Veredictos legales relacionados con Al-Imamahv (oficio de Imám)

Descripción

El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo 2: La oración

Download
Envíe un comentario al Webmaster

Descripción

    Tratado de Derecho Islámico

    CAPÍTULO 2

    LA ORACIÓN

    XIII – Veredictos legales relacionados con Al-Imamah

    ] Español [

    مختصر الفقه الإسلامي

    كتاب الصلاة

    13 - أحكام الإمامة

    [اللغة الإسبانية ]

    Muhammad ibn Ibrahim Al-Tuwaijri

    محمد بن إبراهيم التويجري

    Traducción: Muhammad Isa Garcia

    ترجمة: محمد عيسى غارسيا

    Oficina de Dawa en Rabwah - Riyadh

    المكتب التعاوني للدعوة وتوعية الجاليات بالربوة بمدينة الرياض

    1429 – 2008

    XIII – Veredictos legales relacionados con Al-Imamah

    (oficio de Imám)

    Las virtudes de ser Imám

    La Imamah es un cargo de inmensas virtudes; por su importancia, el Profeta mismo (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) se encargó de realizarlo, al igual que sus sucesores bien guiados.

    El Imám tiene una gran responsabilidad, y merecerá una gran recompensa si se desempeña correctamente. Él recibirá una recompensa igual a la de todos los que rezan siguiéndole.

    El veredicto legal de seguir al Imám

    Es obligatorio seguir al Imám durante toda la oración. El Profeta (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) dijo: “El Imám fue establecido para ser seguido. Si pronuncia el Takbir, pronúncienlo también. Si se inclina, inclínense. Si dice: Sami‘a Aláh liman hamidah, digan: Aláhumma rabbana laka al hamd. Si reza de pie, recen de pie, pero si reza sentado, recen todos sentados”.[1]

    ¿Quién merece ser el Imám?

    Merece ser Imám el que mejor recite el Corán, el que más memoriza del Corán y el que mejor conoce cómo se realiza la oración. Luego el que más conoce de la Sunnah, luego el primero en emigrar por la causa de Aláh, luego el primero en abrazar el Islam, luego el de más edad y finalmente se sortea entre los aspirantes. Todo esto se aplica cuando llega la oración y se desea elegir como Imám a algún asistente en ese momento. Si el Imám de la mezquita está presente, él tiene más derecho que los demás para dirigir la oración.

    Abu Mas‘ud (Aláh se complazca con él) relató que el Mensajero de Aláh (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) dijo: “Debe dirigirlos el que mejor recite el libro de Aláh. Si hay dos iguales en la recitación, entonces el que más sabe de la Sunnah. Si hay dos iguales en el conocimiento de la Sunnah, entonces el que haya emigrado antes. Y si son iguales en la emigración, entonces el que tenga más tiempo en el Islam”.[2]

    El dueño de la casa o el Imám de la mezquita tienen más derecho a ser Imám en la oración, excepto que haya alguna autoridad presente.

    El veredicto legal de la oración detrás de un corrupto

    Debe ser Imám la persona más idónea. Si no hay más que gente corrupta, como los que se rasuran la barba o fuman, entonces la oración con alguno de ellos como Imám es también válida. El Fasiq (corrupto) es quien comete un pecado capital que no implica incredulidad (Kufr) o quien toma como hábito cometer pecados menores. No es válido rezar siguiendo a quien su oración es nula, como rezar detrás de quien se encuentra en estado de impureza por ejemplo, excepto que no se sepa. En ese caso, la oración del Ma'mum es válido y el del Imám debe ser repetida.

    El veredicto legal de anticiparse al Imám

    Es ilícito anticiparse al Imám en los movimientos de la oración. Quien lo haga intencionalmente su oración será nula. En cuanto a quedarse rezagado, si se retrasa por un motivo, como olvido, descuido o por no poder oír al Imám, debe hacer lo que le falta y alcanzar rápidamente al Imám.

    La relación entre el Imám y el Ma'mum

    El Ma'mum y el Imám pueden estar en cuatro situaciones:

    1. Adelanto: Que el Ma'mum se adelante al Imám en el Takbir, el Ruku‘, el Suyud, el saludo u otro acto de la oración. Esto es ilícito. Quien se adelante debe esperar al Imám y repetir la acción después de él. Si no lo hace su oración será nula.

    2. Coincidencia: Que el Imám y el Ma'mum coincidan en el cambio de un pilar a otro, como el Takbir, el Ruku‘ o el Suyud por ejemplo. Esto es un error que disminuye la recompensa de la oración del Ma'mum.

    3. Seguimiento: Que las acciones del Ma'mum se den después de las del Imám. Esto es lo que debe hacer el Ma'mum, pues así lo prescribe la Sunnah.

    4. Atraso: Que el Ma'mum se atrase a los movimientos del Imám a tal punto que éste pase al siguiente pilar de la oración. Esto es ilícito porque significa ausencia de seguimiento.

    Quien llega a la mezquita y ve que el Imám y la gente ya rezaron en grupo, debe, al igual que los demás rezagados, rezar en un nuevo grupo, aunque su recompensa no será como la del primer grupo.

    Las diferentes situaciones de quien llega a la mezquita y la oración ya ha comenzado

    1. Quien alcanza a rezar una Rak‘ah con el Imám alcanza la recompensa de rezar en grupo, y quien alcanza el Ruku‘ con el Imám alcanza la Rak‘ah. En este último caso, si el orante considera que tiene tiempo para alcanzar el Ruku‘ debe pronunciar primero Takbirah Al-Ihram de pie y luego el Takbir para inclinarse. De lo contrario, pronunciará sólo Takbirah Al-Ihram y se inclinará.

    2. Quien entra a la mezquita y encuentra al Imám de pie, inclinado o prosternado debe unírsele, y tendrá la recompensa de lo que rece con él. La Rak‘ah no se alcanza si no se alcanza el Ruku‘. La Takbirah Al-Ihram se alcanza mientras el Imám no empiece a recitar Al-Fátihah.

    El veredicto legal de abreviar la oración

    Es Sunnah que el Imám no extienda mucho la oración, ya que detrás de él puede haber personas débiles, enfermas o ancianas. Si reza solo puede extenderse cuanto desee.

    Cómo es brevedad recomendada

    La brevedad recomendada en la Sunnah respecto al oración es la que va acompañada del cumplimiento de todas las partes de la oración: sus pilares, obligaciones y recomendaciones, tal y como lo prescribió y practicó el Profeta ﷺ‬, no según el deseo de los orantes. Quien no pone recta su espalda durante la inclinación y la prosternación no reza correctamente.

    Dónde se para el Ma’mun

    1. La Sunnah enseña que los orantes se paren detrás del Imám. Si es sólo uno se parará a su costado derecho. La mujer que dirija la oración entre las mujeres se parará en el centro de la fila.

    2. Es válido que los orantes se paren a la derecha del Imám o a ambos lados. No es válido que lo hagan delante de él o solamente a su izquierda, salvo que exista alguna necesidad.

    Cómo se forman los hombres y las mujeres detrás del Imám

    1. Los hombres, tanto los mayores de edad como los menores, se formarán inmediatamente detrás del Imám, y las mujeres se formarán detrás de los hombres. A las filas de mujeres se les aplica lo mismo que a las de hombres: completar siempre las primeras filas, cubrir los espacios, mantener las filas en línea recta, etc.

    2. Si las mujeres rezan en un grupo exclusivo de mujeres, la mejor fila será la primera y la peor la última, como en el caso de los hombres. No es lícito que las mujeres formen delante de los hombres o que los hombres formen detrás de las mujeres, excepto cuando existe una necesidad, como ser falta de espacio u otro motivo. Si una mujer realiza la oración en el medio de una fila de hombres por necesidad, su oración es válida y también es válida la de los hombres que recen detrás de ella.

    Abu Hurairah (Aláh se complazca con él) relató que el Mensajero de Aláh (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) dijo: “La mejor fila de los hombres es la primera y la peor es la última. La mejor fila de las mujeres es la última y la peor es la primera”.[3]

    Cómo se alinean las filas

    1. La Sunnah es que el Imám se dirija a los orantes y les diga: “¡Alineen la filas! ¡Júntense unos a otros!”.[4]

    2. O: “¡Enderecen las filas, pues las filas rectas son parte de la perfección de la oración!”.[5]

    3. O: “¡Enderecen las filas, alineen los hombros, cubran los espacios, acérquense a sus hermanos y no dejen espacios para Satanás! A quien una la fila Aláh lo protegerá, pero a quien corte la fila Aláh lo abandonará”.[6]

    4. O: “¡Enderecen las filas, Enderecen las filas, Enderecen las filas!”.[7]

    El veredicto legal de alinear las filas

    El alineado de las filas se logra juntando los hombros y los tobillos, cerrando los espacios y completando las filas desde la primera hacia la última. “A quien cierre un espacio en la fila, Aláh le construirá una casa en el Paraíso y le elevará en grados”.[8]

    El Adhán que pronuncia un niño capaz de discernir es válido, al igual que puede ser Imám de una oración obligatoria o voluntaria. Si se encuentra a alguien más apropiado que él, se le debe dar prioridad.

    Toda aquella persona cuya oración sea válida puede ser Imám, aunque no pueda rezar de pie, inclinarse o hacer otro movimiento. La mujer no puede ser Imám de los hombres pero sí de las mujeres.

    Es permitido que quien reza una oración obligatoria sea dirigido por quien reza una oración voluntaria, o quien reza el Dhuhr por quien reza el ‘Asr, o quien reza el Magrib o el ‘Isha' por quien reza el Tarawih[9]. En estos casos, cuando el Imám pronuncia la salutación, el Ma'mum debe completar su oración.

    El veredicto legal de la diferencia de intención entre el Imám y el Ma'mum

    Es permitido que el Imám y el Ma'mum difieran en su intención, pero no en los actos de la oración. Así pues, es permitido que quien reza el ‘Isha' esté dirigido por un Imám que reza el Magrib. Cuando el Imám saluda, la persona se levanta, hace una Rak‘ah, un Tashahhud y así completa su ‘Isha'. Si la persona reza el Magrib detrás de un Imám que reza el ‘Isha', cuando el Imám se levante para la cuarta Rak‘ah, la persona puede hacer el Tashahhud y la salutación o puede quedarse sentada para hacer el saludo junto con el Imám, siendo esta la mejor opción.

    La oración con niños

    Si el Imám dirige a dos menores o más y éstos alcanzan los siete años de edad deben rezar detrás de él. Si es uno solo, entonces debe rezar a su derecha. Las mujeres rezarán detrás de los niños

    Si los orantes no oyen la recitación del Imám en las oraciones en voz alta, debe recitar él mismo Al-Fátihah y alguna otra Sura del Corán.

    Qué debe hacer el Imám si anula su ablución

    Si el Imám anula su ablución durante la oración debe retirarse de la oración y poner en su lugar a quien dirija a la gente y complete la oración. En el caso de que se adelante un orante por iniciativa propia, que la gente adelante a uno de ellos o que todos completen su oración individualmente, la oración será válida, In Sha' Aláh.

    Cómo completarán los orantes las Raka‘at que no rezaron con el grupo

    1. Quien alcanza a rezar con el Imám una Rak‘ah del Dhuhr, el ‘Asr o el ‘Isha' debe, después de la salutación del Imám, completar su oración rezando tres Raka‘at. Reza una Rak‘ah, recitando Al-Fátihah y otra Sura del Corán, y se sienta para el primer Tashahhud. Luego reza dos Raka‘at y recita sólo Al-Fátihah, excepto en el Dhuhr donde puede recitar otra Sura junto con Al-Fátihah, luego se sienta para el Tashahhud final, y finalmente saluda. Todo lo que alcanza a rezar con el Imám quien se suma a la oración en grupo que ya ha comenzado, es el principio de su oración.

    2. Quien alcanza a rezar una Rak‘ah con el Imám en el Magrib debe, después de la salutación del Imám, levantarse para rezar una Rak‘ah, recitar en ella Al-Fátihah y otra Sura, y sentarse para el primer Tashahhud. Luego levantarse nuevamente, rezar una Rak‘ah, recitar sólo Al-Fátihah, sentarse y pronunciar el Tashahhud final, y por último saludar.

    3. Quien alcanza a rezar con el Imám una Rak‘ah del Fayr o el Yumu‘ah se levanta después de la salutación del Imám, reza una Rak‘ah, recitando en ella Al-Fátihah y otra Sura, luego se sienta para el Tashahhud final y por último saluda.

    4. Si alguien llega cuando el Imám está en el Tashahhud final, la Sunnah es que se una al grupo y complete su oración después de la salutación del Imám.

    Orar solo detrás de las filas

    La oración de un hombre fuera de una fila es inválida si no hay una excusa, como por ejemplo no encontrar espacio en las filas ya establecidas. En ese caso rezará solo detrás de las filas, y no sacará a nadie de una fila para que le acompañe. La oración de una mujer sola, sin fila, es válida si es la única mujer en un grupo donde los demás son hombres. Si hay otras mujeres en el grupo, entonces se aplica la misma regla que a los hombres.

    El veredicto legal de rezar una oración voluntaria en grupo

    Es lícito rezar una oración voluntaria en grupo, de día o de noche, en la casa o fuera de ella.

    Es Sunnah para quien ve a un hermano rezar una oración obligatoria solo, unírsele y acompañarle.

    Abu Sa’id Al Judri (Aláh se complazca con él) relató que el Mensajero de Aláh (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) vio a una persona rezando solo y dijo: “¿No hay ningún hombre que quiera hacer una caridad y acompañarlo en la oración?”.[10]

    Es recomendable que el Ma'mum que se suma al oración en grupo cuando ésta ya ha comenzado no se levante hasta que el Imám gire y se siente de frente a los demás orantes.

    Cómo se debe seguir al Imám

    Es válido para el Ma'mum seguir al Imám dentro de la mezquita aunque no pueda verlo ni tampoco a los que rezan detrás de él, siempre que oiga el Takbir. Lo mismo fuera de la mezquita, pero con la condición de que se oiga el Takbir y las filas sean continuas.

    Cómo se orienta el Imám a los orantes después de terminada la oración

    La Sunnah es que el Imám gire y se siente de frente a los orantes después de terminada la oración. Si hay mujeres entre los orantes, entonces esperará un poco para girar hasta que se hayan marchado. Es detestable que el Imám se levante y rece una oración voluntaria en el mismo lugar donde rezó la obligatoria.

    Si el lugar es estrecho, la gente puede rezar al lado del Imám o detrás, incluso arriba o debajo.

    Darse la mano ceremoniosamente siempre después de cada oración como si fuera parte de la oración misma diciendo: “Taqabal Allah - Qué Aláh acepte tu oración” es una innovación[11]. También lo es que el Imám y los orantes reciten plegarias al unísono y en voz alta. Lo registrado en la Sunnah es que se pronuncien los Adhkar registrados individualmente en la forma y cantidad prescritas.

    Cuándo puede el orante interrumpir su oración detrás del Imám

    Está permitido que el Ma'mum interrumpa su oración con el Imám para continuar solo si el Imám se extiende mucho más de lo que permite la Sunnah, reza muy rápido o le surge un imprevisto, como ganas de orinar u otra emergencia. Puede, entonces, interrumpir su oración con el Imám y luego rezar esa oración individualmente.

    ¿Qué dice el Imám en voz alta?

    El Imám debe pronunciar en voz audible el Takbir, la frase Sami‘a Aláhu liman hamidah, la salutación y el Amín. Pero debe evitar estirar mucho las sílabas.

    El veredicto legal de quien se encomienda a otro que Aláh

    No se puede rezar detrás de quien dirige súplicas a ídolos en lugar de Aláh, les pide socorro, realiza sacrificios rituales en sus nombres junto a las tumbas o en otro lugar, o invoca a los difuntos, pues esas acciones lo convierten en incrédulo (Kafir), y su oración no es válida.

    Excusas válidas para ausentarse del Yumu‘ah o la oración grupal

    Los que están excusados de asistir al Yumu‘ah o la oración grupal son los siguientes:

    El enfermo que tiene dificultades para rezar con el grupo, el que padece incontinencia, el que teme perder a sus acompañantes de viaje, quien teme algún daño a su persona, sus bienes o sus acompañantes, quien teme algún daño a causa de la lluvia, el barro o vientos fuertes, y quien tiene la comida servida, sin que esto se le haga costumbre. El médico, el guardia, la policía, los bomberos y otros que se ocupan del bienestar común en las emergencias, si llega la hora de la oración y están trabajando, rezarán en sus respectivos puestos; también pueden rezar el Dhuhr en lugar del Yumu‘ah si hay necesidad.

    Todo lo que distrae al musulmán de realizar las oraciones en su tiempo correspondiente o significa una pérdida de tiempo innecesaria o perjuicio corporal o mental es ilícito, como los juegos de naipes, fumar cigarrillos o la Shisha, las bebidas embriagantes, consumir drogas, así como mirar programas televisivos donde se promueve la incredulidad y la obscenidad.

    El veredicto legal del Imám que reza teniendo una impureza

    Si el Imám reza dirigiendo una oración grupal y, sin saberlo, está sucio con alguna impureza, la oración de todos es válida. Si se da cuenta de la presencia de la impureza durante la oración debe tratar de retirarla si puede, si no puede debe retirarse de la oración y dejar en su lugar a alguien que dirija la oración hasta terminar.

    Quien se encuentra de visita no debe ser Imám de una oración, sino que alguno de sus anfitriones debe serlo, a menos que lo inviten a serlo.

    Cuál es la mejor fila en la oración

    La primera fila es mejor que la segunda, y la parte derecha de la fila es mejor que la izquierda, pues Aláh y Sus ángeles exaltan a quienes están en la primera fila de la oración y al lado derecho del Imám. El Profeta (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) rogó tres veces en favor de quienes rezan en la primera fila y sólo una vez por los que rezan en la segunda.

    Los orantes de la primera fila

    Quienes merecen ocupar la primera fila y tener la cercanía del Imám son los dotados de inteligencia, discernimiento, conocimiento y piedad. Ellos son los que deben apresurarse a tomar esa posición.

    Abu Mas‘ud (Aláh se complazca con él) relató: El Mensajero de Aláh (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) solía tocar nuestros hombros durante la oración, y decía: “¡Enderecen las filas y no se dividan, porque luego se dividirán sus corazones! Que se sitúe detrás de mí la gente de inteligencia y discernimiento, luego los que les sigan, y luego los que les sigan”.[12]

    Cómo debe extenderse o abreviarse la oración

    Es Sunnah que el Imám, si se extiende en la recitación, se extienda también en los demás pilares, y si es breve en la recitación, lo sea también en los demás pilares.

    Al-Bara' Ibn ‘Azib (Aláh se complazca con él) relató: “Recé junto al Profeta Mujámmad (la paz y las bendiciones de Aláh sean con él) y encontré que su recitación de pie, su Ruku‘, su posición de pie después del Ruku‘, su primer Suyud, su sentada entre ambas prosternaciones, su segundo Suyud y su sentada para el saludo eran aproximadamente de la misma duración”.[13]

    [1] Al-Bujári 722. Muslim 417.

    [2] Muslim 673.

    [3] Muslim 440.

    [4] Al-Bujári 719.

    [5] Al-Bujári 723. Muslim 433.

    [6] Hadiz Sahih. Abu Dawud 666. An-Nasa’i 819.

    [7] Hadiz Sahih. An-Nasa’i 813.

    [8]Hadiz Sahih. Lo registró Al Mahamili en su libro “Al Amali” (2/36) y At Tabarani en su libro “Al Ausat” 5797.

    [9] Tarawih: Oración voluntaria que se reza en Ramadán después del ‘Isha'. Consta de pares de Raka‘at que suman ocho acorde a la Sunnah mas estricta, veinte o más. Al terminar esta oración se reza el Witr.

    [10] Hadiz Sahih. Abu Dawud 574. At-Tirmidhi 220.

    [11] Innovación (Bid‘ah): Todo acto o rito por el cual se intenta buscar la complacencia de Aláh que no esté registrado en el Corán o la Sunnah.

    [12] Muslim 432.

    [13] Al-Bujári 801. Muslim 471.

    Retroalimantación