Hadiz 29

Descripción

Narró Mu’ad Ibn Yabal que dijo: “Dije: ¡Mensajero de Alá¡ ¿qué obra me llevará al jardín y me alejará del fuego”. Dijo: “Has preguntado una cosa que es fácil para aquel a quien Alá se lo facilita; adorar a Alá sin asociarle nada, realizar el Salat, pagar el Zakat, ayunar el mes de Ramadán y peregrinar a la Casa Sagrada”. Luego dijo: ¿No quieres acaso que te enseñe las puertas del bien? El ayuno es protección, y la caridad apaga las faltas, tal como el agua lo hace con el fuego, y la oración de la persona en el seno de la noche”. Luego recitó la aleya coránica:
“Se levantan de sus lechos para invocar a su Señor con temor y anhelo, y dan en caridad parte de lo que le hemos proveído. Nadie sabe la alegría que le espera [a los piadosos] como recompensa por lo que hicieron” (Corán 32:17)
Y dijo: “¿Quieres que te informe sobre la cima del asunto, su pilar y su cúspide?”. Dije: “Por supuesto, Oh Mensajero de Alá”. Dijo: “La cima del asunto es el Islam, su pilar es el Salat (la oración) y su cúspide es el Yihad (la lucha por la causa de Alá)” Luego dijo: ¿No deseas que te informe sobre la base de todo esto?” Dije: “Por supuesto, Oh Mensajero de Alá”. Entonces tomo su lengua y dijo: “Controla esto”. Dije: “Profeta de Alá, ¿Acaso seremos reprochados por lo que decimos?” Dijo: “Que tu madre se prive de ti Oh Mu’ad, ¿Es que existe otra razón por la que la gente sea arrojada sobre su rostro, o dijo: narices, en el fuego, sino por aquello que cosechan sus lenguas?”. (Transmitido por Tirmidhi, quien dijo que es un hadiz Hasan-Sahih (aceptable y auténtico)

Retroalimantación