Descripción

¡Siervos de Al-lah! Se aproxima un mes grandioso y una época pródiga, en la que se multiplican las bendiciones y se restringen las faltas. Se trata del mes de Ramadán en el que se reveló el Corán, es el mes del ayuno y el rezo, el mes de las limosnas, el bien y la caridad. Su inicio es misericordia, su parte media es perdón y su final es liberación del fuego.

Retroalimantación