Descripción

Abu Nayij al-’Irbad Ibn Sariah dijo: Cierta vez nos exhortó el Mensajero de Alá de forma tal que los corazones temblaron y los ojos lloraron. Dijimos ¡Oh Mensajero de Alá! parece una exhortación de despedida, así que aconséjanos. Dijo: “Os aconsejo temer a Alá, escuchar y obedecer aunque os gobierne un esclavo, ya que quien viva de vosotros ha de ver muchas discrepancias. Así pues que, apegaos mi Sunnah y la Sunnah de los califas rectos y guiados, aferraos a ellas con los dientes, y evitad las innovaciones, porque toda innovación es un desvío, y todo desvío tiene por destino el fuego”. (Transmitido por Abu Dawd y Tirmidhi, quien dijo: Es un hadiz Hasan-Sahih (aceptable y auténtico)

Retroalimantación