La Pureza


 Introducción

¡Las alabanzas son para Allah! (Dios) ,Que la paz y bendiciones de Allah sean con nuestro Profeta Muhammad, su familia y compañeros.

La pureza (Tahárah) es una hermosa palabra agradable para el ojo, y una cualidad que todos desean mantener. Desde una perspectiva islámica, la pureza tiene un significado general; entonces puede significar, por un lado, limpieza física, lo que es limpieza (del cuerpo) de suciedad perceptible, o una purificación ritual. Por otro lado, puede significar pureza espiritual, que es purificarse de vicios o pecados, abandonar la desobediencia, y acostumbrarse a las buenas acciones y palabras. Este significado exhaustivo de la pureza está expresado en las palabras del Profeta Muhammad ﷺ‬ (este símbolo significa “Que la Paz y Bendiciones de Allah sean sobre él”), que reportó Abu Huraira (que Allah esté complacido con él):

“¿Qué pensarían si hubiese un río en la puerta de la casa de uno de ustedes en el cual se bañaran cinco veces al día; les quedaría alguna suciedad? Ellos respondieron, “No quedaría nada”. Y el Profeta ﷺ‬ dijo: “Así son las cinco oraciones diarias, con las que Allah quita los pecados”. (Al-Bujâri y Al-Muslim)

La pureza ritual es un prerrequisito antes de rezar (Salat); esto comprende la ablución (wudu’), para las impurezas menores, o el baño ritual (gusl), para las impurezas mayores. Si un musulmán se purifica de acuerdo a las órdenes de Allah y las instrucciones del Profeta ﷺ‬, su oración le librará de pecados. El Islam es una religión de pureza tanto exterior como interior. El Mensajero de Allah ﷺ‬ amonestó a aquellos que descuidaban la limpieza exterior, la cual es considerada condición ineludible para la validez de algunos actos de adoración, por ejemplo, la oración, tocar o tomar el Corán, etc. Ibn ‘Abbas relató las palabras del Mensajero de Allah cuando pasó por dos tumbas:

“Están siendo castigados por algo que les pareció trivial: este no se limpiaba de la orina; mientras que el otro acostumbraba a decir mentiras”. Entonces pidió una rama de árbol que partió en dos mitades, y colocó una mitad en cada tumba; luego dijo: “Con esto, el castigo será reducido, a menos que (las ramas) se sequen”. (Al-Bujâri y Al-Muslim)

El Profeta ﷺ‬ solía decir esta súplica para acostumbrar a sus compañeros a amar la pureza:

“¡Oh, Allah! Alabado seas tanto como aquello que llena los cielos y la tierra, y cuanto Tú quieras. ¡Oh, Allah! Purifícame con nieve, llovizna o agua fría. ¡Oh, Allah! Purifícame de los pecados como un vestido blanco es librado de la suciedad”. (Ahmad)

Las enseñanzas del Islam llaman a la higiene. Jabir narró que  en una ocasión se acercó el Mensajero de Allah ﷺ‬  y vio un hombre con pelo desprolijo. Dijo:

“¿No puede encontrar algo para arreglar su cabello?”. Cuando vio a otro hombre con ropas sucias dijo: “¿No puede este hombre encontrar agua para limpiar su vestimenta?”. (Ahmad, An-Nasâ’i y Abu Dâûd)

Ibn Al-Qaiim dijo: “Si una persona se purifica y luego se encuentra con Allah en el Más Allá, entrará al Paraíso sin obstáculos. Sin embargo, si no se purifica en este mundo, si su impureza persiste como la del incrédulo, no se le permitirá entrar al Paraíso; pero si su impureza es temporal, entrará al Paraíso después de haber purificado en el Infierno aquella impureza por algún tiempo”. (Ighathatullahfan 1/57)

Lo que demuestra la extensión del significado de Pureza desde una perspectiva islámica es el hecho de que está expresada en el Sagrado Corán con una sola palabra (Tahárah), de la cual derivan muchos conceptos:

  1. Purificación de pecados. El Corán habla sobre esto:

( Exígeles que den dádivas de sus riquezas y con ellas los limpiarás y los purificarás). (9:103)

Según Ibn Abbas, que Allah esté complacido con él:

“El Profeta ﷺ‬ prescribió el Zakatul-Fitr como una purificación del ayunante de las habladurías sin sentido y obscenas y como comida para el pobre. Si alguien lo entrega antes de la oración del ‘Id, será aceptada como Zakát, y si alguien la entrega después del rezo, será contada como dádiva (sádaqa), como cualquier otra dádiva”. (Abu Dâûd e Ibn Mâyah)

  1. Pureza (liberación) de ídolos, tal como indican las palabras de Allah, el Exaltado:

( Habíamos pactado con Abraham e Ismael que mantuvieran pura Mi casa para los que la circunvalaran, aquellos que permanecieran en ella para adorar y aquellos que se inclinaran y postraran). (2:125)

  1. Pureza en el sentido de glorificación y veneración:

( La gente del Libro que había caído en la incredulidad y los asociadores persistieron hasta que les llegó la evidencia. Un Mensajero que recita páginas purificadas). (98:1-2)

  1. Pureza también significa aquello permitido:

( Llevarán vestidos de raso verde y de brocado, irán adornados con brazaletes de plata y Su señor les dará de beber una bebida pura). (76:21)

  1. Pureza en el corazón de toda sospecha:

( Y cuando les pidáis a las esposas del Profeta por algo, hacedlo desde detrás de una cortina; esto es más puro para vuestros corazones y para los suyos). (33:53)

  1. Pureza de la promiscuidad:

( Y cuando los ángeles dijeron: ¡Maryam! Allah te ha elegido, te ha purificado, y te ha escogido entre todas las mujeres de la creación). (3:43)

  1. Pureza de suciedad o descuido:

( En cuanto a los creyentes que obren rectamente, Allah les dará su recompensa debidamente. Y Allah no ama a los inicuos). (3:57)

  1. Pureza de impurezas rituales:

( ¡Oh, creyentes! Cuando os dispongáis a hacer la oración lavaos el rostro y los brazos hasta el codo, pasaos las manos por la cabeza y [lavaos] los pies hasta el tobillo. Si estáis en estado de impureza mayor, purificaos. Y si estáis enfermos o de viaje, o alguno de vosotros viene de hacer sus necesidades, o habéis tenido relaciones con vuestras mujeres y no encontráis agua, recurrid a tierra limpia y pasáosla por el rostro y las manos. Allah no quiere imponeros ninguna carga, sólo quiere purificaros y completar Su gracia sobre vosotros para que seáis agradecidos). (5:6)

Aisha, que Allah esté complacido con ella, dijo: “Asma le preguntó al Profeta ﷺ‬ sobre cómo lavarse después de la menstruación. Él dijo:

“Todas ustedes deben utilizar agua (mezclada con hojas del árbol de loto) y lavarse bien, y deben verter agua sobre sus cabezas y asegurarse que llegue a las raíces del pelo. Luego deben volcar más agua sobre sus cabezas. Finalmente tienen que limpiarse con un retazo de tela humedecido en almizcle”.

Asma dijo: “¿Cómo puede uno limpiarse de esta manera?”. A lo que el Profeta ﷺ‬ respondió:

“Glorificado sea Allah; ella debe limpiarse”. Aisha dijo que una debía aplicarlo sobre el rastro de sangre. Asma preguntó entonces sobre el baño luego de las relaciones maritales. Él (el Profeta ﷺ‬) dijo: “Deben lavarse bien con agua o completar su ablución, y luego verter agua sobre su cabeza y asegurarse que llegue hasta las raíces del cabello. Qué buenas que son las mujeres de los Ansar (auxiliadores) que su vergüenza no les prohíbe aprender sobre la religión”. (Al-Bujâri y Al-Muslim)


 Cualidades de la Purificación

 Es igual en excelencia a la mitad de la fe: el Profeta de Allah ﷺ‬ dijo sobre esto:

“La limpieza es la mitad de la fe, y decir “Alabado sea Allah” (o sea, Alhamdulillah) hace que crezca  la escala de buenas acciones. Decir “Glorificado sea Allah (Subhanallah) y Alhamdulillah llena el espacio entre la Tierra y los cielos (con bendiciones). El Salat (oración) es luz; dar dádivas es una prueba (de la fe de uno); y ser firme en la religión es tan bueno como la luz misma. El Sagrado Corán es un alegato a tu favor o en tu contra (como sea el caso). Todos comienzan su día listos a negociar con su alma con chances de perderla”. (Al-Muslim)

 La pureza es una de las cosas amadas y apreciadas por Dios. Abu Huraira, que Allah esté complacido con él, relató que el Profeta ﷺ‬ dijo:

“El siguiente versículo fue revelado sobre la gente de Quba: “Donde hay hombres que aman purificarse”. Ellos solían limpiarse con agua (después de sus necesidades), y por ello esta aleya fue revelada. (Abu Dâûd y At-Tirmidhi)

·        Es una de las características de los creyentes porque es un tipo de adoración sólo vista por Allah. El Profeta ﷺ‬ dijo:

“Sean sinceros, lo cual es muy difícil para ustedes. Deberían saber que la oración es una de las mejores acciones. Sólo un creyente sigue realizando el wudu’ (ablución). (Ibn Mâyah, Darmi y Baihaqi)

·        Mantener la purificación es un acto que lleva a la aceptación de las súplicas. El Noble Profeta ﷺ‬ dijo:

“Si un musulmán se va a dormir mientras está purificado (ha realizado la ablución), luego despierta durante la noche y menciona el nombre de Allah y pide cualquier cosa buena de esta vida y el Más Allá, Allah seguramente le brindará lo que pidió”. (Ahmad y Tabrani)

·        También logra que uno llegue a un mejor nivel o estatus. El Profeta ﷺ‬ le dijo a Bilal a la hora de la oración del Fayr (alba):

“Oh, Bilal, dime la mejor obra que hayas realizado por el Islam, porque he escuchado el ruido de tus zapatos en el Paraíso. Bilal respondió: no realicé un acto mejor para mí que éste: nunca he hecho la ablución en el día o la noche sin haber realizado después lo que pude de oraciones voluntarias”. (Al-Bujâri y Al-Muslim)

·        El hecho de mantener la pureza quita pecados. El Mensajero de Allah ﷺ‬ dijo:

“Cuando llega el tiempo de cualquier oración, si un musulmán realiza su ablución de manera excelente, con humildad y reverencia, será para él una expiación de sus pecados pasados siempre y cuando no haya cometido un pecado mayor, y esto se aplica en todo momento”.

·        Es un acto por el cual Allah perdona pecados y eleva en rangos. El Noble Profeta ﷺ‬ dijo:

“¿Quieren que les diga algo por lo cual Allah elimina los pecados y eleva los rangos (de una persona)? Todos dijeron: ¡Si, Mensajero de Allah! Él dijo: “Realizar bien la ablución a pesar de las inconveniencias, el caminar lo más posible hacia la mezquita, y esperar la próxima oración luego de haber realizado una. Esto es (tan bueno como el) Rabat (velar en la noche por la causa de Allah). (Al-Muslim)

·        Amr ibn Absah le preguntó al Mensajero de Allah ﷺ‬ sobre la ablución. El Mensajero dijo:

“Con respecto a la ablución, si lavas bien tus manos, los pecados debajo de tus uñas y huellas se irán. Si enjuagas bien tu boca y fosas nasales, lavas tu cara y las manos hasta los codos, mojas tu cabeza y lavas tus pies hasta los tobillos, eliminarás todas tus faltas. Cuando hayas posado tu rostro en el suelo en prosternación ante Allah, serás purificado de todos tus pecados como en el día de tu nacimiento”. (An-Nasâ’i)

·        Es una de las cualidades de la verdadera naturaleza. El Profeta ﷺ‬ dijo:

“Diez actos son necesidades de la verdadera naturaleza, a saber: recortar el bigote, dejar la barba crecer, limpiarse los dientes con Miswak, aspirar agua con la nariz, cortar las uñas, lavar las falanges de los dedos, remover el pelo en las axilas, afeitar las partes pudendas, y lavar las partes privadas con agua (luego de hacer las necesidades). El narrador dijo: he olvidado el décimo, pero puede haber sido enjuagar la boca”. (Al-Muslim)

·        Una característica más de la ablución es la indicada en el hadiz narrado por Abu Huraira, que Allah esté complacido con él, cuando el Mensajero de Allah ﷺ‬ visitó un cementerio en una ocasión y dijo:

“¡Que la paz sea con ustedes! Todos los creyentes y nosotros, si Allah así lo quiere, nos uniremos a ustedes. Amo ver a mis hermanos. Ellos (sus Compañeros allí presentes) decían: ¿No somos tus hermanos, Mensajero de Allah? Él dijo: “Ustedes son mis Compañeros, y nuestros hermanos son aquellos que todavía no han llegado a este mundo”. Ellos dijeron: Mensajero de Allah, ¿cómo puedes reconocer a aquellas personas de tu Ummah que aún no han nacido? Él respondió: “Supongamos que un hombre tuviese caballos con manchas blancas en sus frentes y piernas,  y estén entre muchos caballos completamente negros, díganme, ¿no reconocería a sus propios caballos? Ellos dijeron: Ciertamente, Mensajero de Allah. Él concluyó: “Ellos vendrían con rostros y brazos resplandecientes por la ablución, y yo llegaría a la Cisterna (la vasija de la cual el Profeta ﷺ‬ dará de beber agua fresca a sus seguidores en el Día del Juicio) antes que ellos. Algunos se alejarán de mi Cisterna como camellos salvajes. Yo llamaré: ¡Vengan, vengan! Pero se me dirá: estas personas han cambiado después de ti; y yo les diré: fuera de aquí, fuera de aquí”. (Al-Muslim)

Mantener la pureza y la higiene es un medio crucial de protección contra las infecciones. Es muy sabido que “prevenir es mejor que curar”. En tiempos antiguos se decía: un gramo de prevención es mejor que cien kilos de cura.

Este libro tratará solamente con la eliminación de impurezas tangibles o visibles. Pido a Allah que sea dedicado a Su Exaltado Semblante y que Lo haga útil.

Abdul Rahman Al-Sheha

P.O. Box 59565,

Riyadh 11535

E-mail: [email protected]


 Purificación de Impurezas Tangibles

Para cualquiera que desee realizar una oración, el wudu’ (ablución) es un deber, y es prerrequisito de los rezos. Si uno está por rezar, es necesario realizar la ablución en caso de impureza ritual menor o baño ritual (gusl) en caso de impureza mayor (yanabah). Al hacer las necesidades, cualquier rastro de excremento u orina debe ser limpiado del cuerpo, ya sea con agua, papel o una piedra. Si uno tiene la opción, el agua es mejor porque limpia de manera más efectiva y remueve la suciedad misma:

·        La orina, excremento y otros desechos del cuerpo (como líquido seminal) deben ser retirados con agua hasta que la impureza sea removida.

·        La remoción de tales elementos impuros puede ser realizada con piedras, tela, papel o algo parecido (pero no debe tener escrito el nombre de Allah). El uso de tres piedras para limpiar estos elementos es un mínimo. Si no se logra una limpieza, debe incrementarse la cantidad de piedras. Generalmente, un número impar es preferible, ya que el Profeta ﷺ‬ dijo:

“Si uno usa piedras para limpiarse, que utilice tres”. También dijo: “Si uno hace sus necesidades, debe utilizar tres piedras para asearse; esto es suficiente”. (Ahmad, Abu Dâûd y An-Nasâ’i)

·        No se debe utilizar la mano derecha para limpiar las partes privadas, ya que esto fue prohibido. Esto está evidenciado por la narración de Abdur-rahman ibn Zaid, que Allah esté complacido con él, quien reportó:

 “Le preguntaron a Salman si el Profeta ﷺ‬ les había enseñado todo respecto al aseo después de las necesidades, a lo que respondió: Si. Nos prohibió defecar u orinar en dirección a la Qiblah, usar la mano derecha para limpiarnos, usar menos de tres piedras, o limpiarnos con abono o huesos”. (Al-Muslim, Abu Dâûd y At-Tirmidhi)

 ¿Qué es el Wudu’?

Es limpiar partes específicas del cuerpo con agua; a saber: la cara, ambas manos, la cabeza y ambos pies. Es un prerrequisito para tanto las oraciones obligatorias como voluntarias luego de una impureza menor (como orinar, defecar, expeler un gas, o comer carne de camello). El Wudu’ fue prescrito junto a las oraciones (Salat) un año antes de la Hégira; es un privilegio de la Nación Islámica sobre las otras naciones.

La ablución es necesaria para los siguientes actos:

·        Oración (Salat), tanto obligatoria como voluntaria. El Profeta ﷺ‬ dijo:

“Ninguna de vuestras oraciones en estado de impureza será aceptada hasta que no hayan realizado la ablución”. (Al-Bujâri y Al-Muslim)

·        Tawaf (circunvalación alrededor de la Ka’bah), porque el Profeta Muhammad dijo:

“La circunvalación de la Casa (Sagrada) es una oración, excepto por el hecho de que Allah ha hecho permisible el hablar durante ella”. (Musnad Shafai)

·        Tocar el Libro Noble (el Corán). Abu Bakr ibn Muhammad ibn Amr dijo:

“El Profeta ﷺ‬ escribió una carta a la gente del Yemen que decía: “Nadie tiene permitido tocar el Corán a menos que esté purificado”. (An-Nasâ’i, Ad-Dâraqutni y Baihaqi)

 Descripción Completa del Wudu’

·         Intención (o niáh), la cual es un acto del corazón y no tiene nada que ver con la lengua. Significa querer o tener intención de hacer algo. De esta manera, una persona tiene la intención (en su corazón) de hacer el wudu’ (ablución) para que le sea permitido realizar actos que tengan la ablución como prerrequisito, tales como la oración, el Tawaf (circunvalación de la Ka’bah), o tocar el Sagrado Corán. Uno puede tener la voluntad de eliminar su estado de impureza sin siquiera mencionar esta intención. Esto es así porque no hay hadices (relatos) que evidencien que el Profeta ﷺ‬ haya pronunciado la intención de hacer el wudu’, oraciones, o cualquier acto de adoración. Además, Allah, Glorificado sea, está bien enterado de lo que hay en nuestros corazones. La prueba de la necesidad de la intención (niáh) está en la tradición relatada por ‘Umar, que Allah esté complacido con él, quien dijo:

“La integridad de los actos está basada en la intención, y cada persona será recompensada de acuerdo a sus intenciones”. (Hadiz confirmado)

·         Decir “Bismillah” (en el Nombre de Allah) al comienzo del wudu’, de acuerdo al relato de Abu Huraira, que dijo:

“Ningún rezo es válido sin el wudu’ (ablución), y ningún wudu’ es válido sin mencionar el Nombre de Allah”. (Ahmad, Abu Dâûd, Ibn Mâyah, etc.)

El Noble Profeta ﷺ‬ dijo:

“Cualquier asunto importante será imperfecto (o carecerá de bendición) si no es comenzado con el Nombre de Allah”. (Ahmad)

·         Lavar las palmas de las manos tres veces al comienzo del wudu’. Aws Ibn Aws Al-Thaqafi, que Allah esté complacido con él, dijo:

“Yo vi al Mensajero de Allah ﷺ‬ lavar sus palmas tres veces cuando realizaba el wudu’”. (Ahmad y An-Nasâ’i)

El Profeta ﷺ‬ también dijo:

“Si alguno de ustedes despierta, no debe meter su mano en un   recipiente a menos que la lave tres veces, ya que no sabe dónde estuvo (qué estaba haciendo o tocando) esa mano durante la noche”. (Hadiz confirmado)

·         Enjuagar la boca y fosas nasales tres veces:

“Ali, que Allah esté complacido con él, hizo que le llevaran agua, con la cual enjuagó su boca y nariz, luego limpió ésta última con su mano izquierda. Hizo esto tres veces, y dijo: Esta es la ablución del Profeta de Allah ﷺ‬”. (Ahmad y An-Nasâ’i)

El Mensajero de Dios ﷺ‬ dijo también:

 “Si una persona realiza el wudu’, que limpie su nariz; y si se higieniza (con piedras luego de orinar o defecar), que lo haga con una cantidad impar”. (Al-Bujâri)

Aisha, que Allah esté complacido con ella, relató que el Profeta ﷺ‬ dijo:

“Enjuagar la boca y la nariz es una parte esencial del wudu’”. (Ad-Dâraqutni)

Se recomienda utilizar la mano derecha al enjuagar la boca y fosas nasales y la izquierda para limpiar la suciedad de la nariz. Esto está basado en el comportamiento de Ali Ibn Abi Talib (que Allah esté complacido con él):

“Introdujo su mano en el recipiente y tomó un puñado de agua, luego enjuagó su boca y nariz, y limpió ésta última con su mano izquierda (hizo esto tres veces). Finalmente dijo: Este es el wudu’ del Profeta de Allah ﷺ‬”. (An-Nasâ’i)

·         Lavar el rostro, como mínimo una vez; aunque lo mejor es hacerlo tres veces, mojando la cara con agua limpia. El área que se debe cubrir es desde arriba, donde comienza el cuero cabelludo, hasta debajo del mentón o barba, y de la derecha a izquierda, de lóbulo a lóbulo de las orejas. El Corán dice al respecto:

( ¡Oh, creyentes! Cuando os dispongáis a hacer la oración lavaos el rostro y los brazos hasta el codo, pasaos las manos por la cabeza y [lavaos] los pies hasta el tobillo). (5:6)

·         Lavar las manos desde los dedos hasta el codo inclusive, una vez como mínimo; pero tres veces es mejor. Se recomienda comenzar con la mano derecha, luego la izquierda, y correr cualquier anillo o reloj (si lo hay) para lograr que el agua llegue debajo de ellos. Esto está verificado por el mismo versículo mencionado en la sección anterior:

“Abu Huraira, que Allah esté complacido con él, lavó su mano derecha hasta cubrir todo el antebrazo, luego la izquierda de la misma manera. Seguidamente lavó su pie derecho hasta un poco más que el tobillo, y después el izquierdo de igual forma. Finalmente dijo: He visto al Mensajero de Allah ﷺ‬ realizar la ablución así”. (Al-Muslim)

·         Mojar la cabeza una sola vez con las manos húmedas desde el frente hacia atrás (en dirección a la nuca), y luego al revés. Abdullah ibn Zaid, que Allah esté complacido con él, narró que:

“El Mensajero de Dios ﷺ‬ mojaba su cabeza desde la frente hacia atrás y luego al revés con sus manos húmedas”. (An-Nasâ’i, Abu Dâûd, At-Tirmidhi e Ibn Mâyah)

·         En otra descripción del wudu’ del Profeta ﷺ‬ se menciona que:

“Lavaba su cabeza (con agua) sólo una vez”. (Hadiz confirmado)

·         Lavar las orejas una sola vez (en la parte interna con los dedos índices y la parte externa con los pulgares). Ibn Abbas, que Allah esté complacido con él, dijo en su descripción de la ablución del Profeta ﷺ‬:

“Mojaba su cabeza y orejas una sola vez”.

En otra narración dice:

“Lavaba su cabeza, y las orejas en su interior con los dedos índices, y el exterior con los pulgares”. (Ahmad y Abu Dâûd)

·         Lavar los pies una vez como mínimo. Es mejor, de todas formas, lavarlos tres veces desde la punta de los dedos hasta los tobillos, incluyéndolos en el lavado. Ibn ‘Amr, que Allah esté complacido con él, dijo:

“Estábamos con el Profeta ﷺ‬ en un viaje, y ya habíamos entrado en el horario de la oración del ‘Asr (rezo de la media tarde). Cuando nos encontramos realizando la ablución, pasando las manos mojadas sobre nuestros pies (no lavándolos concienzudamente), él nos dijo en voz alta: “Salven sus talones del fuego del Infierno”. (Hadiz confirmado)

·         Hacer los pasos mencionados arriba en este orden y seguidamente, tal cual han sido enumerados en el Sagrado Corán de la siguiente manera:

( ¡Oh, creyentes! Cuando os dispongáis a hacer la oración lavaos el rostro y los brazos hasta el codo, pasaos las manos por la cabeza y [lavaos] los pies hasta el tobillo). (5:6)

“Seguidamente” significa que uno no debe demorar el lavado de una parte del cuerpo hasta que la anterior ya limpia se haya secado. ‘Umar, que Allah esté complacido con él, narró que:

“El Profeta ﷺ‬ vio a un hombre rezando, pero una parte de su pie del tamaño de una moneda no había sido alcanzada por el agua. Entonces le ordenó que repita su wudu’ y su oración”.

 Actos Voluntarios Recomendables del Wudu’

·         Empezar con el lado derecho. Aisha, que Allah esté complacido con ella, narró que:

“Al Mensajero de Allah ﷺ‬ le agradaba comenzar por el lado derecho al ponerse el calzado, al peinarse, en su purificación y en todos los asuntos en general”. (Hadiz confirmado)

Él ﷺ‬ también dijo:

            “Al realizar la ablución, comiencen con el lado derecho”. (Ibn Mâyah)

·         Lavar cada parte tres veces, excepto la cabeza, que se lava una sola vez:

“Vino un beduino al Mensajero de Allah ﷺ‬ para preguntarle sobre la ablución. El Profeta ﷺ‬ le demostró cómo lavar tres veces cada parte y dijo: “Este es el wudu’. Si alguien excede esto, cometerá un acto erróneo”. (Ahmad y An-Nasâ’i)

·         La utilización de Miswak o algo similar[1]. El Profeta ﷺ‬ dijo sobre esto:

“Si no fuese porque estaría sobrecargando a mi gente, les habría ordenado utilizar el Miswak en cada wudu’”. (Ahmad)

·         Pasar los dedos entre la barba. Anas, que Allah esté complacido con él, narró que:

“Cuando el Profeta ﷺ‬ realizaba la ablución tomaba un puñado de agua y mojaba su barba, pasando sus dedos entre ella, y luego decía: “Mi Señor, Glorificado sea, me ha ordenado esto”. (Abu Dâûd, Baihaqi y Hakim)

·         Pasar las manos por las partes que se lavan. Abdullah ibn Zaid, que Allah esté complacido con él, narró:

“Le trajeron un recipiente de agua al Profeta ﷺ‬, hizo su ablución y pasaba sus manos por todas las partes que mojaba”. (Ibn Juzaimah)

·         Darle brillo a la frente lavándola hasta el cabello, cuando mojamos la cara. También asear las manos hasta los codos, y los pies hasta los tobillos. El Profeta ﷺ‬ dijo:

“Mi gente llegará al Día del Juicio con rostros, manos y pies resplandecientes por los efectos del wudu’. Si alguno de ustedes puede acrecentar su brillo, que lo haga”. (Hadiz confirmado)

·         Pasar los dedos entre los dedos de la mano y los pies. Ibn Abbas, que Allah esté complacido con él,  contó que el Profeta ﷺ‬ dijo:

“Cuando hagan la ablución, pasen vuestros dedos entre los dedos de la mano y los pies”. (Ahmad, At-Tirmidhi e Ibn Mâyah)

·         Esto último incluye mover un anillo o reloj para que el agua llegue debajo de ellos. Abu Rafi’a, que Allah esté complacido con él, narró que:

“El Mensajero de Allah ﷺ‬ solía mover su anillo cuando realizaba la ablución”.

·         Aspirar agua hasta bien adentro de la nariz, excepto para aquellos que se encuentren ayunando. Laqit ibn Saburah dijo:

“Oh, Mensajero de Allah, cuéntame sobre el wudu’. El Profeta ﷺ‬ respondió: “Haz un wudu’ perfecto, pasa tus dedos entre los dedos de la mano y pies, y aspira bien el agua por la nariz, a menos que estés ayunando”. (An-Nasâ’i, Abu Dâûd, At-Tirmidhi e Ibn Mâyah)

·         Evitar derrochar agua. Abdullah ibn Mugaffal, que Allah esté complacido con él, oyó decir a su hijo: “¡Oh, Allah!, te ruego que me des el palacio blanco en el mejor lugar del Paraíso, si logro entrar en él. Entonces le dijo: “Hijo mío, pídele a Allah el Paraíso y busca refugio del Infierno. Yo escuché decir al Mensajero de Allah ﷺ‬:

“Habrá gente en esta nación que se excederá en asuntos de purificación y súplica”. (Abu Dâûd)

Nuestro ejemplo en este asunto es el mismo Profeta ﷺ‬, quien:

            “Solía bañarse con no más de tres litros de agua, y hacía la ablución con menos de un litro”. (Hadiz confirmado)

·         Invocar a Dios después de la ablución. ‘Umar, que Allah esté complacido con él, narró que el Mensajero de Allah ﷺ‬ dijo:

“Si alguno de ustedes realiza la ablución de manera perfecta y luego dice: “Atestiguo que no hay divinidad más que Allah, Único, Quien no tiene asociados, y Atestiguo que Muhammad es Su Siervo y Mensajero”, las ocho puertas del Paraíso se abrirán para que pasen por cualquiera de ellas”. (Al-Muslim)

·         Realizar dos rak’at[2] después del wudu’ (o sea, una oración después de la ablución), basado en el hadiz del Mensajero de Allah ﷺ‬ narrado por ‘Uqbah ibn ‘Amir, que Allah esté complacido con él:

“Si una persona realiza bien la ablución y luego reza dos rak’at dedicando su corazón y cuerpo a ellas, seguramente tendrá derecho a entrar al Paraíso”. (Al-Muslim)

 Cosas que invalidan el Wudu’

·        Evacuar (defecar u orinar), o expeler gases (flatulencias). El Sagrado Corán dice sobre esto:

( …o alguno de vosotros viene de hacer sus necesidades…). (5:6)

El Profeta ﷺ‬ dijo:

            “Ninguna de vuestras oraciones en estado de impureza (hadath) será aceptada a menos que realicen la ablución”.

Un hombre le preguntó a Abu Huraira, que Allah esté complacido con él:

            “¿Qué es “hadath”, Abu Huraira? Él respondió: “Expeler gases”. (Hadiz confirmado)

·         Cualquier elemento descargado por la uretra o líquido seminal (madhi), o secreciones de la próstata (wadi). Ali dijo:

“Yo era un hombre cuyo líquido seminal fluía fácilmente. Entonces le pedí a un hombre que le preguntara al Mensajero de Allah ﷺ‬ sobre ello (dada la relación que yo tenía con su hija). Cuando le consultó, dijo ﷺ‬: “Lava tu pene y luego realiza la ablución”. (Al-Bujâri)

·         Sueño profundo (o sea, aquel durante el cual uno pierde conciencia). Ali, que Allah esté complacido con él, narró que el Mensajero de Allah ﷺ‬ comentó:

“El ojo despierto detiene a los gases. Si alguien se duerme profundamente, debe realizar la ablución”. (Ahmad, Abu Dâûd e Ibn Mâyah)

De todas formas, estar en estado somnoliento sin perder la conciencia no invalida el wudu’.

·         Comer carne de camello. Jabir ibn Samurah, que Allah esté complacido con él, narró que un hombre le preguntó al Mensajero de Allah ﷺ‬:

“¿Debemos realizar la ablución después de comer carne de carnero adulto? Él respondió: “Si quieren hacerla, pueden, pero no es necesario”. El hombre preguntó nuevamente: “¿Debemos realizar la ablución  después de comer carne de camello? Él respondió: “Sí, realicen la ablución luego de comer carne de camello”. El hombre finalmente preguntó: “¿Podemos rezar en el lugar de descanso de los camellos? Respondió: “No”. (Al-Muslim y Ahmad)

·         Pérdida del sentido o conciencia como resultado de demencia, epilepsia, desmayo, drogas o emborrachamiento, dado que la integridad de la mente es prerrequisito del wudu’.

·         Tocar los órganos sexuales (pene, vulva o ano) con la palma de la mano. El Profeta dijo:

“Si un hombre toca su miembro sexual debe realizar el wudu’, y si una mujer toca su vulva también debe efectuar la ablución”(Ahmad)

·         Vomitar. Se narró que:

“El Profeta  ﷺ‬ hizo su ablución luego de haber vomitado”. (Ahmad)

·         Sangrar excesivamente. El Profeta ﷺ‬ dijo:

“Aquel que vomita o sangra por la nariz durante la oración debe renovar la ablución”.

·         Tocar a una mujer (como la esposa) con un deseo que lleve a salida de líquido seminal, basado en lo que dijo Ibn Abbas: “La salida de semen requiere de un baño para purificarse”. Con respecto al líquido seminal (madhi) y secreciones de la próstata (wadi) dijo: “Laven sus miembros y realicen el wudu’ para rezar”.

 El Wudu’ es recomendable para lo siguiente

·         Al ir a dormir. Al-Bara’ ibn Azib, que Allah esté complacido con él, narró que el Profeta ﷺ‬ dijo:

“Cada vez que vayan a dormir realicen la ablución como si fuesen a rezar, recuéstense sobre su lado derecho y digan: Allahumma aslamtu wayhi ilaik, wa fawwadtu amri ilaik, wa alya’tu Zahri ilaik, ragbatan wa rahbatan ilaik, la malya’a wala manya minka illa ilaik. Allahumma amantu bikitabikal-ladhi anzalta, wa binabiíkal-ladhi arsalta (¡Oh, Allah! Me rindo ante Ti y someto todos mis asuntos a Ti, dependo de Ti para las bendiciones, tanto con temor como esperanza en ti. No hay escape de Ti y no hay lugar de protección y seguridad si no es Contigo. ¡Oh, Allah! Creo en Tu Libro (el Corán), el cual has revelado, y en Tu Profeta (Muhammad ﷺ‬), a quien has enviado). Si mueren en esa noche, morirán en la religión de la verdadera naturaleza (el Islam). Que estás palabras que mencionamos sean las últimas (antes de dormir). (Al-Bujâri)

·         En caso de estar en estado de impureza ritual mayor (yanabah), si uno quiere luego comer, beber, dormir o tener relaciones (con la esposa) nuevamente. Ammar ibn Iasser dijo:

“El Mensajero de Allah ﷺ‬ recomendó a la persona en estado de impureza ritual mayor (yanabah) que realice el wudu’ como si fuera a rezar si quiere comer, beber o dormir”. (Ahmad y At-Tirmidhi)

El Profeta ﷺ‬ también dijo:

“Si un musulmán ha tenido relaciones con su mujer y tiene intención de hacerlo nuevamente, que haga la ablución”. (Narrado por todos excepto Al-Bujâri)

·         Justo antes de tomar el baño ritual mayor (para el estado yanabah), y después del período de menstruación y posparto. Aisha, que Allah esté complacido con ella, contó que:

“Antes de tomar su baño para la impureza mayor, el Mensajero de Allah ﷺ‬ solía lavar sus manos, usando su mano derecha para mojar la izquierda, y ésta última para limpiar las partes intimas, luego realizaba la ablución como hacía para las oraciones”. (Hadiz confirmado)

·         Renovar el wudu’ para cada rezo. El Profeta ﷺ‬ dijo:

“Si no fuese una complicación para mi nación (los musulmanes), les habría ordenado que hagan el wudu’ para cada oración, y que usen el Miswak (palillo para los dientes) en cada uno de ellos”. (Ahmad)

También dijo:

            “Si una persona realiza el wudu’ estando aún (ritualmente) puro, la recompensa por esa ablución será multiplicada por diez (esto quiere decir, se le contarán diez hasanat). (Abu Dâûd, At-Tirmidhi e Ibn Mâyah)

 Algunas infracciones durante el Wudu’

·         Verbalizar la intención de realizar el wudu’; de acuerdo a lo dicho por Ibn Al-Qaiim, el Profeta ﷺ‬ no acostumbraba decir (en voz alta) “Pretendo remover la impureza menor o hacer permisible la oración” al comienzo del mismo. Ni él (el Profeta ﷺ‬) ni sus Compañeros lo decían, y tampoco se les ha atribuido algo en este respecto, sea por cadena confirmada o dudosa de relatores.

El Imam Ibn Taimía dijo: “La intención de purificarse (hacer el wudu’), de tomar el baño ritual mayor (gusl), de efectuar el Taiammum, de rezar (salat), de entregar el Zakát (contribución económica obligatoria), de realizar expiaciones, y de otros actos de adoración no es necesario expresarla, como han acordado los Imanes del Islam. La intención está en el corazón. Si alguien la pronuncia sin intención, contrariamente a lo que siente en su corazón, su intención, y no lo que dijo, será válida”. (Fatawa Kubra P.213. “Libro de la Purificación” / “Fatawa Kubra P.213 The Book of Purification”)

·         Suplicar en el momento de hacer la ablución; por ejemplo, decir: “¡Oh, Allah! Pon el registro de mis obras en el Día del Juicio en la mano derecha”, o al lavar el rostro decir: “¡Oh, Allah! Haz que mi rostro brille en el Día en que algunas caras brillarán y otras oscurecerán”. De acuerdo a Ibn Qaiim, no hay pruebas de que el Mensajero de Allah ﷺ‬ haya dicho algo durante el wudu’ excepto “Bismillah” al comienzo y el testimonio al final: “No hay divinidad excepto Allah, y Muhammad es Su Mensajero. ¡Oh, Allah! Ponme entre aquellos que acuden a Ti arrepentidos y aquellos que se purifican”.

En otro hadiz mencionado por An-Nasâ’i, se menciona la siguiente súplica:

“¡Oh, Allah! Las alabanzas y gloria son para Ti. Atestiguo que no hay divinidad excepto Tú. Busco Tu perdón y acudo a Ti arrepentido”.

·         Lavar el cuello después de la cara. El Imam ibn Taimía, que la Misericordia de Allah sea sobre él, dijo: “No hay evidencias de que el Profeta ﷺ‬ haya lavado su cuello en el wudu’; tampoco se ha registrado un hadiz auténtico en este aspecto. Los hadices confirmados que describieron la ablución del Profeta ﷺ‬ nunca indicaron algo parecido. Por consecuencia, la mayoría de los sabios del Islam nunca recomendaron tal acto; aquellos que sí lo hicieron se basaron en un hadiz (de dudosa procedencia y mal transmitido) narrado por Abu Huraira, que Allah esté complacido con él, que señala que en una ocasión el Mensajero de Allah ﷺ‬ mojó su cabeza con agua hasta la nuca, lo cual no es prueba suficiente en este caso, a pesar de no contradecir otros relatos. Si una persona no moja su nuca, su ablución es perfectamente válida”. (Fatawa Kubra P.280. Libro de la Purificación / Fatawa Kubra P.280 The Book of Purification)

·         Lavar las partes del wudu’ parcialmente.

“El Profeta ﷺ‬ vio a un hombre rezando, pero una parte de su pie del tamaño de una moneda no había sido alcanzada por el agua. Entonces le ordenó que repita su wudu’ y su oración”. (Narrado por el Imam Ahmad, Abu Dâûd –quien agregó “y su oración”-, y por Al Hakim)

·         Repetir el wudu’ sin haber rezado entre las abluciones. El Imam ibn Taimía dijo: “Los sabios sólo discutieron el caso de aquel que realiza la oración luego del primer wudu’: si es o no recomendable que renueve la ablución. Pero en el caso de que no haya rezado, no se aconseja que lo haga; tal renovación de la ablución sería considerada un acto hereje que iría en contra de la Sunnah (tradición de dichos y hechos) del Profeta ﷺ‬ y la práctica de los musulmanes desde sus tiempos hasta el presente.

·         Lavar las partes de la ablución más de tres veces. Esto está en conflicto con las instrucciones del Mensajero de Allah ﷺ‬, quien dijo:

“Cualquier innovación que no pertenezca a la religión será rechazada”. (Hadiz confirmado)

·         Algunas personas, cuando tienen alguna suciedad en sus cuerpos o ropa, no solo remueven la suciedad (lavándola), sino que piensan que además deben renovar la ablución. La respuesta del Sheij Saleh Al-Fuzan sobre este tema es la siguiente: “Si alguna suciedad cae sobre la ropa o el cuerpo de una persona (luego de que haya realizado el wudu’), su ablución no se ve afectada ya que no ha hecho nada que la invalide. Lo único que debe hacer es remover la suciedad de su cuerpo o vestimenta y rezar, ya que no hay nada malo en esto”. (Fatawa Núrun ala-Darb, P.107)

·         Al lavar su rostro, uno no debe cubrirlo todo con agua, especialmente cerca de los oídos. Lo que debe mojar es el área entre la barba y las orejas.

·         Algunas mujeres, luego de realizar el wudu’, limpian las partes privadas de sus bebés con las manos, y luego rezan, a pesar de que su ablución ha sido invalidada por haber tocado las zonas pudendas de los niños.

·         Algunas mujeres dejan sus uñas con esmalte, pero se debe recalcar que esto previene que el agua llegue hasta las uñas, por lo que el wudu’ está incompleto, y por lo tanto, carente de validez. Estas mujeres deben realizar su oración nuevamente luego de hacer bien una correcta ablución. El mismo concepto se aplica en caso de que hubiese alguna sustancia o pintura en cualquiera de las partes a lavar con la ablución, a menos que haya una excusa legal.

·         Algunas personas piensan que es necesario lavar las partes privadas con cada wudu’, lo cual no es cierto. Esto es sólo obligatorio cuando uno hace sus necesidades (orinar o defecar). En caso de sueño profundo o expeler gases, no es requerido lavar estas partes del cuerpo: se puede hacer la ablución directamente.

·         Algunas personas piensan que tocar el pene de un animal invalida su wudu’. De acuerdo al Imam Ibn Taimíah, tocar el pene de un animal, vivo o muerto, no anula la ablución. Todos los Imanes del Islam están de acuerdo con esto. (Fatawa Kubra P.280. Libro de la Purificación / Fatawa Kubra P.280 The Book of Purification)


 Algunos veredictos sobre el Wudu’

Pregunta            ¿Si una persona realiza la ablución y se dirige a rezar, es válida su oración si siente que algo (por ejemplo, orina) estuviese siendo expulsado?

Respuesta          El solo hecho de sentir algo basado en una duda no invalida la oración, por lo cual no debe interrumpir el rezo.

“Le preguntaron al Profeta ﷺ‬ sobre aquel que siente que le ocurre durante la oración, y respondió: “No debe dejar su rezo a menos que escuche un sonido o huela algo”. (Al-Bujâri, Al-Muslim, At-Tirmidhi, Ibn Mâyah y Ahmad)

De todas maneras, si estuviese seguro de que realmente salió orina de su miembro, su wudu’ sería invalidado y requiere que lave la suciedad, a menos que tenga incontinencia urinaria (por lo cual su oración sigue siendo válida si hace todo lo posible para evitarlo). (Fatawa Kubra P.281. Libro de la Purificación / Fatawa Kubra P.281 The Book of Purification)

P     ¿Si un hombre besa o abraza a su mujer y por consecuencia emite líquido seminal, debe repetir la ablución?

R     Su wudu’ está anulado. Debe asear su órgano sexual y realizar la ablución. (Fatawa Kubra P.294. Libro de la Purificación / Fatawa Kubra P.294 The Book of Purification)

P     ¿Si sale pus constantemente del pene de un hombre, será válida su oración?

R     No debe frenar su oración, y debe rezar como le sea posible. Si la salida de pus no para por un tiempo necesario para la ablución y la oración, debe rezar de todas formas. Sin embargo, tiene la obligación de usar algún método de protección que prevenga que el pus se desparrame. (Fatawa Kubra P.310. Libro de la Purificación / Fatawa Kubra P.310 The Book of Purification)

P     ¿Es el baño ritual mayor (gusl) suficiente para no tener que hacer la ablución?

R     Si es necesario tomar el baño ritual (gusl), se recomienda que haga el wudu’ con antelación. De esta manera completa su ablución y tiene el baño después; pero debe tener cuidado de no tocar sus partes privadas durante el baño para no anular el wudu’. Una vez finalizado el baño, no necesita repetir la purificación menor.  Pero si sólo cumple con el baño ritual (gusl) sin hacer el wudu’, respetando la secuencia de partes a lavar del mismo, esto será suficiente y no tiene necesidad de hacer la ablución menor. (Veredicto Islámico de un grupo de sabios P.1/191)

 Utilización de Calcetines[3] (Juff) y Similares

La permisión y validez de esto están basadas en el relato de Jarir ibn Abdullah:

“Vi al Mensajero de Allah ﷺ‬ realizar el wudu’ y limpiar sus calcetines (Juff) luego de haber orinado”. (Hadiz confirmado)

Colocarse los calcetines luego de la ablución y frotarlos con agua para las purificaciones subsiguientes es mejor que ponérselos sin la ablución y tener que sacarlos para poder hacerlo. Al-Muguírah ibn Shu’bah dijo:

            “Estaba con el Mensajero de Allah ﷺ‬ en un viaje. Tenía la intención de quitarle sus calcetines pero me dijo: “Déjalos ya que me los puse después de haber hecho el wudu’”, y luego frotó agua sobre ellos”. (Hadiz confirmado)

 El área a limpiar

Sólo se debe mojar la parte superior (el empeine) de los calcetines, de la forma que lo hizo el Profeta ﷺ‬. Ali dijo:

“Si la religión hubiese sido basada en opiniones personales, limpiar la parte inferior de los calcetines habría sido más apropiado. Pero yo vi al Mensajero de Allah ﷺ‬ limpiar sólo la parte superior”. (Abu Dâûd y Tabrani)

 Prerrequisitos para limpiar los calcetines

1.                   Los calcetines o similar deben ser calzados después de haber realizado el wudu’. Esto está basado en el hadiz de Al-Muguírah mencionado arriba.

2.         Los calcetines o medias deben estar limpios de toda suciedad. No pueden ser utilizados en caso contrario (para la ablución o para rezar).

“Un día el Mensajero de Allah ﷺ‬ dirigió a sus Compañeros en la oración calzando calcetines. Cuando ya habían comenzado a rezar se los quitó porque Yibril (el Arcángel Gabriel) le había dicho que estaban sucios”.

3.                   El frotar los calcetines o similares sólo se aplica en caso de wudu’, no para el baño ritual mayor (gusl). Sáfuan ibn Assal dijo:

            “El Mensajero de Allah ﷺ‬ nos dijo que sigamos vistiendo nuestros calcetines de cuero por tres días durante el viaje, excepto en caso de impureza ritual mayor (yanabah).  Podíamos (frotar agua sobre ellos) únicamente en caso de orinar, defecar o sueño profundo”. (Ahmad, At-Tirmidhi y An-Nasâ’i)

4.                   Esto se debe hacer dentro del límite de tiempo establecido, que es un día y una noche para los que están en su lugar de residencia y tres días y noches para los viajeros. Ali ibn Abi Talib preguntó sobre el límite de tiempo para frotar (los calcetines) y la respuesta del Profeta ﷺ‬ fue:

“Para una persona que está viajando: tres días y tres noches; para un residente, un día y una noche”. (Al-Muslim y otros)

5.                   Los calcetines deben cubrir el todo el área del pie que se debe lavar.

 Descripción del frotado de calcetines

Luego de colocarse los calcetines (Juff) o medias similares después de la ablución, el musulmán puede frotarlos con agua en vez de tener que sacárselos y lavar sus pies. Debe pasar su mano derecha húmeda sobre el empeine del pie derecho, desde los dedos hasta el comienzo de la pierna, y de la misma manera la mano izquierda sobre el pie izquierdo. Al-Muguírah ibn Shu’bah, que Allah esté complacido con él, describió el wudu’ del Profeta ﷺ‬ diciendo:

“Y entonces realizó el wudu’ pasando su mano derecha sobre el calcetín derecho, y su mano izquierda sobre el izquierdo. Lo recuerdo como si pudiera ver en este momento los rastros de agua que dejaba con sus dedos limpiando la parte superior de ellos”.

 Límite de tiempo

·         Tres días y tres noches para el viajero, y un día y una noche para el residente, basado en el hadiz de Ali mencionado antes.

·         El período comienza desde el primer frotado luego de una impureza menor (hadath) (basado en el veredicto más respetado de los sabios) y termina luego de las veinticuatro horas para el residente, y setenta y dos horas para el viajero.

 Factores que finalizan el uso del calcetín

·         Impureza ritual mayor (yanabah), basado en el hadiz ya mencionado, narrado por Safuán.

·         Prescripción del límite de tiempo (o sea, un día y una noche para los residentes, y tres días y tres noches para los viajeros), como se indica en el hadiz narrado por Ali ibn Abi Talib, que Allah esté complacido con él.

·         Sacarse ambos calcetines o uno solo de ellos.


 Purificación Ritual Mayor (Gusl)

Esto implica bañar el cuerpo entero con agua. Es necesario para los siguientes casos:

·         Eyaculación (de semen) causado por coito,  masturbación, sueño húmedo u otras razones. Esto se basa en la enseñanza coránica que dice:

( Si estáis en estado de impureza mayor (yanabah), purificaos (bañen todo su cuerpo)). (5:6)

El Profeta ﷺ‬ dijo:

“El gusl (baño mayor ritual) es obligatorio luego de la eyaculación de semen”. (At-Tirmidhi, Ibn Mâyah y Ahmad)

·         Relaciones maritales en las cuales hay penetración de los órganos sexuales, incluso si no hay eyaculación, en cuyo caso ambas personas deben tomar el baño (gusl). El Profeta ﷺ‬ dijo sobre esto:

“Si él (el esposo) se sienta entre las piernas de su esposa y la penetra, el gusl (baño) es obligatorio, eyacule o no”. (Al-Muslim)

·         Finalización de la pérdida de sangre causada por el período de  menstruación o posparto. El Sagrado Corán dice:

( Y te preguntan acerca de la menstruación. Di: Es una impureza; absteneos, pues, de mantener relaciones maritales con vuestras mujeres durante el menstruo, y no mantengáis relaciones con ellas hasta que dejen de menstruar, y cuando se hayan purificado hacedlo como Allah os ha permitido [por la vía natural]; ciertamente Allah ama a los que se arrepienten y purifican). (2:222)

El Mensajero de Allah ﷺ‬ le dijo a Fátima Bint Abi Hubáish:

“Deja las oraciones durante los días de menstruación, luego realiza el gusl y reza”. (Hadiz confirmado)

·         La muerte, por lo cual, si un musulmán fallece debe ser bañado. Umm Atíiah, que Allah esté complacido con ella, narró:

“El Mensajero de Allah ﷺ‬ vino a nosotras cuando su hija falleció y dijo: “Lávenla tres, cinco o más veces con agua y hojas del árbol de loto si lo creen necesario, y rocíenle alcanfor o algo similar al final”. Cuando terminamos le informamos y nos dio la túnica que tenía en su cintura, y solicitó que la arropáramos con ella”. (Hadiz confirmado)

·         Si un no creyente abraza el Islam debe tomar un baño ritual mayor. Esto se basa en el relato narrado por Qais ibn Assem:

“Fui al Profeta ﷺ‬ para abrazar el Islam, entonces me ordenó que tome un baño con agua y hojas del árbol de loto”. (Abu Dâûd y An-Nasâ’i)

Abu Huraira narró que:

“Cuando Thumamah Al-Hanafi abrazó el Islam, el Profeta ﷺ‬ lo envió a la granja de Abu Talha para que se bañara allí. Tomó el baño y realizó dos rak’at, por lo que el Mensajero de Allah ﷺ‬ dijo: “La fe de tu hermano ha mejorado”. (Ahmad)

 Descripción completa del Baño Ritual (Gusl)

·         Es necesario tener la intención (en el corazón) de realizar el gusl para eliminar la impureza ritual mayor (yanabah, menstruación o período de posparto) sin expresarla en voz alta, ya que no hay pruebas de que el Profeta ﷺ‬ haya verbalizado la intención para el gusl, el wudu’, las oraciones o cualquier otro acto de adoración. Además, Allah bien sabe lo que hay en las mentes de la gente. Esto está basado en el hadiz del Profeta Muhammad ﷺ‬ narrado por ‘Umar, que Allah esté complacido con él:

“Los actos están basados en la intención. Cada uno obtendrá (la cosecha de) lo que intente hacer”. (Hadiz confirmado)

·         Decir “Bismillah” (en el Nombre de Dios). Luego lavar las manos, las partes íntimas y remover toda suciedad. Aisha, que Allah esté complacido con ella, relató:

“Cuando el Mensajero de Allah ﷺ‬ se bañaba después de tener relaciones primero lavaba sus manos, luego pasaba agua con su mano derecha sobre la mano izquierda y aseaba sus partes pudendas. Luego realizaba la ablución como si fuese a rezar. Seguidamente tomaba un puñado de agua y lo pasaba por su cabeza, mojando las raíces del cabello con los dedos, y una vez que el pelo estaba bien enjuagado vertía tres puñados de agua más sobre su cabeza y el resto del cuerpo para finalizar con sus pies”. (Al-Muslim)

·         Luego se efectúa el wudu’ completo (como aquel para rezar), excepto los pies, los cuales puede dejar para el final del baño. Esto está basado en el relato mencionado arriba por Aisha, que Allah esté complacido con ella, en el que dice:

“Luego realizaba la ablución como si fuese a rezar”.

·         Mojar la cabeza con tres puñados de agua y pasar los dedos por el pelo y barba para que el líquido llegue al cuero cabelludo. Maimúnah, que Allah esté complacido con ella, narró:

“Llevé agua para que Profeta ﷺ‬ tomara un baño. Puso agua sobre sus manos y las lavó una o dos veces. Luego mojó su mano izquierda con la derecha y con aquella lavó sus partes íntimas. Luego pasó su mano por la tierra para lavarla. Enjuagó su boca y aspiró agua por la nariz; lavó su cara y antebrazos, y su cabeza tres veces. Vertió agua sobre su cuerpo y se alejó de ese lugar para lavar sus pies. Le llevé un pedazo de tela (toalla) pero me la devolvió: sólo sacudió el agua de sus manos”. (Hadiz confirmado)

·         Uno debe  mojar todo el cuerpo, pasando las manos por todas las partes posibles, comenzando con el lado derecho, luego el izquierdo. Debe hacer llegar el agua a las axilas, oídos, ombligo y cualquier porción de la piel que el agua normalmente no alcance. Aisha, que Allah esté complacido con ella, dijo:

“Cuando el Mensajero de Allah ﷺ‬ se bañaba luego de relaciones maritales pedía un recipiente con agua y se hacía de un puñado para mojar la parte derecha de su cabeza, luego la izquierda, y luego con un puñado la enjuagaba toda”. (Hadiz confirmado)

 Gusl Bien Hecho

·         Se debe limpiar las impurezas con agua.

·         Se debe tener la intención (en el corazón, no verbalmente) de remover las impurezas rituales mayores (hadath).

·         La persona vierte agua sobre todo su cuerpo o se sumerge en agua para que llegue a las axilas, oídos, obligo y toda la piel en general. El Profeta ﷺ‬ dijo a Umm Salamah, que Allah esté complacido con ella, sobre el gusl:

“Es suficiente que viertas tres puñados de agua sobre tu cabeza y luego que te mojes con agua para estar purificada”. (Al-Muslim)

 Casos en los que se recomienda el Gusl

·         La oración del día viernes (Yúmua). Abu Huraira, que Allah esté complacido con él, narró:

“El Profeta ﷺ‬ dijo: “A aquel que toma un baño y luego acude a la oración del Yúmua, reza lo que está establecido, se mantiene en silencio hasta que el Imam finalice su sermón, y luego reza junto a él, sus pecados (cometidos) entre ese tiempo y el siguiente viernes, y tres días más, serán perdonados”. (Al-Muslim)

·         La oración de las dos Festividades, basado en el hadiz narrado por Al-Fakeh ibn Saad:

“El Profeta ﷺ‬ solía realizar el gusl los días viernes, y para las fiestas del Fitr (Fiesta del Desayuno) y Adha (Fiesta del Sacrificio). (Ahmad, Ibn Mâyah y Bazzar)

·         Entrar en estado de Ihram  para Hajj (Peregrinación) o ‘Umrah  (Peregrinación Menor).

“Zaid ibn Thabit vio al Profeta ﷺ‬ desnudarse y tomar un baño para entrar en estado de Ihram”. (At-Tirmidhi, Ad-Dâraqutni, Baihaqi y Tabrani)

·         Para entrar a la ciudad de Meca.

“Cada vez que ‘Umar quería entrar a Meca dormía en Dhu Tuwa hasta la mañana, tomaba un baño y luego se dirigía a Meca durante el día. Mencionó que el Profeta ﷺ‬ lo hacía”. (Al-Muslim)

 Tabúes (Actos Prohibidos) en caso de Yanabah (Impurezas rituales mayores)

 Rezar (Salat): el Sagrado Corán dice:

( ¡Oh, creyentes! No os acerquéis a la oración cuando estéis ebrios hasta que no sepáis lo que decís. No vayáis impuros, a no ser que estéis de paso, hasta que no os hayáis bañado). (4:43)

 Circunvalar la Casa Sagrada (Kab’ah). Aisha, que Allah esté complacido con ella, dijo:

“Llegué a Meca en el tiempo de mi período, por lo que no pude circunvalar la Casa Sagrada o ir entre Safa y  Marwah. Protesté ante el Mensajero de Allah ﷺ‬ por esto y me dijo: “Haz lo que hace un peregrino excepto la circunvalación de la Casa Sagrada hasta que termine tu período”. (Al-Bujâri y Al-Muslim)

·         Tocar o tomar el Libro Sagrado (Corán), como se expresa en el hadiz de Abu Bakú ibn Muhammad ibn Amr:

“El Profeta ﷺ‬ escribió una carta a los Yemenitas que incluía esta regla: “Nadie debe tocar el Corán a menos que esté puro”. (An-Nasâ’i, Ad-Dâraqutni y Baihaqi)

·         Recitar el Sagrado Corán. Ali dijo:

“Vi al Mensajero de Allah ﷺ‬ realizar la ablución, luego leyó algunos pasajes del Corán y dijo: “Aquellos que están en estado de Yanabah (impureza ritual mayor) no tienen permitido ni leer un versículo”. (Ahmad y Abu Ya’la)

·         Permanecer en la mezquita. El Mensajero de Allah dijo:

“La mezquita está prohibida para la mujer durante su período mensual y para ambos (mujer y hombre) en estado de yanabah”. (Ibn Mâyah y Tabrani)

 Algunas infracciones y errores en el Baño Ritual (Gusl)

·         Una hombre puede olvidar tomar un baño después de mantener relaciones, e incluso puede olvidar recordárselo a su mujer, a menos que eyacule (en cuyo caso será más común que lo recuerde). De hecho, ambos tienen que efectuar el baño ritual mayor (gusl). Esto está claro en el siguiente hadiz:

“Si él (el esposo) se sienta entre las piernas de su esposa y la penetra, el gusl (baño) es obligatorio, eyacule o no”. (Al-Muslim)

·         Un hombre puede tener relaciones con su esposa y demorar el gusl hasta el amanecer, por lo que estaba durmiendo sin el wudu’. Esto es contrario a la Sunnah del Profeta ﷺ‬. Ammar ibn Iasser, que Allah esté complacido con él, dijo:

“El Mensajero de Allah ﷺ‬ recomendó a la persona en estado de impureza ritual mayor (yanabah) que realice el wudu’ como si fuera a rezar si quiere comer, beber o dormir”. (Ahmad y At-Tirmidhi)

·         Algunos se van a dormir en estado de impureza ritual mayor (yanabah), luego despiertan un poco antes de la salida del sol y realizan el Taiammum en vez del gusl, lo cual no les está permitido. El Sheij Abdul Aziz ibn Baz, que la Misericordia de Allah esté con él, delineó la práctica correcta en tal caso al responderle al que le preguntó sobre este asunto: “Debes realizar el gusl y completar tu purificación, luego rezar; el Taiammum no está permitido en tu caso. Esto es porque una persona que está dormida u olvida una oración tiene la obligación de apurarse a llevarla a cabo con todos sus requisitos en cuanto despierte o se acuerde de ello. El Mensajero de Allah ﷺ‬ dijo:

“Si alguien duerme (sin realizar la oración) u olvida hacerla, debe rezar en cuanto se de cuenta. Esta es la única expiación para el caso”.

Es bien sabido que las oraciones no son aceptadas sin la purificación, basado en el hadiz del Profeta ﷺ‬:

            “La oración no es aceptada sin purificación”.

Si uno encuentra agua, debe usarla para purificarse; si no es así, puede hacer el Taiammum para rezar. Allah dice:

( Pero si os encontráis enfermos o de viaje, o si viene uno de vosotros de hacer sus necesidades, o habéis tenido relación con las mujeres y no encontráis agua, buscad tierra limpia y pasáosla por el rostro y las manos. Allah es Remisorio, Absolvedor). (4:43) (Veredicto Islámico de un grupo de sabios. P.1/199)

·         Algunas mujeres que salen del estado de impureza causado por el puerperio (período de posparto) antes de los cuarenta días no toman un baño (gusl) y rezan o ayunan (en el mes de Ramadán). Sobre este tema, el Sheij Abdul Aziz ibn Baz, que Allah tenga misericordia de él, dijo: “Si una mujer que viene de dar a luz deja el estado de impureza antes de los primeros cuarenta días, debe tomar un baño (gusl) para rezar y para ayunar en Ramadán. También tiene permiso su esposo para tener relaciones con ella, ya que los sabios del Islam están unánimemente de acuerdo con esto. No hay límite para el período de posparto”. (Veredicto Islámico de un grupo de sabios. P.1/225)

·         Algunos hombres tienen relaciones con sus esposas antes de que termine su período posparto, pero incluso antes de que hagan un gusl. El Sheij Abdul Aziz ibn Baz dijo sobre esto: “Tener relaciones con la esposa durante su período mensual está prohibido. Allah, Glorificado sea, dice:

( Y te preguntan acerca de la menstruación. Di: Es una impureza; absteneos, pues, de mantener relaciones maritales con vuestras mujeres durante el menstruo, y no mantengáis relaciones con ellas hasta que dejen de menstruar, y cuando se hayan purificado hacedlo como Allah os ha permitido [por la vía natural]; ciertamente Allah ama a los que se arrepienten y purifican). (2:222)

Si uno comete tal acto, tendrá que pedirle perdón a Allah y entregar algo de dinero en caridad para expiar esta falta. Ahmad y otros recopiladores de libros de la Sunnah narraron, bajo permiso de Ibn Abbas, que el Profeta ﷺ‬ dijo (acerca de la persona que tiene relaciones con su esposa durante el período mensual):

“Que done uno o medio dinar. Puede entregar cualquiera de las dos medidas”.

De todas formas, no debe mantener relaciones con su esposa hasta que pare de sangrar y tome un baño. Esto está basado en el versículo coránico que dice:

( …y no mantengáis relaciones con ellas hasta que dejen de menstruar, y cuando se hayan purificado hacedlo como Allah os ha permitido [por la vía natural]; ciertamente Allah ama a los que se arrepienten y purifican). (2:222)

De esta manera, Allah ha prohibido el coito con la esposa hasta que la sangre deje de fluir y ella tome un baño. Si tienen relaciones antes de este momento, el esposo estaría cometiendo un pecado y tiene la obligación de donar algo de dinero para expiar la falta. Si tienen un hijo concebido durante su período mensual, no se puede decir que ese chico sea impuro o ilegal: es un chico legítimo. (Veredicto Islámico de un grupo de sabios. P.1/218)

·         Algunas personas piensas que una mujer no puede salir de su hogar hasta que finalice su período posparto. La realidad es que ella es como cualquier otra mujer, y puede salir si necesita hacerlo. Si no es imperioso, sería mejor que permanezca en su casa. El Corán dice:

( Y mejor permaneced en vuestras casas, [pero si salís] no os engalanéis como lo hacían [inadecuadamente] las mujeres de los tiempos de la ignorancia…). (33:33)

·         Algunas mujeres creen que leer libros de hadices y comentarios sobre el Corán en este período (menstruación o posparto) es un pecado. El Sheij Ibn Baz dijo en respuesta a esto: “No es pecado para una mujer en su período o luego del parto que lea exégesis o el mismo Corán si no lo toca. Los sabios del Islam están de acuerdo en este veredicto. En cuanto a la persona en estado de yanabah, no debe recitar el Corán hasta que haya tomado un baño. Puede leer libros de hadices o comentarios sobre el Libro Sagrado, pero debe evitar leer los versículos del mismo que estuviesen incluidos. Se narró que nada le prevenía al Profeta ﷺ‬ recitar el Corán, excepto el estado de yanabah. En otro hadiz narrado por el Imam Ahmad (con buena cadena de narradores), el Profeta ﷺ‬ dijo:

“Aquellos que están en estado de Yanabah (impureza ritual mayor) no tienen permitido ni leer un versículo”. (Veredicto Islámico de un grupo de sabios. P.1/223)

·         Algunas mujeres cuyo período mensual ha terminado posponen el baño ritual hasta el final del tiempo permitido para el rezo. El Sheij Muhammad Ibn Uthaimín dijo: “Muchas mujeres pueden purificarse de su período mensual en el tiempo de cualquiera de las cinco oraciones diarias, pero posponen el baño hasta más tarde bajo el pretexto de que no estarán puras por el tiempo restante. Tal excusa no es aceptable, ya que pueden realizar lo mínimo de purificación y rezar adecuadamente. Luego tendrán suficiente tiempo para llevar a cabo una purificación más prolongada y completa”. (“La Sangre Natural de las Mujeres”, P.41 / “The Natural Blood of Women”, p.41)

·         Algunas mujeres, una vez que su período ha finalizado, no rezan aquellas oraciones que no pudieron realizar durante ese tiempo.

El Sheij Muhammad Ibn Uthaimín dijo: “Si el período comienza después del lapso de una oración (por ejemplo, media hora después del principio de la oración del mediodía), puede compensar ese rezo cuando termine su período. El Corán dice:

( La oración ha sido prescrita a los creyentes para realizarla en horarios determinados). (4:103) (“Decretos sobre las Mujeres”, P.25 / “Fatawa about Women, P.25)

·         Hay mujeres que salen del estado de impureza de la menstruación y en vez de rezar la oración del tiempo en que se purificaron, realizan la siguiente. El Sheij Ibn Uthaimín dice: “Si se ha purificado (del período) y todavía hay tiempo para que haga una rak’ah antes de que llegue el próximo rezo, debe hacer la oración del tiempo en que se purificó”. El Profeta ﷺ‬ dijo:

“Aquel que complete una rak’ah de la oración de la tarde (Al-‘Asr) antes de la puesta del sol ha logrado realizarla toda en su tiempo debido”. (Al-Bujâri y Al-Muslim)

Por lo tanto, si su período ha terminado durante la oración de la tarde o antes de la puesta del sol y todavía tiene tiempo para una rak’ah antes de que llegue la siguiente oración, debe hacer la oración de la media tarde (Al-‘Asr) primero, y luego hará la del ocaso. (“Decretos sobre las Mujeres”, P.25 / “Fatawa about Women, P.25)


 Taiammum

El Taiammum es una parte de la purificación que remplaza y sustituye al wudu’ y al gusl en caso de que uno no disponga de agua o no pueda acceder a ella. Nos permite hacer todo aquellos actos de adoración para los cuales realizamos el wudu’ o el gusl, incluyendo las oraciones, tocar el Sagrado Corán y similares. El Libro Sagrado dice al respecto:

( Pero si os encontráis enfermos o de viaje, o si viene uno de vosotros de hacer sus necesidades, o habéis tenido relación con las mujeres y no encontráis agua, buscad tierra limpia y pasáosla por el rostro y las manos. Allah es Remisorio, Absolvedor). (4:43)

 Factores que hacen Permisible el Taiammum

·         Ausencia de agua. Umrah ibn Al-Hussain narró que:

“El Mensajero de Allah ﷺ‬ vio un hombre que se sentaba solo y  no rezaba en comunidad y le preguntó qué le prevenía de unirse a los demás en la oración. El hombre le dijo que estaba en estado de impureza ritual mayor (yanabah) y que no disponía de agua. El Profeta ﷺ‬ le dijo entonces: “Utiliza la tierra, que te será suficiente”. (Hadiz confirmado)

·         En caso de que el agua fuese perjudicial para el cuerpo al poder empeorar o demorar la curación de una herida que debe mantenerse seca. Jabir dijo:

“Partimos de viaje, y uno de nosotros fue golpeado por una roca que lastimó su cabeza. A la noche tuvo un sueño húmedo y preguntó a sus compañeros si le era permitido efectuar el Taiammum para purificarse. Ellos dijeron: No creemos que sea correcto usar tierra si tienes agua disponible. Luego de esto tomó un baño y falleció al poco tiempo. Cuando regresamos al Mensajero de Allah ﷺ‬ le contamos el hecho, y dijo: “¡Lo mataron! ¡Que Allah los mate! ¿Por qué no preguntaron si no sabían? La pregunta es la cura para la ignorancia. Era suficiente para él realizar el Taiammum, o vendar su herida, lavar la venda con agua y luego bañar el resto de su cuerpo”. (Abu Dâûd, Ibn Mâyah y Ad-Dâraqutni)

·         Si una persona dispone de agua, pero la necesita en el momento o después para beber o cocinar, en tal caso puede hacer el Taiammum y guardar el agua para tales fines. Abu Dhar oyó decir al Mensajero de Allah ﷺ‬:

“La tierra limpia es medio de purificación para los musulmanes incluso si quedaran si agua por diez años. Cuando encuentren agua, será mejor para ellos usarla”. (At-Tirmidhi, An-Nasâ’i, Abu Dâûd, etc.)

Ali ibn Abi Talib dijo, al responder una pregunta sobre un pasajero en viaje en estado de yanabah (impureza ritual mayor) pero que tiene muy poca agua y tiene miedo de sufrir de sed:

“Debe recurrir al Taiammum y no debe mojarse con agua”. (Ad-Dâraqutni)

·         Si la búsqueda de agua pone su vida, honor o riqueza en riesgo; por ejemplo, si hubiese un enemigo en el camino, o una gran distancia por cubrir para alcanzar el agua que lo expone al peligro de animales salvajes.

·         En caso de que haga mucho frío y no pudiese calentar el agua, estando seguro de que usar agua en esa temperatura le causará daño. Amr ibn Al-As dijo:

“En una noche muy fría durante la expedición de Dhat Al-salasel tuve un sueño húmedo. Tenía miedo de arriesgar mi vida si tomaba un baño con agua congelada, por lo que realicé el Taiammum y dirigí a mis compañeros en la oración. Le contaron al Profeta ﷺ‬ sobre lo ocurrido, por lo que me llamó y preguntó: “Amr, ¿dirigiste a tus compañeros en la oración en estado de yanabah? Le comenté entonces la razón por la cual me vi impedido a tomar un baño, y le dije: “Oí que Allah dijo, Glorificado sea: “No provoquéis vuestra propia muerte. Ciertamente Allah es el Más Misericordioso””. El Mensajero de Allah ﷺ‬ rió y no dijo nada: el silencio del Profeta ﷺ‬ es señal de aprobación porque nunca aceptaba o silenciaba ante un acto erróneo”. (Abu Dâûd)

 Descripción del Taiammum

 Aquel que desee realizar el Taiammum debe tener la intención de purificarse o remover la impureza ritual. Luego debe decir “Bismillah” (en el Nombre de Dios) y tocar o golpear suavemente la tierra una vez con las palmas de las manos y con los dedos separados entre sí. Seguidamente debe pasar sus dedos por la cara y refregar sus manos con las palmas hasta las muñecas. Como dice el hadiz de Ammar, que Allah esté complacido con él: “Tuve una emisión seminal y no encontré agua (para tomar un baño); usé la tierra y recé. Cuando le mencioné esto al Profeta de Allah ﷺ‬ dijo:

“Lo que hiciste fue suficiente”. El Profeta ﷺ‬ golpeó suavemente la tierra con sus palmas y sopló (el polvo), luego las pasó por su cara y manos”. (Hadiz confirmado)

En otra narración de Ad-Dâraqutni decía: “Era suficiente que hayas pasado tus palmas por la tierra, luego soplado el polvo y pasarlas por tu cara y manos”.

 Cosas que invalidan el Taiammum

·         Todo aquello que invalida el wudu’ invalida el Taiammum.

·         Encontrar agua (para aquellos que no disponían de ella para realizar el wudu’).

·         Cuando la razón por la cual no se podía usar agua deja de tener validez o no existe más.

Notas:

·         Si alguien realiza el Taiammum y reza posteriormente, pero luego encuentra agua o los impedimentos para conseguirla dejan de existir, no debe repetir la oración, incluso si tuviese tiempo suficiente. Abu Sa’id Al-Judri dijo:

“Dos hombres partieron de viaje. Cuando llegó el tiempo de la oración no tenían agua, por lo que hicieron el Taiammum y rezaron. Cuando hallaron agua un rato después, uno de ellos hizo la oración nuevamente, y el otro no. Cuando se encontraron con el Mensajero de Allah ﷺ‬ y le comentaron lo sucedido, él dijo al que no rezó: “Tú has seguido la Sunnah” y al que repitió el rezo: “Tú tendrás doble recompensa”. (Abu Dâûd y An-Nasâ’i)

·         De todas formas, si se encuentra agua o aquello que no le permitía encontrarla desapareció durante su oración, su rezo deja de tener validez y debe hacer el wudu’ y repetir su rezo. Abu Dhar dijo que escuchó al Mensajero de Allah ﷺ‬ decir:

“La tierra limpia es medio de purificación para los musulmanes incluso si quedaran si agua por diez años. Cuando encuentren agua, será mejor para ellos usarla”. (At-Tirmidhi, An-Nasâ’i, Abu Dâûd, etc.)

·         Aquella persona que se purifica de impureza ritual mayor (yanabah) mediante el Taiammum con razón justificable no tiene la obligación de repetir su oración. Una vez que haya encontrado agua o las razones para hacer el Taiammum dejan de existir, debe tomar un baño para remover la impureza. Umrah ibn Al-Hussain narró que:

“El Mensajero de Allah ﷺ‬ vio un hombre que se sentaba solo y  no rezaba en comunidad y le preguntó qué le prevenía de unirse a los demás en la oración. El hombre le dijo que estaba en estado de impureza ritual mayor (yanabah) y que no disponía de agua. El Profeta ﷺ‬ le dijo entonces: “Utiliza la tierra, que te será suficiente”.

Umrah agregó que cuando encontraron agua el Mensajero de Allah ﷺ‬ le dio un recipiente lleno al hombre y le dijo: “Ve y mójate con ella”. (Hadiz confirmado)


 Algunos veredictos sobre el Taiammum

P     Si una persona está hospitalizada y no puede usar agua para hacer el wudu’, y realiza el Taiammum pasando las palmas de las manos por la alfombra, ¿es su oración valida?

R     Una persona tiene la obligación de realizar el wudu’ para la oración en caso de tener la posibilidad de hacerlo; caso contrario, puede usar tierra o polvo para el Taiammum si dispone de ellos. Si esto no es así, puede hacer uso de su cama, el piso, o cualquier cosa que esté cubierta por algo de polvo. El Sagrado Corán dice:

“Cumplan con sus obligaciones con Allah y témanle lo más que puedan. Allah no carga un alma fuera de la medida de sus posibilidades”. (Veredicto Islámico de un grupo de sabios. P.1/197)

P     Una persona tiene una herida en la mano y no puede dejar que el agua llegue allí, y siempre realiza el Taiammum para purificarse antes de las oraciones. Si en medio de una oración en particular recuerda que no hizo el Taiammum y, sin parar de rezar, lo hace, ¿es válida esa oración durante la cual se purificó?

A     Si una de las partes del wudu’ está herida, y ésta no puede ser lavada o humedecida (ya que el agua la empeorará), se necesita del Taiammum. En caso de que una persona realice el wudu’ sin purificar la herida o sin hacer el Taiammum en esa parte, y comience a rezar, y luego recuerde (durante la oración) que no ha hecho el Taiammum, tiene la obligación de purificarse nuevamente (por medio del Taiammum) y repetir la oración, porque lo que llegó a rezar antes de asearse no es válido. La purificación es un prerrequisito para rezar, y dejar partes del cuerpo sin lavar en el wudu’ hace que todo el acto sea nulo. La evidencia de esto la encontramos en aquel hadiz en el que el Profeta de Allah ﷺ‬ le ordena a un hombre, que había dejado una parte de su cuerpo del tamaño de una moneda sin lavar; el Profeta ﷺ‬ le indicó que repita su ablución.

Al ser imposible que el agua alcance esa área (la de la herida), se recomienda hacer la purificación alternativa: el Taiammum. El Corán dice:

( Pero si os encontráis enfermos o de viaje, o si viene uno de vosotros de hacer sus necesidades, o habéis tenido relación con las mujeres y no encontráis agua, buscad tierra limpia y pasáosla por el rostro y las manos. Allah es Remisorio, Absolvedor). (4:43)

Ibn Abbas narró que:

“El Profeta ﷺ‬ dijo sobre el hombre que tenía una herida en la cabeza: “Debería haber purificado todo su cuerpo excepto la cabeza, que estaba herida”. En un relato de Abu Darda, que transmitió a Jabir, el Mensajero de Allah ﷺ‬ dijo: “Era suficiente para él con que sólo hiciese el Taiammum. Ahora debe hacer todo de nuevo”.  (Veredicto Islámico de un grupo de Sabios. P.1/197)

 Limpiarse sobre Férulas o Vendas

Se debe mojar con agua las vendas, férulas y objetos similares. Jabir dijo:

            “Partimos de viaje, y uno de nosotros fue golpeado por una roca que lastimó su cabeza. A la noche tuvo un sueño húmedo y preguntó a sus compañeros si le era permitido efectuar el Taiammum para purificarse. Ellos dijeron: No creemos que sea correcto usar tierra si tienes agua disponible. Luego de esto tomó un baño y falleció al poco tiempo. Cuando regresamos al Mensajero de Allah ﷺ‬ le contamos el hecho, y dijo: “¡Lo mataron! ¡Que Allah los mate! ¿Por qué no preguntaron si no sabían? La pregunta es la cura para la ignorancia. Era suficiente para él realizar el Taiammum, o vendar su herida, lavar la venda con agua y luego bañar el resto de su cuerpo”. (Abu Dâûd, Ibn Mâyah y Ad-Dâraqutni)

Para evitar mojar la zona infectada o herida, es obligatorio pasar agua sobre las férulas o vendas al hacer el gusl o el wudu’. Si una persona sufre una fractura o lastimadura y quiere realizar el wudu’ o gusl, debe lavar todas las partes respectivas; pero si siente que empeorará la situación, deteriorará el estado de la dolencia o sufrirá dolor, debe evitar esto y directamente pasar agua sobre la cobertura. No es necesario efectuar el wudu’ o el gusl antes de aplicar la venda o férula, y debe continuar con este procedimiento mientras el daño esté allí. Sin embargo, cuando la herida deje de estar presente, tiene que volver a mojar la zona con agua.


 Algunos veredictos sobre limpiarse sobre Vendas

P     ¿Hay alguna condición para mojar las vendas, por ejemplo, si fuesen de gran tamaño y cubrieran una zona considerable?

A     La limpieza de los vendajes debe ser de acuerdo a lo requerido, entonces se debe medir normalmente: recordemos que no sólo se debe cubrir el área de la herida, sino que otras partes alrededor para poder sujetar las vendas o cintas adhesivas. Por eso es que tenemos que calcular la posibilidad de tener que mojar un área más grande que la dañada. (“Decretos sobre limpiarse sobre Coberturas”, P.26 / “Fatawa about wiping over Khuffain, P.26)

P     ¿Debemos incluir las gasas o similares en el área a lavar de las vendas?

R     Sí. Además, limpiar las férulas o vendas no es lo mismo que limpiar los calcetines (Juff), por lo que no hay límite de tiempo y se lo puede hacer por todo el tiempo que sea necesario. Contrariamente al calzado mencionado (calcetín), a las férulas y vendas se las puede purificar para el wudu’ o el gusl. (“Decretos sobre limpiarse sobre Coberturas”, P.26 / “Fatawa about wiping over Khuffain, P.26)

P     ¿Cómo se deben lavar los vendajes? ¿Deben ser mojados completamente o sólo una parte?

R     Se deben lavar completamente, ya que aquello que tapa la herida es considerado como si fuese la piel misma; por lo tanto, de la misma forma en que una parte del cuerpo es aseada, también se debe limpiar el vendaje. Con respecto a los calcetines, esto es sólo una concesión, ya que la Sunnah indica que es suficiente con sólo mojar una parte de ellos. (“Decretos sobre limpiarse sobre Coberturas”, P.27 / “Fatawa about wiping over Khuffain, P.27)


 Cómo purificar a una Persona Enferma

  

(basado en los Veredictos Islámicos de un Grupo de Sabios. P.1/173-174, por el Sheij Ibn Uthaimín)

·         El paciente debe utilizar agua para purificarse (tanto en el wudu’ como el gusl).

·         En caso de que no pudiese usar agua por falta de capacidad o miedo de agravar su dolor o enfermedad, debe realizar el Taiammum si es posible.

·         Si no puede purificarse por sus propios medios, lo puede ayudar otra persona a lavar las partes del wudu’, o limpiando su rostro y manos con tierra en el caso del Taiammum.

·         Si el paciente tiene herida alguna de las partes del wudu’ o gusl, debe mojarlas con agua. Si el agua le causa daño en estas zonas en particular, debe sólo humedecerlas; y si esto también pudiere afectarles, puede realizar el Taiammum sobre la herida.

·         Si tiene algún hueso roto, enyesado, con vendas o una férula, debe mojar la cobertura con agua. No es necesario que realice la ablución en esas partes ya que el mojarlas de esta forma es correcto.

·         Para efectuar el Taiammum puede pasar sus manos sobre una pared o cualquier otra superficie que tenga polvo. Si la pared está recubierta de algún material diferente al del piso, por ejemplo pintura, no debe utilizarla para el Taiammum a menos que tenga un poco de polvo.

·         Si no se puede llevar a cabo el Taiammum con la pared o cualquier objeto con algo de tierra, se puede colocar un poco de tierra en un recipiente o papel y así disponer de ella.

·         Si hace el Taiammum para una oración y mantiene esta purificación (no hace nada que la invalide) hasta el tiempo del próximo rezo, puede realizarlo con el mismo Taiammum ya que todavía tiene pureza ritual y no la ha anulado.

·         El paciente debe limpiar la suciedad y cualquier impureza de su cuerpo. Si no lo puede hacer, debe rezar como se encuentre, y su oración es válida, sin necesidad de repetirla posteriormente.

·         La persona enferma debe vestir ropa limpia para rezar. Si se ensucia o tiene alguna impureza, debe limpiarla o reemplazarla; si esto no es posible, puede rezar en el estado en que se encuentre y sin la necesidad de repetir la oración más tarde.

·         El paciente debe hacer la oración en un lugar limpio. Si el lugar se ensucia o se torna impuro, alguien debe asearlo (o cambiarlo, en caso de que fuese una alfombra, por ejemplo), o bien puede colocar algo limpio encima. Si no hay posibilidad de hacer esto, su oración seguirá siendo válida y no tiene obligación de hacerla nuevamente.

·         No está permitido que el doliente demore una oración más allá de su horario prescrito por inhabilidad de purificarse. Lo que debe hacer en tal caso es limpiarse lo más posible y rezar dentro del tiempo establecido, por más que tenga en su cuerpo, ropa, o lugar alguna suciedad que no pueda eliminar.

Aquella persona que sufre de incontinencia urinaria y no logra curar su mal a pesar del tratamiento que lleve a cabo, debe repetir la ablución para cada rezo. En necesario que se deshaga de cualquier materia impura en su cuerpo, y cambiar la ropa que se ensucie si es posible; en caso contrario, no tendrá la obligación de realizar tal cambio. También debe cuidar que no llegue orina a su vestimenta, cuerpo o lugar de rezo. (Veredicto Islámico de un grupo de sabios. P.1/1173 – Sheij Ibn Baz)



[1] N. de Traductor: el Miswak es un árbol del cual se usa la rama para higienizar los dientes.

[2] Una rak’a es un ciclo de movimientos que forman parte de la oración.

[3] Se entiende por “calcetín” (Juff) un tipo especial de calzado cerrado de cuero resistente que previene la llegada de agua al pie y sobre el cual se puede hacer la ablución. Cubre el pie incluyendo los tobillos.