos, y han sido tercos, porque la discusión ya no sirve con ellos y se debe corregirlos si corresponde.

En este cuarto caso no es permitido que las personas de forma individual corrijan a otros porque carecen de autoridad, ya que la iniciativa personal para corregir, si no se tiene autoridad, produce muchos daños y gran corrupción.

Esta es la forma de la invitación al camino de Al-láh en términos de discurso: se toma en cuenta el estado de los invitados considerandosu inclinación o predisposición para que acepten la invitación o que la rechacen.

En cuanto a cómo llamar a Al-láh en términos del orden del contenido del mensaje a transmitir: se debe comenzar con lo más importante, y los fundamentos que son como las introducciones a lo que viene despúes, donde el invitado va avanzando gradualmente.

Ejemplo de ello: si queremos invitar a alguien que niega la existencia de Al-láh, para que crea en Él y lo adore y siga a Su Mensajero,debemos comenzar con él demostrando la existencia del Creador, en el contexto de la evidencia racional, y destacando los ejemplos materiales de la existencia del Creador, Exaltado sea, para que lo reconozca como el único Creador que no tiene asociados.Y luego pasamos a demostrar Su divinidad y la obligatoriedad de adorarle, porque reconocer Su Señorío implica reconocer Su divinidad, así en este orden Al-láh, Exaltado sea, lo menciona mucho en el Corán,Como por ejemplo: "¡Oh, seres humanos! Adoren a su Señor que los creó a ustedes y a quienes los precedieron, para que así alcancen el temor devocional de Al-láh". [La vaca: 21].Y Al-láh Exaltado sea, rechaza quien asocia con Él, otro ser que no ha creado,Dice Al-láh:" Acaso adoran a quienes no pueden crear nada, sino por el contrario, ellos mismos fueron creados". [Los Lugares elevados: 191].Y dice:"Pero [los que se niegan a creer] adoran en vez de Dios a ídolos que no pueden crear nada, pues ellos mismos han sido creados, ni siquiera tienen el poder de apartar de sí mismos un perjuicio ni de atraer hacia sí mismos un beneficio. Tampoco tienen poder sobre la muerte, la vida ni la resurrección". [El Criterio: 3].Luego nos pasamos a demostrarle la necesidad de llevar una vida de acuerdo a Sus enseñanzas y la forma correcta de realizar los actos de adoración, ya que esta fue la senda de los mensajeros enviados por Al-láh, Exaltado sea, a toda la humanidad, a los cuales les otorgó muchas evidencias y milagros;para que enseñen a las personas lo que les beneficia de aquellas cosas que desconocen, y les aclaran la forma correcta de llevar a cabo los actos de adoración dirigidos a Al-láh, Exaltado sea, ya que la adoración es un derecho de Al-láh sobre Sus siervos realizada de la forma que Él establece,y no es posible que conozcan ello sino por medio de los mensajeros, así que si a quien le estamos predicando reconoce que se debe adorar a Al-láh de acuerdo a las enseñanzas de los mensajeros, nos pasamos a aclararle el camino especificado, es decir, el camino del Mensajero que debe seguir, el del Mensajero Muhámmad, el Mensajero de Al-láh, hijo de Abdul-lah, Al-Qurashi, Al-Hashimi, que fue enviado para toda la humanidad.y le aclaramos los signos que son su evidencia y que la creencia en el Profeta Muhámmad, implica creer en el resto de los mensajeros anteriores a él,entonces; si él lo acepta, pasamos a detallar los preceptos de la legislación que trajo el Profeta Muhámmad, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), para que los reconozca y gane la intención y la determinación de cumplir con ello de forma gradual, comenzando por lo más importante, como por ejemplo la oración, el Zakat (la caridad obligatoria), etc.

 Tercer Capítulo

 El campo del llamamiento a Al-láh, Exaltado sea.

El campo del llamamiento a Al-láh, Exaltado sea, hace referencia a sus distintos áreas, ya que la invitación a Al-láh no se limita a un entorno en particular, sino que se da en distintos entornos, entre ellos:

1- La comunicación personal: de modo que el predicador se dirige a una persona y lo invita al camino de Al-láh, Exaltado sea, de acuerdo con el modo anterior mencionado en el segundo capítulo.

2. Los lugares públicos: como las mezquitas y los lugares de reuniones como en la época de la peregrinación, clubes, cafeterías, restaurantes, etc., de acuerdo a las circunstancias.Por esto, vemos que el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), se presentaba a las tribus en sus temporadas y en sus mercados, y los llamaba al camino de Al-láh, Exaltado sea.El imam Ahmad, (que Al-láh lo cubra con Su misericordia), citó que Rabi'ah Ibn Abbad Ad-Daili, dijo: Vi al Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), en el mercado Dhil Mayaz, invocando: "Oh gente, digan: 'No hay más Dios que merece la adoración que Al-láh' y triunfarán".También en un hadiz de Yabir, se confirma esto cuando dice: El Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), se presentó ante la gente en un determinado lugar. Dijo: "¿Hay alguien que me pueda llevar a su gente? Pues el pueblo de Quraish me impidió predicar las palabras de mi Señor, Exaltado sea".Ibn Katheer comentó al respecto de está narración: 'dicho relato fue recopilado por los cuatro eruditos autores de los "Sunan", y Al-Tirmidhi dijo que su grado es bueno y auténtico.Ibn Is-haq dijo: Esto fue costumbre del Mensajero de Al-láh, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), cada vez que las personas se reunían durante una cierta temporada, él invitaba a las tribus al camino de Al-láh, al Islam, y se presentaba sólo ante ellos, y les exponía la guía y la misericordia que fue ordenado transmitir.A toda persona que venía de Meca de los árabes, que era conocido o respetado en su pueblo le ofrecía seguir el islam, invitándolo al camino de Al-láh y mostrándole el mensaje y las enseñanzas que predicaba.3 - Los centros educativos: como institutos, escuelas y universidades, ya sea a través de conferencias y seminarios públicos, o a través de clases particulares,ya que el maestro fiel a su religión puede invitar al camino de Al-láh en más de una manera, ya sea por sus palabras durante la clase, al cumplir con los actos de adoración o ser honesto en su trato, entre otras, puesto que el maestro es un ejemplo para sus alumnos.pues sus acciones y modales serán comprendidos y reflejados en la conducta de sus estudiantes.

 Cuarto Capítulo

 Las cualidades y actitudes que debe tener el predicador al camino de Al-láh.

El puesto de los predicadores es un importante lugar de liderazgo, así que el predicador debe darle el cuidado que se merece, y para que logre su objetivo, debe tener en cuenta lo siguiente:

1- Tener sinceridad con Al-láh al realizar sus obras.

Es decir que el objetivo de su llamamiento al camino de Al-láh, Exaltado sea, es acercarse a Al-láh, difundir Su religión, guiar a Sus siervos sacándolos de la oscuridad de la ignorancia y la desobediencia a la luz del conocimiento y la obediencia, de esta manera su llamamiento será a causa de su amor hacia Al-láh y Su religión y por su amor hacia toda la humanidad.

Y el llamamiento al camino de Al-láh, a causa de la sinceridad junto a la determinación y el aferramiento a Al-láh, debe influir en las acciones de las personas... acaso no has visto la historia de Moisés, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), cuando el Faraón le reunió a la gente en la mañana , el Día de fiesta, y se presentó con mucha soberbia y orgullo,Moisés les dijo [a los hechiceros]: "¡Ay de ustedes! No inventen mentiras contra Al-láh, pues los aniquilará con Su castigo: Los que inventan mentiras acerca de Él serán los perdedores". [Taha:61].Entonces, ¿qué fue el resultado de las palabras de Moisés? los dividió y separó inmediatamente:"Entonces, (los hechiceros) debatieron entre ellos acerca de Moisés, y deliberaron secretamente".[Taha:62]Y la discrepancia es la razón más grande del fracaso y la desunión,tal como dice Al-láh:" Y no discrepen, porque se debilitarían y serían derrotados". [Los Botines:46].Entonces la sinceridad del predicador en su llamamiento a Al-láh, Exaltado sea, es importante para que tenga éxito en su obra y sea recompensado.Pero si su intención era hacerse ver o alcanzar algo mundanal; ya sea dinero, posición social, o autoridad, su obra carece de beneficio y deja de ser válida,Dijo Al-láh, Exaltado sea: "A quienes prefieran la vida mundanal y sus placeres los recompensaré por sus obras en esta vida, se los concederé y no serán defraudados. pero no obtendrán en la otra vida sino el castigo del infierno. allí, lo que hubieran hecho se desvanecerá, y sus obras habrán sido en vano." [Hud:15-16].

Narró Abu Huraira, (que Al-láh esté complacido con él): 'Escuché al Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), decir: "las primeras personas que serán juzgadas en el Día del Juicio serán: ... una persona que adquirió mucho conocimiento y lo enseñó y recitó el Corán. Y Al-láh le hará recordar Sus bendiciones y las reconocerá y le dirá 'qué has hecho con las bendiciones que te He otorgado'. El hombre dirá: 'he adquirido el conocimiento y lo enseñé y he recitado el Corán frecuentemente'. Se le dirá: 'has mentido; aprendiste para que la gente diga que eres un sabio, y recitaste el Corán para que te digan que eres un recitador. Tu objetivo lo has conseguido en la vida mundanal'. Luego a los ángeles se les ordenarrá arrojarlo en el Fuego." Citado por Muslim.

2. Creer firmemente que con su llamamiento al camino de Al-láh, Exaltado sea, es un heredero de su Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), por difundir su tradición y guía:

para que así sea un incentivo en su llamamiento al camino de Al-láh, Exaltado sea, y le ayuda a ser paciente en su predicación y tener certeza de ser recompensado por su obra,

y formar parte de aquellos que Al-láh menciona en el Corán: "Di : este es mi sendero, tanto yo como quienes me siguen invitamos a adorar a Al-láh con conocimiento. glorificado sea Dios! no soy de los que idolatran divinidades junto a Al-láh") [José:108]

3. Ser firme en su llamamiento al camino de Al-láh Exaltado sea, con pasos firmes, sin dejarse afectar por los problemas ni dejarse destruir por la desesperación:

Porque está seguro de que su camino es correcto, que dará buenos resultados, confía ganar las dos recompensas: la abundancia material y la recompensa de la otra vida. Tiene una intención sincera y obras rectas, y anhela la rectitud de la gente aunque esto le tome mucho tiempo.

4. Tener paciencia y perseverancia

Es decir, ser paciente al recibir algún perjuicio de parte de la gente, ya que quienquiera que se haya dedicado a esta noble tarea es atacado por las malas personas que se oponen a su llamamiento - y son numerosos- el perjuicio puede ser a través de las ofensas de palabra o de acción, atacándolo a él o a su llamamiento. Debe reflexionar y tener en cuenta los perjuicios y lo que le sucedió al Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), y a los que lo precedieron de los honorables profetas por llamar a esta causa."Antes de ti [también] fueron desmentidos otros Mensajeros. Ellos soportaron con paciencia que los desmintieran y hostigaran hasta que les llegó Mi auxilio. Porque no hay poder que pueda alterar [el cumplimiento de] las promesas de Dios".[Los Ganados: 34].Y la paciencia es un alto grado que no se puede lograr sino al pasar por ciertas situaciones donde la persona soporta las dificultades que contienen." Ciertamente los pacientes recibirán sus recompensas sin limites" [Los Grupos:10].

Y tener paciencia al evidenciar la verdad, invitar a ella y discutir con los demás al respecto, se caracteriza por la paciencia y ver más allá de lo que le rodea para que alcance su finalidad ya establecida.

5. - Seguir el camino de la sabiduría en el llamamiento a Al-láh:

Usar los métodos apropiados para cada situación, ya que las personas no son iguales tanto en comprensión como en conocimiento, tampoco son iguales en cuanto a las características, ya que algunas personas son de carácter difícil y otras son bondadosos y fáciles; ni son iguales en cuanto a los grados de humildad para aceptar la verdad o de soberbia rechazando la misma.Así que debe usar un método adecuado para cada persona que se va a invitar al camino de Al-láh, de esta manera será más probable que acepte la verdad. Esto es parte del llamamiento a Al-láh con sabiduría.

Tambien debe ser abierto y paciente, no debe alejarse de alguien que considere un herético, y dejárselo a Satán en el campo de la herejía. Más bien, debe llamarlo y mostrarle la verdad. ¡Cuántas personas fueron consideradas lejos de toda guía y luego han sido guiadas por Al-láh, Exaltado sea!

Parte de la sabiduría es no confrontar a la persona invitada declarándole la falsedad de su creencia en caso de que esto le aleje más de la verdad y lo aferre más en el desvío.Y Al-láh, Exaltado sea, hizo referencia a esto al decir:" No insulten a quienes invocan a deidades fuera de Al-láh, porque insultarán a Al-láh con hostilidad sin tener conocimiento [acerca de lo que dicen], pues he hecho que a cada pueblo le parezcan buenas sus obras" [Los Ganados: 108].Pero se le recuerda y se lo exhorta a la verdad para que entre a su corazón, de esta manera será fácil para él dejar lo que haya acostumbrado de conductas y acciones falsas. Dejar los hábitos y las costumbres es difícil para el ego y no es fácil que el ser humano deje sus hábitos a menos que se esfuerce bastante,Y observa la sabiduría de Al-láh al legislar la prohibición del alcohol; al principio era un hábito de las personas en aquel entonces, así que Al-láh lo prohibió de forma gradual después de que los creyentes preguntaron por ello:

Primera fase:

En la respuesta a su pregunta:" Te preguntan acerca de los embriagantes y las apuestas. Diles:" Son de gran perjuicio, a pesar de que también hay en ellos algunos beneficios para la gente, pero su perjuicio es mayor que su beneficio"" [La Vaca: 219]. En la aleya vemos que no dijo beneficio sino usó el plural beneficios para abarque todo tipo de utilidad,y que todos estos beneficios son insignificantes al compararlos con el pecado que encierra el consumo de estos productos y estos indica realmente los perjuicios del consumo de los embriagantes.Y todo hombre que reflexione sobre el tema de los embriagantes se vería inclinado a abandonarlos, aunque su consumo no era prohibido para la gente en aquel entonces, ya que aprendió que su perjuicio es mayor que su beneficio. Esta expresión indica la inminente prohibición de forma indirecta;Ya que una de las reglas de la legislación islámica dice que: Todo lo que su perjuicio es mayor que su beneficio es Prohibido. Así que las almas presienten que dicha cosa será prohibida y se les hace fácil asimilarlo.

Segunda fase:

La prohibición de acercarse a realizar la oración estando bajo el efecto de los embriagantes."¡Oh, creyentes! No hagan la oración si están bajo el efecto de embriagantes hasta que sepan lo que están diciendo" [Las Mujeres:42].De acuerdo a esto, se evita embriagarse al menos cinco veces durante el día y la noche, de modo que las personas vayan acostumbrando a abstenerse totalmente de hacerlo en algún momento;

Tercer fase:

Su prohibición total, en todo momento y condiciones, como vemos en el verso del capítulo coránico, La Mesa Servida, que es uno de las últimas revelaciones:"¡Oh, creyentes! Los embriagantes, las apuestas, los altares [sobre los cuales eran degollados animales como ofrenda para los ídolos] y consultar la suerte [por ejemplo] con flechas, son una obra inmunda del demonio. Aléjense de todo ello, que así tendrán éxito. El demonio pretende sembrar entre la gente la discordia y el odio, y apartarlos del recuerdo de Al-láh y la oración valiéndose de los embriagantes y las apuestas, ¿Acaso no van a dejarlo ya?" [La Mesa Servida: 90,91].Así que los compañeros del Profeta Muhámmad, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), lo dejaron fácilmente después de asimilar las fases anteriores de su prohibición. Glorificado sea, el Sabio, el Misericordioso.La tribu de Zaqif, dio la promesa de lealtad al Profeta Muhámmad, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), con la condición de no luchar con él ni dar caridades, y aceptó eso de ellos y dijo:"Van a dar caridades y van a luchar también [en el futuro de forma voluntaria]"Esto se debe a que si la fe entra en el corazón, el creyente tratará de cumplir con todas las leyes del Islam, y cuanto más fuerte sea la fe, más cumpliría con los deberes e implicaciones de la misma.

Esto se debe a que si la fe entra en el corazón, el creyente tratará de cumplir con todas las leyes del Islam, y cuanto más fuerte sea la fe, más cumpliría con los deberes e implicaciones de la misma.

6. Que el predicador tenga conocimiento de la legislación de Al-láh, a la cual invita, también de las condiciones de a quienes predica, ya sean psicológicas, científicas y prácticas:

Que tenga conocimiento de la legislación de Al-láh para que invite con sabiduría y argumentación verdadera, para que él mismo no se desvíe ni ser un motivo para que los demás se desvíen, y para que sea de la gente que Al-láh dijo sobre ellos:[Di "este es mi sendero, tanto yo como quienes me siguen invitamos a adorar a Al-láh con conocimiento] {Jose:108}.Y para poder defender su prédica y convencer a su interlocutor, y cuántos predicadores fueron ignorantes, se hicieron daño a sí mismos y su prédica al ser vencidos por la falsedad de sus oponentes debido al poco conocimiento que tenían.Por esto no es permitido que los ignorantes trabajen en el llamamiento al camino de Al-láh al igual que los niños no pueden participar en el combate armado.

[Di "este es mi sendero, tanto yo como quienes me siguen invitamos a adorar a Al-láh con conocimiento] {Jose:108}.

Y para poder defender su prédica y convencer a su interlocutor, y cuántos predicadores fueron ignorantes, se hicieron daño a sí mismos y su prédica al ser vencidos por la falsedad de sus oponentes debido al poco conocimiento que tenían.

Por esto no es permitido que los ignorantes trabajen en el llamamiento al camino de Al-láh al igual que los niños no pueden participar en el combate armado.

También debe tener conocimiento de las condiciones de quienes los llama, ya sean psicológicas, científicas y prácticas para que esté preparado y use los métodos correspondientes a su situación;

Por esto el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), cuando enviaba Mu'ad a Yemen, le dijo:" ciertamente irás a un pueblo que tienen conocimiento del Libro".

Le contó sobre la situación de la gente con la cual se va a encontar para que se den los dos propósitos anteriormente mencionados; ya que el predicador si los invita sin saber sus condiciones, no sabrá manejar la situación ni comenzar con lo primordial, es posible que comience a llamar a ciertos aspectos y deje los asuntos más importantes.

7. El predicador debe ser de la gente religiosa y de quienes tienen buenos modales y actitudes.

Para que sea un ejemplo, tanto en su conocimiento como en las obras, debe realizar los actos de obediencia a Al-láh, invitar a la gente que los realice, alejarse de los pecados y malas acciones que él mismo enseña a la gente evitar, ya que no es parte de la religión que una persona ordene hacer el bien y él mismo no lo haga, o que ordene evitar algo y él mismo no lo evita;Dijo Al-láh,Exaltado sea: "¡ Oh, creyentes! ¿Por qué dicen una cosa pero hacen otra? Es aborrecible ante Al-láh que sus actos no sean coherentes con sus palabras" [Las Filas: 2,3].

Dijo Al-láh,Exaltado sea: "¡ Oh, creyentes! ¿Por qué dicen una cosa pero hacen otra? Es aborrecible ante Al-láh que sus actos no sean coherentes con sus palabras" [Las Filas: 2,3].

Está citado en el Libro de Bujari y Muslim, entre otros, que Usamah Ibn Zaid, (que Al-láh este complacido con ambos), narró que el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), dijo: "En el Día del Juicio se traerá a un hombre y lo arrojarán en el fuego hasta que salgan sus intestinos y dará vueltas con ellos al igual que un burro. Esto hace que la gente del Infierno se reúna y le dicen: fulano, ¿qué te pasó? ¡Acaso no solías ordenarnos hacer el bien y prohibirnos el mal? dirá: Si, les ordenaba hacer el bien y yo no lo hacía, les ordenaba evitar el mal y yo no lo evitaba".

También el hecho de no hacer lo que él ordenaba, y cometer lo que prohibía es considerado desobediencia a las leyes de la religión, y contradice la razón también;Dijo Al-láh, Exaltado sea:" ¿Acaso le ordenan a la gente que haga el bien y se olvidan de hacerlo ustedes mismos, siendo que leen el Libro [La Tora] ¿Acaso no razonan?[ La Vaca: 44].Esto se debe a que al invitar a algo debe ser por estar convencido de su beneficio, y no cumplir con ello genera cometer una mala acción en caso de que ordenaba evitar algo prohibido o perder un beneficio en caso de invitar a hacer el bien. Ambas situaciones son irracionales;ya que el prudente no pierde los beneficios ni se perjudica a sí mismo. O que su prédica no es por convicción, y esto es más grave, ya que se ha esforzado en algo inútil y aparentaba pertenecer a una comunidad de la que en realidad no forma parte.Así que si su llamamiento solo fue para hacerse ver, en realidad se ha engañado a sí mismo, no tendrá recompensas por su obra y la gente descubrirá su situación,Dijo Al-láh, Exaltado sea:" En cuanto a la espuma, se desvanece rápidamente, y aquello que beneficia a la gente permanece en la tierra" [El Trueno: 24].Dijo un poeta:

Dijo Al-láh, Exaltado sea:" ¿Acaso le ordenan a la gente que haga el bien y se olvidan de hacerlo ustedes mismos, siendo que leen el Libro [La Tora] ¿Acaso no razonan?[ La Vaca: 44].

Esto se debe a que al invitar a algo debe ser por estar convencido de su beneficio, y no cumplir con ello genera cometer una mala acción en caso de que ordenaba evitar algo prohibido o perder un beneficio en caso de invitar a hacer el bien. Ambas situaciones son irracionales;

ya que el prudente no pierde los beneficios ni se perjudica a sí mismo. O que su prédica no es por convicción, y esto es más grave, ya que se ha esforzado en algo inútil y aparentaba pertenecer a una comunidad de la que en realidad no forma parte.

Así que si su llamamiento solo fue para hacerse ver, en realidad se ha engañado a sí mismo, no tendrá recompensas por su obra y la gente descubrirá su situación,

Dijo Al-láh, Exaltado sea:" En cuanto a la espuma, se desvanece rápidamente, y aquello que beneficia a la gente permanece en la tierra" [El Trueno: 24].

Dijo un poeta:

La vestimenta de la hipocresía muestra lo que hay debajo de ella

Así que si te la pones, te verás desnudo

El predicador debe saber que su negligencia en la obediencia a Al-láh no es como ningún otro hombre, porque él es un ejemplo para la gente. si lo ven negligente ellos serán igual que él o más aun;Por esto encontramos ciertas cosas que son recomendables para el público pero son obligaciones para el predicador siempre y cuando los dichos o actos recomendables solo son realizado por él solamente.También al atreverse a cometer los pecados no es como cualquier otra persona, ya que el predicador es el ejemplo para los demás, así que la falta se mutiplicará y difundirá entre los musulmanes, y la considerarán una costumbre debido a que su ejemplo, el predicador, se atrevió a cometerla.También encontramos que algunas cosas son detestables pero en cuanto al predicador son prohibidas, porque si lo hace, la gente pensará que es permitido; así que el trabajo del predicador es complicado y representa gran responsabilidad. Pedimos a Al-láh que nos ayude a cumplir con este rol de la forma que le complazca. Él es el Generoso.

Por esto encontramos ciertas cosas que son recomendables para el público pero son obligaciones para el predicador siempre y cuando los dichos o actos recomendables solo son realizado por él solamente.

También al atreverse a cometer los pecados no es como cualquier otra persona, ya que el predicador es el ejemplo para los demás, así que la falta se mutiplicará y difundirá entre los musulmanes, y la considerarán una costumbre debido a que su ejemplo, el predicador, se atrevió a cometerla.

También encontramos que algunas cosas son detestables pero en cuanto al predicador son prohibidas, porque si lo hace, la gente pensará que es permitido; así que el trabajo del predicador es complicado y representa gran responsabilidad. Pedimos a Al-láh que nos ayude a cumplir con este rol de la forma que le complazca. Él es el Generoso.

8. El predicador debe ser tranquilo, flexible tanto en sus palabras como sus acciones, no actuar con brusquedad:

Para que merezca ser honrado, no sea un blanco para los perversos, ni ser menospreciado por los sinceros, debe esforzarse en los momentos de seriedad y bromear sólo en los momentos que lo requieren, hablar si hay algún bien en ello; y si no, deberá guardar silencio.

Además de su tranquilidad, debe ser abierto, sonriente, flexible, sociable con la gente, para que no se alejen de él, ya que dichas cualidades anteriormente mencionadas han hecho que muchos entren al Islam en grupos.

 Quinto Capítulo

 Los motivos del éxito de la Dawa [la invitación al camino de Al-láh].

El éxito del llamado a Al-láh es el fruto buscado por los predicadores, y si no fuera por sus esperanzas del éxito de su llamado, disminuirían sus fuerzas y reducirían el efecto de su llamamiento.

Vale la pena que el predicador conozca las razones del éxito de su llamado, para tomarlas hasta que alcance el resultado satisfactorio. De las razones del éxito del llamamiento a Al-láh, se encuentran:

1. Cumplir con lo mencionado en el tercer y el cuarto capítulo.

2. La invitación al camino de Al-láh deberá contar con el apoyo de las personas con autoridad en el Estado:

El llamamiento a Al-láh y el poder son los pilares de la reforma de la nación y de la buena actitud de su gente, si se reúnen estos dos pilares, se lograrán las metas con el permiso de Al-láh. Y si están separados, el esfuerzo de quienes inviten al camino de Al-láh se pierde o se debilita en gran medida;Por lo tanto, es necesario que todos los países que desean la dignidad y el poder real y el empoderamiento en la tierra tomar la religión de Al-láh, Exaltado sea, como fuente de legislación y seguir la guía de Su Mensajero, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), prescindiendo así de todas las enseñanzas y sistemas que son incompatibles con la religión de Al-láh y la guía de Su Mensajero, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él).Debido a que la palabra de Al-láh es Suprema, y Su religión es visctoriosa y dominante, quien toma la palabra de Al-láh y Su religión, tendrá una alta posición y estará por encima de toda la creación."Esta es la promesa de Al-láh, y Al-láh no falta a Su promesa, pero la mayoría de la gente no lo sabe. Conocen solo lo superficial de la vida mundanal, y viven despreocupados por la otra vida" [Los Bizantinos: 6,7].Y es necesario que todos los países que desean la dignidad y el poder real y el empoderamiento en la tierra asistir a la invitación al camino de Al-láh, Exaltado sea, en todo lo que puedan, cumpliendo con los medios para alcanzar la victoria y el auxilio, ya sean acciones o palabras.Puesto que Al-láh endereza el comportamiento de la gente por medio del Sultán más que por el Corán, ya que si la fe se debilita en los corazones de las personas, solo el Sultán las puede corregir y apartarlas de los pecados, y las devuelve a la obediencia hasta que se convierten en personas rectas y piadosas.También es necesario que los predicadores del islam con sabiduría estén conectados con la gente de poder y les exhorten a seguir en el camino de la verdad apoyando dicha causa,y les evidencien los buenos frutos que tal apoyo les reportará y la felicidad que tendrán en esta vida y en la Otra, y les advierten de ir contra tal prédica,también aclararles las malas consecuencias y la vida miserable en este mundo y en el Otro por contradecir la verdad. Y así les exhorten a apoyar el llamamiento a Al-láh, Exaltado sea, en todo lo que puedan,y les adviertan de no abandonarlo o hacer aquello que lo contradice.3 .Que la invitación a Al-láh coincida con un lugar adecuado y un terreno fértil: para que los invitados estén listos para aceptarla, y no hayan impedimentos entre ellos y su aceptación,Y la mayor parte de estos, son las personas que han reconocido el desvío en el que están y esperan a quienes los sacan de ello.Y observa lo que coincidió con el llamamiento del Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), el lugar y el tiempo apropiado, pues fue un período donde no habían mensajeros de Al-láh por mucho tiempo, y la gente estaba esperando la luz del Mensaje, con sed de beber de su sabiduría, ya que Al-láh supo que la gente, árabes o no, estaban en desvío, con excepción de algunos entre la gente del libro,La misión del Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), fue para la gente como una lluvia que descendió sobre la tierra seca, y esta la absorbió por completo. Un ejemplo evidente de ello es: lo que sucedió entre las tribus de Aus y Jazray en la guerra Bu'az antes de la migración profética por cinco años, murieron muchas personas de ambas tribus y muchos de sus nobles. Es evidente así que tenían una necesidad extrema de algo que los una,En el libro As-Sahíh de Bujari, se cita que Aisha (que la paz sea con ella) dijo: El día de Bu'az fue día que Al-láh estableció como pun precedente favorable al Mensajero de Al-láh, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), pues los encontró (a los árabes de Yatrib) enfrentados entre sí con muchos muertos y heridos. Así que Al-láh le otorgó esta oportunidad (para que estén abiertos a su prédica) y entraron al Islam.

Por lo tanto, es necesario que todos los países que desean la dignidad y el poder real y el empoderamiento en la tierra tomar la religión de Al-láh, Exaltado sea, como fuente de legislación y seguir la guía de Su Mensajero, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), prescindiendo así de todas las enseñanzas y sistemas que son incompatibles con la religión de Al-láh y la guía de Su Mensajero, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él).

Debido a que la palabra de Al-láh es Suprema, y Su religión es visctoriosa y dominante, quien toma la palabra de Al-láh y Su religión, tendrá una alta posición y estará por encima de toda la creación.

"Esta es la promesa de Al-láh, y Al-láh no falta a Su promesa, pero la mayoría de la gente no lo sabe. Conocen solo lo superficial de la vida mundanal, y viven despreocupados por la otra vida" [Los Bizantinos: 6,7].

Y es necesario que todos los países que desean la dignidad y el poder real y el empoderamiento en la tierra asistir a la invitación al camino de Al-láh, Exaltado sea, en todo lo que puedan, cumpliendo con los medios para alcanzar la victoria y el auxilio, ya sean acciones o palabras.

Puesto que Al-láh endereza el comportamiento de la gente por medio del Sultán más que por el Corán, ya que si la fe se debilita en los corazones de las personas, solo el Sultán las puede corregir y apartarlas de los pecados, y las devuelve a la obediencia hasta que se convierten en personas rectas y piadosas.

También es necesario que los predicadores del islam con sabiduría estén conectados con la gente de poder y les exhorten a seguir en el camino de la verdad apoyando dicha causa,

y les evidencien los buenos frutos que tal apoyo les reportará y la felicidad que tendrán en esta vida y en la Otra, y les advierten de ir contra tal prédica,

también aclararles las malas consecuencias y la vida miserable en este mundo y en el Otro por contradecir la verdad. Y así les exhorten a apoyar el llamamiento a Al-láh, Exaltado sea, en todo lo que puedan,

y les adviertan de no abandonarlo o hacer aquello que lo contradice.

3 .Que la invitación a Al-láh coincida con un lugar adecuado y un terreno fértil: para que los invitados estén listos para aceptarla, y no hayan impedimentos entre ellos y su aceptación,

Y la mayor parte de estos, son las personas que han reconocido el desvío en el que están y esperan a quienes los sacan de ello.

Y observa lo que coincidió con el llamamiento del Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), el lugar y el tiempo apropiado, pues fue un período donde no habían mensajeros de Al-láh por mucho tiempo, y la gente estaba esperando la luz del Mensaje, con sed de beber de su sabiduría, ya que Al-láh supo que la gente, árabes o no, estaban en desvío, con excepción de algunos entre la gente del libro,

La misión del Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), fue para la gente como una lluvia que descendió sobre la tierra seca, y esta la absorbió por completo. Un ejemplo evidente de ello es: lo que sucedió entre las tribus de Aus y Jazray en la guerra Bu'az antes de la migración profética por cinco años, murieron muchas personas de ambas tribus y muchos de sus nobles. Es evidente así que tenían una necesidad extrema de algo que los una,

En el libro As-Sahíh de Bujari, se cita que Aisha (que la paz sea con ella) dijo: El día de Bu'az fue día que Al-láh estableció como pun precedente favorable al Mensajero de Al-láh, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), pues los encontró (a los árabes de Yatrib) enfrentados entre sí con muchos muertos y heridos. Así que Al-láh le otorgó esta oportunidad (para que estén abiertos a su prédica) y entraron al Islam.

Ibn Isháq dijo: cuando el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), habló con la gente de Al-Jazray durante una cierta temporada y les ofreció el Islam, lo aceptaron y dijeron: "Hemos dejado a nuestro pueblo, y no hay otro pueblo que tuviera la misma discordia y enemistad que ellos, así que pedimos a Al-láh que seas motivo de unidad".

En cambio si su llamamiento se centra en un lugar lleno de creencias falsas, donde la falsedad tiene total dominio, no se darán los frutos de su llamado fácil o rápidamente, ya que la corriente de la falsedad es fuerte, al igual que el agua estancada si le abren un camino para que fluya, por lo que necesitaría un gran poder para llevar a cabo su invitación al camino de Al-láh, para enfrentar la corriente de la falsedad y vencerla por todos los medios posibles y en todos los aspectos. Al-láh es el que mejor ayuda.

4. Que tenga el predicador una fe y esperanza profundas, lejos de la desesperación con respecto al éxito de su prédica, la esperanza es una fuerte motivación para continuar en el proceso de la prédica al camino de Al-láh y lograr su éxito,al igual que la desesperación es motivo de fracaso y retraso del proceso del llamamiento a Al-láh, por lo tanto, encontramos que Al-láh, Exaltado sea, abría para el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él) muchas puertas hacia la esperanza.Tenemos como ejemplo: "Hazles recordar, porque el recuerdo beneficia a los creyentes" [Los Vientos: 55]."Él es Quien ha enviado a Su Mensajero con la Guía y la religión verdadera para que prevalezca sobre todas las religiones"[ La Victoria: 28]."Estas son historias de lo oculto que te revelo [¡oh, Muhámmad!], ni tú ni tu pueblo las conocían. Ten paciencia, que el éxito final será para los que tienen temor de Al-láh" [Hud:49].Etc,Observa las esperanzas que mantenía el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), y su visión a largo plazo de las cosas en el momento en el que su pueblo más le torturaba,Fue el día de su regreso de Taif, cuando invitó a sus habitantes al camino de Al-láh, Exaltado sea, ellos rechazaron su invitación e hicieron que las personas lo apedrearan. Cuando llegó a una zona llamada Qarn Al.Za'alib, le llamó Gabriel y le dijo: 'Al-láh ha escuchado las palabras de tu gente y lo que te han contestado, y te ha enviado el ángel de las montañas para que le ordenes lo que quieras'.El profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: 'Me llamó el ángel de las montañas y me saludó, luego dijo: ¡Oh, Muhámmad! tendrás lo que pidas, si quieres vuelco las dos montañas sobre ellos'.Contestó el Profeta,(que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él): "No, espero que salgan de entre sus descendientes quienes adoren a Al-láh sin que le asocien nada ni nadie".

al igual que la desesperación es motivo de fracaso y retraso del proceso del llamamiento a Al-láh, por lo tanto, encontramos que Al-láh, Exaltado sea, abría para el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él) muchas puertas hacia la esperanza.

Tenemos como ejemplo: "Hazles recordar, porque el recuerdo beneficia a los creyentes" [Los Vientos: 55].

"Él es Quien ha enviado a Su Mensajero con la Guía y la religión verdadera para que prevalezca sobre todas las religiones"[ La Victoria: 28].

"Estas son historias de lo oculto que te revelo [¡oh, Muhámmad!], ni tú ni tu pueblo las conocían. Ten paciencia, que el éxito final será para los que tienen temor de Al-láh" [Hud:49].

Etc,

Observa las esperanzas que mantenía el Profeta, (que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él), y su visión a largo plazo de las cosas en el momento en el que su pueblo más le torturaba,

Fue el día de su regreso de Taif, cuando invitó a sus habitantes al camino de Al-láh, Exaltado sea, ellos rechazaron su invitación e hicieron que las personas lo apedrearan. Cuando llegó a una zona llamada Qarn Al.Za'alib, le llamó Gabriel y le dijo: 'Al-láh ha escuchado las palabras de tu gente y lo que te han contestado, y te ha enviado el ángel de las montañas para que le ordenes lo que quieras'.

El profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: 'Me llamó el ángel de las montañas y me saludó, luego dijo: ¡Oh, Muhámmad! tendrás lo que pidas, si quieres vuelco las dos montañas sobre ellos'.

Contestó el Profeta,(que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con él): "No, espero que salgan de entre sus descendientes quienes adoren a Al-láh sin que le asocien nada ni nadie".

La esperanza es una fuerte motivación para continuar invitando al camino de Al-láh y dar el mejor esfuerzo para su éxito y continuidad.

Le pedimos a Al-láh que nos haga predicadores del bien, de quienes prohiben el mal, que guíe y mejore la situación de la nación musulmana, le otorgue buenos y prudentes líderes, gobernantes justos y rectos, que juzguen por la verdad y la justicia. Ciertamente Él es el Generoso.Y alabado sea Al-láh, Señor del universo, y que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con nuestro Profeta Muhámmad, con su familia y con todos sus compañeros.

Y alabado sea Al-láh, Señor del universo, y que la paz y las bendiciones de Al-láh sean con nuestro Profeta Muhámmad, con su familia y con todos sus compañeros.

Retroalimantación