Descripción

Descripción resumida: El derecho Islámico (Fiqh) es la ciencia que estudia cada uno de los distintos dictámenes y los deduce de sus fuentes originales: el Corán y la Sunnah para que los musulmanes puedan ponerlos en la practica en todos los aspectos de su vida. Por consiguiente el derecho islámico abarca todos los aspectos de la vida humana para así poder ofrecer un juicio a cada cuestión desde los ritos de adoración a las relaciones sociales y los juicios jurídicos en los campos del derecho familiar, comercial, contractual, político local e internacional, los procedimientos criminales y la administración de justicia.
Capítulo sobre la Peregrinación
I – Definición de "Peregrinación ( Hayy)", su condición en la legislación islámica y sus virtudes
II – Al Mawaqít (Los referentes geográficos)
III – El Ihrám
IV – La ofrenda que se debe realizar para expiar una falta cometida durante el estado de Ihrám (Fidiah)
V – Modalidades de la Peregrinación ( An-Nusuk)
VI – El veredicto legal sobre la ’Umrah
VII – Descripción de la ’Umrah
VIII – Descripción de la Peregrinación
IX – Prescripciones relacionadas con la Peregrinación y la ’Umrah
X – La visita a la mezquita del Profeta ( Al Masyid An Nabawi)
XI – Al Hadi (Ofrenda que sacrifica el peregrino que realiza Hayy Tamattu’ o Qirán), Al-Udhiah (Ofrenda que se sacrifica el día de ’Eid Al-Adha) y Al-’Aqiqah (Ofrenda que se sacrifica en nombre del recién nacido.

Descripción

V – Modalidades de la Peregrinación (An-Nusuk)

Los ritos de la Peregrinación se pueden realizar bajo tres diferentes modalidades: Tamattu‘, Qirán o Ifrád.

1.      La modalidad Tamattu‘: Consiste en adoptar el Ihrám para la ‘Umrah durante los meses de la Peregrinación. Luego de terminar la ‘Umrah, la persona suspende el estado de Ihrám y lo vuelve a adoptar en La Meca o cerca de ella recién cuando comienza la Peregrinación de ese mismo año. Al adoptar el estado de Ihrám para esta modalidad se debe decir: Labbaika ‘Umratan mutamatti‘an biha ila al Hayy (Respondo a Tu llamado ¡Oh, Allah! con una ‘Umrah e interrumpiendo mi estado de Ihrám hasta el comienzo de la Peregrinación)

2.      La modalidad Qirán: Consiste en adoptar el estado de Ihrám para la Peregrinación y la ‘Umrah juntos, o inicialmente sólo para la Peregrinación y luego se incluye la ‘Umrah en él. Al adoptar el estado de Ihrám para esta modalidad se debe decir: Labbaika ‘Umratan ua Hayyan (Respondo a tu llamado ¡Oh, Allah! con una ‘Umrah y un Hayy juntos). También es permitido para quien tiene una excusa válida adoptar el estado de Ihrám para la ‘Umrah inicialmente y luego incluir la Peregrinación, antes de iniciar el Tawáf de la ‘Umrah, como la mujer que comienza a menstruar por ejemplo.

3.      La modalidad Ifrád: Consiste en adoptar el estado de Ihrám para la Peregrinación únicamente. Al adoptar el estado de Ihrám para esta modalidad se debe decir Labbaika Hayyan (Respondo a Tu llamado ¡Oh, Allah! con un Hayy). Los ritos de la modalidad Qirán son los mismos que los de la modalidad Ifrád, excepto que en la Peregrinación Qirán se debe sacrificar un animal como ofrenda y en el Ifrád no. El Qirán es mejor que el Ifrád, y el Tamattu‘ es mejor que ambos.

La mejor de las modalidades

Es recomendable realizar la Peregrinación bajo la modalidad Tamattu‘, pues es la mejor de las tres modalidades. El Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) recomendó a sus Sahábah hacer la Peregrinación bajo esta modalidad, y en su peregrinación de despedida (Hiyyah Al-Wadá‘) incitó a todos aquellos que no llevaron consigo sus ofrendas a que hicieran la Peregrinación en modalidad Tamattu‘ y así pudieran suspender su estado de Ihrám. El Tamattu‘ es la modalidad más fácil y la que abarca mayor cantidad de obras.

Quien haya adoptado el estado de Ihrám para realizar la Peregrinación en modadlida Ifrád o Qirán es recomendable, siguiendo la Sunnah del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él), que cambie su intención a la modalidad Tamattu‘ aunque ya haya realizado el Tauáf y el Sa‘i, siempre que no haya portado su ofrenda.

Quien haya portado su ofrenda permanecerá en estado de Ihrám, y recién podrá suspenderlo el día diez de Dhul-Hiyyah luego de arrojar los guijarros a la Yamrah mayor.

El ingreso a La Meca

Cuando el musulmán adopta el estado de Ihrám, ya sea para realizar la Peregrinación o la ‘Umrah, es recomendable que se dirija a La Meca pronunciando la Talbiah. Al llegar, es Sunnah que ingrese a la ciudad desde la zona alta y que tome un baño antes de entrar a la ciudad. A la Mezquita Sagrada de La Meca podrá ingresar por cualquier dirección que desee, pero que ingrese con su pie derecho y diga: Allahummaftah li abuába rahmatik (¡Oh, Allah! Ábreme las puertas de Tu misericordia)[1]. También es Sunnah decir: A‘udhu billahi al ‘adhimi ua bi uayhihi al karimi ua sultánihi al qadimi mina ash shaitáni ar rayim (Me refugio del maldito Satanás en Allah el Majestuoso, en Su rostro generoso y en Su eterno dominio).[2]

Cuando ingresa a la Mezquita Sagrada de La Meca debe comenzar a realizar el Tawáf, excepto que sea el horario de una oración obligatoria. Es ese caso, debe rezar primero y luego hacer el Tawáf.

Quien realiza una ‘Umrah individual o una ‘Umrah que es parte de la Peregrinación en modalidad Tamattu‘ empezará con el Tawáf de la ‘Umrah, y quien realiza la Peregrinación en modalida Qirán o Ifrád empezará con Tawáf Al-Qudum (circunvalación de llegada a La Meca). Este Tawáf es Sunnah, no una obligación.

La suspensión del Ihrám puede ocurrir en las siguientes situaciones:

1- Cuando se completan los ritos.

2- Cuando existe una excusa válida y se pronunció la súplica de condicionamiento al momento de adoptar el estado de Ihrám.

3- Cuando se es impedido de completar el rito o llegar a La Meca.



[1] Sahih Muslim 713.

[2] Sahih. Abú Dawd 466.

 
Retroalimantación