El du’a’ de la persona que ayuna cuando rompe su ayuno

Descripción

¿Cuál es la recompensa por ofrecer la comida del desayuno (iftaar) a quien está ayunando?

Download
Envíe un comentario al Webmaster

Descripción

    El du’a’ al romper el ayuno

    ] Español – Spanish –[ إسباني

    Muhammad Salih Al-Munayyid

    2012 - 1433

    ﴿ دعاء الصائم عند فطره ﴾

    « باللغة الإسبانية »

    محمد صالح المنجد

    2012 - 1433

    Súplica para cuando el ayunante rompe su ayuno

    ¿Cuál es la súplica que debemos decir cuando rompemos el ayuno?

    Alabado sea Allah.

    ‘Umar dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) solía decir cuando rompía su ayuno: “Dáhaba ad-damá', wa abtalat al-‘urúq, wa zábata al-áyr in sha Allah (la sed se ha ido, las venas están húmedas y la recompensa de Dios es cierta, si Dios quiere).

    Narrado por Abu Dawud, 2357; ad-Daráqtuni, 25. Ibn Háyar dijo en at-Taljís al-Jabír (2/202): ad-Daraqtuni dijo: “su cadena de transmisión es auténtica”.

    La súplica “Allahúmma laka sumtu wa ‘ala rízqika aftartu (Oh Allah, por Ti he ayunado y con tu provisión rompo el ayuno) fue narrada por Abu Dawud, 2358. Es un reporte mursal, por lo tanto es débil. Al-Albani lo clasificó como débil en Abu Dawud (510).

    Decir una súplica luego de realizar un acto de culto es algo profundamente arraigado en la ley islámica, tal como hacer una súplica luego de rezar y luego de completar los rituales de la peregrinación. El ayuno no está excluido de esto, in sha Allah. Dios mencionó el verso de la súplica y encomendó la súplica entre los versos que hablan del ayuno, como cuando Allah dijo (traducción del significado):

    “Y si Mis siervos te preguntan por Mí [diles que] ciertamente estoy cerca de ellos. Respondo la súplica de quien Me invoca. Que me obedezcan pues, y crean en Mí que así se encaminarán” (al-Báqarah 2:186).

    Señalando la importancia de hacer súplicas durante este mes, el shéij al-Islam Ibn Taimíah dijo:

    “Dios nos dijo que Él está cerca de Sus servidores y que responde la súplica de quien le invoca. Aquí nos está contando de Su Señorío (rububíah) sobre nosotros y que nos da lo que le pidamos, y que responde nuestras súplicas. Porque si Le invocamos eso significa que creemos en Él, y que creemos que Él es nuestro Señor… entonces Él nos ordenó dos cosas, tal como dijo (traducción del significado):

    “Y si Mis siervos te preguntan por Mí [diles que] ciertamente estoy cerca de ellos. Respondo la súplica de quien Me invoca. Que me obedezcan pues, y crean en Mí que así se encaminarán” (al-Báqarah 2:186).

    Lo primero es que debemos obedecer Sus órdenes de adorarlo y buscar Su ayuda.

    Lo segundo es que debemos creer en Su Señorío (rububíah) y divinidad (uluhíah), y que Él es nuestro Señor y nuestro Dios. Por eso, se ha dicho que la respuesta a la súplica de una persona es indicativa de la corrección de sus creencias y de la perfección de su obediencia, porque el verso de la súplica termina con las palabras (traducción del significado):

    “Que me obedezcan pues, y crean en Mí que así se encaminarán” (al-Báqarah 2:186).

    Maymu' al-Fatáwa, 14/33.

    Islam Q&A

    Retroalimantación