Descripción

La oración es el más importante de los pilares prácticos del Islam, y concentrarse durante ella logrando el estado de ánimo correcto es algo requerido por la ley islámica. Cuando Satanás, el enemigo de Dios, juró tentar y desviar a los hijos de Adán, dijo: “Los atacaré por delante y por detrás, por la izquierda y por la derecha…” (Al-A’ráf, 7:17), uno de los recursos más significativos que se pro-puso usar fue distraer a los orantes cuando rezan, para privarlos de la alegría de un acto de culto bien realizado, y que pierdan la recompensa por él.
Para los musulmanes, es obvia la necesidad de una discusión detallada sobre el tópico de la concentración durante la oración, porque lo experimentamos en nuestras vidas diarias, y porque escuchamos diariamente a la gente quejarse por las tentaciones y pensamientos durante la oración que interfieren con nuestra concentración.

Retroalimantación